RSS

Robert Aldrich (1.918-1.983). Las mejores películas de un cineasta sensacional.

09 Jul

Si había un director del Hollywood clásico de mis favoritos, del que todavía tenía pendiente escribir ese era Robert Aldrich (1.918-1.983), uno de los cineastas más audaces, creativos y con más personalidad que ha habido en la industria del cine estadounidense. Es verdad, que habría que matizar la adscripción de  Aldrich al período clásico, porque él fue uno de esos directores,al que por edad le tocó trabajar en los últimos lustros o décadas del cine clásico y en las primeras del cine moderno o contemporáneo. Y lo cierto es que se movió con una gran soltura y brillantez en ambos períodos del cine norteamericano.  Lo que demuestra que tenía una gran capacidad de adaptación al medio y a los nuevos tiempos. Fue una de sus muchas virtudes. Virtudes que no siempre fueron apreciadas por unos mandamases de la industria egoístas, cortoplacistas y obtusos. Mandamases que le terminarían marginando y soterradamente expulsando de la industria.

A lo largo de sus alrededor de treinta años de carrera como director (1.953-1.981), trabajó los más variados géneros,- western, suspense, aventuras, drama psicológico, bélico, policíaco, comedia y peplum. Siempre adoptó su sello personal en todos los proyectos en que intervino, incluso cuando los grandes estudios pretendían atarle corto, supervisando en todo momento su trabajo. A continuación muestro una selección de títulos de Robert Aldrich, aquellos que he ido viendo a lo largo de muchos años. No he conseguido de momento ver toda su filmografía, pero si los suficientes títulos como para hacerme una idea general de su obra y de su figura.

Imagen relacionada

Apache (1.953), fue un western valiente al tomar claro partido por los indios y sus derechos, cosa que era practicámente inexistente  en Hollywood, si exceptuamos el caso de la exitosa Flecha rota (Delmer Daves, 1.950). Es un inteligente alegato antirracista que denuncia la situación de marginación, aislamiento y apartheid en que vivían los nativos norteamericanos en su propio país tras la conquista y expoliación de sus tierras por el hombre blanco anglosajón protestante. Desgraciadamente, a pesar del éxito de Apache, la visión de los indios como los malos de la función, siguió siendo la tónica general hasta finales de los 60, cuando los cambios sociales y culturales producidos en todo el mundo occidental trajeron nuevas visiones de los mismos hechos. Con esta película, Aldrich ya comenzaba a mostrarse como un cineasta innovador y con personalidad propia, capaz de combinar con eficacia el alegato con el mejor cine del Oeste y el relato de aventuras. Tampoco podemos olvidar que a la solidez de la historia, se une la vigorosa interpretación de Burt Lancaster, un actor siempre comprometido con proyectos cinematográficos de denuncia o de  corte progresista.

Veracruz (1.954), fue una película sencillamente sensacional, pues combinó como ninguna otra ha hecho los géneros del western y de aventuras. Las correrías de dos aventureros en el México ocupado por Francia dan lugar a una brillantísima historia cuyo interés no decae en ningún momento y nos retrata con convicción dos estereotipos masculinos muy diferentes entre sí. Además, nos otorga el placer de disfutar del duelo interpretativo de dos titanes del cine clásico: Gary Cooper y Burt Lancaster. Ambos reforzados por un espléndido elenco de secundarios, entre los que se cuenta nuestra Sarita Montiel, en la que fue la primera de sus tres películas en Hollywood.

Imagen relacionada

Kiss me deadly (1.955), es una de los mejores filmes de cine negro de la Historia. Aún así, es muy poco conocida, siéndolo tan sólo por los cinéfilos que la consideran, y con razón como una obra de culto. Es una adaptación de una novela de Mickey Spillane, de la saga protagonizada por el detective Mike Hammer. Resulta bastante original  en muchos aspectos, y cuenta con un comienzo sorprendente y un final de lo más inesperado. Muy buena elección para el papel protagonista de Ralph Meeker. Por cierto, en el único papel protagonista de toda su vida.

Imagen relacionada

¿Qué fue de Baby Jane? (1.962). En esta película, Aldrich abordó por primera vez el tema de la crueldad entre mujeres, donde una atormenta y humilla a otra, o trata de volverla loca. Volvería a este tema en Canción de cuna para un cadáver (1.964) y El asesinato de la hermana George (1.968). Sin duda, estamos ante una de las películas más enervantes y crueles que se hayan realizado, pero también ante una de las obras cumbres de su autor, que supo mezclar a la perfección el drama femenino psicológico con el suspense, aproximándose en algún momento al terror. La historia, la ambientación/estética, y su desarrollo recuerdan a Hitchcok y especialmente a Psicosis (1.960). Fue uno de los mayores éxitos de taquilla de Aldrich, quién lo necesitaba, después de una serie de filmes que habían fracasado entre el público.Este filme supuso el comienzo de la colaboración entre Robert Aldrich y el guionista Lukas Heller, que se prolongaría durante cinco películas más. ¿Qué fue de Baby Jane está basada en una novela de Henry Farrell, autor cuyo mundo impactó tanto a Aldrich, que volvió a adaptarle en Canción de cuna para un cadáver.

Resultado de imagen de 4 tios de texas

4 Tíos de Texas (1.963), fue un western en clave de comedia, entretenido, pero nada más. No aportó nada a la filmografía de Aldrich y ciertamente parece más un trabajo de encargo, que un proyecto creado por él. Con todo, resulta simpática y se disfruta su excelente elenco de actores famosos.

 Imagen relacionada

Canción de cuna para un cadáver (1.964).  De nuevo una historia sobre una relación femenina víctima/verduga, y de nuevo, Bette Davis, aunque aquí cambia de registro, pues pasa a ser la víctima. La diferencia fundamental con ¿Qué fue de Baby Jane?, es que aquí, los elementos dramáticos han sido completamente borrados en beneficio de un predominio absoluto del suspense. Además, los elementos terroríficos, que en aquella, sólo se insinuaban aquí están mucho más desarrollados por la vía de lo fantasmagórico. Lo cierto, es que a más de cincuenta años de su realización, esta película sigue resultando bastante inquietante y hay escenas que siguen dando miedo. Lo cual tiene mérito, después de tantos años.

 Resultado de imagen de the flight of the fenix 1965 images

El vuelo del Fénix (1.965). Inteligente película de aventuras, subgénero supervivencia en la que un grupo de hombres quedan aislados en medio del desierto al estrellarse el avión en que viajaban. En este contexto, el ingenio y las habilidades técnicas y manuales resultarán mucho más útiles que el valor y la fuerza bruta, lo que distingue a este filme de los relatos de aventuras clásicos. Eficaz retrato de las más variadas personalidades/psicologías  masculinas  y excelente reparto que hace subir varios enteros a la historia. Buena, sobre todo por lo original (en aquella época) de su planteamiento, así como por su desarrollo. Ahora bien, las dos horas y media que dura, a veces se antojan algo excesivas.

 Resultado de imagen de The dirty dozen 1967 images

Doce del patíbulo (1.967). Una de las mejores películas bélicas de todos los tiempos. Tiene la original idea de poner en el lugar de los héroes a un grupo de criminales y delincuentes de la peor calaña que tendrán una última oportunidad de salvarse de la pena de muerte si llevan a cabo una arriesgadísima misión que es clave para el avance alíado. Esta historia, además,  aborda temas muy diversos desde la discriminación racial hasta el hecho de como nacer en un ambiente desfavorable puede condicionar el resto de tu vida, sin olvidar el fanatismo religioso. Vista hoy día, la película resulta muy atrevida, sino políticamente incorrecta. La parte final es de las que no se olvidan, pues te mantiene pegado al sillón sin poderte mover, de lo emocionante que resulta. Una de esas películas que uno nunca se cansa de ver. Fue uno de los mayores éxitos de taquilla de Aldrich.

Resultado de imagen de The killing of the sister George images

El asesinato de la hermana George (1.968). Segunda película que abordó el tema de la homosexualidad femenina (la primera había sido La calumnia, dirigida por William Wyler en 1.961) y la primera que mostraba claramente una relación de pareja entre dos mujeres. En esta historia, Aldrich volvía a su recurrente tema de una mujer sometiendo o maltratando a otra. Y es que como en Baby Jane, estamos ante un drama femenino psicológico. Aunque la historia llega en determinados momentos a ser bastante desagradable, es imposible dejar de verla, por lo bien narrada que esta la historia que cuenta. El trabajo de las actrices es formidable. Es un filme valiente por atreverse a contar lo que contaba en una época en la que todo lo relacionado con el aspecto sexual era tema tabú, y más lo referente a la homosexualidad. El único reproche que cabe hacerle a la película es la imagen estereotipada de las lesbianas en la escena del club semiclandestino, pues parecen todas chicos. Y habrá lesbianas femeninas, digo yo. Pero, teniendo en cuanta la época y la poca información disponible entonces sobre el tema, se le perdona.

Resultado de imagen de the grissom gang photos

La banda de los Grissom (1.971) está inspirada en el Clan Barker, una familia de gansters psicópatas de principios de los años 30. La historia, tremendamente violenta, muestra la infinita amoralidad del ser humano al tiempo que nos precipita por un guión vertiginoso que recoge las mejores enseñanzas del cine negro. La película tiene partes y secuencias de una dureza extrema, que siguen impactando a pesar del tiempo transcurrido desde que se rodó. Es de agradecer que Aldrich no descuidase el mostrar con eficacia los retratos psicológicos, pues contribuyen de manera notable a dar mayor coherencia y fuerza al relato. El filme, narrativamente funciona a la perfección, pues no sobra nada de lo que se cuenta. Sin embargo, el público de la época no estaba preparado todavía para una obra de estas características, y la película fracasó en taquilla. Como dato curioso, señalar que el año anterior había sido realizada otra película sobre el Clan Barker: Mama sangrienta (1.970), de Roger Corman.

Imagen relacionada

En El emperador del Norte (1.973), un argumento en teoría tan endeble como el enfrentamiento entre un vagabundo sin ley y un conductor de tren, se convierte en un formidable guión en el que la acción no decae en ningún momento y nos engancha desde el principio. De nuevo, un enfrentamiento entre psicologías contrapuestas, un ritmo endiablado y un gran aprovechamiento de los espacios naturales. La escena del combate  final a muerte entre los dos protagonistas es de antología, pues está rodada de manera soberbia.

Resultado de imagen de Robert Aldrich imagenes

Robert Aldrich.

Para una apropiada y exhaustiva información sobre este director:

Jaime Iglesias Gamboa. Robert Aldrich. Ed. Cátedra. Signo e Imagen/Cineastas. Nº 76 de la colección.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 9, 2017 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: