RSS

Al límite (Martin Scorsese, 1.999). Una visión enervante y dantesca de una sociedad con demasiados excluidos que nos resultan invisibles.

27 Dic

He estado viendo una película muy extraña, que es sin duda una de las películas menos conocidas del maestro Scorsese. Se trata de Al límite (1.999), cuyo título original es Bringin out of the death (Traerlos fuera de la muerte). La película trata sobre un conductor de ambulancias que trabaja en el turno de noche y al que en sus trayectos diarios le toca cubrir uno de los distritos más conflictivos de la ciudad. Se trata de una amplia área donde viven todos los sectores socialmente excluidos, aquellos a los que solemos calificar como el lumpen. Es decir, los mendigos, drogadictos, prostitutas, proxenetas, alcohólicos, maleantes, carteristas y locos. Lo que para sus compañeros de jornada laboral es algo rutinario y asumido, para él resulta algo estresante y mentalmente desestabilizador. Verse obligado a “patrullar” en esa realidad infernal, llevará al personaje a adentrarse sin poder evitarlo en los más oscuros recovecos de la mente humana y a introducirse en ambientes sumamente peligrosos. Aunque en un primer vistazo, este filme pueda suponer una rareza dentro de la filmografía de Scorsese,- y hasta cierto punto lo es-, una segunda mirada más observadora, nos mostrará evidentes paralelismos con Taxi Driver (posiblemente la obra más famosa del propio Scorsese). Sólo que mientras en aquella, la mirada hacia una sociedad habitada por desechos sociales se ejercía a través del taxi, aquí lo es por medio de una ambulancia. Y donde antes había un justiciero empleador de una violencia redentora y purificadora, aquí hay un viaje autodestructivo hacia las entrañas de la locura, metáfora implacable de nuestra impotencia a la hora de asimilar tantas realidades cotidianas horrorosas. La ciudad es un lugar poblado por criaturas excluidas al lado de las cuales pasamos sin reparar en su existencia. Podemos ignorar a los mendigos, los drogadictos o los locos porque no tenemos que tratar con ellos en nuestros trabajos, pero un camillero de servicio nocturno si tiene que hacerlo. La pregunta a que podría llevarnos la película sería: ¿en qué nos hemos convertido como sociedad?. O ¿en qué momento, en qué década empezamos a dejar a tanta gente por el camino, sin darnos cuenta?.

Otra reflexión que podríamos hacer es la gran relación entre exclusión social y pobreza por un lado, y el aumento de las enfermedades mentales, por otro. Una sociedad que acepta pasivamente que sus principios los rija un economicismo basado en un darwinismo social (como es el neoliberalismo) no sólo es una sociedad cobarde. Es sobre todo una sociedad enferma.

Por todas estas razones, y a pesar de no contarse entre las obras maestras de su autor como Toro salvaje, La edad de la inocencia o Infiltrados, lo cierto es que nos hallamos ante una cinta lúcida y reflexiva, que nos enseña lo frágiles que son nuestras existencias cuando vivimos permanentemente en un mundo de locos. La deshumanización de la sociedad, empezando por los comportamientos de ciertos profesionales de la sanidad, está muy bien retratada y hay que valorar muy positivamente el trabajo de todo el reparto, desde por un Nicolas Cage, -que poco después caería en el cine más ramplón y comercial, arruinando su hasta entonces brillante carrera-, hasta un Marc Anthony, que fuera de su habitual faceta musical, demuestra unas cualidades interpretativas nada desdeñables, y sin olvidar tampoco a ese ángel de mirada melancólica llamado Patricia Arquette.

Imágenes del filme.

Resultado de imagen de Bringing out of the dead images

Resultado de imagen de Bringing out of the dead images

Resultado de imagen de Bringing out of the dead images

Resultado de imagen de bringing out the dead

Resultado de imagen de bringing out the dead

Resultado de imagen de bringing out the dead

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 27, 2016 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: