RSS

Archivo del Autor: mikilis

Acerca de mikilis

Este es un blog donde se abordarán numerosos temas de lo más variado. Es un proyecto que tenía en mente desde hace mucho tiempo.

Interesantes artículos que describen la criminal política de Arabia Saudí hacia la población de Yemen.

Les dejo estos enlaces para que se informen de una guerra que no aparece casi nunca en los diarios oficiales, porque no interesa que veamos las atrocidades que están cometiendo los saudíes en el empobrecido y castigado Yemen.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=234095

http://www.hispantv.com/noticias/yemen/351508/bombardeo-arabia-saudita-muertos-sana

https://actualidad.rt.com/actualidad/184064-genocidio-yemen-silencio-mediatico-coalicion-occidente

https://www.enfoques.es/arabia-saudi-genocidio-yemen/

https://www.loquesomos.org/yemen-los-secretos-del-genocidio/

Resultado de imagen de genocidio yemen

Resultado de imagen de genocidio yemen

Resultado de imagen de genocidio yemen

Resultado de imagen de genocidio yemen

Resultado de imagen de genocidio yemen

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 19, 2017 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

La esclavitud infantil en Zanzíbar.

Transcribo a continuación de forma abreviada un artículo de  Rebecca Grant para el diario británico The Guardian.

Rose , que creció en el territorio continental de Tanzania, fue captada por unos reclutadores cuya principal estrategia consiste en poner de relieve la riqueza y el lujo de Zanzíbar para convencer a los padres de los menores de que los envíen allí para hacer trabajos domésticos. Durante meses a Rose le obligaron a trabajar desde el alba hasta el anochecer, sin salario y bajo la amenaza de recibir una paliza si cometía el mínimo error. Ahora vive escondida en un refugio para víctimas de trata en un callejón de las afueras de la ciudad de Zanzíbar. Esta niña de trece años tiembla cuando recuerda su experiencia como trabajadora doméstica de una familia rica. Su recuerdo más vívido es el olor fétido de una pequeña letrina fuera de la casa donde la encerraron durante más de 11 horas. “Estaba fregando los platos, pero se hizo oscuro y me fuí a dormir sin haber acabado”, explica: “A la mañana siguiente me despertaron muy temprano y me pegaron. Me encerraron en ese cuarto desde las cinco de la madrugada hasta las cuatro de la tarde y fue entonces cuando me echaron de la casa”.

Para los trabajadores domésticos menores de edad, la vida es un juego de azar. La encuesta nacional más reciente sobre trabajo infantil calcula que unas 110.911 niñas trabajan como criadas. Las que tienen la suerte de ir a parar a casas decentes reciben una educación, un trabajo en la ciudad y pueden ayudar a sus familias. Sin embargo, para muchas otras es el inicio de una una vida de explotación, miedo y aislamiento. “Zanzíbar es un lugar turístico”; “hay hoteles, atracciones y dinero, así que los padres creen  que si sus hijas van a la isla, todo será fantástico”. “Cuando las niñas llegan a las casas, la realidad es otra”, indica Aisha al Ibrahim, coordinadora de un refugio en Zanzíbar para menores que han hecho trabajos domésticos. “No van a la escuela. No tienen un salario. No tienen amigos. Las tratan como a esclavas”.

Rachel, de 14 años, fue golpeada y obligada a trabajar 16 horas diarias y sin sueldo para una familia de la ciudad de Zanzíbar. Cocinaba para ellos, les lavaba la ropa y cuidaba a los niños. El padre de familia la violó en numerosas ocasiones. Tras sufrir  abusos físicos y sexuales durante prácticamente un año, Rachel consiguió escapar  cuando convenció a un conductor de autobús de que la llevara hasta el pueblo de Matenwe y allí consiguió llegar hasta la comisaría. Ahora está recibiendo cuidados en un refugio.

“Nos llegan muchos casos de niñas de Tanzania continental, y niños pequeños que son violados por sus patronos”, explica un agente que trabaja en una unidad de protección de menores de Zanzíbar: “No sabemos quienes son los intermediarios que llevan a los niños hasta aquí, pero es un problema grave”.

Los abusos que sufren los niños en Tanzania se repiten a lo largo y ancho del planeta. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que en el mundo más de 17 millones de niños de entre 5 y 17 años hacen trabajos domésticos en sus casas o en casas de terceros. Un tercio de estos menores se encuentran atrapados en lo que la OIT considera trabajos peligrosos, están expuestos a la violencia y a abusos, trabajan en exceso y no tienen acceso a una educación a cuidados médicos.

Viajes Tanzania Zanzíbar

Imagen relacionada

Cara y cruz de Zanzíbar. Un lugar paradisíaco para el turista y el infierno para los niños que trabajan allí.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 19, 2017 en África subsahariana.

 

Informe de Amnistía Internacional acerca de la situación de los Derechos Humanos y las Libertades en la España actual.

Reproduzco a continuación un texto de Manu Mediavilla,(@ManuMediavilla), colaborador de Amnistía Internacional, escrito  el 30 de junio de 2.017.

Dos años después-los cumple el sábado-, la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana (LOSC) ha conseguido amordazar a más gente de la que ha multado. Que ha sido mucha (285.819 sanciones), y que en muchos casos (34.000 en 2.016) ha “castigado” conductas amparadas por los derechos de reunión, expresión e información.

Las imprecisiones legales y la discrecionalidad policial-incluidas identificaciones masivas de manifestantes-han creado un ambiente de temor que ha conducido a la autocensura informativa y a la desmovilización ciudadana, lo que justifica el apelativo de “Ley Mordaza” con el que la conocen activistas, organizaciones sociales y periodísticas.

Así lo recoge Amnistía Internacional en su informe: “España. los activistas sociales y el derecho a la información en el punto de mira. Análisis sobre  la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana“. Un texto que confirma las preocupaciones expresadas por  la propia organización de derechos humanos, e incluso por expertos de las Naciones Unidas, cuando el Partido Popular hizo valer su mayoría  absoluta para aprobar en solitario la norma en 2.015.

Desmovilización social.

Los testimonios recogidos por Amnistía confirman ese escenario de “mordaza expansiva” derivado de la OSLC. Como apunta Sara López, que presta asesoría jurídica en Legal Sol, “las identificaciones masivas llevadas a cabo por la policía en las manifestaciones o concentraciones, aunque luego no acaben en multas, consiguen que la gente normal y corriente se desmovilice ante el miedo de poder ser multada”.

La primera consecuencia de la ley, según coinciden varias personas consultadas por Amnistía Internacional, ha sido un efecto desmovilizador , que se refleja en el número de manifestantes (37.861 en 2.014, 28.890 en 2.016). Además, muchos activistas y colectivos sociales se sienten “vigilados”, cuando no indefensos ante la discrecionalidad de los agentes policiales en la aplicación de la norma.

Celia y otros integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca(PAH) de Valencia no pudieron protestar en un mitín electoral de Rajoy: aún sin portar signos externos. La policía les cortó el paso diciendo que “sabían que íbamos a liarla”, y a continuación identificó, retuvo y “confiscó todo” al grupo, que tuvo que recoger sus cosas al final del acto o incluso días después en dependencias policiales.

La discrecionalidad policial se dibuja en las 12.000 sanciones (artículo 36.6, multas de 601 a 30.000 euros) por desobediencia o resistencia  a la autoridad, por negativa a identificarse o por hacerlo con datos falsos o inexactos; muchas veces en manifestaciones o protestas sin incidentes violentos o ejerciendo las libertades de expresión e información. Y otro tanto sucede con las 19.500 multas por “faltas de respeto o consideración” a agentes policiales, a quienes corresponde interpretar este concepto tan impreciso. Las faltas de respeto ya estaban en el Código , pero la reforma de 2.015 las ha llevado al ámbito administrativo, lo que aleja la tutela judicial efectiva de la ciudadanía, y aumenta la potestad sancionadora del poder ejecutivo.

Censura camuflada y autocensura.

En el ámbito periodístico, la ley está abocando a la censura camuflada, como subraya Yolanda Quintana, secretaria general y coordinadora de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), porque “lo que está calando es que no se puede grabar a la policía”, cuando “en realidad no es así” y la ley sólo prohíbe difundir imágenes cuando se dan situaciones concretas”. La amplia discrecionalidad policial otorgada por la LOSC y el consiguiente temor a una sanción-sobre todo para freelancers, informadores y comunicadores sin un medio detrás-conduce también a la autocensura. Y todo ello pone en serio riesgo el derecho a la información de la ciudadanía.

Más allá del número de sanciones por el uso de imágenes (12 en seis meses de 2.015 y 32 en todo 2.016), la práctica cotidiana del periodismo libre en materia de seguridad ciudadana se ha convertido en una carrera de obstáculos.

Amnistía Internacional recoge casos como el de Asier López, multado inicialmente- la Subdelegación del Gobierno en Guipúzcoa acabó retirando la sanción por “defectos formales”- por publicar dos fotos de una detención anunciada en el “momento en el  que se trasladaba a la detenida desde su casa hasta  el coche policial”, una imagen que aparece  en los medios de comunicación diariamente. O como el de Mercé Alcocer, de Catalunya Radio, multada porque “la policía me acusó de saltarme el cordón policial, una línea imaginaria” y sin tener en cuenta que “en cuanto el policía me dio el alto, me giré y paré”. Aunque recurrió la sanción, la administración denegó la práctica de pruebas solicitadas, como el visionado de las cámaras de seguridad, que corroborarían su versión.

O como el reciente de la periodista Cristina Fallarás, sancionada bajo acusaciones que ella desmiente, de desobedecer a  agentes policiales y negarse  a identificarse. Fue durante una concentración en mayo- era una de las  personas convocantes-ante la Embajada de México para protestar por los asesinatos de periodistas en ese país, cuando un agente le exigió que subiera a la acera pese a que “la propia policía había cortado el tráfico para facilitar la concentración y no circulaba  ningún coche por allí”. La denuncia dice que invadió la calzada “animando a otros a cortar la calle”, un relato que la periodista niega tajantemente.

Procedimiento sin garantías.

Al final, según coinciden los testimonios recogidos por Amnistía Internacional, muchas personas optan por pagar la multa “aunque sea una sanción por el legítimo ejercicio de los derechos humanos”. Una mala noticia para estos, que tiene mucho que ver con la dificultad intrínseca del procedimiento administrativo sancionador, que no goza de garantías suficientes y que podría llevar, como advirtió un activista de la PAH en Málaga, a un abuso de poder del Estado.

Entre los déficits apuntados, Amnistía Internacional cita la “presunción de veracidad” del agente policial en estos procedimientos que hacen pensar a muchos abogados que las posibilidades de éxito son mínimas cuando “no hay testigos”. También son problemas añadidos los costes de la asistencia jurídica de letrado y procurador en el caso de recurrir la multa ante los tribunales, así como el pago de tasas judiciales. Además, no habrá ya opción a la rebaja de sanción por abonarla durante el período voluntario, lo que en ese contexto de incertidumbre y costes adicionales, favorece el “pago resignado” de la multa.

Amnistía echa también en falta mecanismos independientes de investigación y rendición de cuentas para controlar la actividad policial. El Ministerio del Interior aceptó reunirse con la organización para tratar la cuestión, y aseguró que los hay y que la Inspección de Personal y Servicios de Seguridad se encarga de atender las denuncias y quejas ciudadanas en ese ámbito. Sin embargo, Amnistía Internacional considera que este órgano carece de las funciones y competencias adecuadas para un mecanismo independiente de supervisión de la actividad policial. Depende directamente de la Secretaría de Estado de Seguridad, carece de iniciativa propia-sólo puede emprender investigaciones por orden expresa del titular de la misma-no rinde cuentas públicamente de su actuación, y el objeto de sus posibles investigaciones es prevenir que se repita lo ocurrido, más que sancionar la conducta indebida o proporcionar restitución a la víctima; tampoco tiene competencia para examinar la actuación de las policías locales o autonómicas.

Más información en: https://www.amnesty.org/es/countries/europe-and-central-asia/spain/report-spain

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2015/09/30/seis_ejemplos_como_espana_vulnera_los_derechos_humanos_civiles_los_ciudadanos_38516_1012.html

http://www.publico.es/politica/espana-vivido-2004-mas-600.html

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 12, 2017 en Ciudadanía

 

La Presa (Walter Hill,1.981). Una angustiosa película de acción desarrollada en los bosques y pantanos de Louisiana.

De los directores que se especializaron en el cine de acción, para mí sin duda, los dos mejores han sido Sam Peckimpah (1.926-1.984) y Walter Hill (1.942). Son los que más dignidad han dado a ese cine de tiros, persecuciones, secuencias de mucha tensión e individuos malhablados y de vuelta de todo. Sin duda sus filmes están muy por encima de la media de lo que son las películas de acción prototípicas, hechas de prisa y corriendo, sin ninguna imaginación, y por tanto, copiándose las unas a las otras, explotando unas mismas líneas argumentales hasta que ese nicho de mercado ya no dé más de sí. A Sam Peckimpah ya le dediqué un post https://elblogdemiguelfernandez.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=1885&action=edit, así que hoy se lo dedico a Walter Hill. O mejor dicho, a una de sus películas más conseguidas. Lo cual no quita que también recomiende más abajo otras suyas igualmente estimulantes. La película de hoy es Southern Comfort (Hospitalidad sureña), lo cual viendo esta cinta, no deja de ser una ironía. Aquí se tradujo con el título más simplote de La presa. Es una historia de emoción y tensión que va directa al grano desde el primer momento y donde el espectador se mantiene en vilo hasta el último fotograma. Literalmente. El filme es deudor de las también estupendas Perros de paja (del citado Sam Peckimpah,1.971) y Deliverance( de John Boorman, otro notable director que también tuvo su post aquí, 1.972). Lo es porque como en aquellas, nos muestra unas comunidades aisladas, xenófobas y llenas de odio y crueldad en su interior. Gente que odia a todo el que es ajeno a su comunidad y que tienen la ventaja de jugar en su propio territorio. Territorio que suponemos no abandonan salvo caso de extrema necesidad, pues fuera de su reducido mundo, uno duda que pudiesen sobrevivir, pues las habilidades que han desarrollado sólo les sirven para un entorno rural y aislado. A su vez, considero que La presa ha influido en diversos aspectos a películas posteriores como Plattoon (Oliver Stone,1.987) o Depredador (John McTiernan,ídem). Aspectos como el estar protagonizadas por individuos mediocres, inmaduros y malhablados cuyas impulsivas y violentas actitudes y reacciones suelen ser estúpidas y contraproducentes para ellos mismos y el grupo entero del que forman parte. O por desarrollarse en entornos naturales peligrosos y hostiles como son las selvas (el bosque en La presa).

Resultado de imagen de southern comfort 1981 images

La película destila un ambiente desagradable y antiheroico desde el comienzo. Hill se propone que los personajes no empaticen con el espectador, porque quiere mostrarnos lo más negativo del ser humano en una atmósfera sucia y gris, llena de agua y fango, reforzada por la frecuente presencia de la neblina.El realismo que acompaña toda la narración es incuestionable. No hay sitio para la épica made in Hollywood tan habitual en la década de los 80. No tardamos en darnos cuenta que los hombres que forman el pelotón de la Guardia Nacional han escogido la profesión militar porque dificílmente podrían encajar en ninguna otra dentro de la sociedad, lo cual se refleja en sus enfrentamientos,- a menudo violentos-, entre ellos  mismos y su falta de empatía con quienes, incluso dentro del propio pelotón son diferentes a ellos. Vemos como se enfrentan a una situación inesperada para la que no podían estar preparados, pues no podrían imaginar verse atrapados en un infierno como el que les espera. Esto supondrá un desafío que les afectará tanto fisíca como mentalmente. Hay un claro pesimismo acerca de la condición humana en esta obra, como en otras de Hill. Así, vemos que el ser humano vive en constante lucha por la supervivencia, al igual que en sus dos anteriores filmes (The Warriors,1.979 y Forajidos de leyenda,1.980).

Resultado de imagen de southern comfort 1981 images

Hay que valorar que La presa sigue conversándose bastante bien a pesar de los 36 años transcurridos desde su realización, e incluso mantiene su vigencia, porque sabemos que la Norteamérica profunda y hostil a todo lo foráneo nunca muere del todo. Esa Norteamérica que ha salido a votar en masa a Donald Trump o que militaba de manera entusiasta en el Tea Party como manera de combatir unos cambios en su país que ni entendía ni quería entender. Además, el hecho de que esa comunidad aquí esté representada por los cajunes (francófonos) refuerza más la sensación de que son de otro mundo totalmente distinto a aquel del que provienen los guardias nacionales protagonistas. No solamente es que se enfrenten a un enemigo mejor preparado que ellos para el combate, es que está representado por una gente que ellos ni siquiera sabían que existía.

Resultado de imagen de southern comfort 1981 images

Otro acierto es un reparto encabezado por actores conocidos pero sin llegar a ser famosos en unos casos, y completamente desconocidos en otros.El haber contratado a una estrella le hubiese restado credibilidad a la historia. Destacan especialmente los dos que más llevan el peso del relato, Keith Carradine,- que en los 80 tuvo su gran década, sobre todo en los filmes que rodó bajo la dirección de Alan Rudolph, para caer en el olvido y la serie B en las décadas posteriores-, y Powers Boothe, a quien se le daban muy bien los papeles de cáracter y a quién recordaremos como el padre de un muchacho raptado por los indígenas en La selva esmeralda (John Boorman,1985), los villanos de Traición sin límite (también de Walter Hill,1.987) y Muerte súbita (Peter Hyams,1.995) o el general Alexander Haig, de Nixon (Oliver Stone,1.995).

En definitiva, una angustiosa película de acción que hará las delicias de los amantes del género.

 

Otros títulos recomendables de Walter Hill.

El luchador (Hard times,1.975).

The Warriors. Los amos de la noche (1,979).

Forajidos de leyenda (1.980).

Límite: 48 horas (1.982).

Calles de fuego (1.985).

Traición sin límite (1.987).

Danko: Calor rojo (1.988).

El tiempo de los intrusos (1.992).

Resultado de imagen de walter hill director imagenes

Walter Hill.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 10, 2017 en Cine

 

La Resiliencia. La capacidad de sobreponerse a hechos traumáticos o dolorosos y salir reforzado.

Es la capacidad de los seres humanos para adaptarse  positivamente a situaciones adversas. El psiquiatra y psicoanalista Boris Cyrulnik divulgó este concepto que extrajo de los escritos de John Bowlby. Es un término que se toma de la resistencia de los materiales que se doblan sin romperse para luego volver a su forma original. Por ejemplo, un arco que se dobla para lanzar una flecha o los juncos bajo la ráfaga de viento. Cuando una persona o grupo tiene una resiliencia adecuada y puede sobreponerse a contratiempos o incluso, resultar fortalecidos por estos. Actualmente, la resiliencia se aborda desde la psicología positiva, la cual se centra en las capacidades, valores y atributos positivos de los seres humanos, y no en sus debilidades y patologías, como lo hace la psicología tradicional.

Desde la Neurociencia se considera que las personas resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esta capacidad de resistencia se prueba en situaciones como  la pérdida inesperada de un ser querido, el maltrato o abuso psíquico o físico,  prolongadas enfermedades,  la falta de afecto, el fracaso, la extrema pobreza o las catástrofes naturales.

Podría decirse que la resiliencia es la entereza más allá de la resistencia. Es la capacidad de sobreponerse a un estímulo adverso.

En los últimos tiempos, el término resiliencia está siendo sustituido por el de procesos resilientes. La resiliencia pasa de ser considerada una capacidad a ser catalogada como un proceso  el cual engloba múltiples factores. Cuando una persona está pasando por una situación vulnerable o extrema, no sólo influye la propia persona. También lo hacen el entorno, la situación económica, los amigos o la familia.

Recomiendo la lectura del siguiente artículo:http://www.eldiario.es/consumoclaro/madres_y_padres/Resiliencia-infantil-importante_0_700630839.html

Más información en : Boris Cyrulnik. Los patitos feos. La Resiliencia: Una infancia infeliz no determina la vida. Ed. Gedisa.

Resultado de imagen de resiliencia imagenes

Resultado de imagen de resiliencia imagenes

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2017 en Cultura

 

A la guerra con Satán. La Iglesia del Juicio Final y El Proceso. Un libro de investigación perfectamente documentado sobre la única organización que ha pretendido reconciliar a Cristo con Satanás.

He terminado recientemente de leer uno de los libros de investigación más interesantes y mejor documentados que leído en años. Interesante porque es el único publicado en español sobre una de las sectas más desconocidas, olvidadas y originales que han existido. Y muy bien documentado, porque este libro no sólo nos expone la historia de una organización y sus líderes, sino que además, la segunda mitad del libro se compone de una compilación de textos escritos por uno de los dos líderes del movimiento. Es decir, estamos ante un trabajo de investigación y recopilación de datos extraordinario. Y se agradece enormemente. Especialmente por parte de quienes como yo, siempre se han interesado por el universo sectario y las ciencias ocultas. La obra en sí es A la guerra con Satán. La Iglesia del Juicio Final & El Proceso.(La Felguera Editores. Colección Zodíaco Negro) Lo que hace tan interesante y excepcional a la secta que da título a la obra es que ha sido la única que ha pretendido reconciliar a Cristo y Satanás, y que siguió y adoró a ambos. Es decir, fue una organización cristiano-satánica.. Entre las peculiaridades de este libro-reportaje está el de no tener autor. Si tiene un prólogo a cargo de  Dwid Hellion, vocalista de la banda de hardcore Integrity. Cuenta con un capítulo muy descriptivo de la organización, sus líderes y su modo de vida escrito por Ed Sanders en 1.971, extraído del quinto capítulo de su libro The Family: The Story´s of Charles Manson´s Dune Buggy Attack Battalion (Panther, Nueva York,1.973). En ese libro, Sanders afirmaba la existencia de relaciones entre La Iglesia del Juicio Final & El Proceso, y La Familia, la secta del demente y asesino Charles Manson, lo que provocó que los procesanos demandasen a sus editores estadounidenses. Demanda que tuvo éxito y obligo a los editores de Estados Unidos a eliminar ese capítulo. Sin embargo, la demanda no prosperó en Reino Unido, y gracias a eso, conservamos ese valiosísimo capítulo que nos otorga un estudio de primera mano sobre la Iglesia procesana.

Resultado de imagen de iglesia del juicio final y el proceso imágenes

La enigmática Mary Ann de Grimstom (1.931-2.005), líder de la Iglesia del Juicio Final & El Proceso.

La Iglesia procesana partía de que era necesaría y posible la reconciliación entre Cristo y Satanás. Pero que el obstáculo para que se diese esta era la Humanidad. Por tanto, había que suprimir a la Humanidad. Por culpa de la Humanidad que había desaprovechado todas las innumerables oportunidades de redención que Dios le había concedido, las cosas iban mal en el mundo, y entre Cristo y Satanás. En el Juicio Final inminente, Cristo dictará sentencia, y Satanás la ejecutará. Sólo aquellos que sigan las enseñanzas de la Iglesia procesana se salvarán de la aniquilación total en un Apocalipsis que será el fin de la raza humana sobre la Tierra. Estas teorías ponen de manifiesto el carácter milenarista de esta secta. Los líderes eran la pareja compuesta por Mary Anne de Grimstom y Robert de Grimstom. Este último fue quién se encargó de escribir el cuerpo doctrinal de la Iglesia procesana que aparece compilado en la segunda mitad del libro. En estos textos, De Grimstom da voz sucesiva y alternativamente a Lucifer, Jehová y Satanás, quienes aparecen con doctrinas y características de personalidad radicalmente diferentes, pero a quienes extrañamente se considera complementarios. La fusión de estos tres personajes, a los que De Grimstom considera Dioses, sería impresindible para conseguir un nuevo renacer para los elegidos. Es decir, para los que han decidido seguir incondicionalmente a la Iglesia procesana y a los Grimstom.

Resultado de imagen de robert degrimston

Robert de Grimstom (1.935), co-líder de la secta y creador de la doctrina procesana.

Lucifer aparece descrito como portador de la Luz y el Amor, de la paz y la buena voluntad; Jehová es el dueño del Universo y el descifrador de los misterios de la existencia; Satanás es mostrado como el Dios de la Guerra,- algo así como una reedición de Hares/Marte, deseoso de acabar con la Humanidad entera si hiciese falta. Ciertamente, los discursos que De Grimstom pone en boca de los tres personajes llegan a ser desconcertantes, cuando no incoherentes y contradictorios, pero resultan de obligada lectura no sólo para quienes quieran adentrarse en el conocimiento de las sectas y los movimientos luciferinos y satánicos, sino también en el universo generado por la Contracultura de la década de 1.960 y primeros 70. Pues al abrigo de la Contracultura, cuyos exponentes más recordados fueron los hippies y las manifestaciones contra la Guerra de Vietnam, se estaba gestando, como su propio nombre indica, una cultura basada en valores totalmente opuestos a los hasta ese momento hegemónicos. De esa manera, aparecerían grupos anarquistas que vivían en comunas, moteros como los Ángeles del Infierno, nuevas doctrinas espirituales y filosóficas como la New Age, Meditación Trascendental o Hare Krisna, y por supuesto, los seguidores del Diablo.

sympathy_for_the_devil_1

Miembros de la Iglesia procesana en una de sus ceremonias.

Dos de los sacerdotes procesanos. El de la derecha es el Padre Dominic.

Dicho esto, A la guerra con Satán. La Iglesia del Juicio Final & El Proceso, aunque magnífico como reportaje, no es un libro para todo el mundo. Su lectura, en ocasiones se hace algo dura por la poca familiaridad que la mayoría de las personas tenemos con el lenguaje luciferino-satánico, y por el carácter claramente panfletario e iluminado de los textos escritos por un Robert De Grimstom en pleno subidón de EGO. Es un ensayo para ser leído poco a poco, con tiempo y ganas, y con mucha concentración. Es por eso, que esta obra la recomiendo únicamente a los muy interesados en esta clase de temas.

Resultado de imagen de iglesia del juicio final y el proceso imágenes

Otra ceremonia de la organización.

Resultado de imagen de iglesia del juicio final y el proceso imágenes

A la guerra con Satán. La Iglesia del Juicio Final & El Proceso. La Felguera Editores. Colección Zodíaco Negro. 271 páginas. 17 euros.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 6, 2017 en Sectas y Religiones.

 

Sombrero azul. Un restaurante salvadoreño en pleno corazón de Madrid.

Ayer pude disfrutar por primera vez,- que yo recuerde-, de una gastronomía centroamericana. En Madrid hay muchos restaurantes de comida iberoaméricana: mejicanos, cubanos, colombianos, venezolanos, brasileños, peruanos o argentinos. Pero no conocía ninguno que fuera de un país centroamericano. Entre otras cosas, porque los centroamericanos cuando huyen de sus países a donde se dirigen es a Estados Unidos que les pilla mucho más cerca y aquí apenas hay población procedente de esos países. Y en esas que hace unos meses me enteré de que había un salvadoreño en mi ciudad, concretamente en la zona de Ópera. Pero, entre unas cosas y otras, nunca me venía bien. Hasta que ayer en el último momento decidí pasarme por allí y no me arrepiento lo más mínimo, porque comí de maravilla y en cantidades bastante generosas por un preció muy barato para todo lo que incluía. Me estoy refiriendo al Sombrero azul (C/Hileras,6). Es un restaurante salvadoreño donde también tienen platos mexicanos para quién le dé miedo probar cosas nuevas (a la comida mexicana ya estamos bastante acostumbrados). Entre semana no suele haber problemas para ir a comer, pero si se piensa ir en fin de semana, conviene reservar con unos cuantos días de antelación. Además de la sala de la entrada, hay en la planta baja, un muy amplio salón con bastantes mesas, donde los fines de semana por la noche tienen lugar espectáculos de flamenco. En cuanto a los menús tienen un precio de 13,50 euros entre semana que sube a 17 euros los fines de semana y festivos. Por ese precio, uno se queda lleno y satisfecho. Además, hay que considerar que está disfrutando del único restaurante salvadoreño de la ciudad y quizás del país. Los menús no se pueden compartir. Luego hay otros platos para compartir entre 2 personas unos, y entre 3 otros, por 35 euros, pero no sé si eso está todos los días o sólo los fines de semana.

La gastronomía salvadoreña es a un tiempo similar a la mexicana y a un tiempo diferente, con sus propias características.

En el menú de primero tomé pupusas que son un tipo de tortillas de maíz. Se te da a elegir entre probar sólo uno de los tres tipos,- mozzarella, frijoles o chicharrón-, o bien los tres sabores mezclados en una misma tortilla. Además, te sirven no una, sino dos tortillas de un tamaño razonable. De segundo, elegí los Tacos Flauta. También son tortillas de maíz, pero esta vez con forma de rollitos de primavera, y están rellenas de pollo y repollo en salsa de tomate y queso parmesano. Resulta delicioso. De postre, y aunque ya estaba casi lleno, me decidí por una Tarta 3 Leches, que estaba maravillosamente buena.

Resultado de imagen de pupusas con mozzarella, frijoles y chicharrón imagenes

Pupusas.

 Resultado de imagen de tacos flauta imagenes

Tacos Flauta.

Resultado de imagen de tarta 3 leches imagenes

Tarta 3 Leches.

Resultado de imagen de sombrero azul restaurante madrid imagenes

Imagen interior del Sombrero azul.

Sombrero azul. C/Hileras,6. M: Ópera. L2.  Teléfono de reservas: 91-0185453

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 3, 2017 en Cultura