RSS

Archivo de la categoría: Ciudadanía

Los tres sectores laborales donde más se abusa de la figura del falso autónomo.

Reproduzco a continuación un artículo de Laura Olías, publicado en el diario digital Kaos en la red el pasado 9 de agosto. Me parece muy bien documentado y muy esclarecedor por lo mucho que revela sobre como los empresarios obligan al trabajador a cometer un fraude a la Seguridad Social valiéndose de su posición de superioridad y de las condiciones de precariedad existentes hoy día en muchas profesiones.

El Gobierno pretende aflorar 40.000 falsos autónomos este año: los sindicatos de autónomos y de inspectores señalan su gran presencia en sectores como el reparto de comida, los medios de comunicación y las cárnicas, entre otros.

Lorena es arquitecta técnica y estuvo trabajando como falsa autónoma en una inmobiliaria, a la que asistía a diario con un horario establecido: “Sólo mientras me duró la tarifa plana, porque luego no me compensaba económicamente”.

“Es esto o nada”, cuenta con resignación Carlos, un periodista falso autónomo: “La putada es que no tienes descansos pagados, hay que echar muchas horas, no tienes seguridad…”

Lorena, arquitecta técnica de 25 años, era trabajadora autónoma porque lo ponía en su contrato mercantil y se veía obligada a pagar las cotizaciones a la Seguridad Social, pero por nada más. Iba todos los días a la oficina en una inmobiliaria de Granada, tenía allí un ordenador para ella y contaba un horario establecido. Era lo que se conoce como una “falsa autónoma”, un abuso laboral de muchas empresas que el Gobierno ha puesto bajo el foco, con la intención de aflorar 40.000 en lo que va de año. Aunque es una figura que se repite en muchos sectores, hay algunas ramas de actividad donde está más extendida: el transporte y los repartos a domicilio, los medios de comunicación y las empresas cárnicas, entre otras.

Así lo explican las organizaciones de trabajadores y de inspectores consultadas por este medio. Desde el sindicato de autónomos UPTA siempre subrayan la necesidad de poner el foco sobre las empresas y no en los trabajadores: más que de “falsos autónomos” prefieren hablar de “fraude en la contratación”. Las empresas necesitan trabajadores asalariados, pero en lugar de formalizar un contrato laboral, obligan a los empleados a darse de alta como trabajadores por cuenta propia, con el consiguiente ahorro en cotizaciones sociales y futuras indemnizaciones.

Cifrar y analizar la magnitud de los falsos autónomos en España es complejo, por la falta de estadísticas. Según la organización de autónomos ATA, a raíz de los datos de la EPA sobre “autónomos independientes” (que trabajan predominantemente para una única empresa), su número oscila entre “los 90.000 y 100.000” afectados. Algunas organizaciones elevan esta cifra, como el sindicato UATAE, que la sitúa en torno a los “200.000” falsos autónomos.

El Instituto Nacional de Estadística, con información de la EPA, también desagrega algunos datos interesantes, como que 165.900 trabajadores por cuenta propia “no pueden  influir en el contenido ni el orden de las tareas” que realizan, cuando la libertad y autonomía en su trabajo deberían ser esenciales para un autónomo.

Los sectores más fraudulentos.

Fermín Yébenes, portavoz de la Unión Progresista de Inspectores de Trabajo (UPIT), explica que “en todas las actividades económicas encontramos casos aislados, que sumamos significan una bolsa bastante considerable”. Sin embargo, sí detectan algunos sectores donde su presencia es más elevada, que coincide con los señalados por sindicatos y organizaciones de trabajadores autónomos.

El reparto de comida a domicilio a través de plataformas digitales es uno de los más repetidos en la actualidad. La Inspección de Trabajo ya ha emitido varias actas contra empresas como Deliveroo y Glovo en las que da de alta los repartidores (conocidos como riders) y exige a las compañías el pago a la Seguridad Social. Una sentencia en Valencia también ha fallado contra Deliveroo y hay otra resolución judicial pendiente en Barcelona. Estas nuevas plataformas -como también ocurre con Uber Eats y Stuart- basan su modelo de funcionamiento en repartidores autónomos y, aunque la autoridad laboral ya las ha señalado, continúan defendiéndolo y contratando así a sus trabajadores.

En general, los transportes es uno de los sectores más fraudulentos. “El transporte es uno de los sectores en los que primero se empezó a ver esta figura”, explica Lola Santillana, secretaria de empleo de Empleo de Comisiones Obreras. La sindicalista sostiene que a menudo los transportistas que deberían ser asalariados  de sus compañías son contratados bajo la figura de Trades (autónomos económicamente dependientes), que facturan al menos el 75% de sus ingreso al mismo cliente o pagador. Este tipo de trabajadores por cuenta propia, sin embargo, está regulado y tiene unas características específicas que no son las de un asalariado.

El crecimiento de los falsos autónomos en los medios de comunicación ha sido objeto de la atención del sindicato ATA. “Con la crisis vimos un aumento espectacular en la prensa. En 2008 contábamos 30.000 periodistas autónomos y ahora hay 65.000”, duplicando en sólo diez años su registro, explica José Luis Perea, vicepresidente de la organización. “Ahí entendemos que puede haber un nicho importante de falsos autónomos, trabajadores a los que los obligan a darse de alta como autónomos aunque no lo son”, prosigue.

“Es esto o nada”

Carlos (nombre ficticio) es un periodista “de provincias, como decís en Madrid” y trabaja en una ciudad del norte de España que prefiere no concretar. Lleva ejercieno de manera  continuada desde 2014, no le ha faltado trabajo, pero siempre como autónomo. En realidad como falso autónomo, tanto en prensa escrita como en radio. Trabaja desde la redacción y cumpliendo con sus temas como lo hacen otros compañeros contratados como laborales. Pero desde que entró siempre ha oído el mismo argumento: “Que ahora la gente que entra es así, que este es el paso antes de tener contrato”. En sus cuatro años de experiencia ha visto su misma situación en muchos colegas de profesión.

“Es esto o nada”, cuenta con resignación Carlos, “la putada es que no tiene descansos pagados, hay que echar muchas horas, no tienes seguridad y que estás pagando tú la Seguridad Social”.

Las cárnicas son otras de las empresas que más titulares han acumulado en los últimos meses por este motivo, con ejemplos como el del gigante Serviarne, sobre el que la Inspección de Trabajo ha concluido que no es una cooperativa “real”. Desde CCOO han denunciado a numerosas empresas cárnicas: “Lo que hacen es formar cooperativas, pero son falsas, la gente se hace socio, pero no funcionan  verdaderamente como cooperativas, en las que tiene que haber asambleas, los socios tienen que participar de forma activa y demás”, afirma Lola Santillana.

El inspector Fermín Yébenes subraya el ejemplo de las empresas cárnicas como una eficacia de la actuación de la autoridad laboral. “¿Qué está pasando ahora? Que se está empezando a autorregular, sostiene.

La arquitectura, abogacía y otras profesionales también están en la lista de las más fraudulentas, según los inspectores y sindicatos. “Una cosa es que una persona monte un despacho de arquitectura y haga sus trabajos por su cuenta y otra es que haya empresas que sustituyan trabajadores por autónomos porque les sale más económico”, denuncia Santillana.

Lorena explica que en la inmobiliaria para la que trabajaba como falsa autónoma en Granada, su función era realizar las certificaciones energéticas que requería la empresa “que son necesarias para alquilar o vender una casa”. La joven estuvo en esa situación “mientras me duró la tarifa plana, porque luego no me compensaba económicamente. Cuando vi que no era muy rentable me ofrecieron que vendiera también casas como comercial y acepté durante un tiempo”. La aparejadora afirma que en el sector de los comerciales de viviendas ha visto muchos falsos autónomos: “Las empresas se ahorran mucho dinero”.

El sector sanitario privado también está optando por esa vía ilegal, explica Fermín Yébenes. “En clínicas y hospitales privados, con personal sanitario, de médicos y ATS. Los trabajadores facturan a la clínica, no a los clientes”.  El inspector señala también a las empresas aseguradoras, “los comerciales principalmente, pero hasta la gente de atención al cliente”.

Por último, los sindicatos advierten de que el sector de la construcción, en el pasado el líder en número de falsos autónomos y que redujo su magnitud durante la crisis y tras actuaciones de la Inspección, está recuperando de nuevo este fraude. “Lo que hemos notado en determinadas zonas es que está contratando mucha construcción otra vez, pero no se corresponde con el número de altas de trabajadores por cuenta ajena”, sostiene Santillana.

Resultado de imagen de falsas cooperativas carnicas imagenes

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 24, 2018 en Ciudadanía, Uncategorized

 

La explotación inhumana y los abusos sexuales a las recolectoras de la fresa en Huelva.

De nuevo tenemos un caso de prácticas inhumanas a la gente que se encuentra en una posición más vulnerable. En esta ocasión se trata de las trabajadoras recolectoras de la fresa en Huelva. Son en su mayoría mujeres marroquíes analfabetas, con hijos a su cargo y  criadas en una cultura de miedo y sumisión. También hay algunas mujeres polacas y rumanas. Pero el modus operandi es siempre el mismo: Traer a una serie de personas trabajando en condiciones de semi-esclavitud pagándoles lo mínimo posible, carentes de derechos laborales y viviendo en infraviviendas,  bastante alejadas de cualquier núcleo de población al que acudir a pedir ayuda, y además de ello,, sometiéndolas a abusos sexuales. Esta dura realidad se viene sucediendo desde hace muchos años. Y lo triste, es que ante la inacción de la Administración correspondiente y de los sindicatos mayoritarios, han tenido que ser dos periodistas extranjeras,-una alemana y otra italiana-quienes han sacado el asunto a la luz. Cuando uno se entera de casos como este se pregunta como ciertos empresarios pueden dormir tranquilos por la noche. ¿Donde está la conciencia de quienes permiten tales abusos?.

Me gustaría que los medios diesen a estos hechos  tanta cobertura como dieron en su momento a la desaparición de Diana Quer o al caso de la chica violada por los integrantes de La Manada. Sería lo justo.

https://contrainformacion.es/o-te-dejas-o-te-quedas-sin-fresas/

https://ctxt.es/es/20180606/Politica/20094/trabajadoras-Huelva-empresa-violencia-Nuria-Alabao.htm

 

 

Resultado de imagen de abusos contra las recolectoras de la fresa en Huelva

Resultado de imagen de abusos contra las recolectoras de la fresa en HuelvaResultado de imagen de recolectoras marroquíes de la fresa en Huelva

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 17, 2018 en Ciudadanía

 

Tres ejemplos de como la represión política se ha convertido en algo normal en España.

 

https://www.laizquierdadiario.com/Entrevista-a-la-periodista-de-Izquierda-Diario-denunciada-por-la-Policia-Nacional-en-Cataluna

http://kaosenlared.net/detienen-a-oscar-reina-sat-por-injurias-a-la-corona/

http://www.publico.es/sociedad/1000-personas-denunciaron-2017-torturas-malos-tratos-policiales-espana-cuatro-veces-2016.html

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2018 en Ciudadanía

 

Interesantes artículos de opinión sobre cuestiones fundamentales que nos afectan a todos.

Aquí traigo unos artículos que he seleccionado sobre cuestiones fundamentales que nos afectan a todos y hechos muy graves que no deberían suceder en una Democracia Avanzada, que es el sistema político en el que se suponía que vivíamos. Sobre el tema de los ataques contra la libertad de expresión, producto de la aplicación de la Ley Mordaza, sólo me cabe decir que espero que el Gobierno de Pedro Sánchez derogue esta Ley liberticidad y antidemocrática que tantos sufrimientos está causando. Le estará eternamente agradecido al señor Sánchez si lo hace, aunque sea lo único positivo que haga en su mandato.

http://kaosenlared.net/cuando-se-nos-murio-la-libertad-de-expresion/

https://www.kamchatka.es/espa%C3%B1a-pa%C3%ADses-mas-persiguen-libertad-expresion-artistica

https://www.cuartopoder.es/lucha-laboral/2018/05/12/los-militares-exigen-mejor-salario-y-una-salida-laboral-al-cumplir-los-45-anos/

http://ctxt.es/es/20180523/Firmas/19755/eutanasia-suicidio-asistido-Patricia-Alonso-debate-apoyo.htm

https://www.laizquierdadiario.com/El-FMI-y-el-rescate-griego-mas-deuda-y-reformas-antiobreras

 

Resultado de imagen de Ley Mordaza imágenes

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 7, 2018 en Ciudadanía

 

De como las empresas mantienen un sistema de vigilancia asfixiante e inhumano sobre el trabajador. Un sistema que atenta contra los derechos humanos más elementales.

Reproduzco a continuación de forma algo abreviada un artículo de Emine Saner titulado Bienvenidos al mundo en que las empresas disfrutan de la vigilancia permanente de sus trabajadores. El artículo ha sido publicado en kaos en la red y traducido por Francisco de Zárate.

 

Desde implantes con microchips hasta pulseras con rastreadores y sensores que detectan el cansancio y la depresión, las nuevas tecnologías permiten a los empleadores vigilar a sus trabajadores de forma cada vez más intensa.

“Como esta vigilancia se puede hacer de forma retrospectiva para despedir a la gente, se usa para hacerles sentir que podrían perder su trabajo en cualquier momento”, dice un sociólogo que trabajó como teleoperador.

Una empresa estadounidense implantó  microchips a decenas de trabajadores el año pasado. En aquella “fiesta del chip”que fue noticia en todo el mundo, los empleados hicieron cola para que les colocaran entre el dedo pulgar y el índice un dispositivo del tamaño de un grano de arroz bajo la piel.

Cuando a Todd Westby, Consejero Delegado de The Three Square Market, se le ocurrió la idea, pensó que sólo cinco o seis personas se ofrecerían como voluntarios: él, dos o tres directores y algunos de los empleados del Departamento de Informática. Pero de las 90 personas que trabajan en la sede de The Three Square Market , 72 tienen ahora el chip (Westby tiene uno en cada mano). Los usan para abrir puertas de seguridad, conectarse a ordenadores y hacer pagos en las máquinas expendedoras de la compañía.

¿Se imagina Westby este concepto extendiéndose a muchas otras empresas?.

“No necesariamente”, dice. O aún no, por lo menos. El Consejero Delegado cree que, en parte, se debe a una diferencia generacional. “Tal vez tú nunca quieras tener un chip, pero si eres millennial, no hay problema. Para ellos es guay”.

Resultado de imagen de todd westby three square market images

Todd Westby, CEO de Three Square Market.

Los microchips tienen otros usos. Three Square Market – que se dedica a vender máquinas expendedoras y kioskos- comenzó hace dos meses a ponérselos a personas con demencia en Puerto Rico. Si alguien se pierde y la policía lo encuentra, puede escanear su microchip y tener acceso a todo su historial médico, a las medicinas que pueden y no pueden tomar, o a su identidad. Hasta ahora, la empresa le ha puesto microchips a cien personas, pero planea hacerlo con diez mil.

La compañía acaba de lanzar una aplicación para teléfonos móviles que empareja el chip con el GPS del teléfono y rastrea la ubicación de la persona. La semana pasada comenzaron a utilizarlo con personas en libertad condicional, en vez de las tobilleras electrónicas que Westby describe como intimidantes y degradantes”.

¿Se imagina que un día la empresa pueda usar el GPS para rastreara sus empleados con el implante?

“No. No hay razón para hacerlo”, responde Westby.

No todas las empresas están de acuerdo. Las tecnológicas están ideando formas cada vez más extrañas e intrusivas de control del personal. La semana pasada The Times informó que algunas empresas chinas están usando cascos y sombreros con sensores  para escanear las ondas cerebrales de sus trabajadores y detectar cansancio, estrés y hasta emociones como la ira. El artículo también hablaba de una empresa eléctrica que decidía las pausas de su trabajadores en función  de sus ondas cerebrales. La tecnología se está usando en conductores de trenes de alta velocidad para detectar el agotamiento y la pérdida de atención”.

landscape_1423255613-screen_shot_2015-02-06_at_34626_pm

Trabajador con un microchip implantado utilizando este para manejar la impresora.

 

Número de pulsaciones por minuto.

En febrero se supo que Amazon había patentado una pulsera que no sólo rastrea la ubicación de los trabajadores dentro del almacén mientras recogen los artículos, sino que además puede leer los movimientos de sus manos, zumbando o emitiendo un pulso para alertarlos cuando se están equivocando de caja.

Hay compañías de tecnología vendiendo productos que toman capturas de pantalla del trabajo de los empleados a intervalos regulares, controlan sus pulsaciones de teclas y el uso de la web, y hasta los fotografían en sus mesas con la cámara web del ordenador. Trabajar desde casa no es ninguna protección contra esa vigilancia porque se puede hacer de forma remota. El sofware puede supervisar el uso de las redes sociales, analizar el idioma o instalarse en los teléfonos de los empleados para supervisar aplicaciones cifradas  como whatsapp. Los empleados pueden llevar dispositivos que no sólo  rastrean su ubicación, sino que también siguen su tono de voz, la frecuencia con la que hablan en las reuniones, con quién y durante cuanto tiempo.

Se detectan cosas que antes no se podían detectar, cómo el número de teclas que pulsan los empleados, lo que miran en su pantalla mientras trabajan, el tipo de lenguaje que usan. Y ahora, la vigilancia te sigue fuera del trabajo.

 

“Era imposible cumplir los objetivos sin correr”.

James Bloodworth trabajó en marzo de 2.016 durante un mes como recolector de Amazon (la persona que localiza los productos pedidos) como parte de la preparación de su libro Hired: Six Months Undercover in Low-Wage Britain (Contratado: Seis meses encubierto en la Gran Bretaña de los salarios bajos).

“Llevábamos todo el rato un dispositivo portátil que controlaba la productividad”, dice. En uno de los gigantescos almacenes de Amazon, el dispositivo servía para orientar a los trabajadores hacia las estanterías con los artículos que necesitaban. “Cada vez que recogías uno se activaba una cuenta atrás (para llegar al siguiente artículo) que medía tu productividad. A él le advirtieron que estaba en el 10% inferior.

“También te enviaban avisos a través del dispositivo avisándote de que tenías que aumentar tu productividad. Eres constantemente rastreado y clasificado. Descubrí que era imposible cumplir los objetivos de productividad sin correr, pero también te decían que no estaba permitido correr, y si lo hacías recibirías una sanción disciplinaria. Pero si te retrasabas en productividad, también recibías una sanción disciplinaria.” No parecía ” que te tratasen como a un ser humano”, dice.

Al entrar y salir, los trabajadores tenían que pasar por escáneres de seguridad como los de los aeropuertos. También para llegar a las áreas de descanso. Ir al baño era considerado “tiempo muerto”. Una vez encontré una botella con orina en una de las estanterías del almacén.

Bloodworth cuenta que a algunos de sus colegas les enfadaba el nivel de vigilancia, “pero predominaban el cinismo y la resignación”. “La mayoría de las personas que conocí no llevaban mucho tiempo en el trabajo o estaban buscando otro. Todos los contratos eran temporales y el personal cambiaba constantemente.

Trabajador utilizando el microchip implantado para abrir una puerta.

 

“Pantallas de televisión mostrando el rendimiento”.

Para escribir su libro Working the Phones (Trabajando en los teléfonos), el sociólogo del Oxford Internet Institute especializado en sociología del trabajo, Jamie Woodcock pasó seis meses empleado como teleoperador. Te das cuenta de la vigilancia desde que entras, dice. “Hay pantallas de televisión mostrando el rendimiento relativo de cada trabajador. Los directores recopilan datos sobre casi todo lo que haces. Cada llamada que hice fue grabada y almacenada digitalmente. En términos de control, es como recuperar todas las partes que alguien hizo en una cadena de montaje y juzgarlas retrospectivamente por su calidad.Todos cometemos errores y todos tenemos malos días, pero como ese tipo de vigilancia se puede hacer de forma retrospectiva para despedir a la gente, se usa  para hacerles sentir que podrían perder su puesto de trabajo en cualquier momento”.

 

El caso de Uber, ¿alimentando algoritmos?.

El Sindicato de Trabajadores Independientes  de Gran Bretaña está muy al tanto de todo lo relativo a la supervisión y recopilación de datos. James Farrar es el conductor de Uber que el año pasado ganó una batalla legal contra la compañía por los derechos de los conductores (también preside su delegación de la asociación United Private Hire Drivers).

“Recopilan una cantidad enorme de información”, dice. “Una de las cosas de las que te informan diariamente es lo buenos que han sido tu aceleración y tu frenado. Te ponen una nota. La pregunta es: ¿por qué están recogiendo esa información?.

Uber también supervisa los “movimientos inusuales” del teléfono cuando alguien está conduciendo (para saber si usa su teléfono mientras está conduciendo) y, por supuesto, rastrea los coches y los conductores por GPS.

“Lo que me preocupa es que esta información esté alimentando el algoritmo” que decide la asignación de conductores, dice. “Deberíamos tener acceso a los datos y entender cómo se usan.  Si algún tipo de puntuación de calidad sobre mi capacidad de conducción se mete  en un  algoritmo, tal vez se me ofrezca un trabajo menos valioso, alejado de los clientes más valiosos, ¿quién sabe?.

No es un miedo irracional. La empresa de distribución de comidas preparadas  Deliveroo ya hace algo similar. Supervisando el rendimiento de sus ciclistas, motoristas y conductores, ha empezado a ofrecer “acceso prioritario” en la reserva de turnos a los que “dan el servicio más coherente y de mayor calidad”.

Resultado de imagen de James Farrar uber images

James Farrar, el empleado que venció a Uber.

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 24, 2018 en Ciudadanía

 

De cómo Portugal se ha convertido en el único país del mundo en despenalizar las drogas, de cómo esta política ha sido un gran éxito y de cómo nos han ocultado este hecho en los medios.

Hace poco descubrí con enorme asombro como en nuestro vecino Portugal habían legalizado/despenalizado todas las drogas en 2.000. Y que además, esta decisión política había sido un éxito. Sin embargo, como suele suceder cada vez que en un país se pone en práctica una política social, progresista o alternativa, este hecho ha sido totalmente silenciado en los medios españoles. Y mucho me temo que no sólo en los españoles. Mucho me temo que tampoco conozcan esta realidad los  ciudadanos franceses, británicos, belgas, alemanes o de cualquier otro país del mundo. No interesa que la gente se entere de ciertas cosas, o de que se puede gobernar o legislar de otra manera.

Aquí les dejo este esclarecedor y necesario artículo.

https://www.vice.com/es/article/zmqkj3/portugal-despenalizacion-total-de-las-drogas

Resultado de imagen de Despenalización de las drogas en Portugal imágenes

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 5, 2018 en Ciudadanía, Unión Europea

 

Sobre la lucha de los trabajadores de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid).

El tema de hoy es la heroica lucha de los trabajadores de Amazon en la planta de San Fernando de Henares (Madrid), pero esta lucha no es sólo de ellos. Es la de los trabajadores de Amazon en todas las plantas que tiene el gigante de la mensajería repartidas por el mundo. Y es la lucha de los trabajadores de cualquier empresa en cualquier ciudad del mundo.

El primer enlace es un artículo que explica la lucha de los trabajadores de la multinacional y su propósito de no claudicar ante las coacciones de la patronal. El segundo muestra con toda clase de detalles como es un día en la vida de un trabajador/a de Amazon. Créanme que no querrán estar en su lugar. Aunque quizás usted, estimado lector, también se encuentre laboralmente en una situación similar, teniendo en cuenta las condiciones de trabajo tan tercermundistas que tenemos en España. En fin, dos artículos para reflexionar y para concienciarnos.

http://www.laizquierdadiario.es/Huelga-en-Amazon-un-gran-combate-de-clase-para-hacer-historia?id_rubrique=2653

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=239705

Resultado de imagen de trabajadores de Amazon en huelga San Fernando de Henares imágenes

 
Deja un comentario

Publicado por en abril 9, 2018 en Ciudadanía