RSS

Bug-Jargal (Victor Hugo, 1.826) y Nuestro juego (John Le Carre, 1.995). Dos grandes novelas con las que disfrutar.

Las dos últimas novelas que he leído me han gustado bastante. Son muy diferentes, pero ambas muy disfrutables. Y está claro que sus respectivos autores fueron maestros de la literatura. Me estoy refiriendo a Bug-Jargal, del prestigioso Victor Hugo, y a Nuestro juego, del eminente maestro del espionaje John Le Carré, recientemente fallecido. La primera habla sobre el calvario que tiene que vivir un oficial del ejército francés destinado en la isla La Española (compuesta por Haití y República Dominicana) durante una violenta insurrección de los esclavos a finales del siglo XVIII. La segunda está protagonizada por un espía jubilado que vive apaciblemente en su casa de campo cultivando vinos hasta que la desaparición de su mejor amigo y discípulo suyo en materia de espionaje, trastoca completamente su existencia y se ve obligado por las circunstancias a actuar in extremis. En ambas novelas los protagonistas sufren percances inesperados y se ven enfrentados a situaciones extremas, y en ambas los autores demuestran una gran pericia narrativa manteniendo en vilo al lector hasta la última página. Es verdad que Nuestro juego es una novela lenta para un lector que esté acostumbrado a que todo vaya rápido y se lo den todo masticado, pero si eres un lector experimentado, curtido en toda clase de literatura, y con cierto nivel de exigencia, esta obra de Le Carré, no te disgustará.

Bug-Jargal (Cronos Classics) (French Edition) eBook: Hugo, Victor,  Classics, Cronos: Amazon.es: Tienda Kindle

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 14, 2021 en Uncategorized

 

Dos interesantes series de TV: The investigation y La zona.

Recientemente he visto dos series de televisión que me han resultado interesantes.

La primera es The investigation. Se trata de una serie danesa dirigida por el creador de Borgen, Tobias Lindhom. Está basada en hechos reales acaecidos en el verano de 2.017. En agosto de ese año, Kim Wall, una periodista sueca acude a entrevistar al constructor de un nuevo submarino. Nunca más se la vuelve a ver. Recuerdo bastante bien ese caso, porque aquí se le dio cierto eco a la noticia. Partiendo de ese hecho, y de la investigación policial que se llevó a cabo, Lindhom construye una serie correcta, pero demasiado fría y triste. La serie tiene la virtud de mostrar la preocupación y el sufrimiento de los padres de Kim, en vez de deleitarse en mostrar la personalidad del asesino psicópata, como viene siendo habitual en tantos productos destinados al gran público. Tiene muy buenas interpretaciones. En el reparto aparecen dos de los intérpretes de Borgen. Por un lado tenemos a Soren Malling, que interpreta al jefe de la policía de Copenhague y por otro a Pilou Asbek, dando vida al fiscal encargado del caso. Aunque ni de lejos llega a la excelencia de Borgen, que resultaba ser una serie apasionante, The investigation está bien hecha y se deja ver. El problema es aparte de la tristeza que transmite el relato, la falta de suspense, pues desde el principio sabemos la identidad del asesino y desde el comienzo, le detienen. Lo más interesante es el personaje de Soren Malling, incapacitado por su cargo de llevar una vida familiar estable, lo que le acarrea la incomprensión de su hija.

Una serie para el finde: Un submarino, un crimen y una investigación |  Televisión | EL PAÍS
The Investigation (Miniserie de TV) (2020) - Filmaffinity

La otra serie es La zona, serie española de 2.017. Esta dirigida por Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo, autores también de Crematorio (2.011), una de las mejores series de televisión que he visto en mi vida. Sin llegar a la perfección de aquella, La zona es un producto de indiscutible calidad, que sabe mantener el interés del espectador en todo momento. Nos muestra una Asturias hasta cierto punto distópica, víctima de una explosión nuclear ocurrida en una central tres años antes. En la trama que investiga un policía que ha perdido en la explosión a su hijo, van saliendo a la luz, caciques, mafiosos locales, políticos turbios y corrupción judicial. Hay muchos personajes cuyas múltiples historias se acaban entrelazando. Nos muestra una sociedad bastante negra, donde no parece haber futuro para nadie salvo para unos pocos desalmados que hacen negocios ilegales. El ambiente de podredumbre moral y de pesimismo está muy logrado. También es de agradecer la presencia de un estupendo elenco de actores: Eduard Fernández-uno de los mejores actores de nuestro cine, aunque últimamente en ocasiones tiene la manía de hablar un poco bajo y mirando al suelo, lo que hace que a veces no se le entienda bien- Emma Suárez, Álvaro Cervantes, Alba Galocha, Sergio Peris-Mencheta. Alexandra Jímenez-soberbia actriz a la que ya hice referencia en mi anterior post, donde comentaba la película Las distancias (Elena Trapé, 2.018)-, Manolo Solo, Marina Salas, Luis Zahera, Tamar Novas, Carlos Bardem y Juan Echanove. El talento de los hermanos Sánchez- Cabezudo es indiscutible. Espero que sigan dirigiendo y que lo hagan más a menudo. Ningún espectador exigente puede sentirse decepcionado con una propuesta tan original y sugestiva como es La zona. De Jorge Sánchez-Cabezudo en solitario, es la magnífica, aunque poco conocida película La noche de los girasoles (2.006). Para mí, una de las mejores películas de la historia del cine español.

La Zona', una de las series españolas más esperadas - theplaylist.es
La zona (Serie de TV) (2017) - Filmaffinity

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 13, 2021 en Uncategorized

 

Oslo, 31 de agosto (Joachim Trier, 2.011) y Las distancias (Elena Trapé, 2.018). Dos películas notables que nos hablan sobre la dificultad de superar las adicciones y el fin de la amistad.

He visto bastantes películas en los últimos tiempos. Unas mejores, otras peores. Pero si hay dos que me han impactado y he considerado muy necesarias hasta el punto de mencionarlas en este blog, estas han sido sin duda Oslo, 31 de agosto (Joachim Trier, 2.011) y Las distancias (Elena Trapé, 2.018). Ambas películas son muy duras y dejan al espectador con una evidente sensación de desasosiego.

La primera habla sobre un treintañero que intenta superar diversas adicciones tras seis años enganchado a varias sustancias. Este filme noruego está libremente inspirado en la novela El fuego fatuo, de Pierre Driu La Rochelle. Esta novela ya conoció una adaptación homónima dirigida por Louis Malle en 1.963. Nos muestra a una persona con toda clase de miedos e incertidumbres ante el futuro, pues no se ve capacitado para iniciar su vida de cero-sobre todo a nivel laboral- a los 34 años. Se da cuenta que ha perdido varios años de su vida por culpa de su condición de politoxicomano a lo que se añade su difícil y precaria situación familiar. Los brillantes diálogos transmiten una sensación hiperrealista que por momentos nos hace olvidar que estamos ante una ficción. Posiblemente la mejor secuencia del filme sea aquella en que el protagonista está sólo tomando un café en un establecimiento y se escuchan diversas conversaciones mantenidas sobre todo por gente joven. Unas conversaciones de lo más vanales, superfluas y estúpidas. Y en ese momento pensamos que toda esa gente nunca se ha tenido que enfrentar a una situación tan extrema y difícil como la del protagonista. Resulta curioso ver un relato sobre la drogadicción y la exclusión social ambientando en un país tan aparentemente idílico como Noruega. La película hay que verla con ganas porque la historia es dura. Advierto que como todo el cine nórdico contemporáneo no esta doblada y hay que verla con subtítulos.

Oslo, 31 de agosto – SundanceTV España
Crítica | Oslo, 31 de agosto

La segunda habla sobre lo endeble que puede ser la amistad en ciertos casos y de las duras consecuencias de mantener en el tiempo una amistad artificial y hasta cierto punto, forzada. Habla sobre un grupo de amigos que acuden a visitar por sorpresa a un miembro de su pandilla que vive en Berlín, aparentemente trabajando como diseñador gráfico. Desde el momento en que él los recibe, comienzan a verse en todos ellos-y sobre todo en el “anfitrión”- actitudes negativas e inesperadas en un grupo de personas que se supone son amigas y se quieren. Unas actitudes que nos resultan incomprensibles. Quizás el único fallo de la película sea no desarrollar más las causas de estas. Pero la historia es muy interesante, porque nos muestra como en ocasiones, sin saber bien porque, podemos sacar lo peor de nosotros mismos, y que muchas amistades son endebles y artificiales, y eso se nota en que a la primera ocasión en que son puestas a prueba, se caen como un castillo de naipes. Y también nos hace preguntarnos: ¿quienes somos realmente? ¿qué sentido tienen nuestras vidas? ¿estamos llevandolas hacia donde realmente queríamos?. Los personajes se van tornando cada vez más ásperos y logran ser creíbles gracias a unas magníficas interpretaciones de todo el elenco, en el que destaca la siempre sensacional Alexandra Jímenez, actriz que comenzó su carrera en Los Serrano, y a la que hemos visto más reciente en la notable La zona, inteligente y original serie de los hermanos Sánchez-Cabezudo. La ciudad de Berlín con su tono gris y triste contribuye eficazmente al ambiente de pesimismo y desazón que envuelve la historia. Esta cinta puede ayudarnos a reflexionar sobre nosotros mismos y la existencia que cada uno estamos llevando, comparandola con la de los personajes de esta ficción: ¿nuestra vida es mejor que la de ellos? ¿somos más nobles que los protagonistas de la película? ¿son ellos, en el fondo, profundamente humanos?. También en esta ocasión me veo obligado a advertir sobre el asunto de los subtítulos. El idioma/lengua original de la película es el catalán, así que en la sección Lenguages, hay que ponerla en castellano y con subtítulos en castellano para las escenas en alemán e inglés que hay en la película.

Las distancias - película: Ver online en español
Las distancias': el mal rollo de las viejas amistades | Cultura | EL PAÍS

La directora Elena Trapé (centro), en un momento del rodaje. Junto a ella, Miki Esparbé y Alexandra Jímenez.

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 7, 2021 en Uncategorized

 

Etiopía: El país de la sequía y la violencia cíclicas.

Etiopía: la Yugoslavia de África.

Por Juan Antonio Sacaluga. 24/12/2020/ África

Fuentes: Nueva Tribuna.

Se hace siempre difícil escribir sobre un país africano, aunque se trate de uno de los más grandes, influyentes y poblados del continente. La desatención informativa por África contribuye no poco a esto. La percepción de que allí el conflicto es inevitable, debido a condiciones pavorosas de pobreza, ausencia de valores democráticos, bajos niveles de civilidad, ambiciones sin freno y otros tópicos al uso crean una pereza en el ciudadano occidental y obligan a un esfuerzo mayor del acostumbrado.

En noviembre, las tensiones étnicas persistentes en Etiopía terminaron por desbordarse en un episodio bélico de resolución engañosamente rápida. Los rebeldes del Frente de Liberación del Pueblo del Tigré culminaron una campaña de escaramuzas y hostigamientos menores con el asalto al principal cuartel del ejército federal en la región.

La respuesta del gobierno central fue contundente. En una campaña de apenas tres semanas, con apoyo aéreo y sin contemplaciones, las fuerzas federales conquistaron Mekelle, la capital del Tigré, y sofocaron la revuelta. La paz se ha ahogado en sangre. Un millón de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y decenas de miles se han refugiado en el vecino Sudán. Una agencia de la ONU ha advertido del intento de limpieza étnica y se han registrado denuncias de violaciones de derechos humanos en las zonas de hostilidades.

La guerra ha destrozado la buena imagen internacional del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, que recibió el año pasado el Premio Nobel de la Paz, más por sus intenciones que por sus hechos, como viene siendo habitual en las decisiones del Comité noruego.

Abiy es un joven dirigente oromo, uno de los principales grupos étnicos del país, donde también se registran tensiones nacionalistas y separatistas. Al inicio de su mandato, el nuevo líder estatal proclamó su intención de conciliar unidad y diversidad. La cuadratura del círculo. Este empeño, junto a la liberación de miles de presos políticos, unas maneras democráticas, la promesa de elecciones genuinamente libres, un programa de liberalización económica, la paz formal con Eritrea y un discurso conciliador le valieron el reconocimiento internacional.

Etiopía/Eritrea.- El conflicto en Etiopía se extiende después de que el  TPLF lance varios misiles contra Eritrea - Infobae
Militares etíopes realizando maniobras de combate.

Con casi cien millones de habitantes, Etiopía es el tercer país más poblado de África (después de Nigeria y Egipto) y el séptimo por volumen de producción. Sin embargo, en cuanto al PIB per capita desciende al puesto 35. Las guerras, expresas o larvadas, la sequía y ciertas prácticas agrícolas erróneas han provocado ciclos de hambruna y mortalidad pavorosos.

Abiy Ahmed ha incurrido o se a visto atrapado, en lo mismo que casi todos sus antecesores: la enorme dificultad de contentar a todos los grupos étnicos del país, más de ochenta, sin hacer peligrar la cohesión del Estado. Esta pluralidad es muy habitual en África, como también lo son las disputas de intereses casi nunca pacíficas.

Esta última guerra ha obedecido al tradicional choque entre dos visiones opuestas del país: de un lado, la que proclama la necesidad de un Estado central fuerte para garantizar la unidad y cohesión del país; y la opuesta, que defiende la devolución del poder a las partes constitutivas de la República, para conjurar la tentación imperial del absolutismo y respetar los legítimos derechos nacionales.

Durante el reinado de Menelik II (1.889-1.913), un amhara del norte, el Imperio se expandió al sur, incorporando a los oromos, somalíes y otras decenas de etnias bajo su autoridad. La Italia fascista humilló a Haile Selassie, con la conquista militar de Abisinia (parte norte del país), pero tras su reposición en el trono tuvo que afrontar una rebelión en el Tigré. A mediados de los setenta, militares de ideología comunista liderados por Mengistu Haile Mariam derribaron al viejo emperador y prometieron atender las reivindicaciones nacionales, según la doctrina leninista de acabar con la “cárcel de los pueblos”. Pero, al cabo, establecieron un régimen autoritario y centralista (el Derg), lo que provocó la creación de nuevos frentes de liberación entre las minorías insatisfechas.

En 1.991, tras el derrumbamiento de la Unión Soviética, el también marxista Frente de Liberación del Pueblo Tigré asumió la dirección del país con un programa de descentralización e integración de todas las minorías nacionales. Sin embargo, en 1.993, una de esas naciones, Eritrea, especialmente activa en la defensa de sus peculiaridades, declaró su independencia, tras una guerra iniciada durante la última fase del régimen militar.

Las autoridades oriundas del Tigré, a pesar de que la población de esa etnia sólo representa el 6% del total nacional, terminaron imponiendo sus intereses y criterios, ayudados por un notable desarrollo económico, que libró a decenas de millones de etíopes de la pobreza extrema. Meles Zenawi, el líder político de esa Etiopía que parecía caminar por la senda del éxito recibió elogios de Estados Unidos y sus aliados occidentales, aunque sus credenciales democráticas dejarán mucho que desear.

Tras la muerte de Zenawi en 2.013, se reavivaron las tensiones étnicas, que en realidad nunca desaparecieron. Cuando el joven líder oromo Abiy Ahmed asumió la dirección central del país, el catálogo de desafios era muy pesado y numeroso. Los tigriños nunca aceptaron de buena gana el nuevo liderazgo y prepararon la rebelión contra un poder central del que acostumbraban a disfrutar. El Frente de Liberación de Oromia tampoco confíaba en el nuevo dirigente, a pesar de ser de su etnia. Se sucedieron las escaramuzas armadas en varias regiones, con los consiguientes desplazamientos de población. Pero fueron los tigriños quienes elevaron el desafío al poder central, con la acción que desencadenó la crisis bélica que parece lejos de resolverse. Aunque de momento los combates han cesado, las heridas están abiertas. Todo parece indicar que el Frente de Liberación del Tigré se prepara para librar una larga guerra de guerrillas desde las montañas.

Cuál es la situación en Etiopía tras cuatro semanas de conflicto armado en  Tigré? - SWI swissinfo.ch
El Primer Ministro etíope Abiy Ahmed, el pasado 30 de noviembre en Adís Abeba.

Un investigador de la Fundación Carnegie sugiere tres líneas inmediatas de actuación por parte de la comunidad internacional para contribuir a detener el conflicto: poner fin a la persecución de los tigreños por parte del Gobierno central, levantar el cerco a las regiones del Tigré mediante el restablecimiento de las comunicaciones y los accesos a las zonas de combate y presionar a Abiy para que se avenga a una desescalada.

Como suele ocurrir con los odios identitarios, las pasiones primarias sirven para camuflar intereses económicos o políticos. Lo que ahora se presenta como lucha de liberación nacional, es en gran medida, una pugna por recuperar privilegios pasados. De ahí que las invocaciones a Yugoslavia, pese a las diferencias políticas, históricas, geográficas y culturales, no sean del todo forzadas.

De reanudarse las hostilidades, no sólo se pondría en peligro la estabilidad de Etiopía, sino que algunos países fronterizos o cercanos, ya en situación muy precaria, como Sudán o Somalia, incluso Egipto, podrían verse perjudicados de manera muy sensible. En tiempos de la Covid, las repercusiones negativas propias de una guerra se amplifican y hacen de la vida de las poblaciones afectadas un auténtico infierno.

Región de Tigray - Wikipedia, la enciclopedia libre
Imagen de un valle en la región del Tigray.
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 28, 2020 en África subsahariana.

 

El Yunque y sus terminales en España.

El reino de Cristo en la tierra (y en España): las conexiones de Vox con una secta.

Por Sato Díaz. 22/12/2020 España.

“Defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de Satanás” para “instaurar el reino de Cristo en la tierra”. La secta mexicana El Yunque empezaba su andadura en los años 50 con estos objetivos, desde una ideología fundamentalista católica y formas paramilitares y fascistas. En su país original tienen una gran capacidad de influir a través de organizaciones pantalla. “Tuvieron influencia en la llegada al Gobierno mexicano de Vicente Fox”, recuerda el investigador Román Cuesta, que advierte: “Tras México, el segundo país donde más fuerza tienen es España”.

A través de un informe al que ha tenido acceso cuartopoder, elaborado por la Fundación Rosa Luxemburg Stiftung sobre la extrema derecha en España que se publicará a principios de 2021 y que ha coordinado el periodista Miquel Ramos, navegamos por los tentáculos ultracatólicos en el Estado español, la influencia de esta secta mexicana. Cuesta, que ha escrito este capítulo del ínforme, advierte: “Encontramos muchos contactos entre El Yunque y las campañas que se organizan contra el Gobierno”. El Gobierno de coalición, tal y como hizo el de José Luis Rodríguez Zapatero en su momento, ha levantado la furia de los sectores más conservadores del Estado, lo estamos viendo, y algunas de las medidas sobre ampliación de derechos y libertades civiles ya cuentan con una oposición social reaccionaria organizada.

Esto lo hemos visto con respecto a la llamada Ley Celaá educativa, la consideran un ataque a la educación concertada y privada. También ha quedado claro esta semana, cuando se ha aprobado en el Congreso la ley que regula la eutanasia. Una plataforma bajo el nombre de “Vividores”, apoyada por HazteOír y la Asociación Católica de Propagandistas relacionada con el CEU, popularizaba los carteles negros con calaveras blancas para denunciar desde su perspectiva ultra, una “pena de muerte encubierta”. Se les espera con fuerza en otros debates legislativos previstos para esta legislatura, como la ley trans, para la que cuentan, quizás de forma inesperada, con la inestimable confluencia de algunos sectores del feminismo.

El Yunque español.

“La labor de infiltración que han hecho en partidos y otras organizaciones les da bastante influencia en la vida pública española”, advierte Cuesta, que prosigue: “El caso más evidente es Hazte Oír, ahora Citizen Go, pero hay decenas de organizaciones que colaboran, no solo con contenidos y campañas, sino también económicamente”. Y es que la evolución de la secta mexicana le ha llevado a pasearse por la derecha y ultraderecha política, social y mediática española. En lo político, primero se infiltraron en grupos minoritarios como Falange o partidos del ámbito carlista, después lograron hacerse un hueco en el PP, y la irrupción de VOX les ha hecho obtener unas mayores cuotas de presencia entre cargos públicos y orgánicos.

Y es que allá por los años 70, el fundador de la secta encargaba a Miguel Ángel López Zabaleta la implantación en el Estado español, para lo que contaría con el apoyo económico del entorno de la familia Ruíz-Mateos, Rumasa. López Zabaleta, relacionado con la captación de socios para Hazte Oír, nos lleva a otro personaje clave para El Yunque español: Álvaro Zulueta, quien sería responsable de financiación de la plataforma, quien contrajo matrimonio con Olga Cuquerella, una de las empleadas de Aizzon, aquella inmobiliaria propiedad de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina de Borbón para defraudar a Hacienda.

A través de otro estudio, El Transparente de la Catedral de Toledo, que se recoge en las páginas de la Rosa Luxemburgo, se observa como en las décadas de los 80 y 90, El Yunque se iba consolidando en España a través de organizaciones como las Comunidades Neocatecumenales, Acción Católica o Asociación Católica de Propagandistas. También se estrechan vínculos con medios de comunicación ultraconservadores, Intereconomía o La Gaceta, y cierta penetración en el PP, donde el estudio de El Transparente creó cierta discordia: el Opus Dei rivalizaba en el seno del partido conservador con El Yunque.

Este estudio de El Transparente fue declarado “esencialmente veraz” por el Juzgado de Primera Instancia 45 de Madrid en 2.014. A través de ese juicio se acreditaba la relación entre El Yunque y Hazte Oír y se revelaba la identidad de algunas personas como Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír, el propio Zulueta, director de la fundación Citizen Go y tesorero de Hazte Oír, Cuquerella; Luis Losada, subdirector del diario La Gaceta y actual colaborador de 13 TV, la cadena de los obispos, Liberto Senderos, presidente de la Organización del Bien Común, Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética… “Arsuaga ya era amigo hace años de Santiago Abascal”, relaciona Cuesta. En aquel juicio, Victoria Uroz, que estuvo casada con el periodista Luis Losada, desvela como se financiaba Hazte Oír: “He conocido que de México les venía dinero”.

Sería en 2.013 cuando se fundaba VOX, el mismo año que echaba a andar Citizen Go, la relación de El Yunque y Hazte Oír animaba a buscar nuevas marcas. Citizen Go está bien relacionada con grupos de presión internacional, lo que genera vínculos con las instituciones comunitarias en Bruselas. Según una investigación de Open Democracy, foro de debate internacional progresista, los vínculos de Citizen Go con organizaciones ultraconservadoras internacionales, autodenominadas “pro vida”, llevan hasta estrechos vínculos con el entorno de las élites rusas y, por otro lado, de sectores del Partido Republicano norteamericano.

Pero centrándonos en la implantación del poderoso “reino de Cristo” en España, esta investigación desvela como Arsuaga reconocía ante un reportero infiltrado de Open Democracy que Citizen Go está alineado con VOX, que hacen campañas dirigidas hacía políticos de partidos que no hayan tenido una actitud beligerante en temas como los derechos LGBT o el aborto, lo que incluía al PP y excluía a VOX, y que estudiaban cómo, a través de fundaciones podrían participar en la financiación del partido de Abascal de cara a procesos electorales.

En el programa de la televisión pública vasca 360 grados , titulado ¿Qué relación hay entre Vox, Hazte Oír y El Yunque?, se relaciona con El Yunque a Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio, diputado en el Congreso y vicesecretario de Relaciones Internacionales del partido ultra y presidenta de VOX en la Comunidad de Madrid y portavoz en la Asamblea. Del mismo modo, el autor del libro El Yunque en España, Santiago Matas, incluye en esta lista de los relacionados con la secta mexicana a Alicia Verónica Rubio, vicesecretaria de Movilización en la ejecutiva de Vox y desde 2.019 diputada de la Asamblea de Madrid.; Francisco Serrano, cabeza de lista al Parlamento de Andalucía en 2.018, o Ignacio Garriga, candidato a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña para los comicios del año que viene, entre otros.

Contra los avances progresistas.

La plataforma HazteOír, que combina un ideario ultraconservador y novedosas técnicas comunicativas y en redes sociales, consiguió relevancia, sobre todo durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. En aquel período se posiciona inmediatamente contra el aborto, la eutanasia, las leyes sobre violencia de género, las leyes LGBT o de memoria histórica, mientras defiende la la libertad de educación y la libertad religiosa y realiza campañas por la unidad de la nación española o de apoyo a las víctimas de ETA. Como hemos visto, preparan su estrategia contra el Gobierno de coalición.

“Una clara relación entre estos grupos a nivel internacional la hemos visto estos días, la misma campaña de aquí contra la eutanasia, la han usado en contra del aborto en Argentina, ambas campañas se entrelazan”, comenta Cuesta. Y es que para el investigador, la vinculación de Vox con los tentáculos de El Yunque es evidente. “Vox es el partido ideal donde infiltrarse, hay cargos que vienen directamente de esas plataformas para después integrarse en Vox”, añade.

Las organizaciones ultracatólicas en el Estado español van más allá de Hazte Oír o Citizen Go. Algunas de ellas con activa presencia mediática por participar en casos polémicos, como la Asociación Española de Abogados Cristianos, centrada en la actividad jurídica. Así, sus querellas han motivado juicios que se han hecho mediáticos. Por ejemplo, contra la ministra Celaá, el colectivo Femen, José Carrillo como rector de la Universidad Complutense, el actor Willy Toledo, el clown Leo Bassi o la alcaldesa de Barcelona Ada Colau. El informe de la Rosa Luxemburgo también relaciona a esta asociación con El Yunque, sobre lo que informará cuartopoder en los próximos días.

“Suelen buscar a gente que económicamente esté fuerte, pues les exigen aportaciones”, explica Cuesta sobre estas organizaciones ultraconservadoras. Sin embargo, advierte de que sus acciones no van dirigidas únicamente a personas de clase alta, “no tienen miramientos a la hora de intentar captar a todo tipo de gente”. Y señala: “Ahora vemos a un grupo de curas negacionistas de la Covid en distintos municipios”. Desde algunos púlpitos, en plena pandemia y ante una crisis de incertidumbres e inseguridades en la población se lanzan mensajes que ponen en cuestión los avances científicos para parar la enfermedad, según Cuesta. Unos discursos que pueden prender en diferentes sectores sociales. Unos discursos que nos llevan al origen de El Yunque. Volvamos a los 50.

A pesar del secretismo de sus integrantes, que juran no desvelar la existencia de la organización y la pertenencia a la misma, su origen se puede situar en la ciudad mexicana de Puebla de Zaragoza en el año 1.953. En aquel momento, según contó Álvaro Delgado, periodista que obtuvo por sus investigaciones sobre El Yunque el Premio Nacional de Periodismo de México, la aparición de esta secta estuvo vinculada al Frente Universitario Anticomunista, en dicha ciudad mexicana. Estos estudiantes católicos eran censurados por otros estudiantes por sus posturas en contra de la ciencia. Décadas después, la ciencia se vuelve a poner en duda por posiciones ultraconservadoras.

El Yunque. La Ultraderecha En El Poder (Best Seller): Amazon.es: Delgado,  Alvaro: Libros

El Yunque en España: La sociedad secreta que divide a los católicos eBook:  Mata, Santiago: Amazon.es: Tienda Kindle

Fuentes: https//www.cuartopoder.es/espana/2020/12(19/el-reino-de-cristo-en-la-tierra-y-en-espana-las-conexiones-de-vox-con-una-secta/

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 25, 2020 en Sectas y Religiones.

 

La revolución islámica-clerical de Irán, 1.978-1.989 (León Rodríguez Zahar,1.991). Magistral estudio sobre la Revolución de Jomeini y sus consecuencias a nivel interno y externo.

Ayer terminé de leer uno de los análisis históricos más conseguidos de toda mi vida. Un libro que disecciona sin dejarse ningún elemento fuera todos los aspectos de la Revolución Islámica iraní, uno de los acontecimientos históricos más importantes de la segunda mitad del siglo XX por la enorme trascendencia que tuvo no sólo en el propio Irán sino en todo el mundo árabe y musulmán. Se trata de La revolución islámica-clerical de Irán, 1.978-1.989, obra del historiador y diplomático mejicano León Rodríguez Zahar. En este exhaustivo libro de investigación histórica se nos muestran antecedentes históricos como la Revolución Constitucionalista de 1.906, el papel que jugaron las grandes potencias como Gran Bretaña o Rusia en Oriente Medio y como influyeron en la posterior historia de Irán, la relación a la vez de colaboración y recelos entre la monarquía y el clero, el papel jugado por el Sha Mohamed Reza Pahlevi durante la Guerra Fría y su Revolución Blanca que pretendía modernizar Irán, los factores que desencadenaron el inicio de la Revolución Islámica así como su triunfo, las distintas corrientes religiosas dentro del islam chiíta o las causas de la Guerra Irak-Irán (1.980-1.988). Tampoco falta el estudio tanto de la política interior del régimen de Jomeini como de su proyección exterior provocando el temor en el resto de los países de la zona por el miedo a un posible contagio entre sus poblaciones del integrismo iraní. Ese temor ha sido especialmente notable entre las petromonarquías del Golfo Pérsico. Una de las partes más interesantes del libro es la que habla sobre como funciona la vida política y parlamentaria iraní, el papel que juega la Constitución aprobada tras el triunfo islámico revolucionario, y el sistema de equilibrios entre los distintos actores político-religiosos que dirigen la vida del país. La Revolución Islámica iraní fue un episodio único, por sus características tan específicas. Pues como señala el propio autor, “La revolución iraní fue hecha contra la historia occidental. Fue una revolución hecha para conservar las tradiciones propias, para volver al camino de la ley plasmada en el Corán. No es una revolución que hable de “libertad, igualdad, fraternidad”, no es una revolución que hable de democracia”. Y estoy completamente de acuerdo, pues no tiene ninguna conexión con 1.776 (Declaración de Independencia de Estados Unidos), 1.789 (Revolución Francesa), 1.917 (Revolución Rusa) o 1.927-1.949 (Guerra Civil y Revolución chinas). Tampoco puede homologarse con el Mayo francés o con los recientes movimientos de los indignados en todo el mundo. En Irán la religión jugó un papel fundamental, pues durante la revolución tuvieron mucha más relevancia las mezquitas que las universidades.

León Rodríguez Zahar es diplomático de carrera, orientalista y experto en asuntos acerca de Oriente Medio. Asimismo, es historiador y gran conocedor de la arquitectura islámica.

león rodríguez zahar - Iberlibro

Más información sobre el autor del libro en:

http://leonrzahar.blogspot.com/

https://leonrodriguezzahar.com/

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 12, 2020 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

Manchester frente al mar (Kenneth Lonergan,2016) y La columnista (Ivo van Art, 2.019). Dos películas que me han sorprendido muy gratamente.

He visto recientemente dos películas muy originales que me han sorprendido gratamente. Son dos historias muy diferentes.

La primera, Manchester frente al mar, es un drama que tiene por protagonista a un individuo trastornado por una serie de desgracias concatenadas en los últimos tiempos y que ha desarrollado un carácter uraño en general y violento de manera ocasional. Además, por una carambola del destino tendrá que hacerse cargo de un familiar suyo que vive en otro Estado, con lo que su vida se complica todavía más.

Cine y (m)paternidad: Manchester frente al mar
Casey Affleck protagoniza 'Manchester frente al mar', la 'película de la  semana' en La 1 - EntornoInteligente

La segunda, La columnista, es una comedia negra holandesa, llena de humor negro e incorrección política. Todo un soplo de aire fresco para quienes estamos hartos de vivir en una sociedad cada vez más totalitaria y puritana. Trata sobre una periodista que harta de recibir insultos por sus posicionamientos políticos en las redes sociales, decide actuar in extremis. Divertida, oscura, provocadora, imprevisible y sobre todo genial. Esta película no sólo nos entretiene de principio a fin. También tiene mucho de crítica al tipo de sociedad (de mala calidad humana) en que vivimos los europeos. La columnista no es sólo una cinta refrescante y divertida. También nos invita a pensar sobre el mundo que conforma nuestro día a día social, cultural y laboral.

The Columnist (2019)
De kuthoer': Telefilm over het giftige effect van social media | Plot  Magazine

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 11, 2020 en Cine

 

El narco oasis vasco. Capos del narcotráfico y mafias policiales con impunidad política (Ahoztar Zelaieta, 2.019). Un exhaustivo y recomendable libro que nos enseña el poder de las mafias de la droga y los clubs de alterne en Euskadi.

He leído recientemente un libro que me ha parecido de los mejor documentados y rigurosos que he leído en el último año. Este libro viene a ser un reportaje sobre las mafias de la droga y el proxenetismo en Euskadi. Viene a cubrir un gran vacío en el campo de la investigación sobre el mundo criminal. Cuando hemos leído libros o noticias o visto documentales sobre las mafias del narcotráfico en España, normalmente se referían a las de Galicia o la Línea de la Concepción (provincia de Cádiz). En cambio nunca se hablaba de lo que ocurría en Euskadi. Este valioso documento nos abre los ojos sobre una realidad ignorada hasta el momento. Y es que al no haber una gran información sobre el narcotráfico vasco, las rutas de la droga que pasan a través de Euskadi son más seguras para los narcotraficantes que las gallegas o gaditanas que están mucho más vigiladas. A través de las páginas del libro van desfilando una serie de narcos, todos ellos conocidos con algún apodo y dueños de clubs de alterne, así como funcionarios, políticos, empresarios y miembros de las diversas Fuerzas de Seguridad del Estado (Policía Nacional, Guardia Civil y Ertzainza) que se dejaron corromper o se aliaron con aquellos a quienes supuestamente debían combatir. Se trata de El NARCO OASIS VASCO. Capos del narcotráfico y Mafias policiales con impunidad política. Está escrito por Ahoztar Zelaieta y editado por Txalaparta. El autor es periodista y criminólogo. Ha trabajado en los desaparecidos diarios Egin y Ardi Beltza , así como en la revista Kale Gorria. Ha colaborado en programas de radio y documentales. Con esta obra nos muestra el enorme poder que han llegado a alcanzar las mafias de la droga y el proxenetismo en nuestro país, una inquietante realidad hasta hoy ignorada por casi todos. Debido a la enorme y valiosa información que contiene así como a la agilidad y amenidad de su prosa, este trabajo de investigación es sumamente recomendable para todas aquellas personas que quieran conocer más sobre aquellos hechos oscuros que acontecen en nuestro país y los medios mayoritarios nos ocultan.

https://www.txalaparta.eus/es/libros/el-narco-oasis-vasco

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 6, 2020 en Uncategorized

 

La insostenible situación de las mujeres dalits en India.

Por Stella Paul /04/11/2020 / Mundo

Fuentes: IPS

A Shabnam, una joven del estado de Hargana, en el norte de India, fue víctima de una violación grupal, en la que ve paralelismos con el caso de una joven dalit de 19 años violada brutalmente y torturada hasta la muerte por varios hombres de una casta “superior” en el vecino Estado de Utar Pradesh, en un caso que por una vez desencadenó protestas en todo el país.

“Ella era de tradición “valmiki” como nosotras, de una familia pobre y sin tierras como la nuestra. La violaron, la torturaron y cuando murió, quemaron su cuerpo sin el consentimiento de su familia. E incluso después de todo eso, amenazaron a su familia para que se callase y no hablase de ello”, dijo Shabnam, un nombre falso para protegerla.

En una conversación con IPS en hindi, contó que “eso es exactamente lo que mi familia y yo hemos sufrido y lo que seguimos pasando. La única diferencia es que yo todavía estoy viva”.

La joven de 19 años muerta por las brutales heridas pertenecía, al igual que Shabnam, a la casta de los dalits, la comunidad más marginada y oprimida de India, conocida anteriormente como “intocables”.

La muerte de la joven centró la atención en la violencia sexual que enfrentan las mujeres dalits en India. Ellas suman unos 100 millones según un documento de la Red Internacional de Solidaridad Dalit y otras dos organizaciones. El informe destaca que las mujeres dalits son sometidas a “violencia y tratos inhumanos, como agresiones sexuales, violaciones y el forzado desfile desnudas”, como mecanismo para mantener su posición de subordinación en la sociedad.

Shabnam tenía 17 años cuando en 2.013 fue violada por 12 hombres que se turnaron. Durante los últimos siete años, incluso cuando su caso llegó a juicio, recibió ataques y amenazas de tal calibre que tuvieron ponerle protección judicial.

“La gente piensa que la violación es sólo un crimen. Pero para las víctimas dalit de agresión sexual es solo el comienzo de una cadena de delitos y luchas que duran toda la vida”, dijo a IPS la abogada Manisha Mishaal, defensora de los derechos de las mujeres dalits.

Esta abogada, que ha ayudado a Shabnam y muchos otras jóvenes en situación similar en su batalla por obtener justicia, dijo que las que sobreviven a la violación grupal, enfrentan después “abuso mental, miedo, intimidación, amenazas, negación de derechos básicos, negación del acceso a la educación así como de un medio de vida digno”.

“La lista es muy larga”, afirmó Mishaal antes de asegurar que “de hecho, una vez que eres violada, sigues siendo una víctima durante toda tu vida”.

Las cifras detrás de la violencia contra las dalits.

Según la Oficina Nacional de Registros de Delitos (NCRB, por sus siglas en inglés) de India, los casos de agresiones físicas a mujeres han ido en aumento en este país de 1.300 millones de habitantes. Sólo en 2.019, hubo 405.861 casos de agresiones a mujeres, un 7% más que en 2.018. Los delitos incluyen palizas, desnudos forzados públicos, secuestro y violaciones individuales o grupales. De todos estos casos, 13.273 agresiones sexuales, incluidos 3.486 casos de violación, lo fueron contra mujeres de comunidades dalits.

Jacqui Hunt, directora para Europa y Eurasia de la organización mundial Equality Now y quien ha estudiado la violencia sexual contra las mujeres dalits en el Estado de Haryana, achaca a la generalizada e intencionada falta de información y a los problemas para denunciar las agresiones sexuales, que las cifras oficiales escondan un gran subregistro. “Como consecuencia de las desigualdades de género, casta y clase, las niñas y mujeres dalits están sujetas a múltiples formas de subyugación, explotación y opresión. La violencia sexual perpetrada contra ellas lo ha sido por hombres de castas dominantes como mecanismos que refuerzan las jerarquías estructurales profundamente arraigadas de India”, aseguró Hunt a IPS.

La abogada Mishaal cree que casi el 80% de la mujeres dalits que son violadas no denuncian debido a la presión política y social, ya que ellas y sus familias suelen ser amenazadas por los agresores.

Un espacio seguro para las dalits.

Para ayudar a romper el ciclo de silencio sobre los delitos contra mujeres y niñas dalits, en 2.013 Mashaal fundó la Sociedad Swabhiman, una organización benéfica que brinda diversos servicios, incluido el apoyo legal y psicológico a las dalits sobrevivientes. “Actulamente tenemos a 25 mujeres que trabajan con nosotros de manera fija y este es un lugar seguro para cientos de mujeres que han sido estigmatizadas y maltratadas y, que pese a eso, no tienen a nadie más a quien acudir”, dijo la abogada.

Mashaad inició la sociedad porque notó que pocas organizaciones estaban ayudando a las sobrevivientes dalits y que había una falta de conocimiento y conciencia entre ellas y sus comunidades sobre sus derechos o los procedimientos a seguir para obtener justicia.

En varios casos, el Khap Panchayat, una poderosa y tradicional asamblea comunitaria dirigida por terratenientes, les obligaba a quedarse fuera de la reunión cuando decidía sobre las denuncias en las aldeas de las víctimas y sus familias. Sus disposiciones son muy controvertidas y se consideran contrarias a las dalits, pero pocos se atreven a contradecirlas por temor a represalias.

Manta era menor de edad cuando en 2.012 fue violada en grupo por hombres de la casta “dominante”. Entonces, la Khap Panchayat ordenó que se casase con uno de sus violadores, y su padre, un pobre jornalero, estaba demasiado asustado para oponerse. Durante meses, Manta estuvo encerrada en una pequeña habitación y fue violada repetidamente tanto por su marido como por los amigos y familiares de este.

La propiedad de la tierra o la falta de esta son factores que perpetúan las vulnerabilidades y la violencia, según Equality Now, una organización internacional que defiende el acceso de las mujeres a sus derechos en todo el mundo. Las mujeres dalits carecen de poder económico y a menudo dependen de las castas dominantes para su sustento.

Según datos del último Censo de India, el 71% de los dalits carecen de tierras y trabajan como jornaleros en tierras de otros.

“La razón por la que hay continuas agresiones sexuales contra las mujeres dalits es porque son tres veces vulnerables. Primero por su casta, segundo por su género y tercero, por su condición de sin tierra”, dijo Mashaal.

Mujeres dalits. Foto: Asia News.https://www.mujerypunto.com/mujer-dalit/
Dalits. Los Oprimidos
Suburbio de Sigra. Nirala Nagar, Varanasi.https://vanessaescuer.viewbook.com/dalits-los-oprimidos

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2020/11/violaciones-a-mujeres-dalits-herramienta-de-poder-y-sometimiento-en-india/

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 1, 2020 en Uncategorized

 

El Pueblo tailandés dice ¡Basta¡.

El movimiento democrático se revuelve contra el orden establecido.

Por Pierre Rousseat /04/11/2020

Fuentes: Europe Solidaire

Impulsado por la juventud y basado en un amplio apoyo popular, el movimiento tailandés no deja de madurar. Desafía a la oligarquía militar-monárquica, se enfrenta a la pareja real y enlaza con los combates del pasado.

La proclamación del rey Rama X ha abierto una importante crisis sucesoria. En el fondo es todo un orden arcaico el que está en tela de juicio, un orden que en las décadas de 1.990 y 2.000 había logrado abortar los intentos de modernización del reino, frustrando las esperanzas de democratización de la sociedad.

El estallido de la crisis tailandesa tiene mucho que ver con la personalidad cuando menos particular del príncipe heredero Maha Vajiralongkorn, entronizado con el nombre de Rama X de la dinastía Chakri. Si en su lugar hubieran coronado a su hermana, la princesa Sirindorn, más racional y apreciada, probablemente las cosas hubieran ido por otros derroteros. No obstante,, esta crisis tiene resortes mucho más profundos que una sucesión monárquica atípica.

La juventud, en particular estudiantil, se enfrenta al orden militar-monárquico y no solo a un rey detestado. Reclama que Palacio acepte ajustarse a los principios de una monarquía constitucional, recordando que la monarquía absoluta fue abolida en 1.932. Exige que el ejército deje de imponerse en el centro del poder institucional y político. De este modo, pone en entredicho los dos pilares del régimen.

Se afirma una nueva generación militante, a menudo representado por jóvenes, como Rung. Originado en los campus, el movimiento no cesa de madurar, buscando en la historia del reino las respuestas a los problemas actuales y enlazando con las luchas populares del pasado. Hace gala de mucha imaginación, iniciativa y valentía.

Todo comenzó con un tuit irónico sobre el nuevo rey Vajiralongkorn. Su autor, llamado Pinguino-estudiante de Ciencias Políticas de 22 años de edad, de nombre Parit Chiwarak-fue detenido durante seis días, y sus carceleros le afeitaron el cráneo con el fin de quebrar todo espíritu de libertad. Hasta entonces, Twitter había sido un espacio de libertad relativa. El incidente anunció una escalada represiva y encendido la mecha.

Parit Chiwarak - Wikipedia
El estudiante y activista Parit Chiwarak.

La personalidad del rey Vajiralongkorn ha minado drásticamente la autoridad de la monarquía. Tras la muerte de su padre, Bhumipol, durante mucho tiempo dejó que cundiera la duda sobre su voluntad de sentarse en el trono. Su madre, la reina Sirikit, deseaba que la sucesora fuera su hija, la princesa Sirindorn, preferencia que venía expresando desde hacía tiempo. En una semblanza realizada por la BBC, la cadena de televisión británica informó de que en 1.981 Sirikit calificó a “su hijo de “especie de don Juan” y dio a entender que prefería pasar sus fines de semana acompañado de bellas mujeres que asumir sus funciones. En una poco frecuente entrevista concedida a periodistas tailandeses en 1.992, él (Vajiralongkorn) desmintió los rumores según los cuales mantenía relaciones con la mafia y medraba en negocios oscuros.

¿Qué se decía entonces del príncipe heredero?. Que era un Don Juan, un playboy, un tipo caprichoso, jugador inveterado vinculado a redes mafiosas…Su reputación de crueldad tiene que ver en particular con lo que hizo con varias de sus sucesivas esposas, sus hijos e hijas comunes y su entorno. Tras un primer matrimonio con una princesa de su familia, de 1.979 a 1.987 tuvo cinco hijos con joven actriz con la que se casó en 1.994 y a la que repudió dos años más tarde, renegando de sus cuatro hijos.

En 2.001 se casó en terceras nupcias con una dama de honor (con quien tuvo otro hijo) antes de retirarle su título real en 2.014; nueve de los familiares de ella (entre ellos, sus progrenitores)fueron detenidos por delitos de lesa majestad; un oficial vinculado a la familia murió estando detenido (cayó por una ventana…). Un adivino al que consultaba murió después de haber sido detenido en 2.015. Un miembro de la guardia real ha desaparecido (se cree que ha muerto). Esto es mucho, y la lista no está completa… Vengativo hasta el extremo, ha tratado con saña a las personas próximas a su padre.

Su madre tenía razón: Rama X sigue siendo un soberano absentista que no quiere gobernar ni reinar realmente. Sigue viviendo en Baviera hasta el punto de provocar un debate en Alemania: según la ley, no tiene derecho a llevar a cabo desde territorio alemán, actividades políticas en su país de origen. Gracias a su padre, Bhumibol Adulyadej, parece que es titular de la fortuna real más grande del mundo. Su riqueza no le impide meter mano a voluntad en las arcas públicas. Se ha hecho con las riendas del fondo de inversión de la monarquía, hasta entonces gestionado por el ministro de Hacienda. El Estado mantiene su flota personal de 38 aviones y helicopteros. Vjairalongkorn ha modificado la Constitución a su favor, reforzando sus poderes en todos los terrenos. No cabe duda de que sabe acumular poder y dinero.

Rama X es proclamado el nuevo Rey de Tailandia
Rama X, actual rey de Tailandia.

Las clases medias urbanas (sobre todo en Bangkok) se han vuelto muy conservadoras, hasta el punto de que son numerosas las voces que han reclamado que se retire el derecho al voto de la gente pobre, para que ya no pueda volver a elegir a un populista (en referencia a Thaksin Shinawara, de quien hablaremos más abajo). ¡Educación no rima necesariamente con espíritu democrático¡. En Tailandia, durante las últimas décadas, las clases medias urbanas han apoyado el orden monárquico establecido frente a los intentos de modernización del régimen. Sin embargo, Rama X está yendo demasiado lejos con el deterioro moral de la casa real. En virtud de ese mismo conservadurismo, estas clases educadas se distancian de él.

El respeto hacia una monarquía que se considera de derecho divino forma parte de la cultura tailandesa. Se vio profundamente cuestionado en el pasado, pero el rey Bhumibol consiguió restaurarlo. Numerosas familias están hoy fracturadas- especialmente entre generaciones- en torno a la cuestión de la reforma del régimen. Es escasa la afluencia a las manifestaciones en defensa de Rama X. Los manifestantes no ocultan que acuden por interés u obligación.

Maha Vajiralongkorn fue coronado rey Rama X de Tailandia « Diario La  Capital de Mar del Plata
Rama X ejerciendo de rey divino.

¿Una monarquía constitucional?.

El nuevo movimiento democrático ha planteado rápida y explicitamente la cuestión del estatuto de la monarquía: absoluta o constitucional. Con ocasión de una concentración masiva-unas 30.000 personas-, en la noche del 19 al 20 de septiembre, los manifestantes colocaron una placa que decía: “Este país pertenece al pueblo y no al rey, como nos han hecho creer sin razón…”. Símbolo potente: una placa similar se había colocado en 1.936 para conmemorar el derrocamiento de la monarquía absoluta en 1.932, pero desapareció en 2.017 (la nueva, a su vez, ha desaparecido sin demora).

La restauración de la autoridad real constituyó una hábil baza ideológica para legitimar el poder militar de de extrema derecha en plena Guerra fría, y posteriormente durante las crisis políticas y morales que sacudieron al país, en particular, durante la escalada militar contra Vietnam, cuando sirvió de portaaviones terrestre a la USA Air Force y de lugar de depravación para los soldados estadounidenses. De este modo, Bhumibol pudo contribuir a una salida de la crisis en 1.973, cuando la Junta militar fue derribada por una revuelta estudiantil y popular, antes de aprobar tres años más tarde, el golpe de Estado y la masacre de gente progresista. Por muy moderno que fuera, Bhumibol también uso y abusó de la ley sobre el crimen de lesa majestad.

Bajo su reinado la familia real tailandesa se convirtió al parecer, en la más rica del planeta, pues su fortuna se valoraba en 2.016 en 35.000 millones de dólares (31.700 millones de euros).

La crisis de legitimidad del ejército.

Ejército y monarquía compiten entre sí por el control del Estado, paro ambas instituciones dependen una de otra. Los pilares ideológicos del régimen están formados por la monarquía (santificada), el ejército (glorificado) y la sangha, el clero budista (expresión de la religión de Estado, mantiene muy estrechos lazos con el régimen)

La crisis financiera asiática de 1.997-1.998 creó condiciones favorables al retorno del ejército al poder. Tailandia quedó traumatizada. Las elites y clases medias urbanas se declararon abiertamente antidemocráticas. Tras el golpe de Estado de 2.006 se implantó una nueva Constitución, redactada al dictado de los militares y que les asegura el control del poder legislativo. El ejército confirmó su voluntad de no ceder el ejecutivo a un gobierno civil. Con ello, el Gobierno del general Prauyt Chan-ocha perdió su última pizca de legitimidad.

Disuelta la junta militar que gobernaba Tailandia – El Democrata
El general Prayut Chan-ocha, actual Primer Ministro.
Miles de personas corearon consignas contra el primer ministro Prayut Chan O Chan: “¡Prayut, vete al carajo!”, levantando tres dedos de la mano. (EFE/EPA/NARONG SANGNAK).

Frente al orden conservador.

La sociedad tailandesa ha seguido evolucionando tras el inmovilismo del poder. La nueva generación choca con las viejas oligarquías. El movimiento democrático ha ideado como señal de reconocimiento un saludo: brazo extendido y tres dedos erectos. Se trata de un guiño a la trilogía de los Hunger Games que simboliza la oposición al gobierno militar y, para algunos, una referencia a los valores de la revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad.

Manifestantes en Tailandia, 16 de agosto de 2020

La represión.

La ley tailandesa de lesa majestad es una de las más duras del mundo; desempeña la misma función que la blasfemia en otros países y permite reprimir todas las oposiciones según necesidad, incluso mediante provocación. Esto es lo que pasó el 15 de octubre, cuando el “ultraje” a la reina ha permitido a las autoridades justificar un estado de emergencia reforzado (se suponía que el estado de mergencia era sanitario), y movilizar a milicias de extrema derecha monárquica. Este estado de emergencia incluía la prohibición de reuniones de más de cinco personas y la censura de la prensa. Estaban amenazados varios medios digitales y redes sociales: The Reporters, The Standard, Prachatai y Voice T. El Gobierno militar contemplaba también la suspensión de la red Telegram, muy utilizada para organizar concentraciones. En el punto de mira estaban los internautas que difundían mensajes contrarios al estado de emergencia y comenzaron a cribarse cientos de miles de mensajes enviados a través de las redes sociales (como Facebook y Twitter).

Sin embargo, el Gobierno militar no pudo mantener gran parte de las medidas que había adoptado, lo que revela que la situación política está muy indecisa. La censura de prensa, que es inconstitucional, ha sido anulada por los tribunales de justicia. Después de haber impuesto el estado de emergencia reforzado, el Primer Ministro Prayut Chan-ocha ha decidido levantarlo, con lo que ha durado apenas una semana, del 15 al 22 de octubre.

Todas las personas detenidas y encarceladas antes del 14 de octubre pasado han sido puestas en libertad. En cambio, no necesariamente ocurre lo mismo con las personas encarceladas durante la ola de detenciones que siguió a la proclamación del Estado de emergencia reforzado.

La capacidad de resistencia del movimiento.

Está claro que el movimiento democrático no consigue todos sus objetivos. No se ha producido la confluencia entre la juventud escolarizada y la clase trabajadora. Sin embargo, el movimiento hace gala de una resiliencia notable. Todos los días tienen lugar movilizaciones en Bangkok y en un número creciente de localidades. Aparecen nuevas formas de acción, adaptadas a cada situación.

El movimiento tailandés ha estudiado las manifestaciones que tuvieron lugar hasta hace poco en Hong Kong, que recurrían a la fluidez para evitar concentraciones estáticas fáciles de reprimir. Multiplica los grupos de menor tamaño, inventa un lenguaje de signos para comunicarse a distancia entre bloques de manifestantes. Las manos apuntando a la cabeza significan la petición de paraguas para contrarrestar la acción de cañones de agua de la policía, que lanza potentes chorros de agua con un colorante indeleble. Las manos planas encima de la cabeza indican que faltan cascos. Entrelazadas sobre el pecho: tenemos material suficiente.

Decenas de miles de jóvenes siguen movilizados, reiterado sus tres reivindicaciones principales: la dimisión de Prayuth Chan-ocha y su Gobierno, una reforma de la Constitución y la reforma de la monarquía. Los manifestantes consideran que la monarquía ha de permanecer políticamente neutral.

Tras meses de movilizaciones, este movimiento tiene hoy por hoy pocos equivalentes. Merece y comienza a recibir un apoyo internacional activo. Organizaciones de izquierda de la región Asia-Pacífico han suscrito una declaración conjunta de solidaridad. El mundo universitario se ha movilizado a petición de la Red Académica Tailandesa por los Derechos Civiles. Este apoyo debe extenderse a Europa, América del Norte y otras partes.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 20, 2020 en Uncategorized