RSS

Archivo de la categoría: América Latina.

La Guerra Civil Salvadoreña (1.979-1.992). La tragedia de una nación.

El tema de hoy es el de uno de los más sangrientos y crueles conflictos armados que han asolado el continente americano. Un conflicto que enfrento a un pueblo contra su ejército y sus oligarquías. Un pueblo que luchó no sólo por sus derechos y su dignidad, sino también por su mera supervivencia, pues se enfrentaba a un ejército genocida. Me estoy refiriendo a la Guerra Civil de El Salvador. Es una guerra que siempre me ha interesado. En la sección vídeos de este blog, sólo hay uno. Pues bien, es precisamente un vídeo referido a esta guerra en el que se muestra un combate entre el ejército y la guerrilla durante la guerra. En la sección Manipulación Informativa, tengo un post titulado Los medios estadounidenses y las elecciones salvadoreñas en los 80: Como presentar a un régimen militar pro-oligárquico y genocida como una democracia modélica. En ese post abordé el tema de como el Gobierno de Reagan le vendía al pueblo estadounidense la historia de que El Salvador era una democracia amenazada por una guerrilla, la cual no era otra cosa que una avanzadilla cubano-soviética en América Central. Y se exponen lo falso de estos planteamientos. Sobre la guerra civil salvadoreña conozco dos películas muy estimables: Salvador (Oliver Stone,1.986) y Romero (John Duigan, 1.989). La primera trata sobre un reportero de guerra estadounidense que trata de mostrar lo que ocurre en el país centroamericano, mientras se enfrenta al recelo de las autoridades militares y a la desinformación llevada a cabo por su propio Gobierno. La segunda aborda la figura del religioso Oscar Arnulfo Romero, quién llegó a ser Arzobispo de San Salvador y que moriría asesinado en 1.980 por pistoleros ultraderechistas enviados por el Gobierno salvadoreño. A día de hoy, creo que Romero ha sido hecho Santo por la Iglesia Católica, pero no estoy seguro.

 

Este larguísimo conflicto armado tuvo lugar entre el 15 de octubre de 1.979 y el 16 de enero de 1.992. Es decir duró 13 años, 3 meses y 1 día. Esto ocurrió en el país más pequeño de la América continental, en un Estado del tamaño de la provincia de Madrid. Este conflicto estuvo protagonizado por el ejército salvadoreño y la guerrilla del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FFMLN). El número de víctimas de esta guerra ha sido estimado en 75.000 muertos y desaparecidos.

Durante la década de los 70, El Salvador se convirtió en una bomba de relojería. La falta de libertades y la abismal brecha entre ricos y pobres (el 10% de la población disfrutaba del 80% de la riqueza nacional), contribuían a incrementar las tensiones sociales. En la primera mitad de los 70 surgieron las primeras organizaciones guerrilleras: las Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí (FPL),- escisión del Partido Comunista Salvadoreño-, Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), y las Fuerzas Armadas de Resistencia Nacional (FARN), escisión a su vez de la anterior. Más tarde surgiría el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos. Estos grupos armados mantuvieron una relación de cooperación con las organizaciones obreras, campesinas y estudiantes (los llamados frentes de masas). Para financiarse, los guerrilleros recurrieron a los secuestros de empresarios y funcionarios públicos. El Gobierno del coronel Armando Antonio Molina y el de su sucesor, Carlos Humberto Romero trataron de contener el crecimiento de los movimientos guerrilleros por medio del terror llevado a cabo por las fuerzas de seguridad y los escuadrones de la muerte, los cuales fueron creados y financiados por los empresarios y terratenientes. El principal escuadrón de la muerte se llamaba ORDEN. Tanto por parte del Gobierno como por parte de los escuadrones de la muerte, -que eran en la práctica, las estructuras paralelas de este-, se llevaron a cabo asesinatos selectivos de maestros, dirigentes campesinos y sindicales, y estudiantes universitarios y represión de manifestaciones públicas, como la matanza de las gradas de la catedral el 8 de mayo de 1.979.

San Salvador, El Salvador, 1.989. El cadáver que aparece en la fotografía es el de una persona asesinada por los escuadrones de la muerte gubernamentales por incumplir el toque de queda.

En 1.979 la violencia desatada por el enfrentamiento entre el Gobierno derechista y la oposición izquierdista degeneró en una guerra civil. La oposición se organizó  en la agrupación que buscaba recoger el testimonio de Agustín Farabundo Martí (1.893-1.932),-político comunista salvadoreño fusilado por la dictadura del general Maximiliano Hernández Martínez-, el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FFMLN), liderado por Jorge Schafik Hándal (1.930-2.006), Salvador Cayetano Carpio (1.918-1.983) y Joaquín Villalobos(1.951), con apoyo de los sectores campesinos organizados en las zonas rurales y entre sectores obreros urbanos.

Resultado de imagen de salvadoran civil war images

Patrulla del Ejército salvadoreño llevando como prisioneros a niños.

En dos ocasiones, en la Ofensiva general de 1.981 (enero de 1.981) y en 1.989, en la Ofensiva hasta el tope (noviembre-diciembre de 1.989), el FFMLN intentó conquistar la capital, San Salvador, y las cabeceras departamentales sin conseguirlo, pues el ejército salvadoreño rechazó el ataque de los guerrilleros que bajaban de las montañas que rodean la capital. El hecho de que el ejército salvadoreño pudiese rechazar la ofensiva guerrillera se debió al masivo auxiliar militar estadounidense que recibieron. Además, los oficiales del ejército salvadoreño recibieron adiestramiento militar en centros militares estadounidenses como la Escuela de las Américas, aún en la época anterior al conflicto armado salvadoreño, contando siempre con el apoyo de los Gobiernos de James Carter, Ronald Reagan y George H. Bush. Por otra parte, el FFMLN recibía armas de origen soviético del Gobierno nicaragüense del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), y apoyo directo e indirecto de Cuba. Los Gobiernos de Méjico, Venezuela y Francia reconocieron al FFMLN como una fuerza beligerante legítima.

Resultado de imagen de salvadoran civil war images

Miembros de la 1ª Brigada del Ejército Salvadoreño saludan en el Día del soldado (6 de mayo de 1.990).

Alrededor del 2% de la población perdió la vida en la guerra civil. Decenas de miles de personas quedaron heridas o mutiladas de por vida. Miles acabaron con graves secuelas psicológicas,-producto de las violaciones a las que fueron sometidas incontables mujeres y las torturas y vejaciones que padecieron otros tantos hombres. Numerosos niños quedaron huérfanos. Cerca de medio millón de salvadoreños se vieron obligados a abandonar el país. La mayoría se estableció en California, donde las remesas de dinero que ellos y sus descendientes envían a sus familiares en El Salvador se han transformado en uno de los principales motores de la economía nacional.

Resultado de imagen de salvadoran civil war images

Miembros de la guerrilla del FMLN. Como en el caso del FSLN nicaragüense, gran parte de sus integrantes eran adolescentes.

Desde el punto de vista político, el país se democratizó tras el fin de la guerra. No obstante, la guerra ha dejado una gran polarización política y resentimiento en la sociedad salvadoreña.

Resultado de imagen de salvadoran civil war images

Cuscatancingo, San Salvador, marzo de 1.982: Una unidad del ejército salvadoreño avanza sobre posiciones de la guerrilla en este empobrecido vecindario de la capital.

Jóvenes integrantes del FFMLN.

Resultado de imagen de salvadoran civil war images

Resultado de imagen de FMLN El Salvador images

 Resultado de imagen de FMLN El Salvador images

Vídeo que muestra la matanza de las gradas de la catedral (1.979). El 8 de mayo de 1.979, durante una toma de la catedral en protesta por la represión gubernamental, las fuerzas de seguridad asesinaron a 24 manifestantes en las gradas del templo.

Vídeo que muestra la masacre del Mozote, la mayor de la guerra civil, pues fueron asesinados al menos 900 civiles de todas las edades.

Fuente: Wikipedia.

Más información en:

Raúl Benítez Manaut. La teoría militar y la guerra civil en El Salvador. UCA Editores.

De la locura a la esperanza. La guerra de 12 años en El Salvador. Informe de la Comisión de la Verdad 1.992-93.

 Mark Donner. Masacre. La guerra sucia en El Salvador. Malpaso Ediciones.

Por los caminos de Chalatenango. Con la salud en la mochila. Francisco Metzi. UCA Editores.

La terquedad del Izote. El Salvador: Crónica de una victoria. Carlos Henríquez Consalvi (Santiago). La historia de Radio Venceremos.

La metamorfosis de pulgarcito: transición política y proceso de paz en El Salvador. Manuel Montobbio; prólogo de Álvaro de Soto. Ed.Icaría.

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 16, 2017 en América Latina.

 

Luis Pardo, el Robin Hood peruano.

Luis Pardo, bandolero peruano, perteneció a una familia acomodada y conocida en la región de Ancash. Cuando tenía 11 años, su padre fue asesinado por los hermanos Alvarado debido a una disputa de tierras, crimen que fue encubierto por las autoridades locales. Su madre, llena de pesar, murió también al poco tiempo, quedando él huérfano. Vengó a su padre emboscando a los hermanos Alvarado en las afueras del pueblo y matándolos a tiros con una carabina, empezando así su vida al margen de la ley.

Contando alrededor de 25 años, integró las filas de los Montoneros, de Andrés Avelino Cáceres. Derrotados y tomados prisioneros por los soldados de Nicolás de Piérola, Luis Pardo huyó de la cárcel y desde ese momento fue perseguido por la justicia. Se convertiría así, en poco tiempo, para los habitantes de la región, en un justiciero que se había rebelado contra la tiranía e injusticia institucionalizadas, defendiéndolos de los abusos y atropellos de los poderosos ante la imposibilidad de contar con verdadera justicia. Bastaba la menor indicación de que en tal hacienda se hubiera cometido un abuso contra algún indígena, para que Luis Pardo y su “banda” se hicieran presentes, conminando a los terratenientes a dar un trato justo a los trabajadores. Muchos de los trabajadores defendidos por él, se unieron a su banda y juntos atacaron a sus opresores, a quienes imponían cupos, que luego distribuían entre los más necesitados.

Resultado de imagen de Luis Pardo bandolero

Luis Pardo (1.874-1.909).

La fama de Luis Pardo como justiciero social y revolucionario se extendió y en los pueblos lo veían como un protector de pobres y desamparados. De carácter temerario, mostraba constante desprecio a su propia vida,llegando en alguna ocasión a entrar sólo en la fiesta que organizaba uno de sus enemigos, entregándose a la diversión con tal aplomo y valentía que sus rivales no se atrevieron a enfrentarse a él.

Resultado de imagen de Luis Pardo bandolero

Luis Pardo (en el centro), poco tiempo antes de morir.

A pesar de que se había puesto precio a su cabeza, Luis Pardo y su banda reinaron durante años en el norte de Perú, hasta que el Gobierno de Augusto B. Leguía organizó un destacamento para capturarlo. Luis Pardo fue sitiado en una cueva del paraje de Jacar, donde fue muerto junto a su compadre y amigo de correrías, Celedonio Gamarra. Ya en Chiquían, sus cuerpos sin vida fueron fotografiados como prueba de su muerte, y expuestos casi todo el día en la plaza de la localidad  para dar escarmiento  a los pobladores, por si alguien  había pensado en seguir sus pasos. Tenía apenas 35 años.

Resultado de imagen de Luis Pardo bandolero

Luis Pardo junto a amigos en una fiesta patronal.

En 1.927 se  rodó la película Luis Pardo, dirigida por  Enrique Cornejo Villanueva. Este filme terminó de consagrar a Luis Pardo como un luchador social y una figura romántica.

En 1.955, Chiquían, su pueblo natal, erigió un mausoleo a Luis Pardo Novoa, declarándole “Hijo ilustre y benefactor de los pobres”.

Su figura  ha sido tratada por multitud de escritores, compositores y poetas.

El 23 de septiembre de 1.909, pocos meses después de ser abatido, se publicó  por primera vez un poema de 11 décimas, titulado El canto de Luis Pardo. Se piensa que el autor pudo haber sido el propio Luis Pardo en vida, pues era conocida su afición a escribir poemas y canciones, ya que era una amante de la lectura y la música.

Resultado de imagen de Luis Pardo bandolero

Estatua de Luis Pardo.

 
1 comentario

Publicado por en noviembre 5, 2016 en América Latina., Cultura

 

Los Bandoleros Brasileños: Los Cangaceiros.

Los Cangaceiros eran los bandoleros que vivían en el nordeste brasileño desde mediados del siglo XIX hasta la década de 1.930. La gran mayoría vivía del robo en haciendas y del bandolerismo.  Las regiones en las que actuaban eran áridas y de difícil acceso. Estas regiones reciben el nombre de Sertaos y abarcan las regiones del oeste de Pernambuco, Paraíba, Río Grande del Norte, noroeste de Bahía y sur de Ceará y Piauí. El nombre de Cangaceiros deriva del modo de llevar las municiones cruzadas al pecho, como el cangazo del que tiran los bueyes.

Su principal característica fue su vida errante. La mayoría de estos hombres eran individuos que habían huído de sus hogares por pequeños robos como consecuencia de venganzas que enemistaban a familias enteras o bien que huían perseguidos por poderosos terratenientes, ante los cuales no tenían defensa. Una vez en el Sertao, les era casi imposible volver a una vida normal. Una cuestión fundamental para poder sobrevivir en ese entorno hostil era convertirse rápidamente en hábiles jinetes y rápidos pistoleros. También debían aprender en poco tiempo la geografía del sertao,tanto  para hallar fuentes de agua y alimentos como para saber escapar de los terratenientes y policías que les seguían el rastro.

Los Cangaceiros no sólo se dedicaron al bandolerismo. También cometieron otros delitos, como secuestros, robos de almacenes, incendios y violaciones. Lo curioso es que algunos Cangaceiros decidieron incluir a sus esposas en esta clase de vida.

En cuanto a sus lealtades, estas solían cambiar según les conveniese. Unas veces apoyaban a los campesinos contra los terratenientes, y en otras, si estos les ofrecían una suma de dinero suficientemente suculenta, aceptaban sus servicios y se dedicaban  someter  a peones o jornaleros que protestaban. Lo cierto es que hubo aproximadamente el mismo número de víctimas de los cangaceiros entre los ricos que entre los pobres.

Los cangaceiros más famosos fueron un matrimonio cuyos integrantes se llamaban María Bonita y Virgulino Ferreira da Silva, conocido también como Lampiao. Ambos murieron  junto con 9 de sus hombres, en una emboscada, fruto de una traición el 28 de julio de 1.938. Poco después, los pocos cangaceiros que quedaban fueron exterminados definitivamente por la dictadura de Getulio Vargas.

Los cangaceiros han pasado con el tiempo a convertirse en una figura fundamental del folklore brasileño.

 

Maria Bonita y Lampiao.

Lampiao y María Bonita.

Más información en:  Bandidos. Eric J. Hobswam. Ed. Crítica.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 7, 2016 en América Latina., Crimen Organizado

 

Un análisis de lo que significo el Fujimorismo para Perú (1.990-2.000).

 

Recuerdo cuando en la década de los 90, hablábamos sobre la dictadura de Alberto Fujimori en Perú y sobre las desastrosas consecuencias que tendría en el país sudamericano.  Desde hace mucho, consideré que Perú era el laboratorio ideológico-político de América Latina. Primero, el Aprismo, después las guerrillas comunistas (Movimiento de la Izquierda Revolucionaria, Ejército de Liberación Nacional, Sendero Luminoso y Movimiento Reolucionario Tupac Amarú., a continuación el régimen militar-revolucionario de Juan Velasco-Alvarado,  . El modelo de Alberto Fujimori nos parecía el modelo de lo único que el capitalismo nos podía ofrecer. Fue un a conjunción de populismo y libre-mercado. Bajo su régimen, hubo incontables casos de violaciones de derechos humanos y desapariciones.

 

 

El modelo fujimorista se caracterizó en general por su política económica de ajuste estructural y privatización de las empresas públicas, con el declarado objeto de pagar la deuda externa y reducir los costes del aparato estatal. Peo, lo cierto es que durante la década del fujimorato (1.990-2.000), la deuda externa a la que se terminó dedicando 1/3 de las exportaciones, siguió creciendo. El país no pudo desarrollarse económicamente, porque careció de recursos de inversión y los capitales que acudieron al país sólo se interesaron por negocios especulativos.

La población pobre aumentó de 9 a 14 millones y al menos 4 millones de personas se encontraban viviendo en situación de pobreza extrema.

La receta neoliberal se aplicó en Perú mediante la intervención directa de las Fuerzas Armadas y del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), con el pretexto de combatir el terrorismo, desde el primer día del Gobierno Fujimori. La guerra sucia, el autogolpe militar de abril de 1.992, la creación de tribunales militares sumarios para juzgar a los civiles acusados de “traición a la patria” o la actuación de grupos paramilitares o parapoliciales, como el Grupo Colina, generaron un contexto de control represivo contra manifestación de protesta social o política.

En el caso peruano queda al descubierto que el liberalismo económico requiere para su implantación de un creciente autoritarismo y mayor represión sobre toda la sociedad y en general contra las disidencias ideológicas y políticas. El recorte de los gastos del Estado, privatizando servicios esenciales como sanidad o educación, con altísimo coste social, financió el gigantismo de los gastos militares y de los aparatos de inteligencia militar. Los beneficiarios del modelo fueron la burguesía internacional y sus empresas multinacionales, los poderes financieros de la burguesía peruana más vinculados a la globalización, y la burocracia que sirve a sus intereses.

El coste de la mano de obra de los trabajadores peruanos disminuyó significativamente, reduciendo su capacidad de consumo y eliminando sus mecanismos de defensa política y  sindical. Las materias primas peruanas, base de las exportaciones, también tendieron a depreciarse. Por ello, muchos gobiernos e instituciones internacionales se inclinaron por actitudes ambiguas y pragmáticas ante el régimen fujimorista, dadas las conveniencias para sus inversiones en el país.

El legado que dejó el régimen de Alberto Fujimori no pudo ser más desolador. En los dos últimos años de su mandato autoritario (1.999-2.000), la lista de empresas que cerraban era interminable, las prometidas inversiones extranjeras no llegaban, la delincuencia se extendía masivamente, así como el consumo y adicción a las drogas, y más de la mitad de la población se encontraba desesperada por encontrar un empleo. A esto hay que añadir que la vida pública fue alterada  por la intensa manipulación de la legalidad que se desplegaba desde el Gobierno:

  • Promulgación de leyes inconstitucionales.
  • Descabezamiento del Tribunal de Garantías Jurídicas.
  • Reorganización permanente y manipulación sistemática de la Justicia y del Ministerio Público.

El poder usó a los grandes medios para neutralizar los debates y a la prensa amarilla para arrojar basura contra los líderes opositores. Tampoco se puede olvidar  el peso que tuvieron los espías del SIN (Servicio de Inteligencia Nacional) infiltrados en todos los espacios, manipulando, desorientando y dividiendo a los adversarios del Gobierno.

Aunque un vasto sector de los votantes deseaba acabar con ese estado de cosas, también es cierto que Fujimori había conseguido ganarse a un compacto tercio del país, particularmente en los estratos más pobres de este.

La base fujimorista se hallaba presionada por el miedo a que los precarios sistemas de vida que había logrado hacer funcionar dentro de la cierta estabilidad proporcionada por el Gobierno, pudieran quebrarse con un brusco cambio político; sobornado por el populismo oficial hecho de alimentos y maquinarias donadas, compras de productos artesanales, agrarios y microempresariales por organismos del Estado, pequeñas obras públicas locales como colegios, postas, pistas o caminos rurales, etc; enrolada en los múltiples movimientos oficialistas que las autoridades van tejiendo en los distritos con la promesa de retribuirles con una participación aunque fuese mínima en la tarta del Tesoro Público.

Alberto Fujimori o como dar un autogolpe de Estado, tras haber llegado al poder por medio de las urnas.

En prisión desde 2.009 por corrupción y crímenes de lesa humanidad.

A finales de 2.000, al verse acorralado por casos de corrupción durante su gestión, Fujimori viajó  de Perú hacia Brunei para asistir a la cumbre anual de la APEC, desde donde voló a Japón, país desde donde dimitió a través de un fax. Cinco años después, confiado,  viajó a Chile, donde no se imaginaba que inmediatamente sería extraditado a Perú para ser juzgado por corrupción, crímenes de Estado, etc.

 Realmente, lo que hizo caer al régimen de Fujimori, fue la emisión televisiva (que el régimen no consiguió evitar) de un vídeo, donde se veía a Montesinos sobornando al congresista opositor Kouri, pagándole 15.000 $. Esto provocó una oleada de indignación que sacó a la gente masivamente a la calle para protestar. Vladimiro Montesinos solía grabar los vídeos en que aparecía sobornando a políticos opositores para que se pasaran a las filas del oficialismo. Los guardaba en su casa de la playa. Se conocen como vladivideos. El más conocido, el de Kouri se puede encontrar en internet.

El siniestro jefe del SIN, Vladimiro Montesinos.  En prisión desde 2.006 por innumerables delitos.

Uno de los casos de El Grupo Colina.Varios  de los implicados fue implicados en cientos de asesinatos y desapariciones.

Fuente:  Ricardo Gadea Acosta. Neoliberalismo criollo, dictadura y fraude.

             Raúl A. Wiener F. El país, la política y la re-reelección.

             Perú, una década de Fujimorismo.  Cuadernos nº 37 África América Latina.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 5, 2016 en América Latina.

 

El Sistema Nacional de Misiones. Un ejemplo de política social a seguir.

En estos días que tanto se habla sobre Venezuela y su Gobierno (y siempre para mal) y para con la finalidad de torcitera de atacar a una fuerza política legítima, he encontrado información muy interesante que muestra como en la Venezuela de Hugo Chávez no todo se hizo mal, y como se hicieron cosas buenas, por lo menos en el terreno social. Pido a mis detractores que antes de insultarme y apedrearme, se tomen la molestia de leer el post entero y de objetar lo aquí escrito con educación y respeto, pues se que el tema venezolano despierta excesivas pasiones, debido entre otras cosas a que nuestros medios de comunicación y  nuestros políticos se han encargado de que así sea. Eso sí, mostrando siempre únicamente un punto de vista; el de la oposición. Aquí permito que la gente pueda acceder al otro punto de vista que los medios mayoritarios españoles le niegan.

Con el nombre de Sistema Nacional de Misiones, nos referimos a una serie de programas sociales desarrollados en Venezuela por el Gobierno de Hugo Chávez Frías desde el año 2.003 y que continúan vigentes en el actual Gobierno de Nicolás Maduro. Estos proyectos son relanzados cada año con el fin de cumplir determinados objetivos.

El Sistema Nacional de Misiones o Misiones Bolivarianas del Gobierno venezolano comprende muchos programas para luchar contra la pobreza, la extrema pobreza, programas de educación, alfabetización, consultas médicas gratuitas y acceso a créditos subvencionados para la adquisición de viviendas. Además de programas culturales, científicas, políticos, dedicados a los derechos indígenas y medioambientales.

Los programas comenzaron debido al significativo aumento del precio del petróleo a principios de la década de 2.000, que permitió que el Gobierno venezolano utilizara excedentes en su presupuesto anual para estos programas sociales. La Misión Robinsón (Alfabetización), la Misión Barrio Adentro (Cobertura Médica Gratuita) y la Misión Mercal (Alimentos a precios subsidiados), están considerados como las misiones claves en la disminución de la pobreza en el país.

Las misiones son coordinadas por el Gobierno apoyándose en las comunidades locales donde son aplicadas por voluntarios , además de por instituciones estatales, como universidades, empresas públicas de suministro de bienes y servicios y las Fuerzas Armadas. Jurídicamente se encuentran adscritas a los Ministerios correspondientes.

Niños de comunidades indígenas beneficiados por los programas gubernamentales de misiones.

Las misiones se subdividen en 8 grupos principales:

Educación.

Las misiones educativas que se cubren los distintos grados de enseñanza: primaria, secundaria y universitaria o superior.

La primera de ellas es la Misión Robinsón, que utiliza a voluntarios adultos para enseñar  matemáticas básicas, leer y escribir.

Para secundaria está la Misión Ribas, que ofrece clases para aquellos que abandonaron la educación prematuramente.

Por último, la Misión Sucre, ofrece cursos de educación superior de manera gratuita a adultos. Para 2.013, más de 600.000 personas habían pasado por esta última misión.

Alimentación y Sanidad.

Los programas en estos sectores se orientan a la dotación en zonas pobres de ambulatorios y otros servicios médicos, además de la adecuación de los espacios públicos y la construcción de viviendas que faltan en el país.

También se pretende dar seguridad alimentaria a la población, con una mejor distribución y almacenamiento de los alimentos, que se subsidían para que sean accesibles a toda la población.

En Sanidad se encuentra la Misión Barrio Adentro, que supone una serie de iniciativas de bienestar social desplegadas en tres etapas, para llevar la atención sanitaria primaria (consultorios) y secundaria (hospitales) a barrios empobrecidos.

En alimentación se encuentra la Misión Mercal, que gira en torno a la empresa estatal Mercados de Alimentos, C.A. (Mercal), y tiene por objetivo proporcionar alimentos subsidiados y otros bienes básicos a través de una red de establecimientos a nivel nacional.

En 2.010, Mercal empleaba a 85.000 personas y, según ella, tenía 16.600 puntos de venta y 6.000 comedores populares. Esto ha permitido dar seguridad alimentaria a unos 12 millones de personas.

Otras misiones similares son el Plan Bolivar 2.000, la primera misión, comenzada en 1.999 y ya finalizada, la Misión Hábitat y la Gran Misión Vivienda Venezuela, que tiene como meta construir y entregar 3 millones de viviendas ; en 2.013 se entregaron 201.000 viviendas (aunque la nota era de 380.000) y en 2.014, fueron 120.457 (pero, también quedaron muy lejos de los objetivos marcados, que eran 400.000).

Otras misiones incluyen la mejora de las condiciones de las etnias indígenas (Misión Guaicaipuro), trámite de documentos de identidad (Misión Identidad), reformas agrarias y desarrollo rural (Misión Zamora y Misión Vuelta al Campo), promoción de actividades agrarias en espacios urbanos (Gran Misión AgroVenezuela), milicias civiles (Misión MIranda), cohesión social (Misión Vuelvan Caras) y ciencia y cultura.

Las Misiones Bolivarianas han recibido numerosos elogios por sus efectos en la disminución de la pobreza y en la expansión de la educación y la sanidad, al tiempo que han sido descritas como la manera adecuada de combatir los casos extremos de exclusión y como el pilar del progreso en la lucha contra la pobreza.

Lucha contra la pobreza.

Durante la presidencia de Hugo Chávez, la población viviendo en la pobreza se redujo de un 59,4% en 1.999 a un 30,2% en 2.006, mientras que la pobreza extrema se redujo de un 21,7% a un 9,9% en ese mismo período. En total, la población que se encontraba de alguna u otra forma en la pobreza se redujo de un 81,1% a un 41,1% en 2.006 (CEPAL).

La población pobre alcanzó su mínimo en 2.012, con un 25,4% (sumando pobreza y pobreza extrema), aunque debido a la crisis económica que ha asolado el país, tras un período de notable crecimiento en la década de 2.000, la pobreza repuntó hasta el 32,1% en 2.013, debido sobre todo al incremento de la inflación.

La tasa de mortalidad infantil (hasta 5 años) se redujo de 22,1%  por cada 1.000 nacidos a 14,9 entre 1.999 y 2.013.

El Gobierno destinó en 2.007 un 44,6% de su presupuesto a proyectos sociales, cuando el promedio del período 1.999-2.007 fue de un 12,8% del PIB.

La financiación de estos programas sociales provienen fundamentalmente del incremento de presupuestos en asistencia social por parte del Gobierno y, sobre todo, de los excedentes de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) por la exportación de petróleo.

El Estado gastó en las misiones entre 2.009 y 2.013, unos 61.000 millones de dólares, la mayor parte de los cuales provenía de las contribuciones de PDVSA.

Desgraciadamente, en 2.014, Venezuela entró en recesión, como consecuencia de una crisis económica caracterizada por una inflación y escasez en aumento. Esto ha supuesto que a finales de 2.015, había el mismo número de venezolanos viviendo en la pobreza que en 2.000, revirtiendo los avances contra la pobreza realizados durante el Gobierno de Hugo Chávez.

Fuente: Wikipedia.

Más información en:  cosal.es/el-sistema-nacional-de-misiones-sociales-en-venezuela-bolivariana/

                               aristobulo.psuv.org.ve/wp-content/uploads/2008/09/misiones_bolivarianas.pdf

                                http://www.avn.info.ve/contenido/sistema-nacional-misiones-se-creó-para-profundizar-política-inclusión-social

                               identidadsinlimites.blogspot.com.es/2013/04/las-misiones-somos-todos-los-venezolanos.html

                              cosal.es/wordpress/wp-content/uploads/2014/06/

                              Mega-infografía-misiones-sociales.jpg

                             www.bbc.com/mundo/noticias/2013/03/130306_venezolanos_legado_social-vh

                             http://www.attac.es/2013/03/11/exitos-y-logros-del-chavismo/

                             blogs.publico.es/dominiopublico/6425/los-logros-de-hugo-chavez-y-la-revolucion-bolivariana/

                              la-tabla.blogspot.com.es/2015/12/50-grandes-logros-de-la-revolucion.html

 
2 comentarios

Publicado por en junio 8, 2016 en América Latina., Ciudadanía

 

El asesinato de Berta Cáceres, dos meses después.

Berta Cáceres (4 de marzo de 1.971- 3 de marzo de 2016) fue una líder indígena lenca activista del medio ambiente hondureña.

En 2.015 obtuvo el Premio Goldman, un galardón llamado el Nobel Verde que se concede anualmente como recompensa a defensores de la naturaleza y el medio ambiente. Al año siguiente fue asesinada en su hogar. Una semana antes había ofrecido una rueda de prensa en la que denunció que cuatro dirigentes de su comunidad habían sido asesinados y otros tantos habían recibido amenazas.

Berta Cáceres era líder de la comunidad indígena lenca, la más numerosa de Honduras. Lucho contra proyectos hidroeléctricos, mineros y madereros, siendo la más reconocida su lucha contra la presa hidroeléctrica de Agua Zarca en el Río Gualcarque, en Santa Bárbara.

En 1.993 cofundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) para luchar contra la privatización de los ríos y los proyectos de presas hidroeléctricas de privatización de los inversores internacionales.

En 2.009 encabezó protestas contra el Golpe de Estado del 28 de junio que derrocó al Presidente legítimo Manuel Zelaya.

En varias ocasiones, denunció la expropiación de los territorios indígenas y las carencias de los sistemas agrícola y sanitario, y rechazó la creación de bases militares estadounidenses en territorio hondureño. Además, criticó duramente al Gobierno de Juan Orlando  Hernández y del Partido Nacional de Honduras.

Berta Cáceres llevaba años recibiendo amenazas de muerte, llegando incluso a ser encarcelada por su labor en defensa de los derechos indígenas. Ella y el COPIHN habían venido siendo víctimas de hostigamiento a través de la Policía Nacional, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) y la jerarquía de la Iglesia Católica. De hecho, el cardenal Oscar Andrés Rodríguez prohibió a los feligreses ser miembros del COPIHN así como escuchar sus medios de comunicación comunitarios.

El Programa para América de Amnistía Internacional declaró que el proceso de investigación de su asesinato no ha seguido las líneas de investigación más básicas. A esto hay que añadir que el Presidente hondureño Juan Orlando Hernández se había negado previamente a recibir a los miembros de la delegación de Amnistía Internacional.

Se han llevado a cabo denuncias por parte del COPIHN que expresan como el mismo Gobierno intenta criminalizar a compañeros de lucha de Berta , en lugar de investigar a los entes y empresas acusados por los familiares de ella, como el propio Estado hondureño, y la empresa DESA. Desde la Secretaría de Estado de Honduras, incluso se produjeron declaraciones argumentando que se trataba de un crimen pasional, sin haber finalizado siquiera el levantamiento del cadáver y sin haber realizado las necesarias investigaciones. A esto hay que añadir que el escenario del crimen fue “oportunamente” modificado.

Según Global Witness, Honduras es el país más mortal del mundo para los defensores del medio ambiente, ya que en los últimos 5 años, más de 100 de ellos han sido asesinados, y la inmensa mayoría de estos crímenes siguen en la impunidad.

Berta Cáceres (1.971-2.016).

Berta Cáceres e indígenas de su comunidad en una ceremonia de recuerdo a compañeros asesinados.

Mujeres de la etnia Lenca.

 

Más información en:

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/04/150423_honduras-berta-caceres-am

http://www.telesurtv.net/news/22-mil-dolares-pagaron-por -asesinar-a – Berta-Caceres-20160509-0029.html

http://www.publico.es/internacional/siguen-protestas-asesinato-berta-caceres.html

http://www.theguardian.com/world/2016/mar/03/honduras-berta-caceres-murder-environment-activist-human-rights

 

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 15, 2016 en América Latina.

 

¿Es Uruguay un Paraíso Fiscal?.

Para contestar a esta pregunta, me remito al breve informe publicado por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de la República de Uruguay.

“Los esfuerzos del Gobierno por cumplir con los requerimientos de la OCDE para que Uruguay se libre de la etiqueta internacional de paraíso fiscal no le permitieron escaparse de integrar una nueva lista negra tributaria, esta vez elaborada por la red internacional de ONG Tax Justice Network (TJN).

A partir del hecho de que los listados divulgados en abril por la OCDE en los cuales fue incluida una treintena de jurisdicciones financieras emplea criterios inapropiados e insuficientes, la red de ONG elaboró una clasificación alternativa con 60 jurisdicciones clasificadas según un índice de opacidad financiera, que tiene en cuenta el grado de secreto financiero de un Estado y su peso en las finanzas inetrnacionales.

Ocupando la trigésima posición, Uruguay tiene una tasa de opacidad financiera del 87%, mientras que la de Suiza que ocupa el tercer lugar es del 100%. Solo otros dos países latinoamericanos figuran en la selección: Panamá y Costa Rica.

La situación de Uruguay se fundamenta en que garantiza el secreto bancario, no tiene un registro público de las sociedades financieras y no cumple suficientemente con las reglas internacionales en materia fiscal. Además, el informe señala  que el país tiene pocos acuerdos de información tributaria y no exige que el beneficio de la propiedad de las compañías sea incluido en los registros públicos. Uruguay está muy lejos de ofrecer transparencia financiera, concluye el informe.

De las 12 variables estudiadas, Uruguay tiene puntuaciones satisfactorias en sólo 2. La primera es que respondió satisfactoriamente a uno de los pedidos de información de la TJN y, la otra, que no permite la creación de protected cell companies, de tipo offshore y que autorizan la separación de bienes en diversas particiones donde si una se vuelve insolvente, los acreedores no pueden recurrir a los activos de las demás).

Por su parte, la experta en tributación internacional de la consultora PricewaterhouseCoopers, Eliana Sartori, dijo a El Observador que el Gobierno uruguayo ha dado muestras concretas de querer cumplir con los requerimientos internacionales y destacó, que si bien a nivel local, las empresas unipersonales no publican sus balances, las sociedades anónimas figuran en los registros oficiales y son sometidas a auditorías.

Para salir de la lista negra de la OCDE de Estados que no colaboran con información tributaria, se deben firmar acuerdos de intercambio de información fiscal con otros 12 territorios. Uruguay tiene vigentes dos desde hace dos décadas: uno con Alemania y otro  con Hungría, y en el último trimestre se firmó uno con México y otro con España, aún no ratificados por el Poder Legislativo debido al receso parlamentario. También están muy avanzadas las negociaciones con Portugal.”

Imagen de una zona de Montevideo.

http://www.cncs.com.uy/uruguay-fue-incluido-como-paraiso-fiscal-en-nueva-fiscal-en-nueva-lista/

Más información en:

http://www.elobservador.com.uy/uruguay-es-un-paraiso-fiscal-ma-n266487

http://www.latindad.org/24/07/15/uruguay-sigue-jugando-como-paraiso-fiscal-mas-beneficios-tributarios-para-las-zofras/

 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 15, 2016 en América Latina.