RSS

Archivo de la categoría: África subsahariana.

La tragedia de quienes huyen del reino de terror de Boko Haram. El caso del Chad.

Reproduzco a continuación un artículo de Kim Amor en El periódico de Catalunya acerca de la tragedia de los refugiados y desplazados por la política de terror y fanatismo desplegada por la organización terrorista islamista Boko Haram

La violencia desatada por los yihadistas ha provocado una gran crisis humanitaria en el lago Chad, donde se han levantado decenas de campos atendidos por organizaciones como Oxfam-Intermón.

La escena es emotiva y trágica a la vez. Adoum Hassane y su mujer, Bande caminan bajo un sol de justicia hasta el lugar donde está enterrado su hijo de seis años,a pocos metros de la choza de troncos, paja y cañas que comparten con el resto de su familia en el asentamiento de desplazados de Manara, junto a la población de Daboua, en el Chad, muy cerca del lago del mismo nombre. Bande se detiene, se arrodilla sobre la arena que quema y rompe a llorar. “Mi hijo murió de la enfermedad del hambre”, dice Adoum, que acompaña a su mujer en el dolor. “Pasamos hambre, mucha hambre. Solo comemos una vez al día un poco de sorgo, hay días que ni eso”, añade mientras se remanga y muestra el antebrazo negro como el azabache y delgado como un palo.

El matrimonio Hassane, padres ahora de seis hijos, forma parte de los centenares de miles de personas que se han visto obligadas a huir de sus pueblos para escapar de Boko Haram, el grupo yihadista que desde hace hace ocho años siembra de terror y muerte una extensa región del centro de África, que incluye parte de Nigería, Níger, Camerún y Chad. En el lago Chad, plagado de pequeñas islas, confluyen las fronteras de los cuatro países. La violencia de los  extremistas ha acabado con la vida de al menos 25.000 personas. La larga guerra unida a un clima muy poco generoso ha desembocado en una crisis humanitaria de grandes dimensiones que afecta a más de 11 millones de personas, de las que 2,5 millones son desplazados internos, según datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA, en sus siglas en inglés).

Adoum y Bande llegaron con sus hijos a Manara hace un año, tras huir con lo puesto y presas del pánico de la localidad de Kaiga, situada en una de las islas del lago, hoy más encogido que nunca debido al cambio climático. Desde los años 70, la extensión de las aguas se ha reducido en un 90%- de 25.000 km2 a 2.500-, lo que ha supuesto una disminución drástica de recursos naturales para sus pobladores, dedicados principalmente a la pesca, la agricultura y la ganadería. Violencia y sequía, una combinación explosiva. Más de 7 millones de personas están al borde de la hambruna en la región.

Resultado de imagen de Lago Chad imagenes

Gran parte de estos islotes están ahora en manos de Boko Haram. Ahí han hallado refugio ante el acoso del Ejército. “Los de Boko Haram  entraron a las seis de la tarde en nuestra aldea y mataron a 18 personas, entre ellas a mi padre,a  mi hermano y a dos de mis sobrinos”, explica Adoum compungido. Cada desplazado o refugiado del lago Chad esconde una historia de terror y tragedia. Fátima Mahamet, por ejemplo, una madre de familia de 40 años, explica con voz trémula como los yihadistas asesinaron a dos de sus cinco hijos. “Los degollaron”, dice  con el terror aún grabado en su rostro. “Son unos criminales. Matan a nuestros padres, a nuestras madres y a nuestros hijos”. Haoua Ousmane, quien vive como Fátima en el asentamiento de Yarom, no lejos de Manara, recuerda la muerte violenta de una veintena de vecinos a manos de los extremistas. “Nos dejaron sin nada”, lamenta. Las dos mujeres se quejan de la falta de alimentos y la desnutrición que padecen sobre todo los más vulnerables, como los ancianos y los niños, desde que huyeron de sus casas. “Allí comíamos dos kilos de comida al día, ahora tan solo dos kilos cada tres”, apunta Haoua.

Resultado de imagen de Lago Chad imagenes

Los campos de Manara y Yarom están ubicados en parajes inhóspitos y desamparados, salpicados de chozas que dan cobijo a centenares de familias. Los desplazados llegaron en piraguas,a pie o, los más afortunados a lomos de burros y tras pasar noches a la intemperie aterrorizados y sin nada que llevarse  a la boca. Si aún sobreviven y mantienen cierta esperanza es gracias a la labor de organizaciones humanitarias como Oxfam-Intermón, que desde hace más de un año trabaja en esta zona en situaciones muy difíciles. Entre otras labores, la ONG ha dotado a Manara, Yarom y otros campos similares de agua potable, gracias a la construcción de pozos. “Sin agua no hay vida, afirma el nigerino Yaou Chekaraou, máximo responsable de Oxfam-Intermón en la zona. Además de la ayuda externa que reciben, los habitantes de estos  campamentos logran algo de dinero, muy poco, con la venta en los mercados de leña que a primera hora de la mañana van a buscar las mujeres  y los niños a varios kilómetros de distancia.

A los desplazados y refugiados en territorio chadiano de la cuenca del lago Chad se les considera los olvidados entre los más olvidados, el furgón de cola de los que huyen de la guerra. Esta crisis se suele asociar a Nigería, donde nació Boko Haram en 2.009- y a Níger, pero no al Chad. Por eso, las organizaciones humanitarias se esfuerzan por dar a conocer y denunciar la situación de extrema emergencia que se vive en el lago chadiano, lleno de campos como los de Manara y Yarom. Hasta finales de agosto tan sólo se había recibido tan sólo el 26,3% de los 121 millones de dólares (103 millones de euros) previstos de ayuda este año para la región, según datos de la OCHA.

Resultado de imagen de chad país africano imagenes

Se estiman en más de 127.000 las personas que malviven en estos campos improvisados y levantados a lo largo de los caminos desérticos  que conectan la ciudad de Bol, a unos 300 kilómetros al norte de Yamena con las localidades de Bag Sola, Liwa y Daboua.Acceder a estos lugares supone largas horas de trayecto en todoterrenos a través de llanuras arenosas con manchas de vegetación, fruto de la estación de lluvias que llega a su fin. Un poblado de extraña belleza poblado por manadas de dromedarios,cabras,kouris(las vacas típicas del lago),pájaros exóticos y monos. Con frecuencia aparecen personas que caminan en medio de la nada, comp pérdidas,en medio del gran espacio vacío y bajo un calor sofocante.

Resultado de imagen de Chad imagenes

En la localidad de Tataverome,vecina de Manara,Maigana Theteuma,máximo responsable de la aldea,descansa sentado sobre una estera enfundado en un elegante bubú blanco de manos y pies enormes y que oculta su mirada bajo unas gafas de sol bien negros como su piel. A diferencia de Manara,Tataverome no es un campo improvisado a toda prisa,sino una aldea bien improvisada,con alguna que otra construcción de adobe y con un gran pozo de Oxfam-Intermón frente al que varias mujeres hacen cola para autoabastecerse de agua. “Aquí tenemos más desplazados y refugiados que vecinos propios del pueblo”, afirma satisfecho y orgulloso el jefe Maigana, que recuerda el drama y el sufrimiento de los huidos.

Resultado de imagen de Chad imagenes

Uno de ellos es Ibrahim Saleh, un veterano pescador del lago que, como el matrimonio Hassane,tuvo que escapar de la localidad de Kaiga. “Salí sano y salvo con mis hijos,pero mis padres murieron”, explica. “En Kaiga iba a pescar todos los días con mi hijo y vivíamos muy bien. Había comercio y nos dedicábamos también a la agricultura, hasta que llegaron los de Boko Haram”. En el interior de su choza, Ibrahim guarda como oro en paño los artilugios de pesca a la espera de que la paz llegue a la cuenca del lago Chad y pueda regresar algún día a su casa, aunque su mirada, triste y llena de nostalgia, no invita al optimismo.

Resultado de imagen de Chad imagenes

De momento, el régimen militar del Chad mantiene la prohibición de pescar en gran parte del lago y ha cerrado la ruta comercial con Nigeria, una manera de restar recursos a Boko Haram. Todo indica que la situación está lejos de mejorar,más bien todo lo contrario. El hambre y las enfermedades siguen al acecho. “No regresaremos a las islas. Es necesario que nos ayuden para tener comida”,exclama con amargura Fátima Mahamet.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/internacional/20171007/desplazados-lago-chad-victimas-boko-haram-olvidados-6317053

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en enero 5, 2018 en África subsahariana.

 

Los crímenes de la petrolera Shell en Nigería.

Amnistía Internacional pide a Nigería, Reino Unido y Holanda que investiguen al gigante petrolero angloholándes Shell por su papel en una serie de delitos horribles cometidos por las fuerzas armadas nigerianas en la región productora de petróleo de Ogoniland en los años 90. La organización ha hecho público un análisis revelador de miles de páginas de documentos internos de la empresa y declaraciones de testigos, así  como del archivo propio de Amnistía Internacional correspondiente a ese período.

La campaña de las fuerzas armadas nigerianas para silenciar las protestas del pueblo ogoni contra la contaminación causada por Shell incluyó violaciones de derechos humanos y generalizadas, que en muchos casos constituyeron delitos según la legislación nacional.

“Las pruebas que hemos analizado muestran que Shell alentó reiteradamente a las fuerzas armadas nigerianas para que hicieran frente a las protestas de la comunidad, aún sabiendo los horrores en los que la actuación derivaría: homicidios, violaciones, torturas e incendios de pueblos”, señaló Audrey Gaughran, directora de Asuntos Globales de Amnistía Internacional.

“En medio de esa represión brutal, Shell hasta brindó apoyo material a las fuerzas armadas, incluido transporte, y por lo menos una vez pagó a un gobernador militar, conocido por haber perpetrado violaciones de derechos humanos. Es indignante que nunca haya respondido por esto.

“Es indiscutible que Shell tuvo un papel  clave en los acontecimientos devastadores que se registraron en Ogoniland en los noventa, y creemos que ahora estaría justificada una investigación penal. Reunir este enorme archivo de pruebas fue el primer paso para llevar a Shell ante la justicia. Ahora prepararemos una denuncia penal para interponerla ante las autoridades pertinentes, de cara a solicitar un enjuiciamiento.

La campaña del Gobierno de Nigería contra el pueblo ogoni culminó con la ejecución, hace 22 años, de nueve hombres goonis, entre ellos  Ken Saro-Wiwa, el escritor y activista  que había liderado las protestas. Las ejecuciones se produjeron tras un juicio claramente injusto y causaron indignación en todo el mundo. En junio de 2017, las viudas de cuatro de esos hombres presentaron un auto judicial contra Shell en Holanda, acusando a la compañía de ser cómplice de sus muertes.

Resultado de imagen de Shell in Nigeria images

En los años noventa, Shell era la empresa individual más importante de Nigería. Durante la crisis en torno al pueblo ogoni, Shell y el gobierno nigeríano actuaron como socios empresariales y mantuvieron reuniones periódicas para hablar sobre la protección de sus intereses.

Hay notas internas y actas de reuniones que muestran que Shell trató de obtener apoyo militar de altos funcionarios del gobierno, incluso después de que las fuerzas de seguridad hubieran matado en masa a participantes en las protestas. También muestran que en varias ocasiones, Shell prestó asistencia logística o financiera personal de las fuerzas armadas y de la policía a sabiendas de que esas personas habían estado involucradas en ataques asesinos contra habitantes del lugar indefensos.

Las protestas  en Ogoniland las lideraba el Movimiento por la Supervivencia del Pueblo Ogon (MOSOP), en respuesta a años de derrames de petróleo por parte de Shell que habían devastado el medio ambiente. En enero de 1.993, el MOSOP decidió que las operaciones de Shell en la zona ya no eran bienvenidas, y eso obligó a la compañía a abandonar la región temporalmente, alegando razones de seguridad.

Hay documentos internos que muestran que, cuando Shell trato de minimizar públicamente los daños ambientales que había causado, altos representantes  de la empresa sabían que que las quejas del MOSOP tenían fundamentos legítimos y a esos ejecutivos les preocupaba el mal estado de los oleoductos.

El 29 de octubre de 1.990, Shell solicitó la protección de seguridad de una unidad policial paramilitar de élite, denominada Policía Móvil, para sus instalaciones del pueblo de Umuechem, donde se estaban registrando protestas pacíficas. Durante los dos días siguientes, la Policía Móvil atacó el pueblo con armas de fuego y granadas, provocando la muerte de al menos 80 personas, además de incendiar 595 casas. Muchos de los cadáveres se arrojaron a un río cercano.

Resultado de imagen de shell in Nigeria imagenes

Se considera que, en ese momento, si no antes, los ejecutivos de Shell debieron entender los riesgos derivados de pedir una intervención de las fuerzas de seguridad. Y aún así, hay pruebas claras de que Shell siguió actuando de la misma forma.

Por ejemplo, en 1.993, poco después de haberse retirado de Ogoniland, Shell pidió reiteradas veces al Gobierno nigeriano que movilizará al ejército en esa región para proteger  un nuevo oleoducto que estaban construyendo contratistas de la empresa. Eso llevó a que 11 personas fueran alcanzadas por disparos el 30 de abril en un pueblo llamado Biara y a que un hombre muriera del mismo modo en el pueblo de Nonwa el 4 de mayo.

Menos de una semana después del tiroteo  en Nonwa, varios ejecutivos de Shell mantuvieron una serie de reuniones con altos funcionarios del Gobierno y de las Fuerzas de Seguridad.

Las actas de estas reuniones muestran que, en lugar de plantear su preocupación por los disparos efectuados contra personas desarmadas que protestaban, Shell solicitó activamente al Gobierno y a las Fuerzas de Seguridad que le permitieran seguir activa en Ogoniland, y ofreció a cambio apoyo “logístico”.

Resultado de imagen de shell in Nigeria imagenes

Shell también ofreció apoyo financiero. Un documento interno de la empresa revela, que el 3 de marzo de 1,994, está hizo un pago de más de 900 millones de dólares estadounidenses a la ISTF, una unidad especial creada para “restablecer el orden” en Ogoniland. Eso sucedió sólo diez días después  de que el comandante de esa unidad ordenara disparar contra personas desarmadas que se manifestaban ante la sede  regional de Shell en Port Harcourt. En el documento se afirma que ese pago fue una muestra de gratitud y un elemento para motivar una disposición favorable y constante en relación con Shell en tareas futuras.

“En varias ocasiones, la ayuda que Shell había pedido al Gobierno para abordar lo que la empresa llamaba la “cuestión ogoni” produjo una nueva oleada de violaciones brutales de los derechos humanos por parte de las fuerzas armadas en Ogoniland. Es difícil no ver vínculos causales o suponer que Shell no era consciente entonces de cómo se interpretaban sus peticiones”, afirmó Audrey Gaughram.

“A veces Shell cumplió una función más directa en el derramamiento de sangre; por ejemplo, al trasladar a personal de las Fuerzas Armadas para que dispersara protestas, incluso cuando las consecuencias de esto eran evidentes. Eso equivale claramente a posibilitar o facilitar  los delitos horribles que se cometieron después”.

El 13 de diciembre de 1.993, poco después de que un Golpe de Estado  llevara al poder al General Sani Abacha, Shell escribió  al nuevo administrador militar del Estado de Rivers, señalando a comunidades específicas en las que habían tenido lugar protestas en su contra y solicitando asistencia.

Un mes después, en enero de 1.994, el Gobierno ordenó la creación de la ISTF. Más tarde, ese mismo año, la violencia contra los ogonis alcanzó su espeluznante punto máximo, cuando la ISTF llevó a cabo incursiones en pueblos ogonis en los que mató, violó, torturó y detuvo a muchas personas.

Según un informe de Amnistía Internacional publicado el 24 de junio 1.994, alrededor de 30 pueblos fueron atacados y “más  de 50 personas de la etnia ogoni fueron ejecutados extrajudicialmente”. El comandante de la ISTF alardeó  de esas operaciones en televisión, y se informó ampliamente sobre ellas. En julio de ese  ese año, el embajador holandés comunicó a Shell que el ejército nigeríano había matado a aproximadamente a 800 ogonis.

Resultado de imagen de nigeria shell images

Los documentos internos de  Shell muestran que el entonces Presidente de la empresa en Nigería, Brian Anderson, mantuvo al menos tres reuniones con el General Sani Abacha entre 1.994 y 1.995, en el período más crítico de la crisis en torno al pueblo ogoni. El 30 de abril de 1.994, Anderson planteó “el problema de los ogonis y Ken Saro-Wiwa” al describir las consecuencias económicas de la oposición del MOSOP.

Saro-Wiwa ya estaba en el punto de mira del Gobierno y , al mencionar su nombre en esa reunión, Anderson alentó de una manera temeraria medidas contra el activista, y reportó que había abandonado el encuentro con la sensación de que Abacha iba a “intervenir con las Fuerzas Armadas o con la Policía”.

En efecto, al cabo de un mes, Saro-Wiwa y otros líderes del MOSOP eran detenidos, sometidos a acusaciones infundadas de haber  participado en el asesinato de cuatro líderes tradicionales muy conocidos, e incomunicados en su reclusión. Durante la misma sufrieron torturas y malos tratos y, posteriormente, fueron declarados culpables en un juicio que fue una farsa y ejecutados en noviembre de 1.995.

Los documentos que ha analizado Amnistía Internacional pide que se abran investigaciones en las tres jurisdicciones pertinentes: NIgería, donde se cometieron los delitos, así como Reino Unido y Holanda, donde tiene su sede Shell.

Varios documentos internos de la compañía, entre ellos cartas, comunicaciones enviadas por fax y mensajes de correo electrónico intercambiados por distintas oficinas de Shell, muestran la responsablidad de las acciones de la empresa durante la crisis en torno al pueblo ogoni, no le corresponde únicamente al personal de Shell en Nigería. En todo momento, los directores de Shell en La Haya y Londres eran plenamente conscientes de lo que estaba sucediendo en Nigería.

Imagen relacionada

Imagen de un mercado en Lagos, capital de Nigería.

Shell niega todas las acusaciones esgrimidas en su contra.

Fuente: https://www.es.amnisty.org/en-que-estamos/noticia/artículo7nigeria/reino-unidopaises-bajos-debe-investigarse-a-shell-por-complicidad–en-asesinatos-violacio/

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 16, 2017 en África subsahariana.

 

La esclavitud infantil en Zanzíbar.

Transcribo a continuación de forma abreviada un artículo de  Rebecca Grant para el diario británico The Guardian.

Rose , que creció en el territorio continental de Tanzania, fue captada por unos reclutadores cuya principal estrategia consiste en poner de relieve la riqueza y el lujo de Zanzíbar para convencer a los padres de los menores de que los envíen allí para hacer trabajos domésticos. Durante meses a Rose le obligaron a trabajar desde el alba hasta el anochecer, sin salario y bajo la amenaza de recibir una paliza si cometía el mínimo error. Ahora vive escondida en un refugio para víctimas de trata en un callejón de las afueras de la ciudad de Zanzíbar. Esta niña de trece años tiembla cuando recuerda su experiencia como trabajadora doméstica de una familia rica. Su recuerdo más vívido es el olor fétido de una pequeña letrina fuera de la casa donde la encerraron durante más de 11 horas. “Estaba fregando los platos, pero se hizo oscuro y me fuí a dormir sin haber acabado”, explica: “A la mañana siguiente me despertaron muy temprano y me pegaron. Me encerraron en ese cuarto desde las cinco de la madrugada hasta las cuatro de la tarde y fue entonces cuando me echaron de la casa”.

Para los trabajadores domésticos menores de edad, la vida es un juego de azar. La encuesta nacional más reciente sobre trabajo infantil calcula que unas 110.911 niñas trabajan como criadas. Las que tienen la suerte de ir a parar a casas decentes reciben una educación, un trabajo en la ciudad y pueden ayudar a sus familias. Sin embargo, para muchas otras es el inicio de una una vida de explotación, miedo y aislamiento. “Zanzíbar es un lugar turístico”; “hay hoteles, atracciones y dinero, así que los padres creen  que si sus hijas van a la isla, todo será fantástico”. “Cuando las niñas llegan a las casas, la realidad es otra”, indica Aisha al Ibrahim, coordinadora de un refugio en Zanzíbar para menores que han hecho trabajos domésticos. “No van a la escuela. No tienen un salario. No tienen amigos. Las tratan como a esclavas”.

Rachel, de 14 años, fue golpeada y obligada a trabajar 16 horas diarias y sin sueldo para una familia de la ciudad de Zanzíbar. Cocinaba para ellos, les lavaba la ropa y cuidaba a los niños. El padre de familia la violó en numerosas ocasiones. Tras sufrir  abusos físicos y sexuales durante prácticamente un año, Rachel consiguió escapar  cuando convenció a un conductor de autobús de que la llevara hasta el pueblo de Matenwe y allí consiguió llegar hasta la comisaría. Ahora está recibiendo cuidados en un refugio.

“Nos llegan muchos casos de niñas de Tanzania continental, y niños pequeños que son violados por sus patronos”, explica un agente que trabaja en una unidad de protección de menores de Zanzíbar: “No sabemos quienes son los intermediarios que llevan a los niños hasta aquí, pero es un problema grave”.

Los abusos que sufren los niños en Tanzania se repiten a lo largo y ancho del planeta. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que en el mundo más de 17 millones de niños de entre 5 y 17 años hacen trabajos domésticos en sus casas o en casas de terceros. Un tercio de estos menores se encuentran atrapados en lo que la OIT considera trabajos peligrosos, están expuestos a la violencia y a abusos, trabajan en exceso y no tienen acceso a una educación a cuidados médicos.

Viajes Tanzania Zanzíbar

Imagen relacionada

Cara y cruz de Zanzíbar. Un lugar paradisíaco para el turista y el infierno para los niños que trabajan allí.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 19, 2017 en África subsahariana.

 

El Museo Africano Mundo Negro. Un museo algo oculto que la gente debe descubrir. Una experiencia de lo más interesante y enriquecedora.

Esta mañana he estado visitando con un amigo un Museo muy interesante y muy poco conocido. Se trata del Museo Africano Mundo Negro, perteneciente a la orden religiosa de los Misioneros Combonianos. Está situado en la calle Arturo Soria, y se puede visitar únicamente los domingos a las 11:30 de la mañana (se ha de ser muy puntual, porque la visita es guiada y con más gente). La visita dura alrededor de una hora y tres cuartos. La primera parte consta de una visita a una sala donde se nos muestra toda clase de ropas, utensilios, armas, etc que utilizan las distintas etnias de los diferentes países africanos. La segunda parte en otra sala se nos muestran diapositivas de la vida de alguna de las etnias y de la labor humanista y social desempeñada por los misioneros combonianos. En nuestro caso la explicación corrió a cargo de un sacerdote vasco-, personaje de una inmensa integridad moral y narrador interesantísimo al que daba gusto escuchar-, que había empleado diecisiete años de su vida en el trabajo con las poblaciones rurales de la República Centroáfricana. Sus explicaciones nos sirvieron a todos para entender mucho mejor el verdadero carácter y personalidad de los pueblos africanos, lejos de los miedos y prejuicios, que desde una imagen estereotipada difundida por los medios de comunicación, estamos estado interiorizando durante décadas. En fin, una experiencia de lo más sugestiva que no os podéis perder y que animo a todo el mundo para que acuda a visitar. Por mi parte, tengo que decir que cada día disfruto más descubriendo nuevos rincones ocultos de Madrid,-parques, museos, restaurantes, etc-, y por ese disfrute quería haceros partícipes a todos vosotros, lectores, que me dais vida cada semana.

 

Resultado de imagen de Museo Africano Mundo Negro imagenes

Resultado de imagen de Museo Africano Mundo Negro imagenes

Resultado de imagen de Museo Africano Mundo Negro imagenes

Museo Africano Mundo Negro. Misioneros Combonianos.

C/Arturo Soria, 101 -28043 Madrid.

Metro: Arturo Soria. Línea 4.

http//www.museoafricano.es

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 29, 2017 en África subsahariana., Cultura

 

Wakaliwood. La industria del cine de acción ugandés. Películas hechas con apenas 200 dólares de presupuesto.

 

Wakaliwood  es el apodo que recibe la industria cinematográfica desarrollada en Wakaliga, un suburbio de Kampala, la capital de Uganda. El principal director de esta industria es Nabwana Isaac Godfrey Geoffrey, quién ha sido llamado el Tarantino ugandés, por las escenas de violencia gratuita de sus películas. Wakaliwood es conocido por su bajos presupuestos, estimados en unos 200 dólares y por films ultraviolentos como ¿Quién mató al capitán Alex?, Tebaatusasula o su continuación Tebaatusasula: Ebola.

Alan Hoffmanis-director de un festival cinematográfico- que vio el trailer de ¿Quién mató al capitán Alex? en You Tube, viajó hasta el estudio  de Nabwana y produjo un documental sobre su obra en el propio estudio.

Estas películas, por lo rudimentarias que son, han sido comparadas con las de los inicios de Hollywood.

http://www.elmundo.es/f5/2016/01/29/56a8c2fc22601df1568b4584.html

Resultado de imagen de Nabwana igg

Nabwana Isaac Godfrey Geoffrey (1.973), más conocido como Nabwana I.G.G, para abreviar.

 

 

Resultado de imagen de Nabwana igg

Resultado de imagen de Nabwana igg

Resultado de imagen de wakaliwood uganda

Resultado de imagen de Nabwana igg

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 1, 2016 en África subsahariana., Cine

 

Las enormes dificultades para implementar una política de justicia social y redistribución de la riqueza en las sociedades africanas. Los casos de Ghana y Tanzania.

Este post habla sobre el interesante experimento político que constituyo el socialismo africano en sus diversas versiones. Por no hacerlo demasiado largo, me he limitado a hablar de dos casos: la Ghana de Nkrumah y la Tanzania de Nyerere. No es la primera vez que abordo este tema. Para quién le interese, tengo escrito en este mismo blog Thomas Sankara; Modelo revolucionario para África, donde se aborda la figura y obra del mítico fundador y líder de  Burkina Fasso. Y de manera más tangencial, también lo aborde en Angola en el punto de mira de las dos superpotencias durante la Guerra Fría, y FRELIMO. Historia de un Movimiento de Liberación Nacional. En estos dos  dos últimos se abordaban las guerras civiles angoleña y mozambiqueña en el contexto de la Guerra Fría. El tema es interesante, porque nos muestra las enormes dificultades con las que se encuentran las naciones del Tercer Mundo cuando intentan crear un proyecto autóctono que las saque de la dependencia, el atraso y la miseria. Y sobre todo, lo difícil que es no caer en algún momento en el autoritarismo como vía más sólida para gestionar más eficazmente la construcción social de la nación. Se nos muestra las peculiaridades de África, que inevitablemente hacen que el socialismo o cualquier otro sistema ideológico, vaya a sostenerse,al menos en parte, sobre unos pilares diferentes a los que tiene en Europa. Hay que contar con la que la estructura social africana-a menudo tribal u organizada a nivel de clan o aldea- tiene poco que ver con la de otros continentes y que por ello, conseguir la unión nacional tanto en sentimiento como en la buena convivencia entre etnias y religiones, es uno de los principales retos a los que suele enfrentarse cualquier estadista africano subsahariano. Creo que Nkrumah y Nyerere son dos personajes lo suficientemente interesantes como para ser conocidos por las nuevas generaciones.  No podemos quedarnos sólo con el recuerdo de Mandela, puesto que también ha habido otros líderes africanos, que con sus luces y sombras, se esforzaron por construir un futuro digno para sus conciudadanos, aunque no soliesen triunfar en el empeño. Y vamos con ello.

A pesar de su fracaso final, la figura del líder ghanés Nkrumah aparece como una de las más prestigiosas del África contemporánea. La formación norteamericana de Nkrumah le convierte ante todo en un seguidor del panafricanismo, pero también tomó contacto con el marxismo y el movimiento comunista internacional.

Para desalinear al hombre y restablecer su dignidad, Nkrumah quiere satisfacer sus necesidades haciendo prevalecer el interés colectivo. Para ello da preferencia a métodos autoritarios y centralizados. El partido organiza a las masas en torno al culto al líder. Las cooperativas son impuestas desde arriba en el marco del plan establecido por el Estado. Autoritarismo, unitarismo. Nkrumah tenía muy clara la necesidad de la Unidad Africana para hacer frente al imperialismo. Pero, con las prisas por conseguirla, condena cualquier tipo de reagrupamiento regional, que hubiera podido ser útil, y se enfrenta a todos sus vecinos en contra de los cuales promueve movimientos de oposición. Nkrumah tuvo una visión muy lúcida de la Unidad Africana, pero su impotencia para controlar lo que ocurría a su alrededor, su aislamiento y su autoritarismo habían de llevarle al fracaso. Nkrumah tuvo la visión de un África uniéndose para escapar del sistema económico mundial y reconstruyendo una cultura original acorde con su tradición comunitaria. Sin caer en los sangrientos excesos de otros “socialismos”, no obstante no pudo escapar de la impaciencia de la acción y de eficacia que le ha llevado a someter a un país al poder totalitario burocrático de un partido jerarquizado. Perdiendo así contacto con las masas y sus problemas cotidianos, abrió el camino al golpe de Estado militar que le derrocaría en 1.966 y que el pueblo acogió al principio con alegría. Solamente diez años más tarde (1.976) se le empezó a hacer justicia sin por ello olvidar sus errores. Estos fueron enormes si se considera que Ghana era uno de los países más ricos de África en el momento de la independencia, y que su economía, arruinada por una gestión catastrófica e irresponsable, aún no había sido enderezada diez años después de su derrocamiento.

 

Kwame Nkrumah (1.909-1.972).

Estatua de Kwame Nkrumah en Ghana.

Panorámica nocturna de Accra, capital de Ghana.

En el caso de Tanzania, no se puede hablar sólo de socialismo en el caso de la revolución pacífica de Julius Nyerere. Aunque era predicador católico, Julius Nyerere descubrió en la Universidad de Edimburgo la tradición democrática de los protestantes escoceses.  Panafricanista convencido, Nyerere quiere volver a las fuentes del espíritu comunitario africano, el de Ujamaa, quebrantado por el individualismo colonialista. Por Ujamaa  entendemos unidad social y familiar de una nación africana. Volvemos a los conceptos de unitarianismo. Lo esencial para Nyerere es la justicia en la distribución de los bienes y la mayor igualdad posible en las condiciones de vida. Hay que evitar que la desigualdad se instale entre los africanos. La Ujamaa es la comunidad de base autónoma sobre la que construirá toda la sociedad. La idea de Nyerere es la reconstrucción de abajo arriba de una sociedad socialista compuesta de unidades autónomas. La vuelta a la tradición africana se encuentra en el socialismo autogestionario. La prioridad económica es alcanzar la autosuficiencia. La Declaración de Arusha será el punto de partida de esta política.

A pesar de todos los esfuerzos de democracia interna, el partido único será un error fundamental. En la práctica, la instalación de las aldeas Ujamaa se realiza a menudo por vía autoritaria. Además de un inevitable autoritarismo, el Gobierno ha de hacer frente a los problemas que siempre generan la burocracia y la corrupción.

Su política  no evitó que Tanzania fuese uno de los países más pobres del planeta, pero sirvió para cimentar la unidad de una nación dividida por antiguas querellas tribales, mediante el desarrollo de la educación y la sanidad.  Nyerere es para los tanzanos el Padre de la Patria, el símbolo de la unidad y convivencia entre etnias y religiones diferentes en una región del mundo -la de los grandes lagos, especialmente conflictiva en esa materia-,y hay que reconocerle que gracias a él, el 85% de los tanzanos están alfabetizados y tienen acceso a los servicios sanitarios, situación que se produce en muy pocos países africanos. Pero demostró poca capacidad para impulsar propuesta s económicas viables para el país. El propio Nyerere, haciendo gala de su sinceridad, reconoció el fracaso de su proyecto colectivista, afirmando : “Ciertamente Tanzania no es  ni socialista ni autosuficiente”. La intervención militar contra Uganda en la que derrocó al régimen monStruoso y genocida del demente Idi Amín Dada fue aplaudida por la comunidad internacional, pero está incumplió su promesa de ayuda para sufragar los gastos causados por este conflicto y eso supuso la ruina del país.

Julius Nyerere (1.922-1.999), de joven.

Durante la Guerra Fría, Nyerere supo mantener un difícil equilibrio entre bloques, recibiendo ayuda de Estados Unidos, China, Cuba y los países nórdicos a la vez.

Fue el primer gobernante del África negra post-colonial que renunció al poder voluntariamente en 1.985 por no quere someterse a los dictados del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la aplicación de políticas de austeridad “adecuadas” para el país. Afirmó: ” No he podido cumplir la misión que me había fijado : terminar con la pobreza, el hambre y la enfermedad; sólo la ignorancia ha sido vencida. Yo no puedo continuar dirigiendo un país que está obligado a mendigar su comida”.

Ese gesto le valió el respeto del pueblo tanzano que le reconoció la virtud, a diferencia de otros jefes de Estado africanos, de no aprovecharse nunca de su cargo para enriquecerse personalmente. Dicen que volvió a su casa con una bicicleta y un viejo tractor.

En sus 24 años de Gobierno, Nyerere alcanzó una gran popularidad dentro y fuera de sus fronteras, como defensor de los intereses de su país así como de los demás Estados africanos. Fue inspirador del Panafricanismo, guía de los Países No Alineados durante la Guerra Fría y luchador contra los regímenes racistas y neocoloniales de Rhodesia (hoy rebautizada como Zimbawe) y Sudáfrica.

Julius Nyerere, ya de más mayor.

A lo largo de su vida, recibió los siguientes premios:

  • Orden Nacional José Martí.
  • Premio Lenin de la Paz.
  • Premio Jawaharlal Nehru (India, 1.973).
  • Medalla Nansen (1.983).
  • Premio Simón Bolívar (1.992), compartido con la birmana Aung San Suu Kyi.

En 2.005, la Iglesia Católica inició los trámites para su futura beatificación y canonización.

“Desearía encender una candela y ponerla en la cumbre del monte Kilimanjaro para que ilumine más allá de nuestras fronteras, dando esperanza a los que están desesperados, poniendo amor donde hay odio, y dignidad donde antes sólo había humillación.”

    Julius Nyerere.

Dar-es-Salaam I [7 Photos]

Panorámica de una calle de Dar-Es-Salaam, capital de Tanzania.

Fuente:

Historia General del Socialismo de 1.945 a nuestros días. Autores:  M. Debouzy, J.Droz, R. Gallissot, J.Lacouture, R. París, Y. Person, M. Rebérioux.  Coordinador  (Jacques Droz).  Ediciones Destino Libro Volumen 235.

Wikipedia.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 9, 2016 en África subsahariana.

 

De cómo Francia sigue teniendo sometidos a 14 países africanos. El Pacto Colonial.

En este artículo se nos muestra como Francia se mantiene como una potencia, en parte, gracias a explotar y esclavizar a 14 países africanos. Lo hace a través del llamado Pacto Colonial. Aquí he transcrito de manera acortada un artículo que cito como fuente.

El Pacto Colonial se basa en los siguientes puntos;

  1. La deuda colonial por “las ventajas” o “adelantos” de la colonización francesa.Los países “independientes” deben pagar por la infraestructura construida por Francia en el país durante la colonización.Confiscación automática de las reservas monetarias nacionales en Francia al Banco Central. Francia ha tenido las reservas nacionales de 14 países africanos desde 1.961: Malí, Senegal, Níger, Chad, Burkina Fasso, Costa de Marfil, Togo, Benín, Camerún, Gabón, Congo-Brazzaville, República Centroafricana y las tres Guineas (aunque sólo Guinea-Conakry es de habla francesa).
  2. El presupuesto perteneciente a estos países es administrado por Francia, concretámente por el Tesoro francés. Según el término del acuerdo, cada país africano está obligado a suministrar al menos el 65% de sus reservas de cambio en una cuenta de operaciones en el Tesoro francés, así como otro 20% para cubrir los pasivos financieros. Los bancos centrales CFA imponen también un techo sobre el crédito otorgado a cada país miembro, equivalente al 20% de los ingresos públicos de este país sobre el año anterior.En resumen, más del 80% de las reservas de cambio de los países africanos están depositados en las cuentas de operaciones contoladas por el Tesoro francés. Los dos bancos CFA son africanos de nombre, pero no saben, no se les da información, del nivel de cuanto de la reserva de cambio retenida por el Tesoro francés les pertenece como grupo o individualmente.Se estima que Francia maneja 500.000 millones de dinero africano en su tesorería, y no hace nada por arrojar un poco de luz sobre este asunto.La finalidad continúa siendo la misma: que los países africanos no tengan acceso a este dinero.Francia les permite acceder solamente al 15% de su dinero por año. Si ellos necesitan más, los países africanos deben pedir préstamos, a tasas comerciales sobre el 65% de sus dineros retenidos en el Tesoro francés.

 

  1. Derecho de propiedad sobre todos los recursos brutos o naturales descubiertos en el país. Francia tiene la prioridad de compra de todos los recursos  naturales de la tierra de sus ex-colonias. Solamente en el caso de que Francia rechace su usufructo, los países africanos están autorizados a buscar otros socios.
  2. Prioridad a los intereses y a las empresas  francesas en los mercados públicos y construcciones públicas. En Costa de marfil, por ejemplo, las empresas francesas poseen y controlan todos los grandes servicios públicos: agua, electricidad, teléfono, transportes, puertos, y los grandes bancos. Lo mismo en cuanto al comercio, la construcción y la agricultura.
  3. Derecho exclusivo de proveer de equipos militares y de formar a los oficiales   militares de esos países. Los africanos deben enviar a sus oficiales superiores  formarse en Francia o en infraestructuras militares francesas.
  4. Derecho para Francia de pre-despliegue de las tropas y de intervenir militarmente en los países africanos, y también de estacionar tropas de manera permanente en bases e instalaciones militares, enteramente dirigidas por los franceses.
  5. Obligación de hacer del francés la lengua oficial del país.
  6. Obligación de utilizar la moneda de la Francia colonial: el FCFA.
  7. Obligación de enviar un reporte anual del saldo y la reserva.
  8. Renuncia a entrar en una alianza militar con cualquier otro país, sin autorización francesa.
  9. Obligación de aliarse con Francia en situación de guerra o crisis mundial.

Ejemplos de lo anterior:

Cuando el Presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, trató de poner fin a la explotación francesa de su país,Francia organizó un Golpe de Estado. Durante el largo proceso para sacar a Gbagbo del poder, los tanques franceses, los helicópteros de combate y las fuerzas especiales intervinieron directamente en el conflicto, disparando contra civiles y matando a muchos de ellos.

Para agregar el injurio al insulto, Francia estima que la comunidad de negocios francesa perdió entonces varios millones de dólares, después de la batalla para expulsar a Gbagbo de Abidjan, la capital, en 2.006. Tras el éxito definitivo del golpe de Estado y la transferencia de poder a Alassane Quattara, Francia pidió al Gobierno de este, que pagara una indemnización a la comunidad de negocios francesa por las pérdidas durante la “guerra civil”. Quattara, deseoso de mantener el poder, le pagó a Francia el doble de lo que ellos habían dicho que habían perdido en su partida.

Laurent Gbagbo, Presidente de Costa de Marfil, derrocado por una intervención militar francesa.

Sylvanus Olympio, el Primer Presidente de Togo, creyó haber encontrado una solución capaz de calmar a los franceses: No queriendo continuar bajo la dominación francesa, rehusó firmar el Pacto de Colonización ofrecido por De Gaulle, pero aceptó en contrapartida, pagar una deuda anual a Francia por los supuestos beneficios de la colonización. Esa había sido la principal condición de Francia para no destruir el país antes de retirarse. De todas maneras, el monto estimado por Francia era tan grande que el reembolso de la “deuda colonial”  ascendía al 40% del presupuesto anual de 1.963, año de la independencia de Togo.

Desde entonces, la situación financiera de Togo fue muy inestable, y a fin de salirse de esa situación, Olympio decidió salirse de la FCFA (franco de las colonias francesas de África) y creó la moneda togolesa.

Tres días después de que comenzaran a imprimirse los nuevos billetes, un escuadrón de soldados, apoyados por Francia se hizo con el poder y asesinó al Presidente Olympio. Este, fue ejecutado por un legionario francés.

El sueño de Olympio era construir un país independiente y autónomo. Pero esta idea no se correspondía con los planes de Francia.

Sylvanus Olympio (1.902-1.963), Primer Presidente del Togo independiente, vilmente asesinado por el neocolonialismo francés.

El 3 de enero de 1.966, Maurice Yaméogo, el primer Presidente electo de Alto-Volta, país hoy rebautizado como Burkina Fasso, fue víctima de un golpe de Estado dado por Aboubacar Sangoulé Lamizana, un ex-miembro de las tropas coloniales francesas, que combatió en la Legión Extranjera francesa en Indochina* y Argelia, contra la independencia de estos países.

El 26 de octubre de 1.972, Mathieu Kèrèkou que era guarda de seguridad del Presidente Hubert Maga, primer Presidente electo de la República de Benin, le dió un golpe de Estado, después de haber frecuentado las escuelas militares francesas entre 1.968 y 1.970.

Nota aclaratoria:

*La Guerra de Indochina fue la primera Guerra de Vietnam y enfrentó al Ejército francés contra la guerrilla del Vietmihn entre 1.946 y 1.954.

Fuente: Mawuna Remarque Koutonin. Pacto Colonial Francia y África.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 24, 2015 en África subsahariana., Crimen Organizado