RSS

El beso del vampiro (Don Sharp, 1.963). Una entrañable película de la Hammer con elementos muy originales para la época.

12 Ene

Siempre me gustaron las películas de terror de la Hammer por varias razones. Su fotografía y tonos cromáticos, su clasicismo, su ambientación y su acertada puesta al día de los mitos clásicos que la Universal había llevado ya a la gran pantalla en los años 30 y 40. El cine de la Hammer, -al igual que las adaptaciones que de los relatos de Poe hizo Roger Corman, que también me encantan-, me parece que es el que mejor retrata el género de terror, pues son las películas de la productora británica, las que con más acierto plasman el espíritu del relato gótico clásico. Hoy día, eso se ha perdido y lo que hay en el subgénero vampírico es una aberración tras otra, desnaturalizando la esencia del vampiro en filmes como Blade, hasta dejarlo completamente irreconocible. El saber que ese tipo de cine ya no volverá  a hacerse nunca más, le da a este otro punto más en su favor. La película que nos ocupa, El beso del vampiro (Don Sharp, 1.963), ha sido una experiencia muy gratificante en cuanto a poder reencontrarme con ese cine. Desde niño, estuve intentando encontrarla infructuosamente, y ahora, 30 años después, lo he conseguido.Y debo decir que el resultado global,- salvo por algunos aspectos técnicos excesivamente rudimentarios, especialmente evidentes en la escena final-, es bastante satisfactorio.

Resultado de imagen de the kiss of the vampire 1963 images

La película es valiosa, porque al tiempo que sigue la línea argumental tradicional de este tipo de historias, introduce elementos muy originales y que por entonces (1.963), no habían sido apenas tratados. Uno de ellos es el mostrar a los vampiros como una sociedad secreta, que mientras que funciona al margen del resto de la sociedad, pretende dominar a esta, en lo que podríamos establecer un paralelismo con organizaciones a las que siempre se ha acusado de mover los hilos del mundo entre bastidores, como los rosacruces, la masonería o los iluminati. Otro es el trasladar la acción de las ya habituales Transilvania y Londres a Alemania, concretamente a Baviera, estado que debido a sus numerosos y célebres castillos, resulta perfecto para la ubicación de la trama. Un tercer elemento original es el baile de máscaras (los hombres) y antifaces (las mujeres), que sin duda tuvo que inspirar a Roman Polanski para realizar la insuperable El baile de los vampiros, cuatro años más tarde, pues la parodia que realizó el cineasta franco-polaco, mostraba que este conocía bastante bien los códigos estéticos y narrativos de la Hammer.

Resultado de imagen de the kiss of the vampire 1963 images

La escena inicial, previa a los títulos de crédito es magistral, hasta el punto de considerar que hay pocas películas que empiecen tan bien. Los personajes, sobre todo la pareja protagonista, resultan algo pueriles o inocentes, más de cincuenta años después, pero hay que tener en cuenta que la sociedad de aquel momento también era mucho más pueril e inocente. La película nos sabe mostrar el choque entre dos mundos, uno de ingenuidad e inocencia,-remarcable por lo confiada que resulta la pareja protagonista-, y otro de maldad y actitudes frías y calculadas. Con tan sólo dos escenarios (posada y castillo), el director Don Sharp consiguió crear un relato que durante los ochenta y tantos minutos que dura el filme se sigue con interés en todo momento. Habrá quién reproche las deficiencias técnicas, pero hay que darse cuenta que es un filme de principios de los 60, de una productora que trabajaba con presupuestos ajustados y que en aquellos tiempos, incluso las películas de ciencia-ficción estadounidenses (la mayor potencia en efectos especiales) eran algo cutres.

Resultado de imagen de the kiss of the vampire 1963 images

En definitiva, una película de vampiros como Dios manda. Con vampiros que son como tienen que ser y no como los de las últimas décadas, que parecen ejecutivos de alguna multinacional (Blade), pandilleros moteros (Jóvenes ocultos), etc. Se la recomiendo a todos aquellos que buscan poder volver a refugiarse en el calor de lo clásico y hoy desaparecido. En obras que como esta, tanto por sus aciertos, como por sus evidentes limitaciones, resultan entrañables.

Resultado de imagen de the kiss of the vampire 1963 images

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 12, 2017 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: