RSS

Archivo de la categoría: Uncategorized

Un certero análisis de la situación de la izquierda tras la derrota del 26-M.

Este artículo escrito por el siempre lúcido Pascual Serrano, fundador  del diario digital Rebelion.org, me parece de los más certeros que se han publicado últimamente y tiene el valor de hacer algo políticamente incorrecto como criticar a los votantes de izquierda que se quedan en casa y le entregan de esta manera el poder a la derecha o reconocer que el pueblo español a la hora de votar muy brillante no es. Coincido con él, pues la sociedad también debe ser criticada, no sólo los candidatos. Lo que yo creo que se pregunta el autor del artículo es ¿Con esta clase de sociedad que tenemos se puede realmente cambiar algo?. Y crítica a esa ciudadanía “progresista” y “de izquierdas” que crítica sistemáticamente a la izquierda haga lo que haga, pero ellos no se presentan nunca a unas elecciones y tampoco suelen proponer nada. Creo que hacía falta un artículo como este que analizara la sociedad en que vivimos y le echara un pequeño rapapolvo. Esta claro que si la gente no se implica-y eso incluye en primer lugar ir a votar- aquí no se cambia nada. Ya está bien de echarle la culpa de todo a las candidaturas de izquierda como si la sociedad no fuese co-responsable de que estemos como estamos.

Podemos e Izquierda Unida, de dónde venimos a dónde vamos

Resultado de imagen de noche de elecciones 26 M

La candidata autonómica de Unidas Podemos, Isa Serra compareciendo durante la noche electoral del 26-M.

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 30, 2019 en Uncategorized

 

Sudán vive su propia “primavera árabe” con la incógnita de como actuará el Ejército.

En Sudán es primavera.

Sudán, privada de su renta petrolera desde la secesión de su parte sur en 2011 y exangüe debido al exorbitante gasto militar, sufre la tutela, preconizadora de la austeridad, del FMI. El país que soñaba con ser el granero del mundo árabe ya no puede alimentar a sus habitantes. La población, exasperada, ha expulsado al dictador Omar al Bashir. Pero, ¿dejará el Ejército el poder?.

Por Giovanna Lelli, Doctora en Estudios Iraníes y actualmente profesora visitante de Árabe y Estudios Islámicos en la Universidad Católica de Lovaina.

El 19 de diciembre de 2018, el Gobierno sudanés dirigido por el general Omar al Bashir, anunciaba entre otros incrementos, la triplicación del precio del pan, que pasó de 1 a 3 libras sudanesas (de 2 a 6 céntimos de euro).  La explicación de la medida se encontraba en la voluntad de las autoridades de reforzar una política de austeridad puesta en marcha en 2014 para hacer frente a un inflación galopante (un 70% en diciembre de 2018) y al hundimiento de la moneda nacional (1 libra sudanesa equivalía a 0,42 dólares estadounidenses en 2009 y a 0,02 dólares a finales de 2018). La población, ya afectada por los efectos del plan de ajuste estructural adoptado por Jartum en 2017-bajo la égida del Fondo Monetario Internacional (FMI)– y por una incesante escasez de productos básicos y de carburantes, reaccionó desde el día siguiente invadiendo las calles de las principales ciudades del país. Los eslóganes son simples y claros: “¡Cae y ya está” (tasqout bass); “¡Libertad,paz y justicia¡”; “El pueblo quiere el derrocamiento del régimen”; o simplemente: “¡Revolución¡”.

Desde 2011 y las “primaveras árabes”, Sudán nunca ha dejado de experimentar oleadas de protesta,a menudo muy localizadas y casi siempre reprimidas. El movimiento nacido en diciembre de 2018, de esencia revolucionaria-pues pretende provocar la caída del régimen-, se distingue por su parte, por su carácter nacional y unitario, así como por la convergencia en su seno de varios grupos dotados de una legitimidad real.

Desde el principio, la Alianza para la Libertad y el Cambio (ACL) ha desempeñado un papel decisivo en la protesta que condujo, el 11 de abril, al derrocamiento de Al Bashir. La ALC se inscribe en la continuación de la Alianza Nacional Democrática (DND), fundada en Eritrea en 1995. Por aquel entonces agrupaba a todas las organizaciones prohibidas por el régimen del presidente Al Bashir, que llegó al poder en 1989 gracias a un golpe de Estado militar orquestado por el teólogo y político Hassan el Turabi. Por entonces Ministro de Justicia y Asuntos Exteriores, este último fallecido en 2016, también dirigía el Frente Islámico Nacional, que se inscribía en el movimiento de los Hermanos Musulmanes.

En la actualidad, la ALC incluye varias formaciones, entre ellas la muy activa Asociación de Profesionales Sudaneses (APS), que reúne a ocho profesionales, entre ellos los ingenieros, los abogados, los médicos y los docentes de la enseñanza superior, y que se desmarca de los sindicatos oficiales, al servicio del régimen. En el origen de la protesta contra la subida de los precios del pan, varias coaliciones y partidos políticos de la oposición legales se unieron a la APS. Entre ellos, Nidae al Sudan (“La llamada del Sudán”), al que pertenece, entre otros, el partido Al Umma (centrista) del emblemático Sadek al Mahdi-primer ministro durante el paréntesis democrático de 1985 a 1989-, pero también las Fuerzas Nacionales del Consenso (NCF, por sus siglas en inglés), una agrupación de formaciones de izquierda, entre ellas el Partido Comunista.

“Todos somos Darfur”

Desde el 1 de enero, a través de su Declaración de la Libertad y el Cambio (DLI), la ALC ha hecho suyas las reivindicaciones de la APS. El programa político por este texto plantea, esencialmente, el establecimiento de un Gobierno de transición civil y democrático durante cuatro años. El 11 de abril, el arresto de Al Bashir por parte del Ejército, que llegó acompañado de la suspensión del Parlamento y del establecimiento de un régimen militar “transitorio” de dos años, no convenció a la ALC, que denunció de inmediato un “golpe de Estado interno en el régimen” y reiteró sus reivindicaciones de una verdadera transición.Como no se menguó la determinación de los manifestantes reunidos ante el cuartel general del Ejército, el Consejo Militar de Transición realizó varias concesiones. A mediados de abril se destituyó al general Awad Ibn Ouf, efímero jefe de esa instancia, y a Salah Gosh, poderoso jefe de los Servicios de Inteligencia y de Seguridad (NISS, por sus siglas en inglés). Desde entonces continúa el pulso entre la ALC, aún capaz de movilizar a cientos de miles de manifestantes pacíficos, y los altos mandos del Ejército.

Hay que buscar las causas profundas de la oleada revolucionaria sudanesa actual en los daños provocados por los treinta años de dictadura militar e islamista del presidente Al Bashir, así como en la historia contemporánea más amplia de Sudán. Primer elemento que hay que tomar en consideración: la represión multiforme sufrida por el país desde el golpe de Estado de 1989. En el plano político y cultural, el régimen de Al Bashir ejerció una represión generalizada e incesante en el seno de la sociedad sudanesa. Tras el golpe de Estado se prohibieron los partidos y los sindicatos libres y estos últimos, a continuación, incluso fueron objeto de medidas represivas mediante una ley, la Trade Union Act, adoptada en 1992. Sin embargo, los partidos y sindicatos libres siguieron siendo muy activos en la clandestinidad y en el exilio (sobre todo en Francia y en el Reino Unido). La represión llegó también a los círculos intelectuales, los medios de comunicación y tampoco perdonó a las filas del Ejército, golpeado por varias purgas.

A esto cabe añadir una aplicación de la sharia cada vez más violenta y liberticida. Al Bashir endureció el código jurídico y penal, ya vigente durante la dictadura (1969-1985) del presidente Yaafar al Nimeiri, también depuesto por un movimiento popular. Así pues la ley sudanesa prevé castigos corporales estrictos (hudud) que ningún juez puede adoptar por estar prescritos por el Corán o la Sunna. Es el caso de la amputación para los “ladrones”, de la pena de muerte para los apóstatas y de la discriminación para las mujeres y los no musulmanes, que representan al menos una tercera parte de los ciudadanos sudaneses, y en particular, aquellos que practican religiones animistas en el sur del país. Al contrario, la ALC aboga hoy por el establecimiento de una Asamblea Constituyente (Transitional Civil Statuori Council) cuyos miembros reflejarían la diversidad cultural, étnica y religiosa de Sudán, con una cuota de al menos un 40% de mujeres, con el objetivo de fundar un sistema jurídico de carácter “neutral” y “nacional” (declaraciones de los días 15 y 18 de abril de 2019).

En este contexto de autoritarismo y represión, los sudaneses también se han enfrentado a importantes problemas económicos, simbolizados por la lenta caída de su moneda y por unas incensantes dificultades presupuestarias que obligaran al poder a recurrir a los proveedores de fondos internacionales. Como numerosos países árabes, Sudán se caracteriza por una economía rentista improductiva, y especialmente, por la renta petrolera, en el origen de un boom económico efímero entre los años 2000 y 2008. Desde 2011, el desempleo afecta de media al 18% de la población activa, con picos del 60% entre los jóvenes, pero también entre las mujeres. Cerca del 50% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Más allá de las dificultades económicas, múltiples conflictos han ensangrentado el país desde hace cerca de cuatro décadas. De 1983 a 2005, una guerra enfrentó al Gobierno de Jartum y al Movimiento/Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán(SPLM/SPLA, por sus siglas en inglés) de John Garang. Durante esos veintidós años, cuatro millones de personas huyeron de sus hogares y más de dos millones de sudaneses perdieron la vida. Garang, al igual que los progresistas del Norte, siempre estuvo convencido de que la única solución al conflicto era la unidad nacional en un marco democrático y laico. Desapareció en un helicóptero en 2005, unos meses después de haber firmado un acuerdo de paz con el Norte. Este compromiso no sobrevivió a Garang: Salva Kiir, su sucesor, apoyado por Estados Unidos e Israel, optó por la secesión del Sur, confirmada en 2011 tras el referéndum de autodeterminación del 9 de enero en el que el 98,33% de los votantes se pronunció a favor de la independencia. Esta amputación, en gran medida impuesta por Washington, provocó un sentimiento de humillación y frustración entre los sudaneses del Norte.

Como el conflicto con el Sur, la Guerra de Darfur hay que analizarla en términos de “cuestión nacional”. El subdesarrollo de esta región, abandonada por el poder, está en el origen de la guerra civil que enfrentó a grupos insurgentes de Darfur y al Gobierno central, así como a milicias locales (janjawid) armadas por el régimen. En 2009 y 2010, el Tribunal Penal Internacional (TPI) emitió dos órdenes de arresto contra Al Bashir por crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio perpetrados en Darfur de 2003 a 2008, pero acabó sus investigaciones en 2014 debido a la inacción del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.  La oleada revolucionaria de 2018-2019 también ha tenido como efecto la difusión de un sentimiento de unidad nacional por todo el país. En este sentido, uno de los eslóganes de los manifestantes en la capital, “Todos somos Darfur”, es elocuente, al igual que el primer objetivo del Gobierno de transición planteada por la DLC: ocuparse de las “causas profundas” de las guerras civiles y encontrar una solución justa y duradera para estas.

En el supuesto de que triunfe la protesta popular, lo cierto es que las nuevas autoridades deberán conseguir un compromiso histórico entre los partidos políticos,las cofradías religiosas y los segmentos progresistas modernos. En el plano interno, la coyuntura parece favorable, incluso aunque persistan algunas dudas con respecto a la posición definitiva del Ejército. No obstante, en el extranjero, numerosos países árabes, entre ellos las monarquías del Golfo,verían con malos ojos el desarrollo de una auténtica democracia en Sudán por temor a sus efectos desestabilizadores en sus propias sociedades. Las reacciones de las diplomacias occidentales y de las Naciones Unidas han sido muy prudentes. Ninguna, hasta donde sabemos,reconoce a la ALC como representante legítima de las fuerzas populares. Es el caso, igualmente, de Rusia y China, que mantenían buenas relaciones con el régimen de Al Bashir. El Sudán, el impulso revolucionario solo puede contar consigo mismo.

Resultado de imagen de Alianza para la Libertad y el Cambio Sudán imágenes

Manifestantes exigiendo el traspaso de poderes del Ejército a la sociedad civil.

Manifestantes exigiendo a las Fuerzas Armadas el inicio de una transición hacia la democracia.

Resultado de imagen de Alianza para la Libertad y el Cambio Sudán imágenes

Resultado de imagen de ALC Sudán images

El general Mohammed Hamdan Dagalo, conocido como Hemedti (centro de rodillas), jefe adjunto del consejo militar que asumió el poder en Sudán después del derrocamiento del presidente Omar al-Bashir, ora el sábado durante un Ramadán Evento, en Jartum, Sudán. Foto: AP

El general Mohammed Hamdan Dagalo, conocido como Hemedti (centro de rodillas), jefe adjunto del consejo militar que asumió el poder en Sudán después del derrocamiento del presidente Omar al-Bashir, ora el sábado durante un Ramadán Evento, en Jartum, Sudán. Foto: AP Fuente: La Nación.

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 29, 2019 en Uncategorized

 

El cobrador (Rubem Fonseca,1979). Un notable libro de relatos que recomiendo a todo el mundo.

Hace ya algún tiempo me regalaron una recopilación de relatos titulada El cobrador. Al principio no le presté demasiada atención, pero luego me puse a investigar al autor del libro, Rubem Fonseca y descubrí que es uno de los grandes de la literatura brasileña. Así que en las últimas semanas me he puesto con El cobrador, y tengo que decir que la mayoría de los relatos que componen esta antología me han gustado muchísimo. Es verdad que también hay algunos relatos demasiado cortos en mi opinión que no me han dicho nada y considero insulsos, pero haciendo un balance esta claro que esta recopilación tiene una notable calidad y hará las delicias de los amantes de la buena literatura. Yo he sentido un gran placer leyendo relatos como Pierrot de la caverna, El juego del muerto, Encuentro en el Amazonas, Mandrake o El cobrador. Leyendo sus páginas, me ha recordado bastante en el tipo de escritura y la norma de narrar a otro novelista brasileño imprescindible, Jorge Amado.  Seguramente esté ya descatalogado y tengan que pedirlo. Pero merece la pena tomarse la molestia, porque van a descubrir a un nuevo autor que les va a gustar si son amantes del buen leer.

Resultado de imagen de El cobrador Rubem Fonseca imágenes

Resultado de imagen de Rubem Fonseca imágenes

El escritor Rubem Fonseca (Minas Gerais, 1925).

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 22, 2019 en Uncategorized

 

De como PP, Ciudadanos y VOX recortan en sanidad pública en Andalucía tras haberle bajado los impuestos a las rentas más altas.

El artículo que he seleccionado hoy muestra como las derechas se han unido para hacer lo que mejor saben: mantener privilegios a los que más tienen (bajadas de impuestos a las rentas más altas) y destruir lo que es de todos (en este caso, la Sanidad Pública). No es nada nuevo. Lo hemos vivido los madrileños durante el interminable y nefasto mandato del Partido Popular en Madrid. Y volverá a ocurrir si el próximo domingo consigue gobernar el tripartito. Adiós a todo lo que suene a social y popular. Y vendrá una clarísima involución en materia de derechos y libertades como la que padecimos durante el septenio rajoyano (2.011-2.018). Es mucho lo que nos jugamos los madrileños y el resto de los españoles. Los andaluces ya están pagando las consecuencias. Cuando la gente que dice que quiere que cambien las cosas, se queda en casa y no acude a votar, ocurren hechos como el de Andalucía. Luego vienen los sustos, los lloros y las lamentaciones, que ya no sirven de nada. Nos estamos jugando ni más ni menos el tipo de sociedad en que queremos vivir. Una sociedad donde la sanidad, educación y pensiones públicas sean un derecho o una donde esas tres cosas vayan por lo privado y estén al alcance sólo de quienes se lo puedan permitir. Vamos, que si de joven no te has podido hacer un plan privado de pensiones, de mayor olvídate de poder tener una pensión digna, por ejemplo.  Se trata de que podamos vivir en una sociedad digna para todos, no una sólo apta para los más fuertes económicamente hablando.

PP, C`s y VOX preparan recortes en la Sanidad Andaluza tras bajar impuestos a los ricos.

Por Adrián Parrondo.

El Gobierno de Juanma Moreno dejará de cubrir puestos vacantes y espera un “estudio de plantilla” que terminaría con un ERE en Sanidad.

La “revolución fiscal” que PP, Ciudadanos y VOX prometieron ejecutar en la Junta de Andalucía ya se ha convertido en una realidad. A pesar de las amenazas de Abascal de “dejar caer” el Gobierno de Moreno tras calificarles como “extrema derecha”, la formación de Santiago Abascal no ha encontrado problema en aprobar la rebaja de impuestos de la mano de sus socios.

Eso sí, los amagos de la formación de ultraderecha se produjeron hasta el último momento.Hubo tanta preocupación en el Gobierno que finalmente tuvieron que movilizarse  el vicepresidente Juan Marín y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, para convencerles de la conveniencia de aprobar la medida.

Finalmente, la Junta ha conseguido bajar todo tipo de impuestos, entre los que se encuentran los de Sucesiones y Donaciones. Se trata de una tasa que únicamente afectaba a uno de cien herederos, aunque con mayor nivel de renta (sólo se pagaba a partir de un millón de euros). Era la medida estrella de las tres derechas.

Con el recorte aprobado, el Gobierno se ve obligado ahora a ejecutar recortes para estabilizar cuentas. No hay que olvidar que el dinero que dejará de percibir la Administración andaluza se corresponde, por ejemplo, con el sueldo de 2.000 profesores o enfermeros. El primer sector afectado será, al parecer el de la Sanidad Pública. La primera medida anunciada por el Presidente Juan Moreno pasa por no volver a contratar a ningún profesional en los próximos seis meses, es decir que no se cubrirán las vacantes correspondientes a las vacaciones de verano.

Esta es la medida anunciada. Porque detrás, hay muchas cosas más. Según denuncia el sindicato CC.00, la dirección del SAS (el Servicio Andaluz de Salud), ha dado la orden de no cubrir ningún tipo de vacante con contratos de larga duración, en las categorías de auxiliar administrativo, administrativo, celador o técnico especialista de laboratorio.

Con ello, cualquier baja o jubilación dejaría puestos completamente vacíos y a largo plazo, pero hay más. Según el sindicato, el trasfondo pasa por realizar un “estudio de plantilla” con el objetivo de ejecutar una reducción masiva de personal, es decir un ERE en la Sanidad Pública. Eso sí, todo sucederá después de las elecciones municipales, autonómicas y europeas que se celebran este mes de mayo.

El espejo de Castilla-La Mancha.

La ejecución de estos recortes no debería sorprender a nadie. Para ello debemos remitirnos al actual gerente del SAS, Miguel Moreno Verdugo, que jecutó el mayor recorte histórico que experimentó la sanidad castallanomanchega durante la época de María Dolores de Cospedal. Entre los años 2.011 y 2.015, el SESCAM (Servicio de Salud de Castilla-La Mancha) vivió un recorte de presupuesto superior al 10%, lo que supuso el recorte de 3.500 empleos en la legislatura. Durante la etapa de Cospedal, se cerraron los servicios de emergencias en zonas rurales, un problema en una región con localidades muy distanciadas entre sí. También se desviaron pacientes desde la Sanidad Pública hasta clínicas privadas de Madrid, aumentando el coste para unas arcas públicas que entraron en déficit. El caso más escandaloso se vivió con 25 niños de la región, enviados a la clínica La Milagrosa de Madrid para ser operados de fimosis y que han terminado con secuelas permanentes.  Y no podemos olvidar la muerte de dos pacientes en el pasillo de las urgencias del Hospital de Toledo en 2.014, un centro que cerró 165 camas durante la legislatura de Cospedal.

 Fuente: Los replicantes.

Firma del acuerdo entre los representantes de PP y Vox.

Firma del acuerdo de Gobierno entre los representantes de PP y VOX.

Resultado de imagen de juan marín vicepresidente

Juan Moreno y Juan Marín, líderes del PP y Ciudadanos en Andalucía.

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 19, 2019 en Uncategorized

 

Gracias a Dios (Francois Ozon,2.019), Perfectos desconocidos (Alex de la Iglesia,2.017) y Todos lo saben (Ashar Farhadi,2.018). Tres recientes películas repletas de talento que no os podéis perder.

He de reconocer que suelo tener bastante suerte con las películas que escojo ver. Consecuencia de eso es que he visto recientemente tres filmes formidables, todos ellos muy recientes.

La primera de esas historias está dirigida por el polémico e irregular, pero casi siempre interesante Francois Ozon (The Swimming pool, Joven y bonita, El amante doble). Se trata de Gracias a Dios, una película sobre tres hombres que no se conocen, pero que tienen en común haber sido sexualmente abusados por el mismo sacerdote cuando eran niños. La película está dividida en tres partes, y en cada una de ellas, el protagonista es un personaje distinto. Se trata de tres hombres de muy diferente personalidad y condición social, que sólo se conocerán cuando uno de ellos-el que protagoniza el primer bloque de la película-tome la decisión de formar una asociación de víctimas de los abusos sexuales dentro de la Iglesia con el objetivo de llevar ante los tribunales al sacerdote que abusó de ellos. Al estar basada en hechos reales, el filme tiene en ciertos momentos un cierto toque documental. La historia funciona bastante bien y creo que películas como esta son valientes y necesarias. Hay que poner fin a la impunidad de los sacerdotes que abusan de niños/as y al encubrimiento de sus superiores. El único pero es su excesiva duración (unas dos horas y cuarto). ¿Se imaginan una película con esta temática realizada en España?. Seguramente no llegaría a estrenarse porque la todo poderosa Conferencia Episcopal se encargaría de que la prohibiesen. Por cierto, en Gracias a Dios hay alusiones al caso de los abusos a niños en la diocésis de Granada, un caso reciente que los medios se encargaron de silenciar, algo bastante habitual en España.

Creo que todavía está en cartel.

Resultado de imagen de Grace a Dieu Ozon images

Resultado de imagen de Grace a Dieu Ozon imagenes

La segunda película es Perfectos desconocidos (2.017), una de las películas más conseguidas del irregular e imprevisible Alex de la Iglesia, un autor capaz de lo mejor (El día de la Bestia, La comunidad, 800 balas, Las brujas de Zugarramurdi y la que nos ocupa) y de lo peor (Perdita Durango, Muertos de risa, Balada triste de trompeta). En esta ocasión de la Iglesia se descuelga con una fábula que nos alerta tanto sobre los peligros de las nuevas tecnologías como sobre la falsedad y mezquindad humanas. Una falsedad y mezquindad que pueden soterrarse tras la apariencia siempre tranquilizadora de una duradera amistad grupal. Creo que de la Iglesia ha estado sembrado en esta ocasión. Perfectos desconocidos me ha retenido sin poder despegarme de mi sillón durante los 93 minutos que dura y ha sido sobre todo gracias a la habilidad con que el director maneja situaciones que oscilan entre lo tenso y lo cómico. Sin duda es una película con la que he disfrutado mucho y que veré en más ocasiones.

Imagen relacionada

Resultado de imagen de Perfectos desconocidos Alex de la Iglesia imágenes

Por último tenemos una obra maestra incontestable titulada Todos lo saben, dirigida por el iraní Asghar Farhadi, autor de la no menos magistral Sader y Nimin, una separación (2.011), película nominada a los Oscar y que se convirtió en una de las películas más premiadas de la Historia del Cine, sino en la que más recibiendo galardones por todo el mundo. Llama la atención como un cineasta procedente de un país de Oriente Medio ha podido captar con tantísima precisión el espíritu envidioso y cainita de la España profunda. Esa España de los pueblos donde la gente se odia durante generaciones a causa de disputas relacionadas con tierras y herencias. Desde luego Farhadi ha escrito y puesto en escena una película sublime tanto por como cuenta una historia desagradable (el  inesperado secuestro de una adolescente en una pequeña localidad donde todo el mundo se conoce) haciéndola tremendamente interesante en todo momento e impidiendo que el espectador se distraiga de lo que se le está relatando como por la verosimilitud del relato. Pues intuimos que lo nos cuenta el autor podría pasar perfectamente aquí, pues la envidia y el odio son mecanismos que todavía conservan mucho poder en ambientes pequeños y cerrados. Además, la película cuenta con un excelente reparto (al igual que Perfectos desconocidos), del que Farhadi extrae lo mejor de cada uno. Sin duda, consigue que reflexionemos sobre lo peor de la condición humana tras terminar de verla. Pero al mismo tiempo nos queda la gran satisfacción de haber disfrutado de una obra de extraordinaria calidad que demuestra que en el cine español todavía queda mucho talento por descubrir y explotar.

Resultado de imagen de Todos lo saben imágenes

Resultado de imagen de Todos lo saben imágenes

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 19, 2019 en Uncategorized

 

Policías que cometieron torturas contra disidentes durante el franquismo siguieron disfrutando de condecoraciones y pensiones durante la democracia.

He decidido publicar este valiente artículo de José Bautista y Antonio Maestre en mi blog porque considero que es imprescindible que las nuevas generaciones de españoles sepan lo que ocurrió en nuestro país con el asunto de la tortura. Como estuvo institucionalizada durante décadas y como hoy sigue siendo una práctica más habitual de lo que se cree, como bien confirman los informes de prestigiosas organizaciones como Amnistía Internacional. Es una vergüenza que quienes han ejercido como torturadores al servicio de un régimen liberticida como fue el franquismo, no hayan sido nunca juzgados ni encarcelados y que hayan sido protegidos por los diversos partidos en el poder. Esa es una más de las anomalías de la “democracia” española. Esperemos que en un día no lejano las cosas comiencen a cambiar y se lleve a juicio a quienes han violado los derechos humanos y no a raperos, tuiteros y periodistas, como ocurre actualmente.

Más de 20 medallas y condecoraciones a policías acusados de torturas y de las cloacas.

Por José Bautista y Antonio Maestre.   Kaos en la red.net

El Ministerio del Interior confirma a La Marea nuevos nombres de agentes condecorados. Los principales partidos,a excepción de Podemos, no se posicionan sobre ello.

El Ministerio del Interior ha confirmado a La Marea, tras una petición ejercida en virtud de la Ley de Transparencia, la existencia de diversas medallas y condecoraciones a miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado envueltas en diversas polémicas, denuncias de torturas y situación de vulneración de derechos humanos y derechos fundamentales.

El comisario Villarejo, protagonista de las cloacas del Estado, tiene al menos cinco condecoraciones policiales, entre ellas dos cruces al Mérito Policial con distintivo rojo, que llevan aparejada una retribución vitalicia. Cuando se jubile, esa paga se convertirá en un incremento del 30% en su pensión. La primera medalla le llegó estando destinado en San Sebastián en 1.975, tres años de ingresar en la policía franquista. La segunda en 2.009 y de manos de Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior socialista. Las cuatro siguientes se las abrochó su sucesor, el ministro popular Jorge Fernández Díaz, el mismo que condecoró a otros seis imputados más en la Operación Kitchen. De no ser por los votos en contra de PP, PSOE y Ciudadanos, Villarejo habría comparecido ante el Congreso a finales de 2.018.

España mantiene las condecoraciones a una larga lista de policías heredados del franquismo que destacaron por actuar al margen de la ley también durante la Transición y en período democrático, principalmente en los años de la denominada “guerra sucia” del Estado contra ETA. La mayoría comparte denominador común: acumulan denuncias por tortura y otros crímenes que no fueron admitidas a trámite, en la mayoría de los casos por prescripción del delito, y se acogieron a la Ley de Amnistía de 1.977.

Según publicó InfoLibre, además del caso más mediático de Billy el Niño, al menos tres ex-policías franquistas imputados por torturas en la querella argentina, conservan medallas pensionadas. En la respuesta oficial a La Marea, el Ministerio del Interior confirma que la lista de condecoraciones es aún mayor.

Uno de ellos es el cántabro José Sainz González.  Sainz llevaba las riendas del Servicio Central de Documentación, un cuerpo de inteligencia creado por Luis Carrero Blanco, mano derecha de Franco. Logró su primer ascenso notorio de la mano de Rodolfo Martín Villa, quién lo nombró subdirector general de la Policía. Más tarde se convirtió en el primer director general de la Policía de la democracia gracias a la ayuda de Lorenzo Calatayud de la Hoz, una persona clave para mantener las ventanas del cuerpo de policía bien cerradas en plena Transición. En ese período, Sainz se ocupó de dar cabida en la policía a los altos mandos de la Brigada Política Social, principal órgano de represión del franquismo.

Sainz era conocido por sus víctimas como Pepe el Gordo, debido a su altura y complexión física. En el libro de no ficción La carta: Historia de un comisario franquista, Antonio Batista destaca su capacidad para obtener declaraciones forzadas mediante tortura, un método que supuestamente empleó de manera especial con presos etarras. El Gobierno de Adolfo Suárez le concedió la Medalla de Oro al Mérito Policial a finales de los 70, época en que diseñó una “acción de comando” para hacer la guerra a ETA al margen de la legalidad y que, según sus escritos, debía tener a gente “nunca ligada a la Policía ni a otro organismo del Gobierno”. Este y otros operativos de Sainz sirvieron de precedente años más tarde para los GAL.

En los 80, el Gobierno de Felipe González le nombró delegado del Ministerio del Interior en el País Vasco, donde acumuló un largo reguero de denuncias por tortura de militantes de izquierda, nacionalistas, sindicalistas y manifestantes sin filiación política. Falleció en 1.987 y desde entonces ningún Gobierno ha planteado la posibilidad de retirarle la condecoración.

Manuel Ballesteros García, comisario honorario de la Policía, se hizo famoso por sus represalias contra sindicalistas, demócratas, comunistas y nacionalistas vascos. Entre sus aprendices está Billy el Niño, que durante años sirvió bajo su mando. La técnica más conocida que se le atribuye era el “tostadero”: la víctima era atada a un somier metálico y posteriormente recibía descargas eléctricas.

Como otros policías, Ballesteros no ocultaba su simpatía por el franquismo ya en democracia. Águila, como se hacía llamar en las operaciones secretas, acudió al Congreso el día del Golpe de Estado de Tejero a saludar al coronel malagueño y sus cómplices, aunque se le recuerda por sus operaciones contra ETA.

“Seguiremos en el mismo puesto”, le dijo Ballesteros a una de sus víctimas cuando esta le dijo, allá por 1.971, que algún día le echarían de la policía. Antonio Palomares padeció las manos de Ballesteros antes de convertirse en diputado en las Cortes valencianas. Según su relato, el comisario honorario le inflingió tal violencia que le hizo perder dos centímetros de altura y le dejó tres vertebras soldadas, el diafragma deformado y varios problemas respiratorios, pero no logró que Palomares delatará a sus compañeros.

El Tribunal Supremo le absolvió en dos ocasiones después de ser condenado por permitir la huída a Francia de personas al Batallón Vasco-ESpañol, a las que se atribuyó el asalto armado a un bar de Hendaya, dejando dos muertos y 10 heridos. Su “juez de la guarda” en el Alto Tribunal fue José Augusto Ruíz, el mismo que absolvió a Alfonso Guerra del caso Filesa y a Narcís Serra por el uso de fondos reservados para financiar los GAL.

Falleció en 2.008 y libre de condenas. El obituario de El País lo definió como “experto en antiterrorismo”, el de ABC como alguien en quién “predominaban las luces”. El resto de medios que le dedicaron un obituario mencionó su papel durante la dictadura. En 2.019, 11 años después, por primera vez un juez de Valencia investiga los hechos atribuidos a Ballesteros y otros mandos franquistas denunciados por tortura. Ostenta un palmarés considerable: dos cruces al Mérito Policial (1975 7 76), una Medalla de Plata al Mérito Policial (1.979), otra del mismo nivel, pero de oro (1.982), una Cruz de Plata al Mérito de la Guardia Civil (1.988), además de una condecoración civil  y otra no policial (el Ministerio del Interior no especifica cuáles).

El Gobierno de Pedro Sánchez asegura que “no existe” ningún informe sobre condecoraciones a antiguos cargos de la Brigada Político Social. Sin embargo, según los documentos facilitados por el Ministerio del Interior, si hay constancia de la Medalla de Plata al Mérito Policial concedida al antiguo jefe de dicha brigada, Eduardo Quinta Bóveda, acusado también de torturas en las filas franquistas.

Su especialidad eran los anarquistas de la FAI en Barcelona, así como los catalanistas. Traicionó a la República filtrando información a los sublevados, fue uno de los testigos en el juicio contra Lluis Companys y en 1.938 se le puso al frente de la Brigada Política Social. Bajo su sombra, la comisaría de Vía Laietana se hizo famosa por los presos que saltaban desde las ventanas y los gritos que ascendían de sus sótanos. Falleció en 1.968.

Antonio Juan Creix interrogó y sometió a tortura a muchas personas, entre ellas a los escritores Manuel Vázquez Montalbán y Antoni Batista, que lo definieron como uno de los crueles de su categoría. Gregorio López Raimundo narró  con detalle sus torturas y Rafael Alberti supo convertirlas en poema. Sus víctimas predilectas eran los comunistas, aunque también actuó contra estudiantes, catalanistas y etarras, tal y como recogió el documental Barcelona 1.962. L`ombra dels Creix, dirigido por Enric Canals.

No le falló el olfato cuando intuyó que Franco ganaría la guerra, así que realizó tareas de contraespionaje para favorecer a los sublevados. Formaba parte del grupo conocido como Quinta Columna. Al terminar la contienda, encontró hueco en la policía y fue ascendiendo hasta imponer su fama de despiadado. Aprendió de los mejores:  en 1.954 subió a bordo del primer vuelo Madrid-Nueva York de Iberia para ser entrenado en técnicas de intimidación, tortura y espionaje del FBI, por entonces obsesionado con eliminar a los comunistas. Fue nombrado jefe de la Brigada Político Social de Barcelona en 1.963 y poco después se traslada a Bilbao como jefe de Policía. A Nuñes (PSUC), otra de sus víctimas célebres, le agredió con golpes, electrodos, ahogamiento e incluso lo dejo 72 horas suspendido de las esposas.

Resultado de imagen de Antonio Juan Creix imágenes

Con Franco agonizando, en 1.974 el régimen decidió prescindir de Creix. Por entonces era jefe superior de la Policía en Andalucía. El falangista Tomás Garicano explicaba que había que despojarse de personajes como él para transmitir apariencia de cambio. Murió en 1.985 con tres cruces al Mérito Policial y una al Mérito de la Guardia Civil que todavía  le son reconocidas. Recientemente el diario El Mundo lo calificó de mero “poli duro”.

¿Qué harán los partidos con este asunto?. Podemos explica a este medio que “los torturadores y los implicados en cloacas perderán sus medallas” si llega al Gobierno. La responsable de prensa del PSOE contesta: “No tengo respuesta”. El Partido Popular no responde a los reiterados intentos de este medio para recabar una postura, mientras que Ciudadanos contesta que está preparando la suya. Vox manifiesta que no tiene ninguna voluntad de colaborar con La Marea.

El caso de Billy el Niño.

La concesión de medallas a estos policías es un síntoma visible de la digestión pendiente del franquismo que padece España. La situación de Juan Antonio González Pacheco, Billy el Niño, es ilustrativa: cobra un 50% más de pensión-pagado con dinero de los contribuyentes, incluidas sus víctimas-porque mantiene cuatro medallas pensionadas (retribuidas, vitalicias y acumulables) al mérito policial y está protegido por la Ley de Amnistía de 1.977 y el aparato judicial, que se niega a extraditarlo a Argentina, país en el que agentes de la policía española también practicaron torturas, y en el que desde 2.013, una jueza reclama su detención y le atribuye crímenes de lesa humanidad. El Gobierno de Rajoy declinó retirarle las medallas, mientras que el de Pedro Sánchez se quedó en las intenciones.Resultado de imagen de billy el niño torturador

La ley que regula las condecoraciones data de 1.964 y establece como requisito haber demostrado “la virtudes de patriotismo, lealtad y entrega al servicio en el más alto grado”, pero no menciona incompatibilidades. Incluso el Sindicato Unificado de Policía ha pedido en reiteradas ocasiones reformar esta ley. Mientras España sigue premiando a estos policías-con excepciones como la del coronel de la Guardia CIvil Manuel Sánchez Corbí, cesado en 2.018, Amnistía Internacional y otras organizaciones alertan de la impunidad policial y el instituto vasco de Criminología asegura que entre 2.004 y 2.014 se tramitaron más de 6.600 denuncias por malos tratos y torturas policiales, principalmente en el País Vasco y Cataluña, de las que 725 terminaron en sanción, la mayoría como falta y no como delito, según datos de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura.

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 16, 2019 en Uncategorized

 

Ragtime (E.L.Doctorow, 1.975), una espléndida novela, amena de principio a fin, en la que se entremezclan personajes de ficción e históricos en la Norteamérica de principios del siglo XX.

Visitando recientemente la librería de segunda mano Releer en la madrileña calle de Blasco de Garay encontré una joyita titulada Ragtime. Esta obra es la más conocida de su autor, E.L. Doctorow (1.931-2.015) y entiendo que tenga cierta fama porque es una verdadera lección de lo que significa hacer buena literatura. La amenidad del relato y la sencillez de la escritura de Doctorow convierten a Ragtime en una novela totalmente recomendable para cualquier tipo de lector, incluso para aquellas personas que nunca leen. Por sus páginas desfilan tanto personajes anónimos-completamente fictícios- como personajes históricos de lo más variado- el escapista Harry Houdini, el padre del Psicoanálisis Sigmund Freud, la revolucionaria anarquista Emma Goldman, el magnate J.P. Morgan o el empresario Henry Ford- y uno se pregunta como es posible que un autor como Doctorow siga siendo tan desconocido en España. En la novela se van sucediendo y entrelazando las más diversas tramas que protagonizan personajes muchas veces no relacionados entre sí, pero en ningún momento tiene el lector la sensación de estar ante una obra incoherente. Al contrario, todo fluye a las mil maravillas y cada historia que se nos cuenta es interesantísima. Da lástima cuando la novela se acaba y echamos en falta que no tenga varios cientos de páginas más para disfrutar más tiempo del talento de Doctorow.

Hay una adaptación cinematográfica de Milos Forman, de 1.981. Habrá que verla, más cuando está realizada por un cineasta prestigioso.

Resultado de imagen de Ragtime novela imágenes

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 11, 2019 en Uncategorized