RSS

Archivo de la categoría: África subsahariana.

El Museo Africano Mundo Negro. Un museo algo oculto que la gente debe descubrir. Una experiencia de lo más interesante y enriquecedora.

Esta mañana he estado visitando con un amigo un Museo muy interesante y muy poco conocido. Se trata del Museo Africano Mundo Negro, perteneciente a la orden religiosa de los Misioneros Combonianos. Está situado en la calle Arturo Soria, y se puede visitar únicamente los domingos a las 11:30 de la mañana (se ha de ser muy puntual, porque la visita es guiada y con más gente). La visita dura alrededor de una hora y tres cuartos. La primera parte consta de una visita a una sala donde se nos muestra toda clase de ropas, utensilios, armas, etc que utilizan las distintas etnias de los diferentes países africanos. La segunda parte en otra sala se nos muestran diapositivas de la vida de alguna de las etnias y de la labor humanista y social desempeñada por los misioneros combonianos. En nuestro caso la explicación corrió a cargo de un sacerdote vasco-, personaje de una inmensa integridad moral y narrador interesantísimo al que daba gusto escuchar-, que había empleado diecisiete años de su vida en el trabajo con las poblaciones rurales de la República Centroáfricana. Sus explicaciones nos sirvieron a todos para entender mucho mejor el verdadero carácter y personalidad de los pueblos africanos, lejos de los miedos y prejuicios, que desde una imagen estereotipada difundida por los medios de comunicación, estamos estado interiorizando durante décadas. En fin, una experiencia de lo más sugestiva que no os podéis perder y que animo a todo el mundo para que acuda a visitar. Por mi parte, tengo que decir que cada día disfruto más descubriendo nuevos rincones ocultos de Madrid,-parques, museos, restaurantes, etc-, y por ese disfrute quería haceros partícipes a todos vosotros, lectores, que me dais vida cada semana.

 

Resultado de imagen de Museo Africano Mundo Negro imagenes

Resultado de imagen de Museo Africano Mundo Negro imagenes

Resultado de imagen de Museo Africano Mundo Negro imagenes

Museo Africano Mundo Negro. Misioneros Combonianos.

C/Arturo Soria, 101 -28043 Madrid.

Metro: Arturo Soria. Línea 4.

http//www.museoafricano.es

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 29, 2017 en África subsahariana., Cultura

 

Wakaliwood. La industria del cine de acción ugandés. Películas hechas con apenas 200 dólares de presupuesto.

 

Wakaliwood  es el apodo que recibe la industria cinematográfica desarrollada en Wakaliga, un suburbio de Kampala, la capital de Uganda. El principal director de esta industria es Nabwana Isaac Godfrey Geoffrey, quién ha sido llamado el Tarantino ugandés, por las escenas de violencia gratuita de sus películas. Wakaliwood es conocido por su bajos presupuestos, estimados en unos 200 dólares y por films ultraviolentos como ¿Quién mató al capitán Alex?, Tebaatusasula o su continuación Tebaatusasula: Ebola.

Alan Hoffmanis-director de un festival cinematográfico- que vio el trailer de ¿Quién mató al capitán Alex? en You Tube, viajó hasta el estudio  de Nabwana y produjo un documental sobre su obra en el propio estudio.

Estas películas, por lo rudimentarias que son, han sido comparadas con las de los inicios de Hollywood.

http://www.elmundo.es/f5/2016/01/29/56a8c2fc22601df1568b4584.html

Resultado de imagen de Nabwana igg

Nabwana Isaac Godfrey Geoffrey (1.973), más conocido como Nabwana I.G.G, para abreviar.

 

 

Resultado de imagen de Nabwana igg

Resultado de imagen de Nabwana igg

Resultado de imagen de wakaliwood uganda

Resultado de imagen de Nabwana igg

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 1, 2016 en África subsahariana., Cine

 

Las enormes dificultades para implementar una política de justicia social y redistribución de la riqueza en las sociedades africanas. Los casos de Ghana y Tanzania.

Este post habla sobre el interesante experimento político que constituyo el socialismo africano en sus diversas versiones. Por no hacerlo demasiado largo, me he limitado a hablar de dos casos: la Ghana de Nkrumah y la Tanzania de Nyerere. No es la primera vez que abordo este tema. Para quién le interese, tengo escrito en este mismo blog Thomas Sankara; Modelo revolucionario para África, donde se aborda la figura y obra del mítico fundador y líder de  Burkina Fasso. Y de manera más tangencial, también lo aborde en Angola en el punto de mira de las dos superpotencias durante la Guerra Fría, y FRELIMO. Historia de un Movimiento de Liberación Nacional. En estos dos  dos últimos se abordaban las guerras civiles angoleña y mozambiqueña en el contexto de la Guerra Fría. El tema es interesante, porque nos muestra las enormes dificultades con las que se encuentran las naciones del Tercer Mundo cuando intentan crear un proyecto autóctono que las saque de la dependencia, el atraso y la miseria. Y sobre todo, lo difícil que es no caer en algún momento en el autoritarismo como vía más sólida para gestionar más eficazmente la construcción social de la nación. Se nos muestra las peculiaridades de África, que inevitablemente hacen que el socialismo o cualquier otro sistema ideológico, vaya a sostenerse,al menos en parte, sobre unos pilares diferentes a los que tiene en Europa. Hay que contar con la que la estructura social africana-a menudo tribal u organizada a nivel de clan o aldea- tiene poco que ver con la de otros continentes y que por ello, conseguir la unión nacional tanto en sentimiento como en la buena convivencia entre etnias y religiones, es uno de los principales retos a los que suele enfrentarse cualquier estadista africano subsahariano. Creo que Nkrumah y Nyerere son dos personajes lo suficientemente interesantes como para ser conocidos por las nuevas generaciones.  No podemos quedarnos sólo con el recuerdo de Mandela, puesto que también ha habido otros líderes africanos, que con sus luces y sombras, se esforzaron por construir un futuro digno para sus conciudadanos, aunque no soliesen triunfar en el empeño. Y vamos con ello.

A pesar de su fracaso final, la figura del líder ghanés Nkrumah aparece como una de las más prestigiosas del África contemporánea. La formación norteamericana de Nkrumah le convierte ante todo en un seguidor del panafricanismo, pero también tomó contacto con el marxismo y el movimiento comunista internacional.

Para desalinear al hombre y restablecer su dignidad, Nkrumah quiere satisfacer sus necesidades haciendo prevalecer el interés colectivo. Para ello da preferencia a métodos autoritarios y centralizados. El partido organiza a las masas en torno al culto al líder. Las cooperativas son impuestas desde arriba en el marco del plan establecido por el Estado. Autoritarismo, unitarismo. Nkrumah tenía muy clara la necesidad de la Unidad Africana para hacer frente al imperialismo. Pero, con las prisas por conseguirla, condena cualquier tipo de reagrupamiento regional, que hubiera podido ser útil, y se enfrenta a todos sus vecinos en contra de los cuales promueve movimientos de oposición. Nkrumah tuvo una visión muy lúcida de la Unidad Africana, pero su impotencia para controlar lo que ocurría a su alrededor, su aislamiento y su autoritarismo habían de llevarle al fracaso. Nkrumah tuvo la visión de un África uniéndose para escapar del sistema económico mundial y reconstruyendo una cultura original acorde con su tradición comunitaria. Sin caer en los sangrientos excesos de otros “socialismos”, no obstante no pudo escapar de la impaciencia de la acción y de eficacia que le ha llevado a someter a un país al poder totalitario burocrático de un partido jerarquizado. Perdiendo así contacto con las masas y sus problemas cotidianos, abrió el camino al golpe de Estado militar que le derrocaría en 1.966 y que el pueblo acogió al principio con alegría. Solamente diez años más tarde (1.976) se le empezó a hacer justicia sin por ello olvidar sus errores. Estos fueron enormes si se considera que Ghana era uno de los países más ricos de África en el momento de la independencia, y que su economía, arruinada por una gestión catastrófica e irresponsable, aún no había sido enderezada diez años después de su derrocamiento.

 

Kwame Nkrumah (1.909-1.972).

Estatua de Kwame Nkrumah en Ghana.

Panorámica nocturna de Accra, capital de Ghana.

En el caso de Tanzania, no se puede hablar sólo de socialismo en el caso de la revolución pacífica de Julius Nyerere. Aunque era predicador católico, Julius Nyerere descubrió en la Universidad de Edimburgo la tradición democrática de los protestantes escoceses.  Panafricanista convencido, Nyerere quiere volver a las fuentes del espíritu comunitario africano, el de Ujamaa, quebrantado por el individualismo colonialista. Por Ujamaa  entendemos unidad social y familiar de una nación africana. Volvemos a los conceptos de unitarianismo. Lo esencial para Nyerere es la justicia en la distribución de los bienes y la mayor igualdad posible en las condiciones de vida. Hay que evitar que la desigualdad se instale entre los africanos. La Ujamaa es la comunidad de base autónoma sobre la que construirá toda la sociedad. La idea de Nyerere es la reconstrucción de abajo arriba de una sociedad socialista compuesta de unidades autónomas. La vuelta a la tradición africana se encuentra en el socialismo autogestionario. La prioridad económica es alcanzar la autosuficiencia. La Declaración de Arusha será el punto de partida de esta política.

A pesar de todos los esfuerzos de democracia interna, el partido único será un error fundamental. En la práctica, la instalación de las aldeas Ujamaa se realiza a menudo por vía autoritaria. Además de un inevitable autoritarismo, el Gobierno ha de hacer frente a los problemas que siempre generan la burocracia y la corrupción.

Su política  no evitó que Tanzania fuese uno de los países más pobres del planeta, pero sirvió para cimentar la unidad de una nación dividida por antiguas querellas tribales, mediante el desarrollo de la educación y la sanidad.  Nyerere es para los tanzanos el Padre de la Patria, el símbolo de la unidad y convivencia entre etnias y religiones diferentes en una región del mundo -la de los grandes lagos, especialmente conflictiva en esa materia-,y hay que reconocerle que gracias a él, el 85% de los tanzanos están alfabetizados y tienen acceso a los servicios sanitarios, situación que se produce en muy pocos países africanos. Pero demostró poca capacidad para impulsar propuesta s económicas viables para el país. El propio Nyerere, haciendo gala de su sinceridad, reconoció el fracaso de su proyecto colectivista, afirmando : “Ciertamente Tanzania no es  ni socialista ni autosuficiente”. La intervención militar contra Uganda en la que derrocó al régimen monStruoso y genocida del demente Idi Amín Dada fue aplaudida por la comunidad internacional, pero está incumplió su promesa de ayuda para sufragar los gastos causados por este conflicto y eso supuso la ruina del país.

Julius Nyerere (1.922-1.999), de joven.

Durante la Guerra Fría, Nyerere supo mantener un difícil equilibrio entre bloques, recibiendo ayuda de Estados Unidos, China, Cuba y los países nórdicos a la vez.

Fue el primer gobernante del África negra post-colonial que renunció al poder voluntariamente en 1.985 por no quere someterse a los dictados del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la aplicación de políticas de austeridad “adecuadas” para el país. Afirmó: ” No he podido cumplir la misión que me había fijado : terminar con la pobreza, el hambre y la enfermedad; sólo la ignorancia ha sido vencida. Yo no puedo continuar dirigiendo un país que está obligado a mendigar su comida”.

Ese gesto le valió el respeto del pueblo tanzano que le reconoció la virtud, a diferencia de otros jefes de Estado africanos, de no aprovecharse nunca de su cargo para enriquecerse personalmente. Dicen que volvió a su casa con una bicicleta y un viejo tractor.

En sus 24 años de Gobierno, Nyerere alcanzó una gran popularidad dentro y fuera de sus fronteras, como defensor de los intereses de su país así como de los demás Estados africanos. Fue inspirador del Panafricanismo, guía de los Países No Alineados durante la Guerra Fría y luchador contra los regímenes racistas y neocoloniales de Rhodesia (hoy rebautizada como Zimbawe) y Sudáfrica.

Julius Nyerere, ya de más mayor.

A lo largo de su vida, recibió los siguientes premios:

  • Orden Nacional José Martí.
  • Premio Lenin de la Paz.
  • Premio Jawaharlal Nehru (India, 1.973).
  • Medalla Nansen (1.983).
  • Premio Simón Bolívar (1.992), compartido con la birmana Aung San Suu Kyi.

En 2.005, la Iglesia Católica inició los trámites para su futura beatificación y canonización.

“Desearía encender una candela y ponerla en la cumbre del monte Kilimanjaro para que ilumine más allá de nuestras fronteras, dando esperanza a los que están desesperados, poniendo amor donde hay odio, y dignidad donde antes sólo había humillación.”

    Julius Nyerere.

Dar-es-Salaam I [7 Photos]

Panorámica de una calle de Dar-Es-Salaam, capital de Tanzania.

Fuente:

Historia General del Socialismo de 1.945 a nuestros días. Autores:  M. Debouzy, J.Droz, R. Gallissot, J.Lacouture, R. París, Y. Person, M. Rebérioux.  Coordinador  (Jacques Droz).  Ediciones Destino Libro Volumen 235.

Wikipedia.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 9, 2016 en África subsahariana.

 

De cómo Francia sigue teniendo sometidos a 14 países africanos. El Pacto Colonial.

En este artículo se nos muestra como Francia se mantiene como una potencia, en parte, gracias a explotar y esclavizar a 14 países africanos. Lo hace a través del llamado Pacto Colonial. Aquí he transcrito de manera acortada un artículo que cito como fuente.

El Pacto Colonial se basa en los siguientes puntos;

  1. La deuda colonial por “las ventajas” o “adelantos” de la colonización francesa.Los países “independientes” deben pagar por la infraestructura construida por Francia en el país durante la colonización.Confiscación automática de las reservas monetarias nacionales en Francia al Banco Central. Francia ha tenido las reservas nacionales de 14 países africanos desde 1.961: Malí, Senegal, Níger, Chad, Burkina Fasso, Costa de Marfil, Togo, Benín, Camerún, Gabón, Congo-Brazzaville, República Centroafricana y las tres Guineas (aunque sólo Guinea-Conakry es de habla francesa).
  2. El presupuesto perteneciente a estos países es administrado por Francia, concretámente por el Tesoro francés. Según el término del acuerdo, cada país africano está obligado a suministrar al menos el 65% de sus reservas de cambio en una cuenta de operaciones en el Tesoro francés, así como otro 20% para cubrir los pasivos financieros. Los bancos centrales CFA imponen también un techo sobre el crédito otorgado a cada país miembro, equivalente al 20% de los ingresos públicos de este país sobre el año anterior.En resumen, más del 80% de las reservas de cambio de los países africanos están depositados en las cuentas de operaciones contoladas por el Tesoro francés. Los dos bancos CFA son africanos de nombre, pero no saben, no se les da información, del nivel de cuanto de la reserva de cambio retenida por el Tesoro francés les pertenece como grupo o individualmente.Se estima que Francia maneja 500.000 millones de dinero africano en su tesorería, y no hace nada por arrojar un poco de luz sobre este asunto.La finalidad continúa siendo la misma: que los países africanos no tengan acceso a este dinero.Francia les permite acceder solamente al 15% de su dinero por año. Si ellos necesitan más, los países africanos deben pedir préstamos, a tasas comerciales sobre el 65% de sus dineros retenidos en el Tesoro francés.

 

  1. Derecho de propiedad sobre todos los recursos brutos o naturales descubiertos en el país. Francia tiene la prioridad de compra de todos los recursos  naturales de la tierra de sus ex-colonias. Solamente en el caso de que Francia rechace su usufructo, los países africanos están autorizados a buscar otros socios.
  2. Prioridad a los intereses y a las empresas  francesas en los mercados públicos y construcciones públicas. En Costa de marfil, por ejemplo, las empresas francesas poseen y controlan todos los grandes servicios públicos: agua, electricidad, teléfono, transportes, puertos, y los grandes bancos. Lo mismo en cuanto al comercio, la construcción y la agricultura.
  3. Derecho exclusivo de proveer de equipos militares y de formar a los oficiales   militares de esos países. Los africanos deben enviar a sus oficiales superiores  formarse en Francia o en infraestructuras militares francesas.
  4. Derecho para Francia de pre-despliegue de las tropas y de intervenir militarmente en los países africanos, y también de estacionar tropas de manera permanente en bases e instalaciones militares, enteramente dirigidas por los franceses.
  5. Obligación de hacer del francés la lengua oficial del país.
  6. Obligación de utilizar la moneda de la Francia colonial: el FCFA.
  7. Obligación de enviar un reporte anual del saldo y la reserva.
  8. Renuncia a entrar en una alianza militar con cualquier otro país, sin autorización francesa.
  9. Obligación de aliarse con Francia en situación de guerra o crisis mundial.

Ejemplos de lo anterior:

Cuando el Presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, trató de poner fin a la explotación francesa de su país,Francia organizó un Golpe de Estado. Durante el largo proceso para sacar a Gbagbo del poder, los tanques franceses, los helicópteros de combate y las fuerzas especiales intervinieron directamente en el conflicto, disparando contra civiles y matando a muchos de ellos.

Para agregar el injurio al insulto, Francia estima que la comunidad de negocios francesa perdió entonces varios millones de dólares, después de la batalla para expulsar a Gbagbo de Abidjan, la capital, en 2.006. Tras el éxito definitivo del golpe de Estado y la transferencia de poder a Alassane Quattara, Francia pidió al Gobierno de este, que pagara una indemnización a la comunidad de negocios francesa por las pérdidas durante la “guerra civil”. Quattara, deseoso de mantener el poder, le pagó a Francia el doble de lo que ellos habían dicho que habían perdido en su partida.

Laurent Gbagbo, Presidente de Costa de Marfil, derrocado por una intervención militar francesa.

Sylvanus Olympio, el Primer Presidente de Togo, creyó haber encontrado una solución capaz de calmar a los franceses: No queriendo continuar bajo la dominación francesa, rehusó firmar el Pacto de Colonización ofrecido por De Gaulle, pero aceptó en contrapartida, pagar una deuda anual a Francia por los supuestos beneficios de la colonización. Esa había sido la principal condición de Francia para no destruir el país antes de retirarse. De todas maneras, el monto estimado por Francia era tan grande que el reembolso de la “deuda colonial”  ascendía al 40% del presupuesto anual de 1.963, año de la independencia de Togo.

Desde entonces, la situación financiera de Togo fue muy inestable, y a fin de salirse de esa situación, Olympio decidió salirse de la FCFA (franco de las colonias francesas de África) y creó la moneda togolesa.

Tres días después de que comenzaran a imprimirse los nuevos billetes, un escuadrón de soldados, apoyados por Francia se hizo con el poder y asesinó al Presidente Olympio. Este, fue ejecutado por un legionario francés.

El sueño de Olympio era construir un país independiente y autónomo. Pero esta idea no se correspondía con los planes de Francia.

Sylvanus Olympio (1.902-1.963), Primer Presidente del Togo independiente, vilmente asesinado por el neocolonialismo francés.

El 3 de enero de 1.966, Maurice Yaméogo, el primer Presidente electo de Alto-Volta, país hoy rebautizado como Burkina Fasso, fue víctima de un golpe de Estado dado por Aboubacar Sangoulé Lamizana, un ex-miembro de las tropas coloniales francesas, que combatió en la Legión Extranjera francesa en Indochina* y Argelia, contra la independencia de estos países.

El 26 de octubre de 1.972, Mathieu Kèrèkou que era guarda de seguridad del Presidente Hubert Maga, primer Presidente electo de la República de Benin, le dió un golpe de Estado, después de haber frecuentado las escuelas militares francesas entre 1.968 y 1.970.

Nota aclaratoria:

*La Guerra de Indochina fue la primera Guerra de Vietnam y enfrentó al Ejército francés contra la guerrilla del Vietmihn entre 1.946 y 1.954.

Fuente: Mawuna Remarque Koutonin. Pacto Colonial Francia y África.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 24, 2015 en África subsahariana., Crimen Organizado

 

Nollywood: De cómo Nigeria tiene una de la mayores industrias de cine del mundo.

Desde 1.992 se viene realizando en Nigeria una producción masiva de películas que han convertido al país africano en la segunda industria cinematográfica en número de películas realizadas, sólo por detrás de la india Bollywood. Otra cosa es la calidad de los medios con que están hechas las películas.

Los filmes nigerianos se ruedan con cámara digital en mano y se venden en los mercadillos para verse en los hogares en DVD. Quién se encarga de todo (elaboración del guión, selección de actores, etc) son los productores.  La realización de cada película no suele durar más de 2 meses, sin que los presupuestos  superen los 20.000 euros.

El número de películas anuales puede llegar a 1.000. Y en total, con las películas se mueven unos 20 millones de euros, con lo que supongo será una de las industrias más rentables de Nigeria.

El éxito de Nollywood en Nigeria ha hecho que sus películas se estén expandiendo a otros países africanos que carecen de recursos para tener su propia industria cinematográfica por modesta que sea.

El éxito de las películas de Nollywood entre los nigerianos se explica porque para ellos es como un vínculo entre su lugar de residencia en el extranjero (hay nigerianos en muchos países del mundo) y su país natal. Los temas tratados suelen ser importantes en la vida del nigeríano medio: la venganza, la religión , la moralidad o la corrupción, tema este último de bastante actualidad en Nigeria, debido a que es uno de los países más corruptos del mundo.

Fuente: Nollywood. La sorprendente industria del cine nigeriano.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 8, 2015 en África subsahariana., Cine

 

Mientras la atención mundial se centra en Francia, Burundi se desangra.

Llevamos desde hace una semana  con constantes informaciones acerca del atentado ocurrido en París entonces. Una salvaje y criminal acción que se saldó con la vida de 129 inocentes y que merece toda la repulsa imaginable. Pero, lo cierto es que el día anterior,-jueves 12/11/2015-, hubo otro atentado también obra del EI en Beirut que se saldó con 40 muertos y que el pasado lunes o martes, se produjo otro en Lagos (Nigería)en un mercado atestado de gente que se cobro 57 vidas. De estos tres atentados, tan sólo el segundo han merecido por parte de los medios una intensa cobertura. Los otros, apenas media página en el periódico y en algunos casos, ni siquiera aparecieron en los periódicos. La razón de esta flagrante asimetría es que tan sólo el segundo atentado se produjo en el mundo occidental desarrollado. Y desgraciadamente a nivel mediático e informativo, hay víctimas de primera y de segunda, según el país en que residan. Es indignante, pues todas las víctimas mortales del terrorismo merecen el mismo respeto y la misma atención. Estoy convencido que no soy el único que estos días piensa así. El atentado ha servido como excusa para que el Presidente francés, Francois Hollande, adopte una serie de medidas que conculcan derechos y libertades, lo que me parece gravísimo. La legítima lucha contra la barbarie terrorista no debe dañar nunca ni la Democracia ni el Estado de Derecho. Además, poniéndose todo el foco en Francia, nos estamos olvidando de otras tragedias no precisamente menores que se producen al mismo tiempo en otras zonas del planeta.

Es el caso de Burundi, una diminuta y desdichada República africana. Este país, que en su momento fue una colonia belga, lleva viviendo en la inestabilidad política desde hace más de seis meses, pero desde hace un mes, la crisis ha degenerado en una espiral de violencia que no sabe a donde puede conducir. El motivo es un clásico de los países del África negra: el Presidente de turno quiere modificar la Constitución para presentarse indefinidamente y no abandonar nunca el poder. Por supuesto, las elecciones están amañadas, para que gane. Esto provoca la ira de buena parte de la población que sale a la calle a protestar. Temiendo perder el poder detentado hasta el momento, el Gobierno responde con una brutal represión. Además, entre medias se produjo un golpe de Estado contra el Presidente, que finalmente fracasó. Desde entonces,la violencia y el caos se han adueñado del país. No hay demasiadas informaciones sobre lo que está sucediendo y las que hay son escuetas y algo confusas. Pero, lo que está claro es que  el ejército y su brazo paralelo, las milicias progubernamentales, los Imbonerakure están llevando a cabo una campaña de auténtico terror contra la población. No sólo asesinan a sus víctimas, sino que en ocasiones, después de muertas, a estas se les arranca el corazón y se lo comen. Otra salvajada que realizan frecuentemente es atar a la gente de piernas y brazos, dejándola inmovilizada y arrojarla a los cocodrilos. Esta situación caótica e infernal ha provocado ya el éxodo de 210.000 burundeses, principalmente hacia las Repúblicas vecinas. Muchos están “viviendo” en campos de refugiados.

La semana pasada el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó por unanimidad una resolución que condenaba el aumento de las violaciones de derechos humanos en Burundi, lo que incluye obviamente las torturas y asesinatos de población civil. La ONU, además amenazó con imponer sanciones al régimen de Pierre Nkurunziza, que es como se llama el tiranuelo burundés.

La población,a pesar de todas las intimidaciones por parte del Gobierno, siguen saliendo valientemente a la calle a enfrentarse con la policía, lo que muchas veces les cuesta la vida.

La ONU ha ordenado el despliegue de una comisión especializada en Burundi para sentar a negociar a Gobierno y oposición, a la Unión Africana, la UE y otros organismos supranacionales.

Francia y Estados Unidos han realizado declaraciones públicas en favor del fin de las hostilidades.

Bélgica y la UE han evacuado del país a su personal no imprescindible.

La historia reciente de Burundi está inundada de violencia. Tras independizarse de Bélgica en 1.962, Burundi tardaría tan sólo diez años en padecer un genocidio, en el que el  ejército  de etnia tutsi masacró a 200.000  personas de etnia hutu (justo al revés que en Ruanda). En 1.993, cuando el Presidente Melchior Ndadaye fue asesinado, hubo nuevas matanzas. Estas matanzas desencadenarían una guerra civil que duraría hasta 2.005 y costaría 300.000 vidas.

Con una Renta per Cápita de 260 dólares, es uno de los países más pobres del mundo.

BBC.com

Fuente: http://www.elmundo.es/internacional/2015/11/19/564c7a8b46163fe20b8b45d5html

https://es.globalvoices.org/2015/11/16/la-crisis-en-burundi-se-intensifica-dentro-de-un-contexto-alarmante/

Rebelión.org  Guadi Calvo. Burundi se aproxima al abismo otra vez.

 
1 comentario

Publicado por en noviembre 20, 2015 en África subsahariana.

 

El origen del interminable conflicto armado sudanés. La Rebelión Anyanya ó PrimeraGuerra Civil Sudanesa.

Llevamos décadas viendo en nuestros televisores imágenes o leyendo noticias en los periódicos sobre las guerras civiles en Sudán. Incluso ahora, que el Sur ha conseguido la independencia y creado la federación de Sudán del Sur, en el nuevo Estado surge una nueva guerra civil. Como si el pueblo sudanés estuviese eternamente condenado a vivir en esa horrible situación. Además, Sudán no es un país cualquiera dentro del África negra. Es el más grande del continente y tiene una posición geoestrátegica indispensable para los intereses de las grandes potencias, lo que hace que estas intervengan apoyando con armas a uno u otro bando y prolongando los conflictos armados hasta lo indecible. El origen de tantas calamidades se remonta a las vísperas de la independencia de Gran Bretaña. Está en la división étnica y religiosa del país y en las irresponsables políticas del Imperio Británico, que decidió unificar sin consultar a las poblaciones locales, el norte musulmán y árabe y el sur cristiano y negro. Esto incrementó la desconfianza de los sureños que veían con recelo a un norte con ansías hegemónicas, y de borrar las señas de identidad de los del sur (mayoritariamente animistas y cristianos).

En agosto de 1.955, es decir pocos meses antes de obtener la independencia del Gobierno británico, un falso telegrama en el que se exhortaba a las autoridades norteñas a oprimir a los habitantes sureños,desembocó en un motín de oficiales sureños en importantes localidades del país. Los supervivientes de este motín huyeron hacia las áreas rurales donde crearon una guerrilla: la Anyanya.

Soudan du sud, 1972

Tanto el Gobierno norteño como la guerrilla sureña estaban carcomidos por las divisones , provocadas por las luchas entre facciones internas, lo que debilitaba a ambos e impedía la victoria de ninguno de los contendientes.

La inestabilidad se apoderó del país, también de los sucesivos Gobiernos, que fueron cayendo fruto de sucesivos Golpes de Estado.

En 1.971, el ex-teniente del Ejército Joseph Lagu unificó todas las organizaciones guerrilleras, fundando el Movimiento de Liberación de Sudán del Sur. Por fin, conseguían los rebeldes sureños hablar con una sola voz. El final de esta primera guerra civil sudanesa llegó gracias a la mediación del cristianismo africano, concretamente del Consejo Mundial de Iglesias y la Conferencia de Iglesias de Toda África.  La I Guerra Civil había costado 500.000 vidas, de las que 4/5 partes eran no combatientes.

Joseph Lagu en una imagen de hace pocos años.

La recompensa para los rebeldes sureños a cambio de renunciar a la lucha armada sería la concesión de una región administrativa unificada con varios poderes definidos. Este armisticio se firmó en el llamado Acuerdo de Addis Abeba. Pero fue un espejismo, porque en la práctica, el Gobierno norteño lo infringía de manera reiterada, llevando a cabo numerosas incursiones militares en el sur, lo que inevitablemente llevaría a la reanudación definitiva de las hostilidades en 1.983, con el inicio de la segunda guerra civil sudanesa, que ha durado hasta hace pocos años.

Antiguo mapa de Sudán, cuando el país estaba unificado.

 Actual mapa donde se muestran los dos Sudán. Sudán del Sur vive una situación de extrema pobreza.

Panorámica de la Gran Mezquita de Jartum.

Fuente: Wikipedia.

Para saber más:

Sudán del Sur. El olvido como solución. Guadi Calvo. Rebelión.

Soldados sin bandera. Joaquín Mañes Postigo. Ed. Magase. Pág 282-290.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 29, 2015 en África subsahariana.