RSS

Archivo de la categoría: Filosofía y Pensamiento.

El Socialismo Autogestionario. Conceptos, Teoría y Práctica.

El Socialismo Autogestionario es aquél sistema político basado en la participación de los diferentes sectores (partido, sindicatos, empresa, localidad) en la gestión de comunidades políticas superiores (Estado, federaciones, confederaciones, etc).

Las comunidades autogestoras del Estado, Federación o Confederación serían:

  • Comunidad laboral; representada por los sindicatos.
  • Comunidad ideológica; representada por los partidos.
  • Comunidad territorial; representados por naciones o nacionalidades del Estado, Federación o Confederación.

La  comunidad política será garante de un plan económico fruto  de la participación del trabajador/ciudadano en los diferentes ámbitos de la vida. Para gestionar la política hay que crear un Parlamento Tricameral, compuesto por una cámara baja o Congreso, una cámara alta o Senado, con una función de la representación territorial, y cámara laboral, con la representación sindical.

La autogestión implica la propiedad social de los medios de producción y la descentralización máxima de las decisiones,, lo cual no impide una acuerdo con otros entes superiores que deben ser representantes de la base.

La autogestión total es imposible en un régimen capitalista convencional, así como en un régimen socialista de planificación central jerarquizada. La autogestión supone la participación de la base o sus representantes en todos los organismos del nivel superior, los cuales se convierten en unidades sociales y administrativos libremente constituidas, gestionadas y coordinadas.

El Socialismo Autogestionario se caracteriza por :

  • La propiedad social de los medios de producción a partir de determinados volúmenes de empleo.
  • Gestión autónoma de la producción por parte de los trabajadores.
  • Planificación descentralizada, desburocratización.
  • La Confederación u órgano común de los Estados Confederados sólo se ocupa de dos sectores clave: Sistema bancario y Hacienda Pública.
  • Bajo estas condiciones, se permite inversión extranjera y el mercado en resultados, pero corregido (eliminación de los fallos del mercado).

Formas de gestionar la empresa.

Colectivo Obrero.

Formado por el conjunto de los trabajadores. Órgano supremo de control y gestión de los trabajadores.

Consejo Obrero.

En las empresas con más de 30 trabajadores, hay un Consejo que puede tener de 15 a 120 miembros, y que se elige anualmente por sufragio directo de los trabajadores. Es el Consejo Obrero que, en principio, es el más alto organismo de la gestión de la empresa. El Consejo se encarga de muchas materias, como el plan anual de producción, el balance de la empresa, las inversiones, los créditos, la distribución del ingreso neto entre salarios y fondos de reserva o acumulación, etc.

Un Consejo Obrero es una asamblea deliberativa de la clase trabajadora o empleados que se proponen facilitar la autogestión obrera o el control obrero dentro de una empresa. A diferencia del sindicato, en un Consejo Obrero, los trabajadores asumen el control de hecho del lugar de trabajo, en vez de negociar con los empleadores a través de contratos colectivos. Son una forma de democracia en el lugar de trabajo. Un grupo de trabajadores actúa como administrador o gerente, a pesar de que no existe un gerente real, ya que es el Consejo el que controla el lugar. El Consejo opera según el principio de delegados revocables. Esto significa que los delegados electos pueden ser cambiados en cualquier momento a través del voto en forma de consulta. Los Consejos se juntan para elegir organismos superiores, para que se coordinen unos con otros. Eso significa que los Consejos coordinadores no son superiores a los Consejos de la base, sino que al contrario, están formados y operados por estos. El Consejo nacional debe tener delegados de cada capital de provincia del país. Esto significa que los consejos obreros hacen a un lado a los tradicionales gobiernos centralizados y en vez de eso, le dan el poder directamente al Pueblo.

Wilhemshaven 6th November 1918

Imagen de la Revolución alemana de 1.918-1919, en la que se establecieron Consejos Obreros. A este acontecimiento histórico también se le conoce como República Consejista de Baviera y Revolución Espartaquista.

El principal ejemplo de socialismo autogestionario fue la República Federal Socialista de Yugoslavia (1.945-1.992). Este Estado estaba compuesto por la Federación de 6 Repúblicas: Croacia, Eslovenia, Serbia, Montenegro, Macedonia y Bosnia Herzegovina.

En este sistema de socialismo autogestionario se permitía la propiedad privada de los medios de producción y en servicios, en ciertos sectores económicos secundarios, y bajo ciertos límites que variaban según la República de la que se tratase. En Yugoslavia podían existir empresas privadas de hasta cinco trabajadores en ciertas ramas. El resto, eran empresas públicas y controladas por los propios trabajadores de cada empresa, quienes decidían como organizarse e invertir, y entre quienes se repartían los beneficios y pérdidas. Los productos de las empresas eran posteriormente vendidos en el mercado privado, lo cual llevó en ocasiones a la competencia entre empresas.

Lessing,Erich,photographer. The eleven members of the workers' council of the Duro Dakovic machine tool factory represent 2.200 workers.They stand in one of the yards of the factory. Slovenski Brod,1952

Los once miembros del Consejo Obrero de la fábrica de herramientas Duro Dakovic, representaban a 2.200 trabajadores. La fotografía está tomada en la ciudad de Slovenski Brod en 1.952.

También en Argelia en 1.963 se intentó la experiencia autogestionaria. En Perú, se empezó a construir desde 1.968 hasta 1.975, durante el Gobierno revolucionario del General Juan Velasco Alvarado, plasmada en el Plan Inca.

Ejemplos de Consejos Obreros tenemos en Rusia en 1.917-18, donde fueron llamados Soviets, la República Consejista de Baviera (noviembre de 1.918-mayo de 1.919), la República de los Consejos de Hungría (1.919), el Bienio Rojo de Turín (1.919-1.920),España en 1.936-37 (el Consejo de Aragón, especialmente), el movimiento de los Bhoodan , en India (1.951), de nuevo Hungría,- esta vez durante la insurrección popular de octubre-noviembre de 1.956-, Francia durante Mayo de 1.968 y los cordones industriales en Chile en 1.972, bajo el Gobierno de Salvador Allende.

El Situacionismo  fue una corriente cultural, artística y de crítica ideológica, que tenía como una propuesta política, una sociedad de Consejos Obreros. En España, el movimiento más inspirado en el Situacionismo y el Consejismo fue el MIL (Movimiento Ibérico de Liberación), uno de cuyos integrantes era Salvador Puig Antich.

Resultado de imagen de biennio rosso imagenes

Trabajadores de la FIAT tomando el poder sobre las fábricas de la empresa durante el Bienio Rojo turínes.

Comité de gestión.

Compuesto de tres a once personas y del cual forma parte, por derecho propio, el director de la empresa, quién cada tres meses, debe informar acerca de la marcha del plan anual de producción. Hay algunos asuntos que son competencia exclusiva del Comité. Es lo que sucede, por ejemplo, con el nombramiento de obreros para cargos superiores dentro de la empresa.

Resultado de imagen de Bhoodan movement images

Movimiento Bhoodan en India, aportación asiática a los Consejos Obreros.

Director.

Es elegido conjuntamente por delegados del Comité de Distrito y los del Consejo Obrero, y forma parte del Comité de gestión. Su nombramiento en principio, era por tiempo indefinido, pero con el paso del tiempo, se llevó a cabo una reforma que tendía a establecer un período determinado. El Director organiza y dirige el proceso de la producción. Es el responsable directo de que la actividad de la empresa se sujete a las leyes en vigencia. En consecuencia, tiene el derecho y la obligación de vetar todo acuerdo del Consejo Obrero que infrinja esas disposiciones. En caso de desacuerdos entre los miembros, el asunto se somete al Comité Popular de la Comuna.

Resultado de imagen de cordones industriales chilenos imagenes

Cordones industriales chilenos, durante el trienio allendista, aportación hispanoamericana a la historia de los Consejos Obreros.

Distribución de ingresos en una empresa socializada.

El ingreso bruto de una empresa es el que obtiene con la venta de los productos. Con cargo al ingreso bruto se deduce el coste de los materiales empleados en la producción, y el fondo de amortización, que se calcula atendiendo a la duración de los bienes de capital y de acuerdo con las normas que rigen sobre la materia. Como la sociedad es dueña de los medios de producción, la empresa le paga a esta una suma por su uso. Enseguida, el Consejo Obrero resuelve lo que se hace con el resto, es decir, con la parte que debe destinarse al pago de salarios, inversión y al llamado convenio colectivo (construcción de viviendas, escuelas, hospitales, casas de cultura, etc).

Libertad de empresa.

La libertad de empresa autogestionada está limitada por las directrices del plan económico elaborado democráticamente. Los sindicatos deben servir como elemento de conexión entre la clase obrera para evitar los desequilibrios excesivos entre las distintas empresas autogestionadas debido a deficiencias de estructura productiva. Además, deberán representar a los trabajadores si tienen conflictos con entes superiores.

foto2.jpg

Consejo campesino en la localidad turolense de Mas de las Matas (1.936-1.937)

Fuente: Wikipedia.

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 9, 2017 en Filosofía y Pensamiento.

 

El Populismo Ruso. (1.860-1.884). Los Narodnik.

Hoy que está tan de moda el término populismo, que se utiliza de modo despectivo para desacreditar al adversario político, no esta de más hacer una breve aproximación al primer movimiento que pudo ser catalogado como tal: los narodniks. El populismo nació en la Rusia del siglo XIX, y posteriormente llegaría por este orden, a Estados Unidos, Iberoamérica y ya muy tardíamente a Europa. En realidad populismo según el diccionario de la RAE, no significa otra cosa que una tendencia política que dice defender los intereses y aspiraciones del pueblo.

Lo cierto es que la Rusia de la segunda mitad del siglo XIX fue un laboratorio ideológico de donde surgieron anarquistas, nihilistas, populistas, liberales y socialistas. Y todos con un profundo rechazo a la monarquía absolutista zarista. Una monarquía que llegó al comienzo del siglo XX con sus estructuras medievales intactas. Algunos se sorprendieron de que el zarismo fuese derrocado en 1.917. Lo sorprendente es que hubiese durado tanto. Pocos regímenes ha habido en la Historia que hayan supuesto un mayor obstáculo al progreso social y al avance de la sociedad como el de los zares. No es de extrañar, pues que las más brillantes mentes de Rusia se organizasen en formaciones políticas clandestinas para derrocar tan dañino régimen.

Los Narodnik fueron revolucionarios rusos que surgieron en respuesta a los conflictos entre el campesinado y los agricultores propietarios, -quienes eran empleadores de campesinos y serían conocidos con el apelativo a menudo despectivo de kulaks. El movimiento de los narodnik fue una especie de socialismo agrario, construido sobre entidades económicas autosuficientes. Es decir era una especie de federación de varios pueblos enlazados entre sí, que hacían las funciones del Estado. La primera organización que crearon los Narodnik fue Zemliá i Volia (Tierra y Libertad), en 1.860.

Los Narodnik creían que el socialismo no era necesariamente el resultado final de la industrialización de un país. Por tanto, según ellos, sería posible saltar por completo la etapa del capitalismo hacia el socialismo (hay que recordar que la atrasada economía rusa no era capitalista sino feudal y latifundista, y basada en unas relaciones a nivel de clases sociales, claramente  medievales). Estaban convencidos de que la clase revolucionaria era el campesinado,- a diferencia de los muy posteriores bolcheviques que consideraban que la clase social con potencial revolucionario era el proletariado-, y que derrocaría a la monarquía. Consideraban a la comuna local como el embrión del socialismo. Una vez derrocada la monarquía, se distribuirían las tierras entre los campesinos.

Resultado de imagen de Aleksandr Herzen

Aleksandr Herzen (1.812-1.870), uno de los principales intelectuales de Zemlia i Volia /Tierra y Libertad.

En 1.874, la “intelectualidad” narodnik abandonó las ciudades para dirigirse a los pueblos, tratando de enseñar a los campesinos sus doctrinas revolucionarias para que las asimilarán y se rebelarán. Pero, apenas encontraron apoyo, debido a que al proceder los Narodnik en su mayoría de las clases media y media-alta, esto provocaba la desconfianza, cuando no la hostilidad de los campesinos.

Imagen relacionada

Campesinos rusos reunidos en la asamblea local de su pueblo.

La policía política zarista, la Ojrana respondió a la infiltración de elementos revolucionarios entre el campesinado con una salvaje represión contra los revolucionarios y sus escasos simpatizantes en el mundo rural; los que no fueron apaleados y encarcelados por las autoridades, porque consiguieron esconderse, se vieron forzados al exilio. Esta respuesta desmedida por parte del poder, motivo que varios miles de campesinos, hasta ese momento recelosos de los narodnik, se uniesen al movimiento y se levantasen junto a ellos en la rebelión que tuvo lugar en 1.877.Pero, este movimiento fue de nuevo aplastado por la represión estatal.

Five members of the People's Will being executed on 3rd April, 1881

El arresto de un propagandista (Ilya Efimovich Repin, 1.881), cuadro que muestra la represión zarista contra la oposición populista-revolucionaria.

En respuesta a esta represión y viendo que trabajando de manera abierta se exponían constantemente a las represalias del poder, optaron por una nueva via. Crearon un partido político revolucionario, el primero que se declaraba como tal en la historia rusa, Naródnaya Volya, la Voluntad del Pueblo. Ahora se llevaban a cabo actos terroristas que eran dirigidos por una sociedad secreta. Sus fundadores eran profesionales de la Revolución y los más destacados fueron Aleksandr Mijáilov y Nikolái Morozov.

Resultado de imagen de Narodnaya Volya

Militantes y dirigentes de Naródnaya Volya.

Su acción más recordada fue el asesinato del zar Alejandro II en marzo de 1.881.  La Voluntad del Pueblo tuvo una vida efímera, ya que sólo existió de 1.879 a 1.884, año en que se autodisolvio.

Los posteriores movimientos socialistas rusos y los Trudaviki (laboristas) compartieron tácticas similares, con ideas y prácticas originariamente establecidas por los naródniks.

Reunión secreta de militantes de Naródnaya Volya. Este cuadro también es obra de Ilya Efimovich Repin.

Ilustración que reproduce el atentado que costó la vida al zar Alejandro II.

 Imagen relacionada

Momento de la ejecución de los militantes de Naródnaya Volya, responsables del regicidio.

 Imagen relacionada

Nikolái Mozorov (1.854-1.946), uno de los principales líderes de Naródnaya Volya, en una fotografía tomada en 1.910.

Fuente: Wikipedia.

 

Una breve historia del Trotskismo.

El Trotskismo es una tendencia dentro del Marxismo que buscaba encauzar el proceso revolucionario en la URSS.  Lev Davidovich Bronstein (1.879-1.940) conocido como León Trotski defendió medidas que buscaban acabar con la burocratización, llevada a cabo por la cúpula del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), como la rotación de cargos. Hizo aportaciones teóricas sobre cuestiones como el feminismo y el arte, y defendió la profundización económica en el socialismo a través de planes quinquenales. Los planes quinquenales, en una versión variada de la postulada por Trotski serían llevados a la práctica por Iosif Stalin, mientras gobernó la URSS.

Trotsky organizó la Oposición de Izquierda Internacional, que hasta 1.933 se consideró una facción de la Internacional Comunista, pese a la persecución que sufrían sus militantes por parte del estalinismo. Debido a que la Tercera Internacional se había convertido en un mero instrumento de la política soviética, sin ninguna autonomía respecto al régimen de Moscú, Trotsky llamó a construir la IV Internacional. La III Internacional no sólo se habría convertido en una marioneta del estalinismo, sino que habría traicionado a la clase obrera en países como Alemania, Francia o España (durante la Guerra Civil).

La IV Internacional fue creada en 1.938 en París y era una organización internacional de partidos comunistas seguidores de las ideas de Trotsky, quién por otra parte, se convirtió en su principal dirigente. Él consideraba a la IV Internacional como el partido mundial de la revolución proletaria, con secciones en los diferentes países que actuarían como un todo en pos de la revolución mundial. Se defendía la idea de que la revolución comunista sólo podría triunfar definitivamente si de daba a nivel mundial, y no sólo en países concretos. La sede del Secretariado General de la IV Internacional fue trasladada a Nueva York en 1.939 al comenzar la II.Guerra Mundial.

En la década de 1.930, promovió el entrismo, que eran una táctica consistente en que sus miembros entrasen en los grandes partidos de masas de sus respectivos países. El objetivo es ganar grupos que se radicalizasen hacia posturas revolucionarias dentro de partidos teóricamente reformistas. Esta táctica, Trotsky y los suyos entendían que les permitía mantener un contacto cotidiano con decenas de miles de trabajadores, ganando su derecho a participar en la lucha y en la discusión sobre los objetivos del movimiento, al mismo tiempo que les daba la oportunidad indispensable para probar a diario sus ideas y consignas en las acciones de las masas. Este trabajo debía hacerse de manera abierta y por un breve espacio de tiempo, ya que luego, los trotskistas debían fundar sus propios partidos y organizaciones. Con ese método se pudo construir el Partido Socialista Obrero, sección más grande la nueva organización alternativa a la Komintern (Internacional comunista oficial o III Internacional).

Cuartel general del POUM en Barcelona durante la Guerra Civil.

Lev Trotsky sería asesinado en México en 1.940, por el español Ramón Mercader, un agente del NKVD, el servicio secreto soviético.

Actualmente, existen en el mundo un elevado número de organizaciones trotskistas que provienen de las agrupadas en la IV Internacional.

En España ha habido y hay multitud de partidos trotskistas. Son los siguientes:

  • Izquierda Comunista :  Fundada en 1.931 por Andreu Nin y, disuelta en 1.935 para fusionarse con el Bloque Obrero y Campesino (BLOC). De esta fusión nació un tercer partido, el Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM). A su vez, la Fundación Andreu Nin se declara continuadora del POUM.
  • La Liga Comunista Revolucionaria (LCR), fundada en 1.971, nació con el propósito de de ser un partido revolucionario defensor de la lucha de clases y propuso un modelo territorial basado en una confederación de repúblicas, donde se reconociese el derecho de autodeterminación de cada una de ellas.
  • Partido Obrero Revolucionario (POR), fundado en 1.974, formó parte de Izquierda Unida a través de su corriente interna Redes.
  • Partido Obrero Socialista Internacionalista, fundado en 1.984, sus órganos de prensa son La Verdad y Combate Socialista.
  • Partido Socialista de los Trabajadores (PST), Fundado en 1.979 y disuelto en 1.999. Un sector se integraría en IU.
  • Lucha Internacionalista, fundada en 1.999, se presentó a las generales de 2.011, junto a Izquierda Anticapitalista y Los Verdes de la Comunidad de Madrid en la candidatura Anticapitalistas.

 

Más información en:  Qué es el Trotsquismo.  Antonio  Ubierna. Ed. La Gaya Ciencia. Biblioteca de Divulgación Política.

                               Consideraciones de principio sobre el entrismo, de León Trotsky.

                                La revolución traicionada, de León Trotsky.

Enlaces externos.

  •   Coordinadora por la Refundación de la Cuarta Internacional (CRCI)  http://www.crfiweb.org/es
  • Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT/CWI)  http://www.mundosocialista.net/
  • Corriente Marxista Internacional (CMI/IMT)  http://www.marxist.com/por-la-quinta-internacional.htm
  • Liga Internacional de los Trabajadores (UIT-CI) http://litci.org/es/ 
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 16, 2016 en Filosofía y Pensamiento.

 

¡El colmo del Frikismo¡: El Posadismo. El último delirio del Trotskismo.

Como ayer fue el Día del Orgullo Friki -invento español del que me siento orgulloso, valga la redundancia-, se me ha ocurrido hoy escribir sobre un tema que venía estudiando hace tiempo y que es para descojonarse. Me refiero al Posadismo, enésima tendencia o facción dentro del movimiento trotskista internacional. No sería más que otra facción o corriente más si no fuese por lo delirante de su planteamiento. Y es que se trata de la ideología creada por un comunista friki argentino conocido como J. Posadas que decía vincular el éxito de la Revolución Comunista Mundial al contacto con los OVNIS. En plena época de la moda OVNI, esto le hizo tener muchos seguidores, por muy indemostrables que fuesen sus teorías. Es curioso como mientras en Brasil suelen surgir numerosos fanatismos religiosos (sobre todo protestantes), en Argentina lo que predomina son los vendedores de productos surrealistas. En Argentina, lo mismo que en España suelen aparecer movimientos políticos que por contradictorios en sí, acaban resultando esquizofrénicos a cualquier observador imparcial. En España hemos tenido de todo: Carlismo, Anarquismo, Lerrouxismo, nuestro propio trotskismo (el POUM, la LCR, ETC), los neonazis de CEDADE (que eran al mismo tiempo europeistas, españolistas y catalanistas), independentismos para dar y tomar, etc. Así que no lo digo como crítica al Pueblo Argentino al que tengo mucho aprecio.

El nombre de J. Posadas era el pseudónimo político de Homero Cristali.

J. Posadas (1.912-1.981), dirigente del Partido Socialista Obrero.

Tras convertirse en un destacado dirigente de la Cuarta Internacional de Latinoamérica, sus controvertidas le valieron adeptos que crearon su propia escisión de la IV Internacional, la cuál llevó el nombre de IV Internacional Posadista. Sus controvertidas ideas consistían en que él creía firmemente que los extraterrestres estaban entre nosotros y habían contactado con  la Tierra. Los extraterrestres, según él, eran seres más adelantados que nosotros. Seres que ya disfrutaban de una sociedad comunista avanzada. Los extraterrestres eran seres Internacionalistas e Interplanetarios.

Posadas estaba convencido de que una guerra nuclear era inevitable y que sería positiva porque crearía un comunismo más puro desde sus raíces. De hecho, la IV Internacional Posadista apoyó entre otros movimientos una guerra preventiva contra Estados Unidos para acelerar el renacimiento de la sociedad mundial. Supongo que esa III Guerra Mundial contra EE.UU. sería con la ayuda de los extraterrestres.

Un aliado de la Revolución Proletaria haciendo un reconocimiento del terreno.

Frida Khalo y Lev Trotsky. Si este último levantase la cabeza y viera lo que han hecho con legado teórico, no quiero imaginar la cara que pondría.

Algunas obras de J.Posadas se encuentran en: http://quatriene-international-posadiste.org/QIP/INDEX.php?option=com_phocagallery&view=category&id=27&ltemid=24&lang=es

Más información en:

mundoquelonio.blogspot.com.es/2008/12/el-posadismo-frikismo-comunista.html

marcelo-masarino.blogspot.com.es/2009/07/viaje-al-interior-del-posadismo.html

cuartainternacionalposadista.org

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 26, 2016 en Filosofía y Pensamiento.

 

Interesante y aclaradora charla del Profesor Errejón sobre el concepto de Hegemonía. Una relación entre Filosofía, Política y Cine.

Aquí traigo un interesante vídeo donde el siempre brillante Iñigo Errejón diserta sobre el concepto político de Hegemonía y, y sus implicaciones, a la vez que pone ejemplos relacionados con películas y entrelaza Filosofía y Política. Todo ello, con suma brillantez. Además, menciona una película que vi hace muchos años en casa de un amigo, En el nombre del hijo, que recomiendo a todo el mundo. El vídeo es de 2.012, cuando ni siquiera existía  Podemos,y él era todavía un ciudadano anónimo, pero donde Errejón ya apuntaba maneras de buen orador ordenando y explicando muy bien conceptos, ideas y situaciones. Ahí les dejo.

 

https://youtu.be/4y8iexjiGUM

 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 30, 2016 en Filosofía y Pensamiento.

 

Los Cavadores: Una experiencia comunista cristiana en la Inglaterra del siglo XVII.

Los Niveladores eran gente de la clase media baja que adoptaron una postura de radicalismo democrático y una actitud religiosa de tolerancia y opuesta a cualquier Iglesia oficial, fuese episcopaliana o presbiteriana. No consiguieron imponer sus ideas, pero estas permanecieron latentes entre los elementos más progresistas de la sociedad inglesa: tuvieron vigencia en la mentalidad liberal de las clases populares.

Los niveladores querían implantar un régimen de igualdad social con la supresión de las diferencias sociales. Atacaban los privilegios de la nobleza y los monopolios; no atacaban la propiedad y la desigualdad que de ella se derivaba. La igualdad que defendían era ante la Ley: igualdad de derechos civiles y políticos.

El movimiento nivelador nunca tuvo unidad interna, y por ello es comprensible que dentro de él se ubicaran diversas tendencias. Algunos niveladores consideraron llegado el momento de no conformarse con pedir la igualdad política, sino pasar a pedir la igualdad económica, que de hecho, para ellos equivalía a salir de la miseria, porque eran gentes económicamente marginadas en los campos o en las ciudades. Se consideraron los verdaderos niveladores y su líder fue Gerrard Winstanley.

El objetivo de Winstanley fue crear una sociedad en la que los honrados y los débiles pudieran vivir sin ser explotados ni engañados.

El domingo 1 de abril de 1647, Winstanley, con un grupo de niveladores, pasó a la acción directa ocupando unas tierras no cercadas en la colina de St.George, cerca de Londres, y comenzaron a cultivarlas en común. Por eso les llamaron los Cavadores (Diggers). Pronto fueron unos cuarenta. La experiencia duró poco, porque fueron atacados por gentes vecinas una y otra vez.En el verano se mudaron a unas tierras no muy lejanas y volvieron a sufrir los mismos ataques, hasta que tuvieron que dispersarse.

Winstanley y sus seguidores a punto de ser expulsados de la colina de St.George.

El fracaso en la práctica de los cavadores fue quizá lo que estimuló a Winstanley a escribir folletos y dejar una interesante contribución a la Historia del Pensamiento.

Los cavadores coincidían con los niveladores en basarse en el Derecho natural. La diferencia clave era que estos defendían  los derechos individuales, entre los que tenía primerísima importancia la propiedad, mientras que los cavadores defendían los derechos comunes a la subsistencia que se concretaban en el trabajo en común de la tierra.

Pero además del Derecho natural, en la base de la doctrina cavadora están las convicciones cristianas. En el tema del uso de los bienes materiales consideraban que la posesión de bienes en común es más perfecta que la propiedad privada. Para ellos, la propiedad privada era la causa de la miseria económica y social de muchos hombres. Porque unos se apropian de la tierra, otros se quedan en la miseria y no tienen más remedio que someterse a los propietarios. Para Winstanley, la propiedad fue introducida por Guillermo el Conquistador, que quitó las tierras a las comunas y la dio a los nobles normandos de su ejército, quienes obligaron a los ingleses a trabajar para ellos. De ahí pasó a los terratenientes de la época de Winstanley. Además, Guillermo introdujo el Gobierno Real, que no es tanto la organización política, como un sistema económico creado para engañar, y la prueba esta en que los reyes ponen su efigie en las monedas para que quede claro que todo se puede comprar y vender en su nombre. Pero, con la compra-venta viene el engaño, y con el engaño, las peleas entre los hombres. Entonces, el rey interviene para poner paz en un conflicto que precisamente ha sido originado por el poder real. Con las leyes normandas, Inglaterra quedó convertida en una cárcel cuyas rejas eran las leyes y cuyos carceleros eran los abogados. Pero, además el Conquistador compró a los miembros de la Iglesia, mediante la institución de los diezmos, para que enseñasen al pueblo a ser sumiso.

Gerrard Winstanley (1.609-1.676).

Puesto que la Revolución de Oliver Cromwell había acabado con el poder real, debía acabar también con todo el sistema real y, en concreto con la propiedad de la tierra, e implantar un Gobierno republicano que consistiría en un nuevo sistema económico. Pedían la abolición de la propiedad, pero de modo gradual y pacífico. Ni en sus acciones ni en sus escritos, recurrieron nunca a la violencia. Seguramente por sus convicciones cristianas, ya que eran muy religiosos (Winstanley terminaría siendo un predicador cuáquero) y decían que Jesucristo fue el primer nivelador.

Su programa de cambio consistía en ir cavando las tierras comunales, respetando las tierras cercadas que todavía seguían en manos de sus propietarios. No habría problema en la ejecución de este programa, porque según los cálculos de Winstanley, un tercio de las tierras de Inglaterra estaban baldías, es decir abandonadas o sin dueño. La prosperidad y felicidad de las comunas agrícolas serían el ejemplo y el argumento para ir convenciendo al resto de la población inglesa.

Su escrito más importante fue también el último, The Law off Freedom (1.652) y estuvo dedicado a Cromwell. Fue como un borrador para fundar una sociedad comunista. En la primera parte, expuso sus ideas sobre el individuo y la sociedad. En la segunda, diseñó las instituciones políticas de esa nueva sociedad.

La obra de Winstanley merece ser destacada porque fue la única que diseño un sistema comunista en el siglo XVII. La conclusión principal de su obra es que la libertad política es inseparable de la igualdad económica. En ningún otro autor de aquella época hubo una percepción más clara de que el principal problema que tiene que resolver cualquier sociedad democrática es el de la explotación económica.

Cartel de la película realizada en 1.975 sobre el personaje.

Una escena de la película.

Fuente: Fernando Prieto. Manual de Historia de las Teorías Políticas. Unión Editorial.

 
 

De cuando la derecha no temía llamarse por su nombre. Breve historia del Partido Integrista, de Ramón Nocedal.

Hoy día, la derecha suele presentarse como liberal, reformista, centro, etc. De esta manera, trata de conseguir el voto de la mayoría, pues sabe que el adjetivo derecha espanta a mucha gente y que así nunca obtendrían en votos la “mayoría natural” a la que aspiraba Manuel Fraga, mayoría que nunca consiguió mientras él fue el candidato de la derecha.  Hubo que esperar al desgaste de muchos años de felipismo en el poder y a una renovación y refundación de la derecha colocando a un treintañero con supuesto pasado ucedista de líder, para que la derecha tuviese opciones de alcanzar el poder. Y ahí empezaron con el maquillaje; que sí centro, que si reformismo, que si somos liberales,etc. Una serie de consignas que no explicaban ni aclaraban nada, pero que servían para que varios millones de personas fueran perdiendo el miedo a votar a la derecha, pensando que el PP era ya algo muy diferente a AP. Y desde entonces, siguen con ese discurso, como si fuesen el centro,y la derecha no existiese, eso sin condenar el franquismo, sacando a organizaciones afines neofranquistas y ultracatólicas a la calle cuando gobiernan otros, etc. Pero hubo una época-, a finales del siglo XIX y durante el primer tercio largo del siglo XX (hasta que comenzó la Guerra Civil)-, en que la derecha no temió llamarse por su nombre e incluso se adjetivaba de manera que hoy electoralmente sería un suicidio. Así encontramos nombres de partidos como Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA),- el gran partido de masas de la derecha durante la II.República, cuyo nombre suena curioso-, el Partido Nacionalista Español, del doctor Jose María Albiñana, Comunión Tradicionalista Carlista, la principal fuerza política del Carlismo, y el que nos ocupa: El Partido Integrista, de Ramón Nocedal (1.842-1.907). ¿Se imaginan hoy día un partido que se presentase a las elecciones con el adjetivo integrista?. Seguramente no le dejarían ni inscribirse como partido en el Ministerio del Interior. Pero a finales del siglo XIX, las cosas eran distintas y debe  ser que el calificativo integrista era más descriptivo de una determinada manera de pensar que despectivo.

El Partido Integrista, fue fundado por Ramón Nocedal en 1.888 tras la escisión de la rama integrista del Partido Carlista y su línea legitimista. También era conocido como el Partido Católico Nacional. Su medio de difusión fue el periódico El Siglo Futuro, desde el cual, Nocedal acusó al pretendiente al trono Carlos María de Borbón de traicionar las esencias del Carlismo.

El partido se oponía al Parlamentarismo y a todo lo que asociase con la Democracia, si bien se servía de ella, pues era un partido polítcio más y como tal se presentaba a las elecciones.

Su programa se estructuró en el Manifiesto de Burgos en el que se proclamaba el reinado social de Jesucristo frente a la soberanía nacional, resumen según ellos de todos los errores.

La ideología del integrismo se basó en la condena papal al liberalismo y la utilización de la religión como opción política. Las encíclicas papales en que se basaban eran Mirari Vos (1.832), de Gregorio XVI, y Sylabus (1.864), de Pío IX. En estas encíclicas se condena la democracia, la soberanía nacional, la separación Iglesia-Estado o la libertad de conciencia.

Otro texto emblemático para los integristas papistas fue la obra El liberalismo es pecado (1.887), del padre Sardá. Ni siquiera el conservadurismo democrático o la derecha moderada eran aceptadas por ellos. Llegaron a decir expresamente que su lucha, lo era contra el liberalismo, el progreso y la civilización moderna.

Lo cierto es que tras la muerte, algo prematura de su fundador, en 1.907, el partido,- que siempre había sido minoritario-, entró en un irreversible declive, hasta finalmente integrarse en Comunión Tradicionalista Carlista en 1.932, y disolverse dentro de ella. Y los que no, se fueron a otras formaciones derechistas o ultracatólicas. Las luchas internas tampoco favorecieron la continuidad del Partido Integrista.

El único lugar donde tuvieron una presencia mayoritaria a lo largo de su historia,pues eran un partido pequeño, fue la localidad de Azpeitia, en la provincia de Guipuzcoa.

Ramón Nocedal (1.842-1.907).

Combatientes carlistas en una de las tres Guerras Carlistas del siglo XIX. Su lema era Dios, Patria y Rey. Más tarde añadieron…y Fueros.

Fuente:  Eduardo Montagut http://www.publicospia.com/cultura/item/1999-el-integrismo-en-la-españa-del-siglo-xix-html

            Wikipedia

          Fernando Prieto. Manual de Historia de las Teorías Políticas.