RSS

Archivo de la categoría: Mundo Árabe y Musulmán.

Interesantes artículos que describen la criminal política de Arabia Saudí hacia la población de Yemen.

Les dejo estos enlaces para que se informen de una guerra que no aparece casi nunca en los diarios oficiales, porque no interesa que veamos las atrocidades que están cometiendo los saudíes en el empobrecido y castigado Yemen.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=234095

http://www.hispantv.com/noticias/yemen/351508/bombardeo-arabia-saudita-muertos-sana

https://actualidad.rt.com/actualidad/184064-genocidio-yemen-silencio-mediatico-coalicion-occidente

https://www.enfoques.es/arabia-saudi-genocidio-yemen/

https://www.loquesomos.org/yemen-los-secretos-del-genocidio/

Resultado de imagen de genocidio yemen

Resultado de imagen de genocidio yemen

Resultado de imagen de genocidio yemen

Resultado de imagen de genocidio yemen

Resultado de imagen de genocidio yemen

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 19, 2017 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

Los crímenes y atrocidades del Estado Islámico (ISIS).

Así como en el anterior post escribí sobre las atrocidades cometidas por el régimen de Bashar el Assad en la guerra civil siria, hoy me toca hablar sobre las del otro contendiente en este conflicto armado: el Estado Islámico (ISIS). Las atrocidades de esta organización han superado todo lo imaginable dentro del mundo del integrismo islámico. Han superado en barbarie y sadismo,- y era difícil-, a Abu Sayaf, los talibanes y Al-Qaeda. Desde luego, no son un grupo terrorista cualquiera, pues estos a diferencia de los terroristas clásicos, controlan territorio. Un extenso territorio que abarca zonas de dos países: Siria e Irak. Parece que afortunadamente se les está derrotando y que el territorio bajo su poder ha menguado sensiblemente en los últimos tiempos. Aún así, el daño que ha causado esta organización a quienes han tenido la desgracia de vivir bajo su tiranía es irreversible. El yihadismo es uno de los mayores peligros y desafíos que afronta el mundo actual, junto con el capitalismo neoliberal y el cambio climático. Creo, que desafortunadamente, todavía vamos a  tener atentados islamistas en Europa durante al menos tres lustros más. Porque, aunque el Estado Islámico sea derrotado,- que lo será-, la semilla del odio de los integristas no se apagará de la noche a la mañana.

Resultado de imagen de Estado islámico imagenes

Bulldozer, uno de los verdugos del ISIS más temibles. Fue capturado en junio de 2.016 por el ejército sirio.

Reproduzco integramente el artículo aparecido en el diario La Vanguardia en su edición digital titulado EL GENOCIDIO YAZIDÍ. Las atrocidades de EI: engañar a una madre para que se coma a su bebé, publicado el 28/06/2017.

Una mujer yazidí secuestrada por el Estado Islámico se comió a su hijo de un año después de que los terroristas matarán al niño, cocinarán su cuerpo y se lo sirvieran con arroz. La última aberración perpetrada  por el grupo terrorista ha sido denunciada por Vian Dakhil, la única diputada yazidí en el Parlamento de Irak.

En una entrevista televisada, Dakhil relató cómo una de las mujeres que las fuerzas iraquíes consiguieron liberar del yugo de los terroristas fue engañada para que se comiera a su hijo sin saberlo. Sus captores la encerraron en un sótano y, durante tres días la dejaron sin comer y sin beber. Después le sirvieron un plato de carne y arroz. “Se lo comió porque estaba muerta de hambre. Cuando se lo acabó, le dijeron:”Hemos cocinado  al hijo de un año que te  quitamos y te lo acabas de comer”, relata la parlamentaria, visiblemente emocionada.

Otra de las chicas que liberaron las fuerzas iraquíes explicó que los yihadistas raptaron a seis de sus hermanas. La más pequeña, de diez años de edad, fue violada hasta la muerte frente a sus padres y hermanas. “La pregunta que nos seguimos haciendo es: ¿por qué? ¿por qué estos salvajes nos hacen esto?”, denuncia Dakhil.

Resultado de imagen de Estado islámico imagenes

Los yazidíes, la minoría más perseguida por el EI.

Los yazidíes son una comunidad étnico-religiosa kurda asentada en el norte de irak y Siria desde hace miles de años, y son la minoría más perseguida por Estado Islámico. La Comisión de Investigación de la ONU denunció hace justo un año que el grupo terrorista  cometió un crimen de genocidio sobre esta comunidad después de la desaparición de miles de niños y hombres yazidíes.

El informe de la ONU, basado en 45 entrevistas a supervivientes, contrabandistas, abogados, activistas, personal médico, líderes religiosos y periodistas, reveló que los yihadistas utilizan a las mujeres como esclavas sexuales y adoctrinan a los niños como militantes del grupo terrorista para después , enviarlos al combate.

Un segundo informe publicado con anterioridad, en enero de 2.016, concluyó que  “Estado Islámico ha querido destruir  a los yazidíes a través de asesinatos, esclavitud sexual, esclavitud, tortura y trato inhumano y degradante, la imposición de medidas para evitar el nacimiento de niños de la comunidad, conversión forzada de adultos y traumas mentales”, entre otras vejaciones.

Resultado de imagen de Estado islámico imagenes

Refugiados yazidíes huyendo del ISIS.

 

Entre las atrocidades más habituales del ISIS se encuentran:

  • Asesinatos en masa.
  • Quemar vivos a los prisioneros.
  • Decapitaciones.
  • Crucifixiones.
  • Ahorcamientos.
  • Violaciones en masa.
  • Persecución y exterminio de personas pertenecientes a otras étnias y religiones (yazidíes, chíies,cristianos,etc).
  • Utilización de niños como soldados.
  • Destrucción de patrimonio cultural.
  • Atentados indiscriminados.

 

Resultado de imagen de Estado islámico imagenes

Más información en:

https://www.guioteca.com/internacional/estado-islamico-las-10-peores-atrocidades-de-esta-agrupacion-terrorista/

https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/irak-las-mujeres-yazidies-que-sobrevivieron-a-horrorosos-abusos-bajo-el-cautiverio-del-estado-isl/

Javier Martín. Estado Islámico: Geopolítica del caos. Editorial: Catarata.

Lawrence Wright. Los años del terror: De Al-Qaeda al Estado Islámico. Editorial: Debate.

Patrick Cockburn. La era de la yihad. El Estado Islámico y la guerra por Oriente Medio. Editorial: Capitán Swing.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 14, 2017 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

Las inhumanas condiciones de las cárceles y centros de detención del régimen de Assad.

Reproduzco parcialmente textos de  Manu Mediavilla, colaborador de Amnistía Internacional, y de Sinfo Fernández sobre las torturas, trato inhumano y ejecuciones a prisioneros en la Siria de Bashar al-Ásad.

“Según informe publicado por Amnistía Internacional, entre 5.000 y 13.000 personas fueron ahorcadas en la prisión siria de Saydnaya en secreto durante cinco años (2.011-2.015). Todo indica que la mayoría eran opositores civiles al Gobierno: manifestantes, disidentes, activistas de derechos humanos, periodistas, personal de ayuda humanitaria, estudiantes,…

A estas ejecuciones extrajudiciales se suma la imposición sistemática de condiciones inhumanas en el régimen carcelario, con torturas y privación de alimentos, agua, medicinas y atención sanitaria. Amnistía considera que esas prácticas que encajan en la definición de  exterminio incluida en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, constituyen crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Los 84 testimonios exhaustivos y contrastados recogidos por AI durante un año (incluidos ex-reclusos, ex-guardias, ex-jueces, abogados y médicos) componen una “galería de los horrores” donde la justicia brilla por su ausencia.

“Todos, sin excepción, hicieron la confesión bajo tortura”, cuenta un ex-funcionario de Saydnaya. “Y si la confesión es grave, te envían al Tribunal Militar de Campaña”. Que, como apunta un ex-juez, “no es un tribunal, porque está fuera de las normas” y “no tiene nada que ver con el Estado de Derecho. Él mismo lo explica: “Los detenidos pasan muy poco tiempo allí, uno o dos minutos”. Al acusado se le pregunta si ha “cometido el delito” que le atribuyen, pero sea cual sea la respuesta, será declarado culpable”. “Tienes los ojos vendados y estás esposado, así que no sabes quién es el juez ni que has firmado. Esto no es justicia”. “Estuve un minuto delante del juez. No te dicen los cargos. No tienes derecho a un abogado ni a hablar por teléfono. No tienes derechos”.

Los presos conocen la condena solo minutos antes de su ahorcamiento. Engañados con un supuesto traslado a una prisión civil, son recogidos en sus celdas por la tarde y llevados a otra celda del sótano, donde reciben brutales palizas durante un par de horas. Ya de madrugada, les vendaban los ojos y les llevaban a la sala de ejecuciones, que fue ampliada en junio de 2.012. Las autoridades penitenciarias llaman la “fiesta” a los ahorcamientos, que van precedidos de rutinas burocráticas como expresar sus últimos deseos-justo entonces se enteran de su condena a muerte-o marcar su huella digital en una declaración para el certificado de defunción. “Los colocaban en fila y esperaban a que todos los sitios estuvieran ocupados para ponerles la soga. Inmediatamente los empujaban o los dejaban caer”.

“UN ex-juez militar completa la espantosa escena: “Los tenían colgados 10 ó 15 minutos. Algunos no morían porque pesaban poco. Los ayudantes de los funcionarios los bajaban y les rompían el cuello”.

Sucedía una o dos veces por semana, con 20 ó 50 víctimas en cada ocasión. Después, un camión se llevaba los cadáveres al hospital de Tishreen para inscribir la muerte y enterrarlos en fosas comunes en terrenos militares próximos a Damasco.

Artículo completo en: https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/blog/historia/articulo/prision-siria-de-saydnaya-un-matadero-humano/

 

“El edificio del Departamento de Estudios del aeropuerto militar de al-Mezze contiene 150 detenidos y 200 el Dormitorio nº1. Esta es una de las prisiones más peligrosas debido a la falta de medidas sanitarias y a la acumulación de basuras, lo que favorece la propagación de enfermedades. Tiene 12 metros de largo por 3 de ancho.

El Dormitorio nº 3 tiene las mismas dimensiones y contiene aproximadamente 180 detenidos. Las fuerzas de Assad han convertido también en prisión la pista cercana al primer puente de la autovía que hacía al-Mezze, donde hay encerrados 250 presos políticos.

El informe indica también que el régimen de Assad dispone asimismo de un número de centros de detención en la capital y sus alrededores. En esos centros de detención, el régimen mantiene prisioneros sin haberlos juzgado y no permite que sus familiares les visiten, ni siquiera que conozcan su paradero.

El informe revelaba muchos de los métodos de tortura utilizados por el régimen. El más importante, el llamado “Fantasma” se lleva a cabo utilizando una grúa metálica: el detenido tiene los ojos tapados y las manos atadas con cintas de plástico, de las que  se les cuelga de la grúa, sin nada bajo los pies.

Artículo completo en: http://arabia.watch/es/sept2014/mainstream/521/Las-espantosas-condiciones-de-la-prisi%C3%B3n-del-aeropuerto-militar-de-al-Mezze-(Damasco)-salen-a-la-luz-por-vez-primera.htm

Más información en el semanario Le Monde diplomatique en español de esta semana nª 264 Una improbable justicia internacional en Siria. Por Emmanuel Haddad. Y en: http://www.publico.es/internacional/torturas-siria-carcel-saidnaya-asad.html

 

Foto: Human Rights Watch

Prisioneros ejecutados en la prisión de Saydnaya.

Imagen relacionada

Presos de Saydnaya.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 11, 2017 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

Los crímenes contra el Pueblo Saharaui. Otro Pueblo que también sufrió las desapariciones forzadas.

El Pueblo Saharauí vive desde 1.975 en la más absoluta exclusión, olvido y abandono. Vive sometido a Marruecos, privado de los más elementales derechos e ignorado deliberadamente por una Comunidad Internacional, que por motivos geoestratégicos y geopolíticos prefiere estar a buenas con la satrapía de Mohamed VI. El asunto del Sahará Occidental es bastante particular, porque si bien existen otros naciones sin Estado sometidas a otro país ,-kurdos, palestinos, chechenos o tamiles (en Sri Lanka)-, los saharuis representan posiblemente el único caso de descolonización pendiente o no finalizada del mundo. Marruecos está actuando en el Sahará Occidental de modo colonialista del mismo modo que franceses y españoles lo hicieron en el propio Marruecos. Y lo que el régimen marroquí lleva décadas haciendo es llenar el Sahará de marroquíes, para que al final los saharauis sean minoría en su propio país, y poder decir que el Sahara es un terrotorio habitado mayoritariamente por marroquíes desde tiempo inmemorial. De vez en cuando se propone alguna iniciativa a nivel internacional para desatascar el conflicto, pero enseguida cae en saco roto y es rápidamente archivada y olvidada, porque parece ser que a los poderosos del mundo les interesa la estabilidad de la dictadura marroquí, entre otras cosas, porque con ese régimen en el poder pueden deslocalizar empresas, abaratando costes laborales y tienen toda clase de facilidades a la hora de montar negocios en el país magrebí. Parece que la soberanía y libertad de los pueblos árabes y musulmanes da mucha grima en Occidente, y en los medios siempre nos dicen que todavía no están preparados para la democracia. Llevó más de dos décadas leyendo eso en los principales diarios de ámbito nacional. Pero, volviendo a los saharauis, no es sólo que sufren una ocupación militar extranjera desde hace más de 41 años, es que la represión marroquí contra este Pueblo ha sido brutal. Tan sólo ahora, cuatro décadas después de iniciados los trágicos hechos, están comenzando a salir a luz,- y muy poco a poco-, los casos de ejecuciones y desapariciones de saharauis de todas las edades (incluyendo niños). Los desaparecidos son miles y este caso nos recuerda a los de España y los países iberoamericanos. No debemos olvidar que los saharauis no sólo es que sean un Pueblo hermano, es que son españoles. Esta gente, cuando fue invadida por Marruecos, tenía pasaporte y documento de identidad español. Y nuestras autoridades les han abandonado siempre, fuesen de UCD, del PSOE  o del PP. A continuación, doy un enlace a un artículo muy revelador escrito por Juan Miguel Baquero en La Marea, sobre las desapariciones en el Sahara, para que descubran lo que le  ha estado pasando durante años al desdichado Pueblo saharaui.

kaosenlared.net/sahara-occidental-los-desaparecidos-del-desierto-memoria-historica-y-fosas-comunes/

Resultado de imagen de sahara occidental imagenes

Resultado de imagen de sahara occidental imagenes

Niños saharauis.

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Manifestantes saharauis por la independencia de su país.

Resultado de imagen de sahara occidental imagenes

Campamentos de refugiados saharauis.

Resultado de imagen de sahara occidental imagenes

 
Deja un comentario

Publicado por en abril 23, 2017 en Genocidio, Mundo Árabe y Musulmán.

 

Chechenia. Una guerra sucia. (Anna Politkóvskaya, 2.002). Un impactante libro-reportaje sobre la desoladora situación del pueblo checheno.

He estado leyendo Chechenia. Una guerra sucia: Una reportera rusa en Chechenia.( RBA Libros,2.002). , un esclarecedor libro-reportaje escrito por Anna Politkóvskaya (1.958-2.006), sobre la tragedia infinita del pueblo checheno, desde que el Presidente-Dictador Vladimir Putin, decidió invadir la República de Chechenia  a finales de 1.999 y comenzar un auténtico infierno tanto para rusos como para chechenos que duraría casi diez años. Está claro que esa guerra tuvo dos motivaciones: resarcirse  de la humillante derrota sufrida ante los combatientes chechenos en la Primera Guerra de Chechenia (1.994-1.996) y afianzar su poder personal. Ambas cosas las consiguió con el tiempo, pero a un precio altísimo, sobre todo para su desdichado pueblo.

Anna Politkóvskaya, la autora de este y otros libros, pagó con su vida sus valientes escritos contra la dictadura de Putin y contra la aberración en que se había convertido Rusia. Fue asesinada a tiros en el ascensor de su casa en octubre de 2.006. Para guardar las formas, el régimen procedió a una farsa de juicio, donde se condenó a dos individuos que seguramente eran dos pobres diablos que nada tenían que ver con el asesinato. Pero, se guardaron las formas y se hizo como si se hiciese algo, Por otro lado, tras los ataques a las torres gemelas, el 11-S, todo musulmán era sospechoso de terrorismo, y tras las iniciales críticas y condenas de Occidente a Putin por su política de tierra quemada en Chechenia, este pasó a convertirse en un alíado imprescindible en la guerra contra el terror. Los chechenos, por su parte, pasaron a ser considerados  todos bandidos, terroristas, islamistas y cómplices de los talibanes y Al-Quaeda. Y así, el pueblo checheno quedó en el mayor de los desamparos.

Leyendo este libro nos damos cuenta del Infierno que ha sido durante años Chechenia para los que vivían allí, pues ni se les permitía salir de ese territorio, ni podían adquirir cosas de primera necesidad como medicinas, alimentos, mantas, material escolar,etc. Chechenia estaba completamente abandonada. No había de nada: No había trabajo, ni dinero, ni agua caliente, ni gas, ni electricidad, ni calefacción, ni comida, ni medicamentos, ni material escolar, ni hospitales, ni escuelas, ni pago de salarios atrasados, ni nada de nada. La propaganda oficial se llenaba la boca con promesas incumplidas y mentiras, pero lo cierto, es que de todo lo prometido, nada o casi nada, llegaba a su destino. Había casas que ni siquiera tenían ventanas, porque habían sido reventadas en los combates. Y no se reparaban. La gente se helaba de frío, porque no había remedio alguno para la falta de ventanas. Los ancianos de la única residencia de Grozni (la capital chechena),-que había sido abandonada por su personal médico-, iban muriendo poco a poco de inanición y falta de cuidados médicos y atenciones. En fin, un infierno diario, sin visos de terminarse algún día.

Unas de las principales víctimas eran los adolescentes reclutados para combatir en la guerra. Eran víctimas de las condiciones tercermundistas en que tenían que vivir, pero también del sadismo y arbitrariedad de sus superiores, que podían hacer con ellos, lo que quisieran. Sus superiores, a su vez, desquiciados por verse abandonados por el Gobierno y la Administración, daban rienda suelta a sus frustraciones y miedos por medio del alcohol y el hachís. En ocasiones, algunos llegaban incluso al consumo de heroína. En esa guerra, todo el mundo parecía estar volviéndose loco.

Las desesperadas madres de los soldados, en ocasiones viajaban,-con toda clase de dificultades y peligros-, hasta el frente donde combatían sus hijos y, clandestinamente, se los llevaban de vuelta a casa. Muchos de sus hijos volvían paralíticos, mutilados, locos, alcohólicos o drogadictos. Y el Estado se desentendía de ellos. Ni indemnizaciones, ni ayudas, ni prestaciones por discapacidad… Nada. Después de enviarlos a una guerra suicida, se desentiende de ellos. En todo momento, Putin y su régimen criminal, han dado muestras de un absoluto desinterés por su pueblo. A Putin no le importa lo más mínimo ni el pueblo ruso, ni el pueblo checheno, ni la minoría rusa que sigue viviendo en Chechenia, ni nadie. Sólo consolidar su dictadura personal y ser reconocido por Occidente. Parece que ambas cosas las ha logrado con creces. El ejército ruso se ha mostrado muy lento y torpe hasta conseguir derrotar definitivamente a los rebeldes chechenos, pero muy eficaz y rápido a la hora de cometer matanzas contra la población civil, violar a mujeres y niñas, saquear poblaciones enteras, extorsionar exigiendo a las poblaciones locales impuestos revolucionarios, etc. Y en el otro bando, tenemos a los combatientes chechenos que son islamistas que pretenden implantar la sharia (ley islámica) en Chechenia, obligando a todos los hombres a dejarse barba, convirtiendo todos los colegios en escuelas ultrarreligiosas, impidiendo que las niñas puedan ir a la escuela, etc. Los combatientes chechenos también han cometido numerosas atrocidades contra la población civil (secuestros, asesinatos,torturas, violaciones,etc) y en forma de pensar son igual que los talibanes afganos. Pretenden además, anexionarse la vecina de República de Daguestán.

Leyendo el libro, nos damos cuenta que dos de las notas dominantes de esta guerra han sido la mentira y la corrupción. Es enorme la desinformación que lleva a cabo el Kremlin para con su pueblo, sobre el desarrollo de la guerra y también es enorme la corrupción que infesta todos los estratos del Gobierno y la Administración rusos. Cualquier necesidad de la población chechena se convierte en un negocio corrupto en manos de unos pocos. De unos pocos, siempre bien relacionados con Putin y su entorno. La codicia y las ganas de robar no conocen límites. Se especula y se comercia con todo.

Hablamos de una guerra que ha durado diez años (1.999-2.009) y que ha resultado una catástrofe para cientos de miles de personas. Debemos recordar que Chechenia, igual que el resto del Caúcaso, también es Europa.

 

Imágenes de la Guerra de Chechenia.

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Chechenos tras una alambrada en un campo de refugiados.

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Infantería de Marina Rusa.

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Soldado ruso observando una fosa común con cadáveres de civiles asesinados.

Resultado de imagen de refugiados chechenos imagenes

Mujeres chechenas en un campo de refugiados en Ingushetia, República vecina de Chechenia.

Meinrad Schade inició la serie “Guerra sin guerra” cuando en 2003 retrató a refugiados huidos del conflicto armado de Chechenia SLEPTSOWSKAYA, INGUSHETIA, RUSSIAN FEDERATION, 2003 (@ Meinrad Schade)

Campo de refugiados chechenos en Ingushetia.

Resultado de imagen de refugiados chechenos imagenes

Desolación tras los combates.

Resultado de imagen de mapa de Chechenia imagenes

 

La Guerra Civil no declarada: Argelia 1.992-2.004.

El tema que he escogido hoy es acerca de una guerra que ocurrió justo debajo de nosotros a comienzos de la década de los noventa y que duró más de diez años. Me refiero a la Guerra Civil argelina de 1.992-2.004. Es triste que conozcamos tan poco sobre un conflicto armado tan prolongado y sanguinario que se produjo en un país vecino nuestro-Argelia comienza justo debajo de Murcia- y que hoy cobra notable actualidad, pues en el GIA y el GSPC, encontramos precedentes del yihadismo de los talibanes, Al-Quaida, Boko Haram o el ISIS. Fue una guerra brutal y sin cuartel por ambas partes.  Y creo que lo que allí ocurrió en los años 90 y principios de los 2.000, sigue teniendo consecuencias, no sólo en Argelia, sino también en buena parte del mundo árabe y musulmán. Para escribir este post, me he basado mucho en los escritos de Hamit Bozarslan,-gran conocedor de la violencia en el mundo musulmán. Creo que este autor ha analizado muy bien no sólo las cuestiones religiosas y políticas, sino también las culturales, sociológicas y psicológicas de las sociedades musulmanas y en especial de la argelina. Se nos habla en el texto sobre el enfrentamiento armado entre el FLN (la organización que llevó a cabo la Guerra de liberación argelina contra el colonialismo francés y que rápidamente se convertiría en un régimen burocrático, autoritario y socialista, y diversos grupos insurgentes islamistas, cuyo mayor extremismo estaba representado en el GIA). Es un conflicto sangriento, donde los demócratas están ausentes y nos vemos ante dos autoritarismos condenados a chocar. Creo que el tema cobra gran actualidad, sobre todo teniendo en cuenta como el terrorismo yihadista está condicionando nuestras vidas.  Pero hace un cuarto de siglo, cuando Argelia comenzaba a desangrarse y no prestábamos atención, no imaginábamos que los acontecimientos seguirían un curso tan trágico a nivel mundial. Que ya no se podría estar a  salvo en Londres, Balí, Madrid, Florida o París. Y vamos a ello.

A finales de los años ochenta, en Argelia, el Frente de Liberación Nacional (FLN) ya no está en condiciones de resover las “contradicciones” de la sociedad entre unicidad y diversidad o de “mantener en pie la figura político-religiosa que simboliza la unidad” de la comunidad de los creyentes. La quiebra del partido único se hace evidente con las revueltas urbanas de octubre de 1.988, que causas unas 500 víctimas y sitúan al Frente Islámico de Salvación (FIS) como única alternativa creíble.

A partir de octubre de 1.988, el FIS se  estructura en torno a conceptos sencillos que no responden a la complejidad de la situación que se vive en el país, pero que albergan una potente carga simbólica. Conceptos como Shura (procedimiento de consulta), Towba (arrepentimiento), etc. Y adopta un programa muy similar al del FLN, incluso en el lenguaje. El FIS es  en esos momentos, el más serio candidato a la sucesión del FLN, por ser indirectamente su heredero más cercano. Los jóvenes entienden la causa del FIS y ven en esta organización una fuerza que puede derribar al FLN y restablecer un orden que es al mismo tiempo social y moral. El vertiginoso ascenso del FIS se explica por su capacidad para dirigirse a cada grupo social por separado gracias a un vocabulario polisémico. Si su líder Abasi Madani, en 1.982 y en pleno régimen de partido único, consigue movilizar a varios centenares de seguidores, lo que es de por sí una hazaña, en 1.989, son 100.000 los que responden a su llamamiento. El 20 de abril de 1.990, la cifra de seguidores asciende a 3.000.000. El resultado es la aplastante victoria en las elecciones municipales de ese año. El FIS obtiene el 54% de los votos, el 46% de los municipios y el 55% de los vilayatos. Y celebra este éxito interpretándolo como la verdadera liberación anticolonial, aplazada durante varias décadas.

El 26 de diciembre de 1.991, cuando el antiguo sistema está en plena descomposición el ascenso del FIS se traduce en otra victoria electoral, limpia, pero pírrica. En la primera vuelta de las elecciones generales, el FIS gana con creces al obtener el 24,5% del censo y el 47,2% de los sufragios emitidos a gran distancia de sus rivales directos (el FLN, con 23,3% y el Frente de Fuerzas Socialistas, FFS, con 7,4% de los sufragios). El FIS acapara 188 escaños de 222 en la primera vuelta y sabe que en la segunda podrá contar con los votos del también islamista Hamás, que ha obtenido el 5,3% de los votos. Sin embargo, el altísimo nivel de abstención (48%) empaña esta victoria y plantea la cuestión de la legitimidad política, que no es reducible al recuento de las papeletas.

El 11 de enero, los militares toman el poder y deciden interrumpir el proceso electoral antes de la segunda vuelta. El 9 de febrero proclaman el Estado de excepción y el 4 de marzo declaran disuelto al FIS. La represión contra los islamistas, que se inicia inmediatamente después del golpe, se salda en las primeras semanas con 103 muertos y cientos de heridos. El 29 de junio es asesinado el Presidente Budiaf. Se sospecha que fue el propio Estado argelino quién lo asesinó para así justificar un aumento de la represión. Además de Budiaf son asesinados el ex-Primer Ministro Kasdi Merbah, el director de la TV pública Mustafá Abada, el Presidente de la Liga por los Derechos Humanos Yusuf Fathallah, el director del periódico El Muhayid, Mohamed Abderrahmani y el Secretario General de la UGT argelina, Abdelhak Benhamuda. El país se sume en la más absoluta incertidumbre.

 

Mitín multitudinario del FIS.

En agosto de 1.992, un atentado contra el aeropuerto de Argel, que se salda con 9 muertos, demuestra que algunos islamistas están dispuestos a responder a la violencia del Estado con una violencia igual de ciega. Este atentado se considera el inicio de la guerra civil, una mortífera espiral en la que cualquier forma de violencia se vuelve concebible. En un bando se encuentran El Ejército Islámico de Salvación (EIS), dependiente del FIS, y sobre todo la organización conocida como Grupos Islámicos Armados (GIA). En el otro, el Ejército argelino y los servicios de seguridad, muy fragmentados y que sólo concuerdan en la decisión de aplicar una política de tierra quemada en la zonas que escapan a su control. El Estado recurre a la creación de milicias de autodefensa en el medio rural.

En las primeras semanas que siguen a la interrupción del proceso electoral, 30.000 personas son detenidas y encarceladas en campos construidos a toda prisa. Para agravar aún más la situación, el poder argelino amplía esta política represiva a los familiares y amigos de los terroristas islamistas. Muchos activistas del FIS se lo tomaron como una declaración de guerra, se encaminaron a las colinas y se hicieron guerrilleros. Como había ocurrido con las guerras precedentes, las guerrillas se establecieron casi exclusivamente en el norte de Argelia, donde la maleza y los bosques les favorecían y en ciertas áreas de las ciudades.

Soldados del Ejército Argelino en una misión desplegados para luchar contra las guerrillas islamistas.

En cuanto al GIA, fuerte en las áreas urbanas, pidió y llevó a cabo  la muerte de cualquiera que apoyase al Estado, lo que incluía a los funcionarios públicos. Asesinaron a periodistas e intelectuales como Tahr Djaout, bajo la justificación de que los periodistas que luchaban contra el islam merecían morir. Pronto redoblaron sus ataques al marcarse como objetivo también a los ciudadanos que rechazaban vivir bajos sus prohibiciones, y en 1.993 empezaron a matar a extranjeros y afirmaron que todo extranjero que en el plazo de un mes no hubiese abandonado el país sería asesinado. Obviamente, tras cumplir sus primeras amenazas, casi todos los extranjeros abandonaron Argelia. Además, la inmigración-a menudo ilegal- de argelinos se incrementó sustancialmente. Al mismo tiempo, el número de visados concedidos a argelinos por otros países disminuyó seriamente. La línea que llevaba el GIA era tan dura que no sólo se oponía al Estado, sino también al FIS. De hecho, formularon amenazas de muerte contra varios líderes del FIS.Es decir, comenzó a haber también una guerra civil dentro del bando islamista. En su espiral de fanatismo y odio, el GIA comenzó a incendiar escuelas que consideraba no eran suficientemente coránicas.

Pero, la violencia irracional del GIA se incrementaría todavía más, cuando Djamel Zitouni asumió la dirección de esta organización terrorista. Entonces, llevó los ataque contra civiles hasta suelo francés al secuestrar el vuelo 8969 de Air France a finales de diciembre de 1.994 y continuó con atentados terroristas en Francia durante 1.995. En Argelia procedió de la misma forma, con coches bomba y el asesinato de músicos, deportistas, y mujeres sin velo. La región al sur de Argel que quedó bajo el dominio del GIA sería conocida como el Triángulo de la Muerte.

Djamel Zitouni, líder del GIA.

En julio de 1.996, Djamel Zitouni fue asesinado por una de las facciones disidentes de ex-miembros del GIA, tras los cual fue sucedido por el todavía más sanguinario Antar Zouabri. Desde abril de 1.997, las masacres no sólo se irían generalizando, sino que fueron cada vez mayores. Las guerrillas del GIA, marcándose como objetivo pueblos o vecindarios enteros y sin hacer distinciones por razones de sexo o edad mataron a decenas y en ocasiones centenares de civiles. Las áreas al sur y el este de Argel, baluartes del FIS en 1.991, sufrieron las peores carnicerías. Las masacres de Thalit, Rais y Benthala impresionaron particularmente a la opinión pública extranjera. Se destripaba a mujeres embarazadas, se desmembraba a niños o se les estrellaba contra la pared,se cortaban los miembros de los hombres uno por uno, y en su retirada secuestraban a mujeres para retenerlas como esclavas sexuales. Pero no todas las masacres fueron cometidas por el bando islamista, pues gente que decía ser tránsfuga de los servicios de seguridad del ejército y que habían huido a Occidente, declararon que los mismo servicios secretos habían cometido algunas de ellas.

Masacre de Rais, cometida por el GIA. Fueron asesinadas 238 personas, según fuentes del Gobierno argelino.

Tras recibir una fuerte presión internacional para que actuase, la Unión Europea envió dos delegaciones, en la primera mitad de 1.998, para visitar Argelia e investigar las masacres. Sus informes acusaron a los grupos islamistas. Las ciudades se volvieron más seguras en poco tiempo, aunque en las zonas rurales continuaron las masacres. La política del GIA de masacrar civiles ya había provocado división entre sus comandantes , pues algunos rechazaban esta política. El 14 de septiembre de 1.998 este desacuerdo se materializó en la formación del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), con base en las montañas al oeste de la región norteña de Cabilia y liderados por Hassan Hattab.

El 11 de septiembre, el entonces Presidente Zéroual sorprendió a los observadores internacionales, anunciando su dimisión. Se organizaron nuevas elecciones, y el 15 de abril de 1.999, el ex-luchador por la independencia argelina, Abdelaziz Bouteflika, respaldado por el ejército, fue elegido Presidente con el 74% de los votos. El resto de los candidatos se había retirado convencido del fraude electoral.

Según se iban disolviendo los diversos grupos islamistas, el Gobierno  fue perdonando a numerosos presos islamistas encarcelados por faltas menores y decretó la Ley de Armonía Civil, una ley que permitía a los combatientes islamistas no culpables de asesinato ni violación escapar a toda persecución si se entregaban. Ese mismo año, 5.000 guerrilleros se acogieron a la ley. La violencia disminuyó, aunque no cesó por completo, y Argelia empezó a recobrar la sensación de normalidad.

La montañosa región de la Cabilia, al norte del país se convirtió en la fase final de la guerra en el bastión del GSPC y en una de las zonas más afectadas por la violencia.

El GIA, desgarrado por las escisiones y las deserciones y denunciado por todos los bandos, incluso los islamistas, fue destruido  lentamente por las operaciones del ejército en los años siguientes. A principios de 2.002, estaba prácticamente desarticulado.

Tras el declive del GIA, el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) quedó en la situación de grupo rebelde más activo, con unos 300 combatientes en 2.003. Llevó a cabo una campaña de asesinatos de policías y soldados en su zona, y además consiguió expandirse hacia el Sáhara. Pero aquellas acciones no eran sino el canto del cisne, el amplio apoyo popular al Presidente Bouteflika en su lucha contra las guerrillas, hizo desistir a los últimos combatientes de proseguir la lucha y fueron abandonando las armas a lo largo de 2.004.

En septiembre de 2.005 se celebró un referendúm nacional sobre una propuesta de amnistía del Gobierno de Bouteflika para terminar con los procesos legales contra individuos que ya no estaban combatiendo y para compensar a las familias de la gente que habían matado las fuerzas del Gobierno. En febrero de 2.006 se instauró la Carta por la Paz y la Reconciliación Nacional que proporcionaba inmunidad a los ex-guerrilleros que se habían rendido (excepto si habían cometido crímenes graves) y al personal del ejército. La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), ONG´s que reagrupan a familiares de desaparecidos y diversos medios de comunicación occidentales, -sobre todo franceses-, se opusieron a la amnistía.

Fuente:  Hamit Bozarslan. Una historia de la violencia en Oriente Medio. Del fin del Imperio Otomano a Al Quaeda. Ed. Península.

            Wikipedia. Guerra civil de Argelia 1.992.

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2016 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

La trágica situación de Raif Sadawi, bloguero saudí condenado por el régimen a 1.000 latigazos.

Raif Sadawi es un bloguero y defensor de los Derechos Humanos de Arabía Saudí y creador del sitio de Internet Liberales Saudíes. Badawi fue detenido en 2.012 por la imputación de haber insultado al Islam por medios electrónicos y luego se enfrentó a varias imputaciones más, incluyendo apostasía. En 2.013 se le condenó por varias imputaciones a siete años de cárcel y 600 latigazos. Al año siguiente se aumentó su sentencia hasta 10 años, 1.000 latigazos y una multa. Los latigazos se iban a aplicar durante un período de 20 semanas. Se le administraron los primeros 50 el 9 de enero de 2.015.

Raif es uno de los muchos activistas pacíficos perseguidos en Arabía Saudí por expresar sus opiniones a través de Internet.

Él es un preso de conciencia, pero no es el único. Al igual que él, en Arabía Saudí cumplen condena de prisión otros activistas pacíficos y defensores de Derechos Humanos como su propio abogado, Waleed Abu al Khair, condenado a 15 años de cárcel después de un juicio injusto en virtud de la ley antiterrorista que entró en vigor en febrero de 2.014.

Decenas de personas han sido también encarceladas en 2.015 en virtud de esta Ley, entre ellos, los doctores Abdulkareem al Khoder y Aldubrahman al Hamid, miembros fundadores de la independiente y ahora disuelta  Asociación Saudí de Derechos Civiles y Políticos (ACPRA), también en juicios injustos.

En Octubre de 2.015, el Parlamento Europeo otorgó a Raif Badawi el Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia 2.015.

En una iniciativa conjunta, la Secretaría Internacional de Reporteros Sin Fronteras, las secciones nacionales y las oficinas en el extranjero escribieron a jefes de Estado y de Gobierno instándoles a que intercediesen  ante las autoridades saudíes en favor de Badawi.

Raif Badawi.

Riyadh, Saudi Arabia, at night.

Imagen de Riad, capital de Arabía Saudí, un país con tecnología y urbanismo del siglo XXI, pero mentalidad y legislación del siglo XI. ¿Hasta cuándo?.

Fuente: http://www.amnesty.org/actua/acciones/arabia-saudia-raif-badawi-latigazos-ene15/

           www.rsf-es.org/grandes-citas/apadrinamientos/raif-badawi/

          Wikipedia.org

 

 
1 comentario

Publicado por en mayo 16, 2016 en Mundo Árabe y Musulmán.