RSS

Archivo de la categoría: II. Guerra Mundial.

Operación Impensable. De cuando Churchill casi nos mete en la Tercera Guerra Mundial sin haber terminado todavía la Segunda.

El tema de hoy es particularmente sorprendente. Es sobre un hecho que ha permanecido oculto durante muchas décadas, pero que de haberse producido hubiese sido la hecatombe final para la Humanidad. Reproduzco a continuación un texto abreviado del historiador Juan Carlos Losada sobre el tema.

“En los últimos años la desclasificación de los archivos británicos ha sacado a la luz que Winston Churchill, el Primer Ministro británico durante la II. Guerra Mundial, ordenó planificar un ataque contra la Unión Soviética que debía efectuarse a las pocas semanas de concluida la contienda. Por lo sorprendente y arriesgada que era, sus mismos autores la bautizaron como Operación Impensable, ya que de haberse consumado habría llevado al mundo, probablemente a la III Guerra Mundial.

A comienzos de 1.945, para Churchill,-profundamente anticomunista-, ya pesaba más la amargura por las victorias soviéticas que la satisfacción por las derrotas nazis. Estaba indignado y angustiado por el avance militar y político de la URSS en Europa centro-oriental, y por la consolidación de estas posiciones. Para él, la URSS era una amenaza tan poderosa como lo habían sido hasta hace poco la Alemania nazi y el Japón Imperial (ahora a punto de ser derrotados). Veía además, como Gran Bretaña dejaba de ser una superpotencia para ceder el testigo a Estados Unidos y la URSS, sin poder hacer nada por evitarlo. El único papel que podría tener Gran Bretaña en la segunda posguerra mundial sería el de mero comparsa de Estados Unidos. Esto hería el orgullo de Churchill, acostumbrado a que su país fuese una gran potencia y un enorme Imperio que abarcaba las 2/5 partes del planeta”.

Encargó al alto mando estudiar como obligar a los soviéticos a replegarse militarmente y así salvar a la nación polaca de las garras moscovitas. A fin de cuentas, la Segunda Guerra Mundial se había iniciado para conseguir que Polonia recuperase su soberanía.La Operación Impensable consistía en atacar a los ejércitos soviéticos instalados en países en países de Europa central y oriental. Con este ataque por sorpresa, se quería imponer a la URSS las condiciones anglonorteamericanas que restablecerían el estatus quo internacional anterior a la II.Guerra Mundial. Por un lado se impediría el nacimiento y desarrollo de una Europa central y oriental comunista que supusiese una alternativa al poderío del capitalismo anglosajón, y por otro, se mantendría indemne al “glorioso” Imperio británico.

La fecha escogida para iniciar la operación era el 1 de julio de 1.945, momento histórico en que Alemania ya se había rendido, pero Japón todavía no, y no daba signos de querer hacerlo, empeñado el régimen japonés en una resistencia prácticamente suicida.

El plan se llevaría atacando la zona que va desde Hamburgo a Trieste , al tiempo que se desembarcaba en el Báltico contra la Alemania oriental controlada por la URSS y el Gobierno comunista polaco, aliado de esta. Lo que se buscaba era que las tropas soviéticas retrocediesen a las fronteras anteriores a 1.939 y que Europa central y del Este quedase fuera de la zona de influencia soviética. En la operación debían participar las 64 divisiones norteamericanas desplegadas en Europa, junto a las 35 británicas. A ello se sumarían 4 divisiones polacas y 10 alemanas equipadas con  el mismo armamento que se les había ido retirando a medida que se rendían.

Imagen relacionada

Iosif Stalin y Winston Churchill en la Conferencia de Yalta de febrero de 1945. Lo cierto es que dadas las abismales diferencias ideológicas, ninguno de los dos se fiaba del otro.

Pero, lo cierto es que el Alto mando británico enseguida se percató de que era imposible convencer a los estadounidenses de unirse a la operación, pues todavía estaban combatiendo contra los japoneses, y a nivel europeo, la Operación Impensable provocaría una enorme inestabilidad política, un auténtico caos. Las únicas fuerzas militares que participarían gustosas en la operación serían las polacas al mando del general Wladislaw Anders, y algunas de las alemanas. Pero su número era ridículo frente a las 264 divisiones del Ejército Rojo en Europa.

Viendo  lo inviable de su plan y que ni su ejército ni Truman lo apoyaban, Churchill pidió entonces  a sus generales que diseñasen un plan para la defensa de Gran Bretaña, temiendo que los soviéticos conquistasen Francia y los Países Bajos y que, a continuación, les atacasen aprovechando la retirada de EE.UU. Le contestaron el 10 de junio, exponiendo que la mejor opción pasaba por renunciar a mantener ninguna cabeza de puente en el continente y aprovechar la insularidad, centrando la defensa en la aviación y la armada, pero advirtiendo que apenas se podrían impedir el corte de las comunicaciones, los ataques aéreos y hasta el mismo riesgo de invasión.

Resignado por los desmoralizadores informes sobre lo desfavorable que resultaría para Gran Bretaña una guerra contra la URSS, Churchill tuvo que renunciar a sus operaciones militares. Además, los servicios secretos soviéticos ya estaban al tanto del plan por sus espías en Londres, lo que anulaba totalmente el factor sorpresa con que se contaba para iniciar el ataque.

Aparte del carácter depresivo de Churchill, este estaba psicológicamente agotado por sus años de guerra y después de esta, se sumaba el cansancio de la campaña electoral. Todo ello le hizo acentuar un pensamiento irracional que lo llevó, por ejemplo, a alertar de la creación de una especie de policía política en caso de victoria laborista. Sin duda, su estado mental influyó en su proyecto de ataque a la URSS”.

Imagen relacionada

Estaba claro que Winston Churchill no era el hombre idóneo para afrontar el orden surgido del final de la II.G.M. Combinaba su habitual belicismo con un desconocimiento absoluto de estrategia y ciencia militar.

Resultado de imagen de operación impensable imagenes

El nuevo orden surgido de la victoria aliada consagraba a EE.UU y la URSS como las grandes superpotencias y al resto como comparsas del uno o de la otra.

Fuente: Juan Carlos Losada, especialista en Historia militar y escritor. Revista Muy Interesante. Especial Muy Historia, nº 83.

Más información en:  Jonathan Walker, Operación Impensable. Editorial Crítica.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 14, 2017 en II. Guerra Mundial.

 

La Operación Gunnerside. Una misión aliada para impedir que Hitler se hiciese con la bomba atómica.

Hoy hablaré sobre unos héroes a los que todos debemos mucho, porque gracias a ellos (igual que a tantos otros) se pudo cambiar el curso de la guerra y evitar que el Tercer Reich se hiciese con la bomba atómica. Si Hitler hubiese conseguido el arma atómica, la II Guerra Mundial hubiese terminado enseguida con el resultado de su victoria absoluta y su supremacía sobre el resto del mundo. No quiero imaginar el mundo tan horrible e injusto que hubiésemos conocido. Habríamos crecido sin libertades y nos habríamos tragado toda la propaganda nazi. También desconoceríamos el Holocausto, porque nos habrían contado que a los judíos les habían dado tierras en Europa del Este o que les habían dejado vivir en Madagascar. Es decir habría sido como en la novela Patria, de Robert Harris, llevada brillantemente al cine en 1.994 por Christopher Menoul, y protagonizada por Rutger Hauer y Miranda Richardson. Afortunadamente, el desenlace de la contienda fue distinto, por grupos de valientes héroes como los que ahora nos ocupan. Debemos recordarles por siempre  por lo que hicieron, jugándose la vida por la libertad de Europa y del mundo. Esta es su historia.

Durante la II.Guerra Mundial, Alemania deseaba imperiosamente fabricar la mayor cantidad posible de agua pesada. Con el agua pesada se consigue la bomba atómica. Tras la ocupación alemana de Noruega, los alemanes instalaron la Central Hidroeléctrica de la empresa Norsk Hydro Asa,de Vemork, situada en la provincia de Telemark, en el sur del país.

La inteligencia militar británica comenzó a recopilar información sobre la planta: planos, diagramas de instalaciones, fotografías. El gerente de producción de la planta, Jomar Bun, fue una de las personas que facilitaron la imprescindible documentación.

Resultado de imagen de operación gunnerside imagenes

La planta hidroeléctrica de Vemork, donde se fabricaba el agua pesada.

El 9 de octubre de 1.942 un vapor que transportaba al ingeniero Einar Skinnanrland llegó a las costas inglesas. El ingeniero formaba parte del personal de la planta de Norsk Hydro y había sido evacuado por la resistencia noruega para suministrar información a los británicos. Diez días después, se le arroja en paracaídas sobre Noruega junto a Jens Paulsson, Arne Kjelstrup, Knut Haugland y Claus Helberg, miembros de la resistencia noruega que conformaban el Grupo Grousse. Dicho grupo hubo de sobrevivir en condiciones extremas el invierno nórdico.

Resultado de imagen de Norwegian resistance images

Miembros de la Resistencia Noruega.

Resultado de imagen de norway in the second world war images

Cartel de la propaganda nazi animando a los noruegos a enrolarse en las Waffen SS. Como puede apreciarse, esta propaganda establece un paralelismo entre el caballero-guerrero medieval con su cota de malla y su casco y los miembros de las Waffen SS, unidad de élite del Ejército Alemán.

Tras descartar el bombardeo nocturno por lo difícil del objetivo, los británicos optaron por introducir 34 comandos en la zona por medio de planeadores. El 19 de noviembre de 1.942, dos planeadores, cada uno con dos pilotos y quince hombres de la 9ª Compañía de Campo de los Royal Engineers, 1ª División Británica Aerotransportada partieron con la idea de aterrizar en un lago helado. Las condiciones metereológicas hicieron que el primero de los aparatos se estrellase y que el segundo se viese forzado a realizar un aterrizaje de emergencia, resultando heridos sus ocupantes. Los supervivientes fueron capturados y ejecutados por los alemanes, fracasando pues, este primer intento de sabotaje. Como resultado, las medidas de seguridad de la fábrica se reforzaron, añadiendo minas anti-personas, focos y patrullas especiales. Sin embargo, pronto se relajaron las medidas de seguridad en la propia fábrica, concentrando la mayoría de las tropas en la defensa del puente de acceso a la fábrica.

Resultado de imagen de telemark heroes images

En un segundo intento, un grupo de 10 comandos se infiltró en la fábrica la noche del 27 de febrero de 1.943 accediendo por el barranco en la parte posterior de la fábrica. Tras reducir al único centinela que les descubrió, colocaron las cargas en el interior de la fábrica y las hicieron explotar. El ruido de la maquinaría hizo pasar inadvertido el sabotaje que no fue descubierto hasta el día siguiente, permitiendo la fuga de los comandos. No se causó baja alguna, ni se disparó un sólo tiro, pero 600 litros de agua pesada se perdieron. Para prevenir represalias contra la población noruega, se abandonó un subfusil Thompson para indicar a los alemanes que se trataba de una operación británica y no de la Resistencia noruega.

 Resultado de imagen de operación gunnerside images

Meses después, la producción de la fábrica se restableció. Esta vez, las medidas de seguridad se endurecieron tanto que se descartó un nuevo asalto con comandos.  Sin embargo, el 16 de noviembre de 1.943, los bombarderos norteamericanos dañaron las instalaciones de la fábrica con un ataque aéreo a plena luz del día.

Resultado de imagen de jens paulsson arne kjelstrup knut haugland claus helberg images

Jens Anton Paulsson, uno de los héroes de la Operación Gunnerside.

Tras la experiencia de los sabotajes, los alemanes deciden trasladar 14 toneladas de agua pesada a Alemania. A finales de 1.944, los contenedores se cargaron en el ferry que atravesaba el lago Tinsee. Sin embargo, una carga explosiva con retardo colocada horas antes, hundió la embarcación en mitad del lago. Con lo que el sueño del Tercer Reich de poder desarrollar la bomba atómica se hundió para siempre en ese lago.

Einar Skinnarland (1918–2002)

Einar Skinnarland, el ingeniero que entregó a las autoridades británicas los planos de la planta.

Existe una película sobre la Operación Gunnerside, titulada Los héroes del Telemark, dirigida en 1.965 por Anthony Mann, y protagonizada por Kirk Douglas, Richard Harris y Michael Redgrave.

Imagen relacionada

Cartel de la película.

Imagen relacionada

Imagen idílica de la región de Telemark, hoy día.

 
Deja un comentario

Publicado por en abril 7, 2017 en II. Guerra Mundial.

 

La política de tierra quemada de la Italia fascista en Etiopía (1.935-1.941).

Hoy hablaré sobre uno de los episodios más olvidados de los años 30: la conquista y anexión de Etiopía por Italia, en la época del fascismo. El imperialismo italiano es un fenómeno muy poco conocido y en cuanto al fascismo y los crímenes que cometió han quedado totalmente olvidados y desplazados por el nazismo y sus horrores. La gente ya ni recuerda el emblema fascista,- el fascio-, mientras que todo el mundo sabe reconocer la esvástica. Creo que es interesante recuperar aquellos trágicos años en que la siempre desgraciada Etiopía sufrió en sus carnes la brutalidad con que el dictador de una potencia de segunda se empleó para poder consolidar un mini-Imperio, que satisfajera la nostalgia por un amplísimo Imperio Romano que nunca volvería. Etiopía fue la primera víctima propiciatoria del expansionismo nazi-fascista, el primer cordero sacrificado a la voracidad del fascismo por las cobardes, mezquinas y calculadoras democracias occidentales. Una politíca de apaciguamiento, cuyas siguientes víctimas serían España (1.936-1.939), Austria (1.938), Checoslovaquia (1.939) y Albania (1.939).

Italia llevaba años preparándose para invadir Etiopía. Prueba de ello era que desde 1.930, el Gobierno fascista había ido envíando en secreto gases tóxicos,- que luego emplearía de manera bastante indiscriminada,- a su colonia Eritrea, fronteriza con Etiopía. Estas armas químicas, y especialmente, el gas mostaza serían utilizadas durante la conquista del país africano que comenzaría en octubre de 1.935 y concluiría en junio del año siguiente. Lo peor de todo, es que las armas químicas se siguieron utilizando una vez se había rendido el ejército etíope y había finalizado por tanto, la campaña militar. Las armas químicas se utilizaron para destruir el modo de vida etíope, que era fundamentalmente campesino, pues se destruyeron o se dejaron inservibles, manantiales y lugares de pastos, lo que generó inevitablemente la extensión del hambre por la nación. A la gente se la internó en campos de concentración y ningún sector o estamento social se libró de las ejecuciones masivas, ni siquiera los niños. Durante los pocos años que Etiopía estuvo bajo mandato italiano, fueron asesinadas tanto por ejecuciones como por armas químicas, como por efecto de la hambruna,un mínimo 200.000 personas. Finalmente, en mayo de 1.941, las tropas británicas derrotaron a las italianas, expulsándolas del país, y terminando con el efímero y brutal sueño imperial de Benito Mussolini.

Resultado de imagen de el fascismo italiano en Etiopía imagenes

Destacamento italiano en Etiopía.

Imagen

Víctimas mortales del bombardeo aéreo italiano sobre la localidad etíope de Dolo.

Resultado de imagen de el fascismo italiano en Etiopía imagenes

Etíopes ahorcados por las tropas italianas.

Imagen relacionada

Soldados italianos junto a cadáveres etíopes.

Imagen relacionada

El mariscal Rodolfo Graziani (1.882-1.955), conocido como El Carnicero de Etiopía por las masacres que llevó a cabo en ese país. También en Libia cometió salvajadas. En Etiopía, entre otras atrocidades, dio la orden de asesinar a los monjes coptos del antiguo monasterio de Debre Libanos y a un gran número de peregrinos que habían viajado allí para celebrar el día de la fiesta del santo fundador del monasterio.

Fuente: Jesús Hernández, historiador y periodista. Revista Muy Interesante. Especial Muy Historia, nº 83.

Más información en : http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=16980

 ethiopiko.org/Ethiopia/Historia/cap15/cap15.html

 
2 comentarios

Publicado por en enero 24, 2017 en Genocidio, II. Guerra Mundial.

 

Operación Exporter. La Campaña Aliada en Siria y Líbano en la II. Guerra Mundial.

La Operación Exporter fue el plan Aliado para la invasión de Siria y Líbano, debido a que ambos países, estando bajo el control de la Francia de Vichy, servían como base para Alemania. De lo que se trataba era de que Alemania  no pudiese utilizar Siria y Líbano como trampolín para atacar al baluarte británico de Egipto. Al mismo tiempo, los Alíados estaban luchando contra el Eje, más al Oeste, en el norte de África.

En mayo de 1.941, el almirante Francois Darlan firma en nombre de la Francia de Vichy un tratado con los alemanes conocido como los Protocolos de París. El tratado daba a los alemanes acceso a las bases militares en Siria. Tres meses antes, un golpe de Estado dirigido por oficiales pro-alemanes triunfó en Irak. Esto provocó el inicio de la Guerra Anglo-Iraquí (18/04/1941-30/05/1941), la cual terminó con la victoria británica, pues Gran Bretaña ocupó nuevamente Irak.

Resultado de imagen de Francois Darlan almirante

Francois Darlan (1.881-1.942), almirante vichista, fue asesinado el día de Nochebuena de 1.942.

La invasión de Siria y Líbano estuvo dirigida  por el general británico Henry Maitland Wilson al mando de las tropas británicas, indias, australianas y de la Francia Libre. Grupos de las fuerzas australianas y de un ejército judío conocido como el Palmaj, así como guías locales, vestidos todos ellos con ropas tradicionales libanesas, se infiltraron en Líbano en misiones de reconocimiento previas al inicio de la Operación Exporter, recopilando  información sobre las fuerzas francesas de Vichy, su situación, así como las rutas fuera de los caminos que pudieran usar. El 7 de junio de 1.941 por la noche, una fuerza de reconocimiento formada por 10 australianos, cinco miembros del Palmaj y un guía local cruzaron la frontera de Palestina con Líbano desde Rosh Hanikra.

Tropas australianas en el Castillo de Sidón, Líbano,1.941.

A la mañana siguiente decidieron atacar una estación de policía cercana que les ofrecía una buena posición defensiva, pues controlarían dos puentes situados en ese área. Lo que ignoraban era que esa estación funcionaba como puesto de mando regional y que era custodiada por fuerzas vichistas. Tras un rápido asalto, que costó varios muertos a los vichistas, tomaron la estación y se prepararon para defenderse del contraataque. El grupo defendió la posición durante horas hasta que la vanguardia de las fuerzas de invasión aliadas alcanzó su posición y pudieron ser evacuados.

El 8 de junio, la 7ª División de Infantería Australiana, ayudada por guías del Palmaj, avanzó a lo largo de la costa de San Juan de Acre hacia Beirut, protegida por los cañones de la Marina Británica, tomando la ciudad de Tiro en su avance, y encontrando poca resistencia de las fuerzas vichistas al sur del río Litani por encontrarse estas dispersas y desorganizadas. La 21ª Brigada Australiana intentó cruzar el río Litoni.

Los Comandos escoceses Nº 11 tenían la misión de tomar un puente cercano a la boca del río Litoni desde la orilla norte, cerca de Kafr Bada y evitar que los defensores lo inutilizaran. Pero, retrasados un día por las condiciones marítimas sufridas en viaje desde Chipre a bordo del HMS Glengyle, no pudieron evitar que las fuerzas vichistas destruyeran el puente. Los escoceses desembarcaron en la orilla equivocada del río y cuando comenzaron a avanzar  hacia el objetivo correcto, fueron descubiertos por el 22ª Regimiento de Tiradores Argelinos, quienes abrieron fuego contra ellos, iniciándose un tiroteo. Uno de los destacamentos escoceses capturó cierta cantidad de prisioneros, obuses y artillería de campo. Los defensores vichistas estaban provistos de morteros y abundante artillería, con lo que se alcanzó un punto muerto. Gracias a la ayuda de un Batallón Australiano, todos los comandos del destacamento escocés derecho pudieron cruzar en bote la orilla correcta. Tras esto, lograron tomar el reducto defendido por argelinos y franceses vichistas, asegurando así el cruce del río Litani.

Resultado de imagen de Batalla del río Litani 1941 imagenes

Batalla del Río Litoni.

Las fuerzas aliadas siguieron avanzando hasta el día 13, en que tuvo lugar otra batalla contra los franceses vichistas, la Batalla de Jazzin, una colina que fue tomada con muchísimo esfuerzo y con un elevado número de bajas.

Mientras tanto, la 5ª Brigada de Infantería India atraviesa la frontera palestina hacia Siria con el objetivo de tomar Quneitra y Daraa y la 1ª División de Infantería de la Francia Libre se adentra en el interior hacia Damasco. Para el día 12 , habían logrado tomar Daraa, Sheik Meskine e Izra en el camino de Daraa a Damasco. Ahora se encontraban frente a Al-Kiswah, una posición fuertemente defendida.

A las 4:00 del 15 de junio, las tropas indias lanzaron un asalto frontal. Tras una fiera lucha, la villa fue tomada a las 8:30, y para las 9:00, las tropas indias se abrían camino hacia unas colinas situadas tras la villa, capturando en una hora la localidad de Tel Kissoué.

Resultado de imagen de battle of Jazzin 1941 images

Tropas británicas en la campaña sirio-libanesa.

Mientras, en el flanco izquierdo sobre el río, la villa de Monkelbe era tomada por marinos de la Francia Libre hacia las 11:30.

La segunda fase del ataque comenzó  a las 11:00 con las fuerzas francesas libres cruzando el río hacia las colinas situadas a la derecha del camino a Damasco. Capturaron Jebel Kelb, pero su avance fue detenido en Jebel Abou Atriz. Al mismo tiempo, en el flanco derecho, el avance de los tanques de la Francia Libre fue detenido por el fuerte bombardeo de la artillería de Vichy. Para colmo, las localidades de Ezra y Quneitra fueron reconquistadas por las tropas tunecinas de Vichy y por franceses vichistas respectivamente. Si bien, Quneitra fue de nuevo conquistada por los Alíados el 18. Entonces, los Alíados decidieron conquistar Damasco. Para ello había que capturar antes Mazzeh, localidad estratégica por estar situada en el cruce de caminos de Beirut y Damasco.

El 18 de junio a las 5:30, Mazzeh era tomada por las tropas indias. Sin embargo, tropas vichistas siguieron combatiendo en los alrededores de la localidad, ejerciendo intensa presión sobre la posición aliada e impidiendo cualquier intento de refuerzos y la llegada de los tan necesarias armas anti-tanque. A estas dificultades, hay que añadir que el 15 de junio, la Luftwaffe (aviación alemana) lanzó ataques contra las posiciones navales británicas.

 Resultado de imagen de tropas indias en la campaña de siria y libano imagenes

Tropas británicas entre las ruinas de Palmira.

Resultado de imagen de batallón australiano libano 1941 imagenes

Tropas británicas en el avance hacia Damasco (junio de 1.941).

Pero, con la incorporación de la 6ª División de Infantería Británica y de la 1ª División de Infantería Francesa Libre, el resultado final termina decantándose de parte del bando aliado. El 21 de junio de 1.941, las fuerzas aliadas entran en Siria desde Irak.

A partir de la toma de Damasco, los avances militares aliados en Siria y Líbano se suceden rápidamente, lo que fuerza a la Francia de Vichy a establecer un diálogo con Londres a través del cual se decreta un alto el fuego temporal mediado por diplomáticos estadounidenses. Finalmente, el 14 de julio, Pétain autorizaba la capitulación y todo el Ejército Francés en Oriente Medio se rendía. Al día siguiente, 15 de julio, los Aliados entraron en Beirut y conquistaron la totalidad de Siria y Líbano.

 Resultado de imagen de Damasco 1941 imagenes

Tropas de la Francia Libre entrando en Damasco.

Resultado de imagen de entrada de los franceses en damasco 1941 imagenes

Caballería francesa escoltando un coche con oficiales de la Francia Libre en Damasco (30 de junio de 1.941).

Resultado de imagen de Sidon Libano 1941 imagenes

Miembros de un Batallón Australiano confraternizando con lugareños en Sidón, Líbano.

Fuente:

http://www.eurasia1945.com/batallas/contienda/campana-de-siria-y-libano/

Wikipedia.

Más información en:

Lyman,Robert;  Gerrard, Howard. Iraq,1.941: The battles for Basra, Habbaniya, Fallujah and Baghad. Ofxord: Osprey Publishing Ltd. (2.006)

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 18, 2016 en II. Guerra Mundial.

 

La Batalla de Madagascar. Una batalla olvidada, pero decisiva para el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

Reproduzco abreviadamente un excelente reportaje del blog Eurasia1945,-blog dedicado a la Segunda Guerra Mundial y abrumadoramente bien documentado,- sobre la Batalla de Madagascar. Se trató de una batalla en la que se luchó por tierra, mar y aire, y que sorprendemente ha sido muy poco conocida por el gran público y poco tratada por los historiadores, pese a la grandísima importancia geoestratégica que tenía Madagascar en la II.Guerra Mundial.

“Para el Imperio Británico en África, la isla de Madagascar suponía una espina clavada en su retaguardia meridional. Desde que Francia se había rendido en 1.940 al Tercer Reich, para convertirse en el Estado títere de Vichy, los dominios británicos en África meridional y Sudáfrica peligraban enormemente. Con la entrada de Japón en la guerra, el miedo hacia Madagascar se incrementó cuando los nipones lanzaron su ofensiva en el Océano Índico. Pronto los ingleses descubrirían que Madagascar había hecho de base a los submarinos japoneses para repostar combustible. Pero, sin duda, lo que más aterraba a los británicos, era que los japoneses instalaran campos de aviación desde los que bombardear por aire las vitales industrias de Sudáfrica. Ante esta perspectiva, Madagascar quedó sentenciada a ser invadida.

El nombre de la operación sería Ironclad y estuvo dirigida por el general Robert Sturges.

Sigilosamente, la madrugada del 4 al 5 de mayo de 1.942, una fuerza de comandos ingleses desembarcaron en Madagascar  sin llamar la atención. En el silencio de la oscuridad nocturna, se dirigieron desde la costa para capturar dos baterías de cañones francesas. Los guardias vichystas sorprendidos, no ofrecieron resistencia y rindieron ambas baterías. neutralizado el objetivo, y sin levantar sospechas, el grueso de la flota al mando de Sturges se preparó para el desembarco.

Al amanecer del 5 de mayo, la flota británica se situó frente a la Bahía de Courier, el norte de Madagascar. Bajo un intenso fuego de artillería naval, las barcazas marcharon hacia la costa, y los soldados británicos, sin incidentes pisaron en la arena. No hubo resistencia en las playas.

Tropas Alíadas desembarcando en Tamatave, Madagascar.

 

Muy diferentes ocurrieron los hechos en el agua. El submarino vichysta Bebeziers se echó a la mar para atacar a la flota enemiga. Infiltrándose entre los barcos, disparó un torpedo y hundió a la corbeta británica HMS  Aurícula. Sin embargo, el Bebeziers fue descubierto por los aviones Fairey del portaviones HMS Indomitable, por lo que estos se lanzaron contra el sumergible y con bombas, también lo hundieron.

El 7 de mayo, los aviones embarcados en los portaaviones HMS Ilustrious y HMS Indomitable bombardearon la ciudad de Diego Suárez,-también conocida como Antsiranana. Cuando se marcharon los aviones, las tropas británicas entraron en la ciudad, encontrando una dura resistencia, aunque al final consiguieron imponerse, y tomar la urbe.

Al día siguiente, los Alíados fueron retenidos por una férrea resistencia, donde las tropas senegalesas y francesas vichystas  lucharon tenázmente contra estos. Cerca de allí, en el mar, los submarinos franceses Mongne y Le Heros atacaron a los portaaviones británicos que daban soporte militar al avance de los ingleses. Pero, rápidamente, los aviones embarcados los localizaron y bombardearon. En pocos minutos, los dos submarinos vichystas fueron hundidos. Tras varios días de lucha, los franceses y senegaleses fueron siendo reducidos por la aviación británica, hasta que finalmente se rindieron”.

Artillería británica disparando contra posiciones vichystas, cerca de Ambrosita, durante la Batalla de Madagascar (mayo-noviembre (mayo-noviembre de 1.942).

Los submarinos japoneses I-10,I-16 e I-20 llegaron el 29 de mayo. Un torpedo dañó seriamente al Ramillies, mientras otro hundió a un petrolero (el British Royalty, que sería reflotado más tarde). El Teniente Akieda y el Suboficial de Marina Takemoto lograron llegar a tierra y desembarcar. Ambos fueron localizados en un pueblo y muertos en una escaramuza tres días después. El otro submarino se perdió en el mar.

Las hostilidades siguieron en un nivel bajo durante varios meses. Los Alíados siguieron haciendo progresos militares, conquistando varias ciudades, entre ellas la capital, Antananarivo. Finalmente, el 8 de noviembre , toda Madagascar estaba ya en poder de los Alíados.

Desgraciadamente para los Alíados, su conquista, que preveían más rápida, les llevó finalmente seis meses, lo que les produjo tener que retrasarse o descuidarse en otros frentes igualmente importantes. Quizás, sin la amenaza japonesa a Madagascar, la guerra hubiese terminado unos cuantos meses antes. Por eso, considero que fue decisiva. Porque retrasó el final de la guerra,-que produciría tres años después en Europa y un poco más tarde en Asia y Pacífico. Pero, al mismo tiempo, hubiera sido una temeridad e irresponsabilidad no emprender la conquista de tan importante enclave estratégico, más aún teniendo en cuenta el poderío y la eficacia de las flotas de submarinos japoneses.

Westland Lysander - Madagascar WWII.jpg

Cuatro aviones de la Royal Air Force (RAF) británica sobrevolando Madagascar.

Resultado de imagen de Ironclad operation 1942 images

El HMS Ramillies quedó seriamente dañado a consecuencia de un torpedo japonés.

Resultado de imagen de mapa de Madagascar 1942 imagenes

Progresión del avance militar Alíado en la Campaña de Madagascar.

Fuentes: http://www.eurasia1945.com/batallas/contienda/campana-de-madagascar/

             https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Madagascar

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 3, 2016 en II. Guerra Mundial.

 

El tren de la muerte de Birmania: la trágica historia del puente sobre el río Kwai.

El tren de la muerte de Birmania fue un ferrocarril construido por el Japón militarista durante la II. Guerra Mundial para apoyar a sus tropas durante la Campaña de Birmania. Para su construcción se utilizó mano de obra forzada. Alrededor de 60.000 prisioneros de guerra aliados trabajaron en el ferrocarril. Los prisioneros aliados que allí murieron incluyen a 6.318 británicos, 2.815 australianos, 2.490 holandeses y 356 estadounidenses, además de un número indeterminado de canadienses y neozelandeses. También murieron en su construcción 180.000 trabajadores forzados asiáticos, sobre todo indonesios.

Las fuerzas militares japonesas iniciaron el proyecto de ferrocarril en junio de 1.942. Pretendían conectar Ban Pong en Tailandia con Thanbyuzayat en Birmania, a través del Paso de las Tres Pagodas. La parte más famosa del tren fue el puente 277, el puente sobre el río Kwai.  Los dos extremos de la vía férrea fueron bombardeados con éxito por la aviación británica el 13 de febrero de 1.943.En abril, los prisioneros repararon los puentes y este volvió a operar hacia final de mayo. Una segunda ronda de bombardeos de la RAF, el 24 de junio, destruyó el puente de manera permanente. Después que los japoneses se rindieran, el ejército británico retiró 3,9 km de líneas en la frontera entre Tailandia y Birmania.

Aquellos prisioneros que se quedaron a realizar el mantenimiento de la línea sufrieron de terribles condiciones de vida al igual que intensos bombardeos aliados. Numerosos prisioneros de guerra (británicos, holandeses, etc) murieron de cólera, disentería, hambre y agotamiento. Además, 69 de ellos fueron golpeados hasta morir por los guardias japoneses. Añadir a esta lista de horrores que se utilizaba cabello humano como pinceles, sangre y jugos de plantas como pintura y papel higiénico como lienzo.

Los prisioneros de guerra aún tuvieron que sobrevivir dos años más antes de su liberación. Durante este tiempo, la mayoría fueron enviados a hospitales y campos de reubicación, donde debían estar disponibles para formar parte de equipos de mantenimiento o, bien fueron enviados a Japón para aliviar la escasez de mano de obra allí.

Los prisioneros de guerra aliados y trabajadores civiles asiáticos también fueron utilizados para construir el Ferrocarril del Istmo de Kra desde Chumphon hasta Kra Buri, y el Ferrocarril de Sumatra, desde Pankabaroe a Moeara.

La construcción del tren de Birmania es considerado como un crimen de guerra cometido por Japón. Hiroshi Abe, el primer teniente que supervisó  la construcción de la línea en Sonkrai, donde más de 3.000 prisioneros de guerra murieron, fue sentenciado a muerte como criminal de guerra. Su sentencia, luego fue cambiada por 15 años de prisión.

Inside Burma's Death Railway museum

 

Bibliografía al respecto:

Daws, Gavan. Prisioners of the japanese: POWS of World War II in the Pacific. New York. William & Co.

Dunlop, E.E. The War Diaries of Weary Dunlop: Java and the Burma-Thailand  Railway. Ringwood, Victoria, Aus: Penguin Books.

Gordon, Ernest. Through the Valley of the Kwai: From Death-Camp Despair to Spiritual Triumph. New York: Harper & Bros.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 18, 2016 en II. Guerra Mundial.

 

La Orquesta Roja. La más extensa red del espionaje soviético durante la II. Guerra Mundial.

He decidido dedicar este post a una serie de personas heroicas que con su valor y determinación contribuyeron a la causa de la libertad en Europa. Los enormes riesgos que corrieron y sus enormes sacrificios,- su propia vida en muchos casos-, valieron la pena, porque de no haber sido por gente como ellos, -que desde la clandestinidad unos, y desde sus puestos de trabajo otros, lucharon-, no habríamos conocido una Europa libre o habríamos tardado más en conseguirla. Mirando hacia atrás, hemos de darnos cuenta de que no todo el mérito de la victoria aliada corresponde a los ejércitos regulares. También hay que valorar las acciones de espionaje, sabotaje y guerra de guerrillas que libraron las respectivas resistencias nacionales de los países ocupados por Alemania e Italia. En el caso que hoy nos ocupa, las redes de información y espionaje contribuyeron decisivamente a que la Alemania nazi comenzase a perder la guerra en escenarios tan fundamentales como el frente ruso.

La Orquesta Roja fue una red de espionaje formada durante la II. Guerra Mundial e integrada por ciudadanos alemanes opuestos al régimen nazi. Comenzó a formarse en 1.939 por Leopold Trepper , un agente del Servicio Secreto Soviético. Su misión era recoger información en Alemania, Holanda, Francia, Bélgica y Suiza. El círculo de espías tenía tres ramas importantes: la red francesa, belga y holandesa; la red de Berlín; y el Círculo de” Lucy” , que operaba en Suiza, país considerado neutral. También hubo otra red a la que no se ha concedido tanta importancia en Japón. Los miembros de la red eran conocidos como pianistas, ya que transmitían sus mensajes usando el telégrafo manualmente. Aunque la información iba sistemáticamente a los soviéticos, también se llegó a compartir con los entonces aliados británicos.

La importancia de la red de Berlín fue decisiva para desmantelar la estrategia militar alemana en la Batalla de Stalingrado. De hecho, al suministrar detalles estratégicos y operativos del Ejército alemán en el Frente del Este, causó a este al menos un cuarto de millón de muertes.. La red berlínesa también suministró informaciones sobre fabricación de armas y de los cohetes V1 y V2.

Incluso supieron la fecha del ataque alemán a la URSS: el 22 de junio de 1.941, información sobradamente contrastada que Iosif Stalin se negó a creer.

La contrainteligencia alemana terminó descubriendo 74 emisoras de la Orquesta Roja. Más tarde se supo que el número total de emisoras de la Orquesta Roja era superior a 500. Había estaciones de espionaje en Bruselas, Gante, Ámsterdam, Berlín, Ginebra, París, Lyon, Marsella, Barcelona, Madrid, Roma, Viena, Belgrado, Copenhague ,…

La eficacia de la red llegó a ser tal que cualquier decisión tomada por el Alto Estado Mayor Alemán (OHK) se conocía por los Aliados con tan sólo una diferencia media de 9 horas desde que era tomada. Muchos de los integrantes eran alemanes  de los más diversos estamentos sociales y profesiones a los que unían, por encima de todo su rechazo a la dictadura hitleriana. Muchos no eran comunistas, pero sí que lo era el núcleo dirigente.

El más famoso agente de la Orquesta Roja fue sin duda Leopold Trepper (1.904-1.982). Él fue quién diseño el organigrama de la organización, era conocido como Gran Jefe y se encargaba de dirigir la red franco-belga.

Leopold Trepper.

La red berlinesa fue parcialmente desmantelada por la Gestapo el 31 de agosto de 1.942. Se llevaron a cabo simultáneamente más de 600 arrestos en París, Bruselas y Berlín. Entre los detenidos había miembros de la Abwehr (la organización de inteligencia militar), Ministerio de Propaganda, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Exteriores y de la Oficina Administrativa de la ciudad de Berlín.

Los procesos judiciales se llevaron a cabo en el más estricto secreto. Hubo 58 condenas a muerte. Los hombre fueron ahorcados y las mujeres guillotinadas. Las que no acabaron así, fueron condenadas a cadena perpetua.

Otros destacados miembros de la Orquesta Roja fueron:

Harro Schulze-Boysen (1.909-1.942).

Oficial del Ministerio del Aire y miembro de la Resistencia. Casado con Libertas Haas-Heye, fueron descubiertos y arrestados por la Gestapo, y ejecutados en la prisión de Plötznensee.

Hilde (1.909-1.943) y Hans Coppi (1.916-1.942).

Arrestados en septiembre de 1.942 y llevados también a la prisión de Plötzensee. A él le ejecutaron el mismo día que a Harro Schulze-Boysen, el 22 de diciembre. A ella la decapitaron el 5 de agosto siguiente.

Herbert Gollnow (1.911-1.943).

Teniente, miembro de la Luftwaffe. Trabajó como Secretario en consulados. Ejecutado en la prisión de Tegel.

Rudolf von Scheliha (1.897-1.942).

Diplomático alemán. Como miembro de la embajada alemana en Varsovia, se enteró allí  de las atrocidades cometidas por su Gobierno y pasó a la Resistencia. Ejecutado en Plötzensee. Desde 1.997, una calle de Hamburgo lleva su nombre.

Rudolf Roessler (1.897-1.958).

Periodista. Figura central de la red suiza conocida como Trío Rojo. Nombre en clave: Lucy. Pasaba información a través de Suiza al agente Alejandro Radolfi, alias Dora, que la retransmitía a Moscú.

Más información en:

Gilles Perrault. La Orquesta roja. Ed. Txalaparta.

Leopold Trepper. El Gran Juego. Ed. Ariel.

Enlaces externos:

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 17, 2016 en II. Guerra Mundial.