RSS

Archivo de la categoría: Mundo Árabe y Musulmán.

Chechenia. Una guerra sucia. (Anna Politkóvskaya, 2.002). Un impactante libro-reportaje sobre la desoladora situación del pueblo checheno.

He estado leyendo Chechenia. Una guerra sucia: Una reportera rusa en Chechenia.( RBA Libros,2.002). , un esclarecedor libro-reportaje escrito por Anna Politkóvskaya (1.958-2.006), sobre la tragedia infinita del pueblo checheno, desde que el Presidente-Dictador Vladimir Putin, decidió invadir la República de Chechenia  a finales de 1.999 y comenzar un auténtico infierno tanto para rusos como para chechenos que duraría casi diez años. Está claro que esa guerra tuvo dos motivaciones: resarcirse  de la humillante derrota sufrida ante los combatientes chechenos en la Primera Guerra de Chechenia (1.994-1.996) y afianzar su poder personal. Ambas cosas las consiguió con el tiempo, pero a un precio altísimo, sobre todo para su desdichado pueblo.

Anna Politkóvskaya, la autora de este y otros libros, pagó con su vida sus valientes escritos contra la dictadura de Putin y contra la aberración en que se había convertido Rusia. Fue asesinada a tiros en el ascensor de su casa en octubre de 2.006. Para guardar las formas, el régimen procedió a una farsa de juicio, donde se condenó a dos individuos que seguramente eran dos pobres diablos que nada tenían que ver con el asesinato. Pero, se guardaron las formas y se hizo como si se hiciese algo, Por otro lado, tras los ataques a las torres gemelas, el 11-S, todo musulmán era sospechoso de terrorismo, y tras las iniciales críticas y condenas de Occidente a Putin por su política de tierra quemada en Chechenia, este pasó a convertirse en un alíado imprescindible en la guerra contra el terror. Los chechenos, por su parte, pasaron a ser considerados  todos bandidos, terroristas, islamistas y cómplices de los talibanes y Al-Quaeda. Y así, el pueblo checheno quedó en el mayor de los desamparos.

Leyendo este libro nos damos cuenta del Infierno que ha sido durante años Chechenia para los que vivían allí, pues ni se les permitía salir de ese territorio, ni podían adquirir cosas de primera necesidad como medicinas, alimentos, mantas, material escolar,etc. Chechenia estaba completamente abandonada. No había de nada: No había trabajo, ni dinero, ni agua caliente, ni gas, ni electricidad, ni calefacción, ni comida, ni medicamentos, ni material escolar, ni hospitales, ni escuelas, ni pago de salarios atrasados, ni nada de nada. La propaganda oficial se llenaba la boca con promesas incumplidas y mentiras, pero lo cierto, es que de todo lo prometido, nada o casi nada, llegaba a su destino. Había casas que ni siquiera tenían ventanas, porque habían sido reventadas en los combates. Y no se reparaban. La gente se helaba de frío, porque no había remedio alguno para la falta de ventanas. Los ancianos de la única residencia de Grozni (la capital chechena),-que había sido abandonada por su personal médico-, iban muriendo poco a poco de inanición y falta de cuidados médicos y atenciones. En fin, un infierno diario, sin visos de terminarse algún día.

Unas de las principales víctimas eran los adolescentes reclutados para combatir en la guerra. Eran víctimas de las condiciones tercermundistas en que tenían que vivir, pero también del sadismo y arbitrariedad de sus superiores, que podían hacer con ellos, lo que quisieran. Sus superiores, a su vez, desquiciados por verse abandonados por el Gobierno y la Administración, daban rienda suelta a sus frustraciones y miedos por medio del alcohol y el hachís. En ocasiones, algunos llegaban incluso al consumo de heroína. En esa guerra, todo el mundo parecía estar volviéndose loco.

Las desesperadas madres de los soldados, en ocasiones viajaban,-con toda clase de dificultades y peligros-, hasta el frente donde combatían sus hijos y, clandestinamente, se los llevaban de vuelta a casa. Muchos de sus hijos volvían paralíticos, mutilados, locos, alcohólicos o drogadictos. Y el Estado se desentendía de ellos. Ni indemnizaciones, ni ayudas, ni prestaciones por discapacidad… Nada. Después de enviarlos a una guerra suicida, se desentiende de ellos. En todo momento, Putin y su régimen criminal, han dado muestras de un absoluto desinterés por su pueblo. A Putin no le importa lo más mínimo ni el pueblo ruso, ni el pueblo checheno, ni la minoría rusa que sigue viviendo en Chechenia, ni nadie. Sólo consolidar su dictadura personal y ser reconocido por Occidente. Parece que ambas cosas las ha logrado con creces. El ejército ruso se ha mostrado muy lento y torpe hasta conseguir derrotar definitivamente a los rebeldes chechenos, pero muy eficaz y rápido a la hora de cometer matanzas contra la población civil, violar a mujeres y niñas, saquear poblaciones enteras, extorsionar exigiendo a las poblaciones locales impuestos revolucionarios, etc. Y en el otro bando, tenemos a los combatientes chechenos que son islamistas que pretenden implantar la sharia (ley islámica) en Chechenia, obligando a todos los hombres a dejarse barba, convirtiendo todos los colegios en escuelas ultrarreligiosas, impidiendo que las niñas puedan ir a la escuela, etc. Los combatientes chechenos también han cometido numerosas atrocidades contra la población civil (secuestros, asesinatos,torturas, violaciones,etc) y en forma de pensar son igual que los talibanes afganos. Pretenden además, anexionarse la vecina de República de Daguestán.

Leyendo el libro, nos damos cuenta que dos de las notas dominantes de esta guerra han sido la mentira y la corrupción. Es enorme la desinformación que lleva a cabo el Kremlin para con su pueblo, sobre el desarrollo de la guerra y también es enorme la corrupción que infesta todos los estratos del Gobierno y la Administración rusos. Cualquier necesidad de la población chechena se convierte en un negocio corrupto en manos de unos pocos. De unos pocos, siempre bien relacionados con Putin y su entorno. La codicia y las ganas de robar no conocen límites. Se especula y se comercia con todo.

Hablamos de una guerra que ha durado diez años (1.999-2.009) y que ha resultado una catástrofe para cientos de miles de personas. Debemos recordar que Chechenia, igual que el resto del Caúcaso, también es Europa.

 

Imágenes de la Guerra de Chechenia.

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Chechenos tras una alambrada en un campo de refugiados.

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Infantería de Marina Rusa.

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Resultado de imagen de Segunda Guerra de Chechenia imagenes

Soldado ruso observando una fosa común con cadáveres de civiles asesinados.

Resultado de imagen de refugiados chechenos imagenes

Mujeres chechenas en un campo de refugiados en Ingushetia, República vecina de Chechenia.

Meinrad Schade inició la serie “Guerra sin guerra” cuando en 2003 retrató a refugiados huidos del conflicto armado de Chechenia SLEPTSOWSKAYA, INGUSHETIA, RUSSIAN FEDERATION, 2003 (@ Meinrad Schade)

Campo de refugiados chechenos en Ingushetia.

Resultado de imagen de refugiados chechenos imagenes

Desolación tras los combates.

Resultado de imagen de mapa de Chechenia imagenes

 

La Guerra Civil no declarada: Argelia 1.992-2.004.

El tema que he escogido hoy es acerca de una guerra que ocurrió justo debajo de nosotros a comienzos de la década de los noventa y que duró más de diez años. Me refiero a la Guerra Civil argelina de 1.992-2.004. Es triste que conozcamos tan poco sobre un conflicto armado tan prolongado y sanguinario que se produjo en un país vecino nuestro-Argelia comienza justo debajo de Murcia- y que hoy cobra notable actualidad, pues en el GIA y el GSPC, encontramos precedentes del yihadismo de los talibanes, Al-Quaida, Boko Haram o el ISIS. Fue una guerra brutal y sin cuartel por ambas partes.  Y creo que lo que allí ocurrió en los años 90 y principios de los 2.000, sigue teniendo consecuencias, no sólo en Argelia, sino también en buena parte del mundo árabe y musulmán. Para escribir este post, me he basado mucho en los escritos de Hamit Bozarslan,-gran conocedor de la violencia en el mundo musulmán. Creo que este autor ha analizado muy bien no sólo las cuestiones religiosas y políticas, sino también las culturales, sociológicas y psicológicas de las sociedades musulmanas y en especial de la argelina. Se nos habla en el texto sobre el enfrentamiento armado entre el FLN (la organización que llevó a cabo la Guerra de liberación argelina contra el colonialismo francés y que rápidamente se convertiría en un régimen burocrático, autoritario y socialista, y diversos grupos insurgentes islamistas, cuyo mayor extremismo estaba representado en el GIA). Es un conflicto sangriento, donde los demócratas están ausentes y nos vemos ante dos autoritarismos condenados a chocar. Creo que el tema cobra gran actualidad, sobre todo teniendo en cuenta como el terrorismo yihadista está condicionando nuestras vidas.  Pero hace un cuarto de siglo, cuando Argelia comenzaba a desangrarse y no prestábamos atención, no imaginábamos que los acontecimientos seguirían un curso tan trágico a nivel mundial. Que ya no se podría estar a  salvo en Londres, Balí, Madrid, Florida o París. Y vamos a ello.

A finales de los años ochenta, en Argelia, el Frente de Liberación Nacional (FLN) ya no está en condiciones de resover las “contradicciones” de la sociedad entre unicidad y diversidad o de “mantener en pie la figura político-religiosa que simboliza la unidad” de la comunidad de los creyentes. La quiebra del partido único se hace evidente con las revueltas urbanas de octubre de 1.988, que causas unas 500 víctimas y sitúan al Frente Islámico de Salvación (FIS) como única alternativa creíble.

A partir de octubre de 1.988, el FIS se  estructura en torno a conceptos sencillos que no responden a la complejidad de la situación que se vive en el país, pero que albergan una potente carga simbólica. Conceptos como Shura (procedimiento de consulta), Towba (arrepentimiento), etc. Y adopta un programa muy similar al del FLN, incluso en el lenguaje. El FIS es  en esos momentos, el más serio candidato a la sucesión del FLN, por ser indirectamente su heredero más cercano. Los jóvenes entienden la causa del FIS y ven en esta organización una fuerza que puede derribar al FLN y restablecer un orden que es al mismo tiempo social y moral. El vertiginoso ascenso del FIS se explica por su capacidad para dirigirse a cada grupo social por separado gracias a un vocabulario polisémico. Si su líder Abasi Madani, en 1.982 y en pleno régimen de partido único, consigue movilizar a varios centenares de seguidores, lo que es de por sí una hazaña, en 1.989, son 100.000 los que responden a su llamamiento. El 20 de abril de 1.990, la cifra de seguidores asciende a 3.000.000. El resultado es la aplastante victoria en las elecciones municipales de ese año. El FIS obtiene el 54% de los votos, el 46% de los municipios y el 55% de los vilayatos. Y celebra este éxito interpretándolo como la verdadera liberación anticolonial, aplazada durante varias décadas.

El 26 de diciembre de 1.991, cuando el antiguo sistema está en plena descomposición el ascenso del FIS se traduce en otra victoria electoral, limpia, pero pírrica. En la primera vuelta de las elecciones generales, el FIS gana con creces al obtener el 24,5% del censo y el 47,2% de los sufragios emitidos a gran distancia de sus rivales directos (el FLN, con 23,3% y el Frente de Fuerzas Socialistas, FFS, con 7,4% de los sufragios). El FIS acapara 188 escaños de 222 en la primera vuelta y sabe que en la segunda podrá contar con los votos del también islamista Hamás, que ha obtenido el 5,3% de los votos. Sin embargo, el altísimo nivel de abstención (48%) empaña esta victoria y plantea la cuestión de la legitimidad política, que no es reducible al recuento de las papeletas.

El 11 de enero, los militares toman el poder y deciden interrumpir el proceso electoral antes de la segunda vuelta. El 9 de febrero proclaman el Estado de excepción y el 4 de marzo declaran disuelto al FIS. La represión contra los islamistas, que se inicia inmediatamente después del golpe, se salda en las primeras semanas con 103 muertos y cientos de heridos. El 29 de junio es asesinado el Presidente Budiaf. Se sospecha que fue el propio Estado argelino quién lo asesinó para así justificar un aumento de la represión. Además de Budiaf son asesinados el ex-Primer Ministro Kasdi Merbah, el director de la TV pública Mustafá Abada, el Presidente de la Liga por los Derechos Humanos Yusuf Fathallah, el director del periódico El Muhayid, Mohamed Abderrahmani y el Secretario General de la UGT argelina, Abdelhak Benhamuda. El país se sume en la más absoluta incertidumbre.

 

Mitín multitudinario del FIS.

En agosto de 1.992, un atentado contra el aeropuerto de Argel, que se salda con 9 muertos, demuestra que algunos islamistas están dispuestos a responder a la violencia del Estado con una violencia igual de ciega. Este atentado se considera el inicio de la guerra civil, una mortífera espiral en la que cualquier forma de violencia se vuelve concebible. En un bando se encuentran El Ejército Islámico de Salvación (EIS), dependiente del FIS, y sobre todo la organización conocida como Grupos Islámicos Armados (GIA). En el otro, el Ejército argelino y los servicios de seguridad, muy fragmentados y que sólo concuerdan en la decisión de aplicar una política de tierra quemada en la zonas que escapan a su control. El Estado recurre a la creación de milicias de autodefensa en el medio rural.

En las primeras semanas que siguen a la interrupción del proceso electoral, 30.000 personas son detenidas y encarceladas en campos construidos a toda prisa. Para agravar aún más la situación, el poder argelino amplía esta política represiva a los familiares y amigos de los terroristas islamistas. Muchos activistas del FIS se lo tomaron como una declaración de guerra, se encaminaron a las colinas y se hicieron guerrilleros. Como había ocurrido con las guerras precedentes, las guerrillas se establecieron casi exclusivamente en el norte de Argelia, donde la maleza y los bosques les favorecían y en ciertas áreas de las ciudades.

Soldados del Ejército Argelino en una misión desplegados para luchar contra las guerrillas islamistas.

En cuanto al GIA, fuerte en las áreas urbanas, pidió y llevó a cabo  la muerte de cualquiera que apoyase al Estado, lo que incluía a los funcionarios públicos. Asesinaron a periodistas e intelectuales como Tahr Djaout, bajo la justificación de que los periodistas que luchaban contra el islam merecían morir. Pronto redoblaron sus ataques al marcarse como objetivo también a los ciudadanos que rechazaban vivir bajos sus prohibiciones, y en 1.993 empezaron a matar a extranjeros y afirmaron que todo extranjero que en el plazo de un mes no hubiese abandonado el país sería asesinado. Obviamente, tras cumplir sus primeras amenazas, casi todos los extranjeros abandonaron Argelia. Además, la inmigración-a menudo ilegal- de argelinos se incrementó sustancialmente. Al mismo tiempo, el número de visados concedidos a argelinos por otros países disminuyó seriamente. La línea que llevaba el GIA era tan dura que no sólo se oponía al Estado, sino también al FIS. De hecho, formularon amenazas de muerte contra varios líderes del FIS.Es decir, comenzó a haber también una guerra civil dentro del bando islamista. En su espiral de fanatismo y odio, el GIA comenzó a incendiar escuelas que consideraba no eran suficientemente coránicas.

Pero, la violencia irracional del GIA se incrementaría todavía más, cuando Djamel Zitouni asumió la dirección de esta organización terrorista. Entonces, llevó los ataque contra civiles hasta suelo francés al secuestrar el vuelo 8969 de Air France a finales de diciembre de 1.994 y continuó con atentados terroristas en Francia durante 1.995. En Argelia procedió de la misma forma, con coches bomba y el asesinato de músicos, deportistas, y mujeres sin velo. La región al sur de Argel que quedó bajo el dominio del GIA sería conocida como el Triángulo de la Muerte.

Djamel Zitouni, líder del GIA.

En julio de 1.996, Djamel Zitouni fue asesinado por una de las facciones disidentes de ex-miembros del GIA, tras los cual fue sucedido por el todavía más sanguinario Antar Zouabri. Desde abril de 1.997, las masacres no sólo se irían generalizando, sino que fueron cada vez mayores. Las guerrillas del GIA, marcándose como objetivo pueblos o vecindarios enteros y sin hacer distinciones por razones de sexo o edad mataron a decenas y en ocasiones centenares de civiles. Las áreas al sur y el este de Argel, baluartes del FIS en 1.991, sufrieron las peores carnicerías. Las masacres de Thalit, Rais y Benthala impresionaron particularmente a la opinión pública extranjera. Se destripaba a mujeres embarazadas, se desmembraba a niños o se les estrellaba contra la pared,se cortaban los miembros de los hombres uno por uno, y en su retirada secuestraban a mujeres para retenerlas como esclavas sexuales. Pero no todas las masacres fueron cometidas por el bando islamista, pues gente que decía ser tránsfuga de los servicios de seguridad del ejército y que habían huido a Occidente, declararon que los mismo servicios secretos habían cometido algunas de ellas.

Masacre de Rais, cometida por el GIA. Fueron asesinadas 238 personas, según fuentes del Gobierno argelino.

Tras recibir una fuerte presión internacional para que actuase, la Unión Europea envió dos delegaciones, en la primera mitad de 1.998, para visitar Argelia e investigar las masacres. Sus informes acusaron a los grupos islamistas. Las ciudades se volvieron más seguras en poco tiempo, aunque en las zonas rurales continuaron las masacres. La política del GIA de masacrar civiles ya había provocado división entre sus comandantes , pues algunos rechazaban esta política. El 14 de septiembre de 1.998 este desacuerdo se materializó en la formación del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), con base en las montañas al oeste de la región norteña de Cabilia y liderados por Hassan Hattab.

El 11 de septiembre, el entonces Presidente Zéroual sorprendió a los observadores internacionales, anunciando su dimisión. Se organizaron nuevas elecciones, y el 15 de abril de 1.999, el ex-luchador por la independencia argelina, Abdelaziz Bouteflika, respaldado por el ejército, fue elegido Presidente con el 74% de los votos. El resto de los candidatos se había retirado convencido del fraude electoral.

Según se iban disolviendo los diversos grupos islamistas, el Gobierno  fue perdonando a numerosos presos islamistas encarcelados por faltas menores y decretó la Ley de Armonía Civil, una ley que permitía a los combatientes islamistas no culpables de asesinato ni violación escapar a toda persecución si se entregaban. Ese mismo año, 5.000 guerrilleros se acogieron a la ley. La violencia disminuyó, aunque no cesó por completo, y Argelia empezó a recobrar la sensación de normalidad.

La montañosa región de la Cabilia, al norte del país se convirtió en la fase final de la guerra en el bastión del GSPC y en una de las zonas más afectadas por la violencia.

El GIA, desgarrado por las escisiones y las deserciones y denunciado por todos los bandos, incluso los islamistas, fue destruido  lentamente por las operaciones del ejército en los años siguientes. A principios de 2.002, estaba prácticamente desarticulado.

Tras el declive del GIA, el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) quedó en la situación de grupo rebelde más activo, con unos 300 combatientes en 2.003. Llevó a cabo una campaña de asesinatos de policías y soldados en su zona, y además consiguió expandirse hacia el Sáhara. Pero aquellas acciones no eran sino el canto del cisne, el amplio apoyo popular al Presidente Bouteflika en su lucha contra las guerrillas, hizo desistir a los últimos combatientes de proseguir la lucha y fueron abandonando las armas a lo largo de 2.004.

En septiembre de 2.005 se celebró un referendúm nacional sobre una propuesta de amnistía del Gobierno de Bouteflika para terminar con los procesos legales contra individuos que ya no estaban combatiendo y para compensar a las familias de la gente que habían matado las fuerzas del Gobierno. En febrero de 2.006 se instauró la Carta por la Paz y la Reconciliación Nacional que proporcionaba inmunidad a los ex-guerrilleros que se habían rendido (excepto si habían cometido crímenes graves) y al personal del ejército. La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), ONG´s que reagrupan a familiares de desaparecidos y diversos medios de comunicación occidentales, -sobre todo franceses-, se opusieron a la amnistía.

Fuente:  Hamit Bozarslan. Una historia de la violencia en Oriente Medio. Del fin del Imperio Otomano a Al Quaeda. Ed. Península.

            Wikipedia. Guerra civil de Argelia 1.992.

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2016 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

La trágica situación de Raif Sadawi, bloguero saudí condenado por el régimen a 1.000 latigazos.

Raif Sadawi es un bloguero y defensor de los Derechos Humanos de Arabía Saudí y creador del sitio de Internet Liberales Saudíes. Badawi fue detenido en 2.012 por la imputación de haber insultado al Islam por medios electrónicos y luego se enfrentó a varias imputaciones más, incluyendo apostasía. En 2.013 se le condenó por varias imputaciones a siete años de cárcel y 600 latigazos. Al año siguiente se aumentó su sentencia hasta 10 años, 1.000 latigazos y una multa. Los latigazos se iban a aplicar durante un período de 20 semanas. Se le administraron los primeros 50 el 9 de enero de 2.015.

Raif es uno de los muchos activistas pacíficos perseguidos en Arabía Saudí por expresar sus opiniones a través de Internet.

Él es un preso de conciencia, pero no es el único. Al igual que él, en Arabía Saudí cumplen condena de prisión otros activistas pacíficos y defensores de Derechos Humanos como su propio abogado, Waleed Abu al Khair, condenado a 15 años de cárcel después de un juicio injusto en virtud de la ley antiterrorista que entró en vigor en febrero de 2.014.

Decenas de personas han sido también encarceladas en 2.015 en virtud de esta Ley, entre ellos, los doctores Abdulkareem al Khoder y Aldubrahman al Hamid, miembros fundadores de la independiente y ahora disuelta  Asociación Saudí de Derechos Civiles y Políticos (ACPRA), también en juicios injustos.

En Octubre de 2.015, el Parlamento Europeo otorgó a Raif Badawi el Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia 2.015.

En una iniciativa conjunta, la Secretaría Internacional de Reporteros Sin Fronteras, las secciones nacionales y las oficinas en el extranjero escribieron a jefes de Estado y de Gobierno instándoles a que intercediesen  ante las autoridades saudíes en favor de Badawi.

Raif Badawi.

Riyadh, Saudi Arabia, at night.

Imagen de Riad, capital de Arabía Saudí, un país con tecnología y urbanismo del siglo XXI, pero mentalidad y legislación del siglo XI. ¿Hasta cuándo?.

Fuente: http://www.amnesty.org/actua/acciones/arabia-saudia-raif-badawi-latigazos-ene15/

           www.rsf-es.org/grandes-citas/apadrinamientos/raif-badawi/

          Wikipedia.org

 

 
1 comentario

Publicado por en mayo 16, 2016 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

El Podemos turco: El Partido Democrático de los Pueblos (HDP).

El Partido Democrático de los Pueblos (HDP, por sus siglas en turco), es un partido pro-kurdo fundado el 15 de octubre de 2.012 como brazo político del Congreso Democrático de los Pueblos con el objetivo de aglutinar organizaciones progresistas y partidos de izquierdas y construir una base social amplia para hacer frente a la mayoría absoluta islamo-conservadora que ha gobernado Turquía en la última década. En su programa defiende la igualdad de derechos para las mujeres, los derechos de las minorías, la protección del medio ambiente y los derechos de la comunidad LGTB. Entre sus objetivos está el establecer un puente político con el movimiento de protesta ciudadana de 2.013.

El HDP cuenta con un sistema de copresidencia, un presidente y una presidenta. Desde el 22 de junio de 2014 son el líder kurdo Selahattin Demirtas y la socialista Figen Yüksekdag. Es un partido paritario al 50% entre varones y mujeres en sus listas electorales y tiene una cuota del 10% para la comunidad LGTB. En las elecciones generales celebradas el 7 de junio de 2.015 consiguió el 13,1 % de los votos y 80 escaños, un hito histórico logrando superar la cláusula de barrera del 10% de los votos, imprescindible para entrar en el Parlamento, lo que permitirá por primera vez que una formación política pro-kurda pueda tener grupo en el Parlamento de Turquía. De los 550 candidatos, 268 son mujeres. En las listas del HDP estaba Baris Sulu, el primer candidato abiertamente gay en Turquía. El 1 de noviembre de 2.015 se celebraron de nuevo elecciones legislativas y el HDP perdió 3 puntos, pero mantuvo el 10% de votos, lo justo para mantenerse en el Parlamento, ahora con sólo 59 escaños.

El HDP participa en las conversaciones iniciadas entre el Gobierno turco y el líder la guerrilla PKK, para avanzar en un proceso de paz y algunos de sus miembros, especialmente el co-presidente del HDP, Selahattin Demirtas se ha reunido en la cárcel en varias ocasiones con el líder kurdo Abdullah Öcalan, que en 2.013 anunció el fin de la lucha armada y el alto el fuego.

El partido se creó como paraguas de organizaciones sociales y partidos políticos. El HDP reconoce el papel en la sociedad de todo/a individuo/a o grupo al margen de su lengua,religión,raza u orientación sexual y en particular de los trabajadores, los oprimidos y explotados.

El Presidente turco Racip Tayyip Erdogan ha atacado al HDP, al que ha calificado de tapadera de terroristas, cuestionando especialmente al hermano de Demirtas, Nurettin, preso en el pasado y ahora en Irak, donde combate contra el Estado Islámico. Demirtas asegura que no tiene noticias de él desde hace muchos meses y teme por su vida. La campaña electoral fue especialmente dura para el HDP. Su líder, Selahattin Demirtas denunció que el partido sufrió al menos 70 ataques violentos. Entre los más graves, el asesinato de Hamdullah Oge, activista pro-kurdo y conductor de un autobús del HDP, asesinado en Bingöl  (sudeste del país) tras haber sido torturado y un atentado en Diyarbakir que provocó al menos 2 muertos y 350 heridos.

Selahattin Demirtas, líder del HDP.

Figen Yüksekdag, co-presidenta del HDP.

El movimiento de protesta ciudadana de 2.013 congregó a 30.000 turcos contra las políticas de Erdogan en la Plaza Taksim. Fue el 15-M turco.

Imágenes de seguidores del HDP.

Símbolo del HDP.

Fuente: Wikipedia.

Más información en:

http://www.publico.es/internacional/turco-entra-parlamento-80-diputados.html

http://www.elconfidencial.com/mundo/2015-06-07/solo-el-podemos-kurdo-puede-evitar-que-turquia-se-convierta-hoy-en-erdoguistan_872241/

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 27, 2016 en Ciudadanía, Mundo Árabe y Musulmán.

 

Informe sobre la Pena de Muerte a personas que eran menores cuando cometieron delitos. El caso de Irán.

Decenas de jóvenes en Irán se consumen en el corredor de la muerte por delitos cometidos cuando tenían menos de 18 años. El infomre publicado por Amnistía Internacional desenmascara los recientes intentos de las autoridades iraníes de encubrir sus reitaradas violaciones de derechos de la infancia y de evitar las críticas por su terrible historial como uno de los últimos países existentes ejecutores de menores infractores. A pesar de algunas reformas en la justicia de menores, Irán sigue a la zaga del resto del mundo, manteniendo leyes que permiten que se pueda condenar a muerte a niñas de tan sólo 9 años y niños de tan sólo 15.

El informe de Amnistía Internacional enumera 73 ejecuciones de menores infractores efectuadas entre 2.005 y 2.015. Según la ONU, al menos 160 menores infractores  se hallan actualmente en espera de ejecución. Estos menores han sido condenados en juicios sin las debidas garantías, especialmente los basados en confesiones forzadas obtenidas mediante tortura y otros malos tratos.

En varios casos, las autoridades han programado ejecuciones de menores y las han aplazado en el último minuto, agravando la tremenda angustia de estar en el corredor de la muerte.

Fatemeh Salbehi fue ejecutada en octubre de 2.015 por asesinar a su marido con el que la había obligado a casarse cuando tenía 16 años. Fue condenada a muerte en una sesión de un juicio que tan sólo duró unas horas y en la que la evaluación psicológica se limitó a algunas preguntas básicas como si rezaba o estudiaba libros de texto religiosos.

Las persistentes deficiencias en el trato a las personas menores infractoras en Irán ponen de relieve la constante necesidad de promulgar leyes que prohíban el uso de la pena de muerte contra ellas.

 

Irán es una auténtica teocracia y uno de los regímenes más represivos del planeta.

Irán es junto con China y Arabía Saudí, el país con mayor número de ejecuciones anuales.

 

Amnistía Internacional.

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 12, 2016 en Mundo Árabe y Musulmán.

 

Dos notables películas del cine de Oriente Medio: Caramel (Nadine Labaki, 2.007) y Nader y Simin: Una separación (Asghar Farhadi, 2.011).

Tras haber recomendado una serie de películas del Asia Oriental en mi anterior post, he decidido continuar con el cine asiático, esta vez con el de la zona de Oriente Medio. Hoy muestro dos películas que muestran situaciones reales como la vida misma.

La primera es Caramel, comedia dramática de la entonces debutante Nadine Labaki, que nos viene a hablar de aquella que el poeta Luis Cernuda definía como La realidad y el deseo. Es decir, como nuestras grandes ilusiones y deseos suelen estrellarse irremediablemente contra una cruda, mediocre y opresiva realidad. Eso no quita para que sea una película llena de vitalidad y colorido. Es una película femenina y feminista en el buen sentido. En cambio, la siguiente película de Labaki, Y ahora…¿a donde vamos?, era feminista en el mal sentido. Un panfleto tan inaguantable y mal llevado, tan maniqueo y grueso, que no fui ni capaz de terminar de verla. En fin, prefiero quedarme con su ópera prima, porque es una película que me hizo reflexionar y disfrutar, aparte de tener la innegable virtud de captar como pocas, las múltiples parcelas de realidad, que componen la rutina de un día cotidiano.

Premios:

Elegida para ser proyectada en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes 2.007.

Festival Internacional de Cine de San Sebastián Premio de la Juventud 2.007.

Festival Internacional de Cine de San Sebastián Premio del Público 2.007.

Festival Internacional de Cine de San Sebastián Sebastiane Award 2.007.

Premio Black Pearl de Abu Dhabi a la Mejor Actriz para las actrices protagonistas durante el Festival Internacional de Cine de Oriente Medio del 2.007.

Premio Variety a la mejor cineasta del año de Oriente Medio para Nadine Labaki durante el Festival Internacional de Cine de Oriente Medio del 2.007.

La segunda es Nader y Simin: Una separación. Se trata de una de las películas más premiadas de la Historia. Fue dirigida por Asghard Farhadi y   aborda como una situación de difícil resolución puede abortar nuestros planes de futuro con nuestra pareja, y además conducir a la ruptura definitiva con esta. Aunque sea de nacionalidad iraní, tanto la historia como los personajes me resultaron muy mediterráneos y me dio que pensar sobre que tal vez no seamos tan diferentes. Tanto en físico como en actitudes y comportamientos, así como en ciertas situaciones desagradables e inoportunas que se les presentaban, pensé que los protagonistas podían haber podido ser perfectamente griegos, italianos o españoles. A diferencia del resto del poco cine iraní que había visto hasta la fecha, esta cinta tiene muy buen ritmo y es entretenida y dinámica de principio a fin. Considero firmemente que fue una de las mejores películas de 2.011, si no la mejor.

Premios:

Ganadora del Oscar a la Mejor Película Extranjera.

Nominada al Oscar al Mejor guión original.

Ganadora del Oso de Oro, del Premio del Jurado Ecuménico, del Jurado Lector del Berliner Morgenpost, del Oso de Plata a la mejoesr interpretaciones femenina y masculina.

Ganadora del Premio Otra Mirada del Festival de Cine de San Sebastián.

Ganadora del Premio de la Competencia Oficial-Mejor Película en el Festival de Sidney.

Ganadora del Grand Prix- Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de San  Petersburgo.

etc.

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 3, 2016 en Cine, Mundo Árabe y Musulmán.

 

Apuntes sobre el extremismo político y religioso judío.

En los últimos días hemos tenido noticia de la muerte de un bebe palestino a manos de un grupo terrorista ultranacionalista judío. Esta noticia supongo que habrá sorprendido a mucha gente, porque normalmente se informa sobre el terrorismo islámico, pero el terrorismo judío existió en décadas pasadas, de manera intermitente. No es algo nuevo. Parece ser que aparece, es combatido y desarticulado, y años después, reaparece. Es un terrorismo dirigido por gente tan fanática como los yihadistas o como las milicias supremacistas de Estados Unidos, o como los etarras. Gente que no tiene nada que ver con la mayoría de la población israelí, que es pacífica y demócrata. Utilizando como palanca, el antisemitismo tan cruel que han padecido los judíos, se procede a un discurso de mucho odio y de venganza. Ciertamente, estamos en un mundo que vuelve a la locura de las guerras de religión del siglo XVI. Antisemitismo, islamofobia, terrorismo, brutales represalias como respuesta a actos terroristas, etc. He recopilado un texto de Bruce Hoffman, uno de los mayores expertos en terrorismo, hablando sobre el extremismo político y religioso judío, a través del análisis de  las que posiblemente son las dos figuras más fanáticas del integrismo hebreo: Meir Kahane y Baruch Golsdtein.  Bruce Hoffman ha sido Presidente  del Departamento de Relaciones Internacionales y director del  Centro para el Estudio del Terrorismo y la Violencia Política  en la Universidad de St. Andrews (Escocia). Anteriormente, fue director de investigación del terrorismo en la RAND  Corporation de California. Espero les resulte interesante.

“Es significativo que las mismas características  que son atribuidas a los grupos terroristas islámicos,  es decir, la legitimación de la violencia a través de preceptos religiosos, la sensación de alienación, la existencia de un movimiento terrorista en el que los activistas son también los destinatarios de la acción y la idea de eliminación de una amplia categoría de “enemigos”, también están presentes en los movimientos terroristas judíos surgidos en Israel a principios de los 80. Muchos de los miembros de estos grupos se han inspirado en el pensamiento del rabino Meir Kehane. Kahane , nacido en Nueva York fue un autor prolífico, predicador, orador y columnista de prensa, que fundó su propio partido político israelí, ahora ilegalizado, llamado Kach (Así), para difundir sus extremas e intransigentes opiniones. La obsesión de Kahane era darle la vuelta al mito de los judíos como víctimas, y de ahí surgía su convicción de que los sionistas estaban inmersos en una permanente lucha contra un mundo intrínsecamente antisemita, rodeados por el odio de antisemitas en el armario en Estados Unidos y de árabes depredadores sedientos de sangre tanto dentro como fuera de Israel. La receta de Kahane era muy sencilla: la agresividad militante, considerada como el derecho inalienable a la autodefensa.

Meir Kahane soltando uno de sus incendiarios discursos.

Cuando Kahane y su familia emigraron a Israel en 1.971, empezaron a aplicar su programa de estridente autoafirmación al problema palestino. Por ejemplo, en 1.980, Kahane hizo un llamamiento al Gobierno israelí para que crease un “grupo terrorista judío” cuyo único objetivo sería matar a los árabes y expulsarlos de Israel y de los Territorios Ocupados.
La intención de Kahane era deshumanizar por completo a los árabes y, de esta manera , hacer que sus recetas políticas fueran más tolerables y aceptables para los judíos.

Meir Kahane (1.932-1.990).

En los años 80, un grupo de seguidores de Kahane, Gush Emunim (Bloque de los Fieles), decidió pasar a la acción. Diseñaron un plan terrorista muy ambicioso: la explosión simultánea de cinco autobuses árabes en un momento del día en el que estaba asegurado que los vehículos estarían repletos de gente y que las calles estarían vacías de judíos. Su idea era pegar los explosivos a los depósitos de gasolina de los autobuses y hacerlos detonar un viernes por la noche, justo después de que hubiese comenzado el Sabbat judío. Pero, justo cuando el grupo se disponía a atacar, todos sus miembros fueron arrestados. Con la detención se desveló que el grupo llevaba cuatro años planeando volar por los aires la Cúpula de la Roca de Jerusalén, el Tercer Templo más sagrado del Islam que se levanta sobre el mismo terreno que ocupara antes el lugar de culto más sagrado de la religión judía, el Segundo Templo, destruido en 70 d.C. Por tanto, el objetivo de los terroristas no consistía simplemente en destruir un lugar sagrado para los musulmanes, sino hacer posible un milagro; hacer posible la resurrección del Tercer Templo judío y, de esta manera, propiciar el regreso del Mesías. Estaban absolutamente convencidos de que a través de sus acciones, alcanzarían la redención. La visión de los terroristas era la de un Israel sitiado, atacado por todos los frentes por unas fuerzas  salvajes y encolerizadas, ante las cuales, no tendría más remedio que utilizar su arsenal nuclear. El resultado sería la  completa aniquilación de los enemigos árabes de Israel y la proclamación en la Tierra de un nuevo “Reino de Israel“, una teocracia regida por un rey de designación divina y gobernada por una auténtica “Corte Suprema”. Al igual que había ocurrido con anteriores operaciones terroristas, este atentado dependía de la aprobación de alguna autoridad religiosa, de algún rabino.

Meir Kahane fue asesinado en la ciudad de Nueva York en noviembre de 1.990 por El Savyid A. Nosair, uno de los hombres acusados de conspirar para hacer explotar el World Trade Center, en 1.993.

Otra figura destacada del extremismo e integrismo judíos fue el Dr. Baruch Goldstein. Este fue un judío ultranacionalista , ferviente seguidor de Kahane y como él, nacido en Estados Unidos. El 25 de febrero de 1.994, Goldstein entró en la mezquita de Ibrahim, situada en el interior de la Cueva de los Patriarcas,-un lugar sagrado venerado y compartido por judíos y musulmanes-, y abrió fuego sobre los fieles musulmanes que se habían concentrado allí para el servicio religioso. Goldstein  disparó 119 balas de su rifle de asalto M-16 contra la congregación matando a 29 personas e hiriendo a otras 150, antes de que los sorprendidos musulmanes pudiesen reaccionar y le golpearan hasta morir. Goldstein consideraba que con esta acción precipitaría la redención del pueblo judío. Estaba convencido de que así quedaría asegurado que a Israel se le devolviera todo aquello que le pertenecía por derecho y, por tanto, se cumplirían las condiciones para el advenimiento del Mesías, tal y como había predicho Kahane”.

Baruch Goldstein (1.956-1.994).

Fuente: A mano armada. Historia del Terrorismo. Bruce Hoffman.                               Ed. Espasa. 1.998.