RSS

Archivo de la categoría: Literatura

La Regenta (Leopoldo Alas “Clarín”, 1.884/85). Una obra maestra literaria que nos muestra la psicología de la España provinciana.

He terminado de leer recientemente La Regenta, la famosa novela de Leopoldo Alas “Clarín” (1.852-1.901) y no tengo palabras para describir la obra inigualable que he leído. Es sin duda una obra maestra. De la literatura española y mundial. Tal vez, la mejor novela de todos los tiempos. Han sido 728 páginas de deleite de los sentidos al disfrutar de una calidad literaria y descriptiva difíciles de igualar. Porque la capacidad de jugar con el lenguaje que tenía Clarín la he visto muy pocas veces. Hace pura poesía con la prosa,recurriendo con maestría a símiles y metáforas con la misma facilidad con que otros se ponen a tender la ropa o a hacerse la cena. El juego de frases y  palabras tiene todavía más mérito cuando comprobamos que en ningún momento cae en la pedantería ni en la cursilería ni en el lenguaje críptico y oscuro que tienen otros autores prestigiosos. Al contrario, su maestría narrativa nos va a arrastrando por un universo que a pesar de su provincianismo, clericalismo y mezquindad,- metáfora de la España eterna-, nos resulta fascinante. Clarín no solo describe bien a los personajes en lo físico, también y sobre todo en lo psicológico. Nunca he visto tanto perfiles psicológicos tan bien trazados, tantos rasgos de la personalidad tan bien representados y desarrollados en los personajes de una novela. Y es que La Regenta es una novela psicológica. Y sociológica y social. Pues es una radiografía de la España de provincias del siglo XIX. De su burguesía, su clero y sus proletarios (aquí encarnados en el personal que compone el servicio doméstico en los hogares acomodados). Y la ciudad, Oviedo cuyo nombre es cambiado por el ficticio de Vetusta adquiere tanto protagonismo como sus personajes.

El personaje principal que da título a la obra, cuyo verdadero nombre es Ana Ozores, resulta particularmente interesante, porque nos muestra la inestabilidad mental a que daba lugar en muchas mujeres el no poder desarrollar ninguna actividad profesional o productiva a lo largo de sus vidas por el mero hecho de su condición femenina. Porqué, ¿qué podía hacer una mujer en aquella época, salvo casarse y tener hijos, y ejercer la función de madre y esposa?. Si a eso unimos, la cárcel en que se convierte una ciudad lo suficientemente pequeña como para que todo el mundo se conozca y predomine la cultura del que dirán y las habladurías y rumores, y que la Iglesia detentaba un poder enorme sobre almas y conciencias, la vida en ese mundo para cualquier mujer medianamente inteligente tenía que forzosamente horrible y sobre todo, desesperante. La Regenta nos muestra una sociedad mezquina, falsa e hipócrita, que el lector detecta, pero donde el ingenuo matrimonio protagonista no parece darse cuenta de que es así. Y nos hace preguntarnos como es posible que vivamos en un mundo así.

Otro aspecto que hace muy disfrutable su lectura es la aparición de palabras ya en desuso, como covachuelismo, puerperio, simoniarapavelas, cavilosa, barragana,morigerado, heresiarca, facistol, hebdomadario, atrición, zaquizamí, ludibrio o ahíto.

También recomiendo la adaptación que para televisión realizó Fernando Mendez Leite en 1.995 en formato de miniserie de 3 episodios. En total, dura 5 horas la miniserie y esta maravillosamente bien adaptada, pues por un lado es una adaptación fidelísima del texto original, y por otro, mantiene el interés y el ritmo en todo momento. Es verdad que hay algunos pocos comportamientos puntuales de ciertos personajes que cambian un poco con respecto a la novela y que el personaje de Don Pompeyo Guimarán ha desaparecido por falta de tiempo y espacio, pero salvo eso, todo lo demás, perfecto. A eso hay que añadir un amplio y excelente reparto donde la adecuación de cada actor a su respectivo personaje es innegable. Se puede ver online en: http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-regenta/regenta-capitulo-1/4162778/

Resultado de imagen de la regenta novela orbis fabri imagenes

Resultado de imagen de la regenta serie 1995 imagenes

Aitana Sánchez-Gijón y Carmelo Gómez como Ana Ozores y Fermín De Pas en la adaptación televisiva de Fernando Méndez-Leite.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 1, 2017 en Literatura

 

El alimento de los dioses (H.G.Wells, 1.904). Una inquietante novela de ciencia-ficción que también reflexiona sobre cuestiones morales.

Acabo de terminar de leer El alimento de los dioses, novela del escritor especializado en ciencia-ficción, H.G.Wells (1.866-1.946), autor también  de La guerra de los mundos, La máquina del tiempo, etc. Es en principio un relato de género fantástico donde un producto creado por unos científicos, una especie de pienso, bautizado por ellos como el Alimento de los Dioses conduce al gigantismo a todas las criaturas que lo consumen, sean vegetales, animales o humanas. De esta manera, quienes creen estar revolucionando la ciencia y llevando al mundo hacia el progreso, desencadenan por sus malos cálculos y su falta de previsión, la aparición de pollos de corral, plantas o bebes humanos gigantes, entre otras especies. Todo esto desestabiliza inevitablemente la existencia de los humanos tal y como había sido hasta entonces, pues inevitablemente se altera el “orden natural” de las cosas. Hasta ahí, un clásico argumento donde los humanos tendrán que unir fuerzas para hacer frente a amenazas tan terroríficas como inesperadas. Pero, es que además de esa historia,-que resulta de lo más entretenida-, la novela reflexiona sobre muchas cuestiones sociales y morales. Desde la mentalidad provinciana y los prejuicios de clase hasta el dilema moral que plantea que derechos tenemos a acabar con seres humanos creados por nosotros mismos,-por mucho que nos resulten incómodos o amenazadores-, si ellos también tienen sentimientos, proyectos de vida, etc. El mayor dilema moral que se nos plantea es si podríamos convivir juntos humanos y gigantes. La convivencia podría ser imposible y la guerra, inevitable es la opinión de muchos humanos. Porque los gigantes querrían reproducirse tal como lo hemos hecho los humanos siempre, y entonces no habría sitio para ambas especies: humanos y gigantes. Aquí tenemos la cuestión del miedo al diferente. Miedo que en la novela será utilizado por un político demagogo para instrumentalizar a las masas ¿les suena de algo?. También se habla del amor paterno-filial, de amores imposibles por las barreras que pone la sociedad-, en este caso, los humanos-, de como unas clases sociales trabajan duramente para que otras puedan disfrutar de la vida, del sentirse insignificante e incomprendido en un mundo que te es declaradamente hostil,… En fin, una entretenidísima novela de ciencia-ficción, que además es un formidable ejercicio de reflexión, ética y filosofía. Una novela para disfrutar con momentos emocionantes y terroríficos,- debido a varias criaturas monstruosas y carnívoras que aparecen-, pero también para reflexionar y enriquecernos como seres humanos. Y es que H.G.Wells era un hombre de ideas socialistas,- muy avanzadas para la época en que le tocó vivir-, y con una gran conciencia social, y eso se nota en esta novela. La sociedad británica de comienzos del siglo XX está muy bien retratada, sobre todo la rural. Y al mismo tiempo que fue una persona que quiso cambiar de alguna manera el mundo, de la misma manera, nos alertaba,- como en este libro-, de los peligros inmensos que podría acarrear ese cambio si este estuviese mal planteado o dirigido por las personas equivocadas. Porque, ¿y si desencadenamos un desastre irreversible, sea por activa o por pasiva, o por la acción de unos y la pasividad de otros?. Pienso en la novela, y me viene a la mente algo tan actual y real como el cambio climático. Escrita y publicada en 1.904, El alimento de los dioses, visto como esta el mundo hoy día, es una obra de rabiosa actualidad.

Existe una adaptación cinematográfica, realizada en 1.976, pero sólo abarca la primera parte de la novela y tomándose muchas licencias. Además, es rematadamente mala, pues tanto el guión como la cuestión técnica son desastrosos, ya que se nota que las criaturas gigantescas y los humanos no están en el mismo plano. De hecho, podría incluirla con facilidad entre las 10 peores películas que he visto en mi vida.

El alimento de los dioses (153x250)

Resultado de imagen de H. G. Wells images

H.G.Wells, maestro de la ciencia-ficción y gran literato y humanista.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 23, 2017 en Literatura

 

El jardín de los Finzi-Contini (Giorgio Bassani, 1.962). Un brillante ejercicio estilístico sobre el fin de la burguesía judía en Europa.

He estado leyendo El jardín de los Finzi-Contini, la novela más conocida de Giorgio Bassani (1.916-2.000), periodista y novelista que se especializó en escribir sobre la burguesía judía de la localidad italiana de Ferrara. Seguramente sus novelas tengan bastante de autobiográficas. La obra que nos ocupa supone un brillante ejercicio estilístico, por lo innovador y brillante de su escritura, sin por ello caer nunca en lo pedante o ininteligible. Narra la historia de varias familias judías muy acomodadas de Ferrara, y la fascinación del protagonista (también judío) por la chica de la más rica de esas familias, los Finzi-Contini, que además son vecinos suyos. Es cierto que el comienzo de la novela puede resultar algo farragoso, pues resulta excesivamente descriptivo y se echan en falta traducciones de términos judíos que ayudarían a una mejor comprensión al lector profano en materia judaíca. Pero, pasado el primer tramo de la historia acerca de descripciones de lugares, objetos, personajes y rituales sociales/ceremonias religiosas, el relato consigue más vigor, al describirnos las relaciones entre un grupo de chicos acomodados y ociosos, que gastan la mayor parte del tiempo montando en bicicleta y jugando al tenis. Viven en una especie de torre de marfil, aislados del bullicio de las grandes ciudades y ajenos a la discriminación y persecución que comienza a cernirse sobre la gente de raza judía, pensando ellos que en sus lujosos refugios ferrarenses estarán a salvo de la irracionalidad nazi-fascista. Cierto es que se trata de una novela escrita desde la nostalgia y el recuerdo, también desde la tristeza de una época y unos personajes irremisiblemente perdidos para siempre. Que no ocurre nada realmente trascendente hasta el final, y que se echa de menos un poco más de emoción en el relato. En este sentido, no es una novela para cualquier tipo de lector. Si usted disfruta con los relatos de acción, suspense y situaciones emocionantes, olvídese de esta novela. Si usted prefiere un tipo de narrativa más relajada con buenos diálogos entre los personajes y acertados retratos sociales y psicológicos, esta es su novela. Porque las composiciones físicas, psicológicas y de clase social de los personajes están muy logradas. Las conversaciones que tienen,-sobre todo en la parte final del libro-, son inteligentes, y es fácil identificarse con ciertos sentimientos y situaciones, sobre todo cuando ya se tiene una edad y se ha vivido bastante. La novela nos muestra los últimos tiempos de la burguesía judía europea (en este caso, italiana), antes de la persecución/exterminio dirigidas contra ella por los totalitarismos de derechas. Un mundo cerrado, idílico, despreocupado, frívolo y superficial, incluso, que no es consciente que tiene sus días contados.

En definitiva, una lectura muy recomendable para este verano dirigida  a aquellas personas con una muy amplia tradición lectora, que tengan afición por la literatura italiana del siglo XX y que disfruten de los relatos relajados y descriptivos tan alejados de la fórmula habitual de los Best-Seller.

Existe una adaptación cinematográfica, que fue la última película del maestro Vittorio de Sica, dirigida en 1.971 y que obtuvo el Oscar a la mejor película extranjera.

Resultado de imagen de el jardín de los finzi contini novela imagenes

Imagen relacionada

Imagen de la adaptación de Vittorio de Sica (1.971).

Resultado de imagen de el jardín de los finzi contini novela imagenes

Giorgio Bassani (1.916-2.000), autor de la novela.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 6, 2017 en Literatura

 

Cuentos, historietas y fábulas. Una divertida recopilación de pícaros relatos del Marqués de Sade.

He vuelto a leer después de muchos años a uno de los escritores más amenos, divertidos y satíricos que ha dado la Humanidad. Y me ha vuelto a encantar. Me refiero a Francois Alphonse Donatien (1.740-1.814), a quién la Historia conoce como el Marqués de Sade.  La lectura de Cuentos, historietas y fábulas me ha resultado muy amena por la sencillez y rapidez con que están escritas una larga colección de historias,- la mayoría muy breves,- que nos hablan del amor y del sexo en sus múltiples facetas. Por estas páginas desfilan inocentes amores adolescentes, infidelidades, venganzas amorosas, tríos, perversiones, reconciliaciones de parejas, desvirgaciones la noche de bodas (himeneo se llamaba entonces), señoritos libertinos, voluptuosas amantes y cierto mensaje que no sé si calificar de pedagógico o moralista. Y digo esto, porque en sus relatos quienes se comportan de un modo despótico, despreciativo o cruel para con los demás, suelen ser escarmentados con una dura lección que suele consistir en algún tipo de broma pesada o humillación. Lo que ahora llamaríamos una putada, vamos.

Sin llegar a la altura de esas dos obras maestras suyas que son Justine o los infortunios de la virtud y Filosofía en el tocador, Cuentos, historietas y fábulas resulta entretenidísima por sus sutileza, su sentido del humor, su agudeza al tratar el amor, la lujuría y la infidelidad. El único fallo que le veo es el de haber introducido en la edición que yo he leído la historia El presidente burlado, que debido a su gran cantidad de páginas, debiera haber sido publicado aparte, como libre autónomo. Por lo demás, una perfecta lectura; ágil, ingeniosa y divertida. Ideal si se quieren llevar algo para leer estas vacaciones. Algo que no sea ni demasiado denso ni demasiado intenso. Y es una obra perfecta para iniciarse en la literatura de este genial personaje que fue Sade.

Imagen relacionada

Retrato del Marqués de Sade, durante su estancia en la prisión de Vicennes.

Está claro que fue un hombre muy avanzado para su época y en sus páginas es evidente que defendía la causa de la igualdad de la mujer, pues considera que si una fémina es engañada por su marido, ella tiene derecho a hacer lo mismo. En sus novelas y relatos cortos hay una clara denuncia de la hipocresía sexual de los poderosos,- en especial de los eclesiásticos-, que por un lado le hablan de pecado y castidad al Pueblo, y por otro, ellos de puertas adentro, se entregan desenfrenadamente a los placeres de la carne. Entre eso, y que sus libros eran muy populares entre la gente de la época, se convirtió en un enemigo a batir por quienes ejercían el poder. Prueba de ello, es que se pasó exactamente la mitad de su vida en la cárcel, aunque no de forma continuada. Y para colmo de injusticias y crueldades, pasó sus últimos años internado contra su voluntad en el manicomio de Charenton, por orden de Napoleón. Sobre esto último existe una estupenda película titulada Quills, con Geoffrey Rush como Sade y Kate Winslet. Está claro que si en aquella época alguien decidía ser un humanista, un liberal y un librepensador, como fue Sade, corría el riesgo de acabar así. La lástima es que además, se hayan contado tantas mentiras e infamias contra su persona.

Cuentos, historietas y fábulas. Marqués de Sade. Clásicos de siempre. Volumen extra. M.E. Editores.

De este autor también recomiendo:

Justine o los infortunios de la virtud. Clásicos Universales. Fontana. Edicomunicación, S.A.

Filosofía en el tocador. Clásicos de siempre. M.E. Editores.

Ernestina. Libroimpex, Belgrano 1548, Buenos Aires.

PD: Estas ediciones son muy antiguas y seguramente ya no existan, pero, en cualquier caso, estas obras, estoy seguro, habrán salido publicadas en otras editoriales.

Otras obras del autor. (estas no las he leído):

La marquesa de Gange.

Los 120 días de Sodoma.

Juliette o las prosperidades del vicio.

Aline y Valcour.

Los crímenes del amor.

La isla de Tamoe.

Diálogo entre un sacerdote y un moribundo.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 6, 2017 en Literatura

 

La Generación Beat. El movimiento literario que influyó en la contracultura.

La Generación Beat,también llamados despectivamente Beatniks-, fueron un grupo de amigos, los cuales habían venido trabajando juntos y compartiendo aficiones desde finales de la década de 1.940. Entre sus características destacan la búsqueda de la libertad individual,- a menudo por medio de viajes a través del país y la experimentación con el sexo y las drogas-, la autorrealización espiritual y un rechazo al conservadurismo moral y social imperante en la época.  Este movimiento literario influiría en la contracultura.

Los principales representantes de la Generación Beat fueron Jack Kerouack (1.922-1.969), Neal Cassady (1.926-1.968), Allen Ginsberg (1.926-1.997) y William S. Burroughs (1.914-1.997). Y algunas de las  principales obras de ellos son respectivamente, En el camino (Jack Kerouack, 1.957), El primer tercio (Neal Cassady, publicada postumamente en 1.971), Aullido (libro-poema, escrito por Allen Ginsberg en 1.955) y Queer (William S. Burroughs, 1.952). He leído las 4 y puedo decir,que en mi opinión las mejores son Aullido y El primer tercio. En el camino,novela estructurada en cinco partes-, resulta muy irregular y descompensada, pues lo mejor son las artes primera y quinta, es decir, el comienzo y el final, siendo el resto, no excesivamente ágil ni absorbente, pues hay tramos que se hace aburrida y difícil de seguir. Y Queer, tiene un buen comienzo, pero después resulta algo reiterativa y decepcionante.

Por último, comentar que entre los personajes posteriores influidos por la filosofía de la Generación Beat, se encuentran músicos como Patti Smith, Bob Dylan, Jim Morrison, Janis Joplin o Tom Waits.

Según me consta, todas las obras de los autores beats están publicadas en Editorial Anagrama.

Resultado de imagen de neal cassady imagenes

Neal Cassady (1.922-1.968), el más injustamente olvidado de los componentes de la Generación Beat.

Resultado de imagen de beat generation images

Los otros tres componentes de este movimiento literario: Jack Kerouack, Allen Ginsberg y William S. Burroughs.

Resultado de imagen de aullido allen ginsberg imagenes

Resultado de imagen de el primer tercio neal cassady imagenes

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 15, 2017 en Literatura

 

Factótum (Charles Bukowski, 1.975). Una estupenda novela sobre el oficio de escribir, el fracaso y las tinieblas del alcoholismo.

Recomiendo la lectura de Factótum, segunda novela del siempre controvertido Charles Bukowski (1.920-1.994). Se trata de una novela autobiográfica que rememora sus años de juventud en la década de los 40, cuando Bukowski escribía relatos cortos que envíaba a publicaciones, la mayor parte de los cuales eran rechazados por estas. También nos muestra su temprano alcoholismo y su promiscuidad sexual. Henry Chinaski, el protagonista es un claro alter ego de Bukowski, que deambula constantemente por ambientes marginales y poco recomendables, relacionándose con todo el lumpen que va encontrándose a su paso por diversas ciudades estadounidenses. En la novela asistimos al retrato de un personaje autodestructivo y vividor, caracterizado por su inestabilidad laboral,-producto de su actitud inmadura e irresponsable-, en unos Estados Unidos que nunca salen en las postales ni en los documentales: los de los personajes marginales que no tienen otra cosa que el presente. Personajes que intuimos nunca progresarán. Y es que la narrativa de Bukowski se caracteriza por tener como protagonistas a alcohólicos, drogadictos, prostitutas, maleantes y mendigos y como escenarios, pensiones cutres, callejones sucios con olor a vomito y orines y garitos y tugurios, donde se refugian los perdedores. Y es que Bukowski fue el creador del subgénero conocido como Realismo sucio. Nos muestra el lado más desagradable de la sociedad norteamericana, nos muestra a aquellos seres que aunque pasemos por su lado, nos resultan invisibles. Bukowski sabía muy bien de lo que hablaba, pues él, en cierto modo decidió convertirse en uno de esos outsiders derrotados por la vida, vagando de una ciudad a otra, de un trabajo a otro, de una pensión a otra, con el único objetivo de vivir cada instante al límite, de sacarle todo el jugo a la vida, de satisfacer su hedonismo por medio del consumo constante de placeres (especialmente alcohol y sexo, dos cosas que por cierto, combinan bastante mal). La novela está escrita de un modo bastante sencillo y ameno, va al grano desde el primer momento y hay que agradecerle el que esté estructurada en capítulos muy cortos y que no use nunca un lenguaje metafórico, simbólico o críptico, como con frecuencia usaban por esa misma época los novelistas de la generación beat, sobre todo Jack Kerouack (otro prestigioso escritor alcohólico, al igual que Bukowski, pero bastante más difícil de leer). En fin, un viaje literario iniciático  a los submundos marginales de Estados Unidos, narrado con agilidad y desparpajo por un autor interesante, provocador e irreverente que abrió nuevos caminos en el mundo de la narrativa norteamericana. Sobre todo, la novela desprende autenticidad y sinceridad. Se nota que el autor siente lo que muestra y describe. Y es que Bukowski, a pesar de sus defectos, debió de ser muy auténtico.

PD: Existe una adaptación cinematográfica con el mismo título, dirigida en 2.005 por Bent Hamer y protagonizada por Matt Dillon. Es una coproducción Noruega-EE.UU.

Resultado de imagen de factotum novela imagenes

Resultado de imagen de charles bukowski

Charles Bukowski.

 

Otras obras de Charles Bukowski publicadas en España.

Novelas.

Cartero (1.971). Anagrama.

Mujeres (1.978). Anagrama.

La senda del perdedor (1.982) Anagrama.

Hollywood (1.989) Anagrama.

Pulp (1.994). (novela póstuma). Anagrama.

Poesía.

Ardor en el agua, ahogarse en el fuego. Poemas escogidos 1.955-1.973. Editado por La poesía, señor hidalgo, 2.005, Visor.

Ruiseñor, deséame suerte (1.972). Visor Libros.

Guerra sin cesar. Poemas 1.981-1.984. Visor Libros.

Cuentos y ensayos.

Secuelas de una larguísima nota de rechazo. (1.944) Editorial Nórdica.

Escritos de un viejo indecente (1.969) Anagrama.

La máquina de follar (1.972). Anagrama.

Fragmentos de un cuaderno manchado de vino. Relatos y ensayos inéditos. 1.944-1.990. Anagrama.

 

 
1 comentario

Publicado por en mayo 30, 2017 en Literatura

 

El breve reinado de Pipino IV (John Steinbeck, 1.957). Una divertidísima sátira sobre el poder, la corrupción política y la manipulación de la opinión pública.

Recientemente escribí sobre John Steinbeck (1.902-1.968) y su novela, La perla (1.947), a la que dediqué comentarios laudatorios. Tanto me gustó que decidí seguir leyendo a este autor. Y descubrí El breve reinado de Pipino IV (1.957), una sátira mordaz sobre el poder, la corrupción política y la manipulación de la opinión pública. Escogí esta obra de Steinbeck, frente a otras suyas más conocidas, por su carácter de comedia. Aunque dentro de la novela, la comedia no ha disfrutado de especial prestigio, lo cierto es que hay novelas cómicas e incluso disparatadas, verdaderamente geniales. La novela está escrita de forma ágil y amena de principio a fin y se puede leer en cuatro o cinco días, si uno se encuentra en un período en que no se halle demasiado ocupado. Son 180 páginas (contando el prólogo de José Luis Piquero) en que se nos muestran las luchas de poder de los distintos partidos políticos franceses tanto entre ellos como en el interior de ellos,- pues la formación de camarillas y facciones es algo inevitable en la política-, la mezquindad, egoísmo y cortoplacismo de estos y de los poderes que se esconden tras ellos, lo anacrónico de la monarquía como institución y el  cómo está sólo se mantiene porque sostiene los intereses de gente muy poderosa (nunca los de la nación), el nulo poder que tiene un rey a la hora de la verdad, lo tremendamente manipulable y voluble que es la población a la que la clase política en alianza con los medios, manejan como quieren, el cinismo y los turbios intereses de las grandes potencias, el sectarismo y el faccionalismo convertidos en ley dentro de los partidos y el negocio millonario que puede ser para determinados sectores empresariales y mediáticos la instauración-, en este caso restauración-, de una monarquía. Nadie sale bien parado en esta novela. Ni la institución monárquica-, restaurada en la novela de la noche a la mañana por turbios intereses políticos-, ni la nobleza,- que aparece como una clase sumamente inútil y parasitaria, a la que no se puede poner a trabajar… porque no sabe-, ni la clase política,- llena de egoístas y sectarios (desde los conservadores a los comunistas, pasando por los monárquicos y sin olvidar a los socialistas, que quizás en la novela, sean los peores de todos) ni tampoco el Pueblo francés, que aquí aparece como una nación veleta, cuyo posicionamiento político va cambiando según se lo indican los medios al servicio de los políticos y los poderosos. Además, la novela está escrita en un momento (1.957) en que Francia vivía realmente un momento de gran inestabilidad política, debido a la Guerra de Argelia (1.954-1.962) y a otras cuestiones. Sólo un año después, De Gaulle se haría con el poder, en lo que los historiadores llaman un Golpe de Estado legalizado y pondría fin a la IV República. En ese aspecto, Steinbeck muestra un gran conocimiento del funcionamiento de la política europea en general y francesa, en particular, sorprendente en un escritor norteamericano.

La historia gira en torno a Pipino Arnulfo Héristal, un burgués amante de la astronomía que vive de las rentas que le producen unas propiedades y lleva una vida tranquila y razonablemente satisfactoria, hasta que se encuentra con que la clase política francesa para salir de la situación de bloqueo en que se encuentra,- meses y meses sin conseguir formar Gobierno (¿les suena de algo?)-, deciden hacerle rey (restaurando la Monarquía depuesta en 1.789), contra su voluntad. A partir de entonces, una serie de situaciones divertidas, surrealistas e incluso disparatadas, tendrán lugar.

Los personajes principales son todos bastante peculiares, pero a pesar de sus defectos y excentricidades, el autor muestra cariño y simpatía hacía ellos. Simpatía que yo creo que sentirán también la mayoría de los lectores. Es cierto que los personajes, los apellidos de algunos de ellos o los nombres de algunas de las facciones políticas, son exagerados y caricaturescos, pero es lógico, pues estamos ante una sátira. Una historia que se mueve entre la crítica a las instituciones políticas y la farsa. Para establecer paralelismos cinematográficos con esta comedia literaria, yo diría que es una combinación de Las vacaciones de Monsieur Hulot (Jacques Tati, 1.952), Uno,dos,tres,…(Billy Wilder,.1.961) y ¿Teléfono rojo?. Volamos hacia Moscú (Stanley Kubrick, 1.963). Todo en esta obra resulta muy bien medido, desde las descripciones psicológicas de los peculiares protagonistas hasta el retrato de aristócratas y partidos políticos, pasando por la extensión de la propia novela, ni demasiado breve ni excesivamente larga. Steinbeck probó el desafío de adentrarse en los no siempre sencillos senderos de la comedia y salió más que airoso del empeño.

La novela está publicada por la Editorial Reencuentros. Esta editorial se propone devolver a la actualidad obras de grandes autores, que en su momento se perdieron en el tiempo o que son poco conocidas. De esta manera han publicado algunas de las obras menos conocidas de autores como Mark Twain, John Steinbeck, Jack London o Voltaire.

Resultado de imagen de El breve reinado de Pipino IV imagenes

El breve reinado de Pipino IV. John Steinbeck. Traducción y prólogo de José Luis Piquero. Reencuentro. Navona. http://www.navonaed.com

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 22, 2017 en Literatura