RSS

El Jesucristo italiano. Davide Lazzaretti y el movimiento milenarista de la Toscana.

27 Nov

Hoy traigo información sobre un movimiento de carácter milenarista acaecido en la Italia Central, en la región de la Toscana a finales del siglo XIX. Se trata del movimiento lazaretista. Este fue una combinación del clásico movimiento religioso milenarista medieval con fuertes demandas sociales. Por un lado, el retorno al cristianismo primitivo. Por otro, la impregnación por este movimiento de las ya entonces pujantes ideas socialistas y comunistas. De hecho, el lazaretismo fundará comunas donde impera un modo de vida igualitario. Aún así, el adjetivo comunista que se aplica a estas comunas, he preferido entrecomillarlo, habida cuenta de que en la década de 1.868-1.878, no había existido aún ninguna experiencia comunista, salvo la muy efímera Comuna de París de 1.871, y por no dar lugar a confusión

. La principal causa del inicio y expansión de esta secta milenarista fueron los traumáticos efectos que supuso la llegada del capitalismo a unas zonas, hasta entonces agrarias, aisladas y premodernas.  Los cambios en las estructuras económicas y sociales, sobre todo los que se producen en un período muy corto de tiempo, suelen desestructurar y convulsionar a las sociedades en que se dan, tanto más, cuanto más primitivas sean estas y más tiempo hayan pasado congeladas en el tiempo. Ese era el caso de buena parte de Italia en el siglo XIX, y también de la región de la Toscana, donde nació el lazaretismo. A esto hay que añadir la rigidez social de una sociedad estamental dividida entre unos pocos que lo poseen todo y unas mayorías desposeídas, explotadas y continuamente humilladas. Puesto que estas gentes humildes eran creyentes, pero les era evidente que la Iglesia oficial llevaba muchos siglos traicionando el mensaje de Cristo al aliarse sistemáticamente con los ricos, no les quedaba otra opción que refugiarse en un movimiento que predicase el retorno al cristianismo primitivo.

Por estructura o clase social, la mayoría de ellos eran pequeños labradores, aparceros y artesanos. Es decir, solían poseer alguna parcela de tierra, que sin embargo, no les solía dar para vivir. Luego, una exigua minoría de ellos, eran ricos.

El Monte Amiata se encuentra en el extremo sudeste de Toscana, allí donde linda con Umbría y el Lacio. Se trata de un área montañosa muy atrasada, dedicada al pastoreo y a la agricultura. Los 2/3 de la población de Arcidosso, la ciudad más importante de la región, eran analfabetos.

Davide Lazzaretti nació en 1.834 y se hizo carretero viajando por toda la región. En 1.868 sufrió una profunda conversión religiosa. Lazzaretti era seguidor del Papa, aunque sus sermones tenían algunos matices republicanos y de izquierdas. Durante varios años tuvo el apoyo de la Iglesia, debido a que desde esta institución consideraban que sus prédicas podían contrarrestar de algún modo la influencia liberal secular.

Resultado de imagen de davide lazzaretti images

Al darse a conocer como hombre santo a partir de 1.868, Lazzaretti empezó a elaborar sus doctrinas y profecías. Creía ser un remoto descendiente de un monarca francés. A fines de 1.870, anunció a un profeta, un capitán, un legislador y reformador de leyes, que había de alzarse y liberar a los pueblos, ahora esclavos del despotismo. Un monarca reconciliaría a la Iglesia con el pueblo italiano. Ese monarca descendería de las montañas seguido por mil jóvenes varones, todos de sangre italiana, y a los que llamaría Milicia del Espíritu Santo, quienes habrían de regenerar el orden moral y civil. En poco tiempo se puso a fundar colonias “comunistas” en Monte Amiata, donde los fieles construyeron una iglesia y una torre para él. Todo esto hizo que se le acusase de actividades subversivas, pero se las arregló para no ser condenado gracias a algunos apoyos locales influyentes.

Desde ese momento fue dejando atrás cada vez más la vieja ortodoxia. En el curso de diversos ayunos y viajes, fue desarrollando la versión final de su doctrina. Él, Lazzaretti, habría de ser el rey y el Mesías; el Señor construiría siete ciudades sagradas, una sobre el Monte Amiata, y las demás en los países y lugares que conviniese.

Resultado de imagen de davide lazzaretti images

Hasta entonces había habido el Reinado de la Gracia (que identificaba con el pontificado de Pío IX). Le seguiría el Reinado de Justicia y la Reforma del Espíritu Santo, la tercera y última era del mundo. Sus seguidores deseaban la instauración de la República de Dios.

El momento fue crucial llegó en 1.878. Lazzaretti volvió de Francia donde había encontrado algunos ricos patrocinadores, y declaró ser el Mesías. Cuando informó de ello al Vaticano, fue inmediatamente excomulgado, como era de esperar.

Pero, en Monte Amiata, su influencia era mucha. Hombres y mujeres venían a verle, hasta el punto de que las iglesias locales estaban vacías.

Anunció que descendería de su montaña el día antes de la Asunción, es decir, el 14 de agosto. Se reunió allí una multitud de 3.000 personas. Había comprado y confeccionado para sus seguidores un conjunto de trajes especiales, que llevaban como “Legión Italiana” o “Milicia del Espíritu Santo”. Se enarboló la bandera de la República de Dios. Por diversas razones, la bajada de Lazzaretti se pospuso hasta el 18 de agosto. Aquel día, los lazaretistas, cantando himnos, bajaron de la montaña sobre Arcidosso, topándose con los carabinieri, que les dieron orden de regresar. Lazzaretti les plantó cara, y tras una alborotada discusión, los carabinieri dispararon, y Lazzaretti fue uno de los muertos. Sus principales apóstoles fueron juzgados y sentenciados, tratando en vano el tribunal de probar que se habían propuesto saquear las casas de los ricos o hacer una revolución terrenal. Desde luego, no hubo tal. Lo que estaban organizando era la República de Dios. Lo malo, como se vio, era que el tiempo no estaba maduro.

Este fue el final del movimiento lazaretista. Final, a nivel oficial, pues muchos siguieron siendo lazaretistas en la clandestinidad o en la intimidad. Con el tiempo, aquellos que habían sido militantes del lazaretismo, acabarían siendo absorbidos por los movimientos socialista y comunista. Estaba claro que el componente milenarista del lazaretismo sólo podía sobrevivir formando parte de un movimiento político social de carácter racionalista y moderno, pues el milenarismo por sí solo, dada su naturaleza medieval e irracional, estaba condenado al fracaso en los siglos XIX y XX.

La obra principal de Lazzaretti son los Rescritti Profetici, también titulados El despertar de los pueblos.

Resultado de imagen de davide lazzaretti images

Simbología lazaretista.

.

 

Imagen relacionada

Resultado de imagen de davide lazzaretti imagenes

 

 

Fuente: Eric Hobswam. Rebeldes primitivos. Ed. Crítica. Libros de Historia. Capítulo 4.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 27, 2016 en Sectas y Religiones.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: