RSS

10 Guerras a través de 10 películas que debes ver.

08 Jun

He decidido escribir sobre la guerra a través del cine. La guerra desde múltiples puntos de vista: como afecta a las vidas cotidianas de las personas, las operaciones militares, los conflictos ideológicos, las secuelas físicas, psicológicas o laborales que tienen en los combatientes, etc. Creo que es un tema que da para mucho. Y habiendo visto películas que retratan al menos 10 conflictos bélicos, he creído llegado el momento de hacer una breve reseña indicativa de esas 10 películas, para recomendarlas a la gente. Las he ordenado no por orden cronológico en que fueron realizadas sino por el orden histórico en que se fueron sucediendo esas guerras, empezando por la Guerra de Crimea (1.854-1.856) y terminando por la Guerra de las Malvinas (1.982). Son películas muy distintas entre sí. Unas se centran más en los aspectos humanos, otras en la espectacularidad visual y otras en las disputas ideológicas o religiosas. Pero todas merecen ser vistas y debidamente valoradas.

La última carga (Tony RIchardson, 1.968).

Una inteligente sátira contra una guerra injusta y absurda como fue la de Crimea (1854-56), en la que se mezclan en algunos momentos imágenes de animación con mensajes irónicos de manipulación política. Es una crítica a la propaganda de guerra. A destacar su excelente reparto, con algunas de las mejores figuras del cine británico.

Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1.957).

Magnífica película que supone una denuncia en toda regla contra el militarismo y las jerarquías que de este se derivan, las cuales llevan a la arbitrariedad y a decisiones injustas. En Francia estuvo prohibida por el Gobierno del general De Gaulle, pues se supone que atacaba el honor del ejército francés. En España también se prohibió y tuvimos que esperar 29 años (hasta 1.986) para poder verla.

Tierra y libertad (Ken Loach, 1.995).

La mejor con diferencia de las películas sobre nuestra última guerra civil (hemos tenido por lo menos 5). La mejor documentada y la única que profundiza en numerosos aspectos: cuestiones anímicas y psicológicas de los protagonistas, las luchas internas dentro del campo republicano, el abandono de la República por las democracias occidentales, etc.

Doce del patíbulo (Robert Aldrich, 1.967).

De todas las películas sobre la II.Guerra Mundial, esta es mi favorita, pues resulta muy entretenida de principio a fin, los personajes están muy bien hilvanados, la parte final es de lo más emocionante y tiene el valor y la incorrección política de atreverse a poner a criminales y delincuentes como héroes en potencia.

La colina de los diablos de acero (Anthony Mann, 1.957).

Un relato desgarrador, angustioso y sobre todo, desmitificador de la Guerra de Corea. Es una de esas películas en las que apenas se ve al enemigo, aunque sabes que está ahí, escondido para atacar lo que tensa más al espectador. Por su carácter desmitificador y antiheroíco, no contó con el apoyo del Departamento de Defensa ni del Pentágono.

Mando perdido (Mark Robson, 1.966).

Una de las poquísimas películas sobre la Guerra de Argelia. Muy amena y con el acierto de la ambiguedad ideológica que supone poner un malo en cada bando. Lástima que se me cortara la cinta justo cuando quedaban 10 minutos para terminarla y me quedara sin el final. Pero el resto me gustó tanto que por eso la recomiendo.

Platoon (Oliver Stone, 1.987).

Frente a la propaganda reaganiana de películas como Desaparecido en combate o Rambo, hubo películas honestas como Platoon, que se atrevieron a mirar de frente al público americano y contarle las miserias y atrocidades de una guerra en la que USA nunca debió involucrarse. Para mí, la mejor sobre Vietnam. Ha envejecido mucho mejor que El cazador y no tiene el excesivo efectismo de Apocalipse Now.

Beirut West (Ziad Doueiri, 1.998).

Una historia sobre adolescencias y juventudes truncadas por la Guerra Civil. La complejísima Guerra Civil Libanesa que duró la friolera de 15 años vista a través de los ojos de tres adolescentes que ven como, literalmente, de la noche a la mañana, todo su mundo se desmorona y el París de Oriente Medio se convierte en un infierno de violencia y divisiones sectarias. Me recuerda un poco a Las bicicletas son para el verano (Jaime Chávarri, 1.983).

Salvador (Oliver Stone, 1.986).

De nuevo Oliver Stone, y es que hubo una época que estuvo sembrado antes de caer en aberraciones como Asesinatos natos o relatos soporíferos como Alejandro. Aquí se retrata la crudeza de la Guerra Civil Salvadoreña y el difícil y peligrosisímo trabajo de los periodistas de guerra. Stone fue muy valiente por mostrar como el Gobierno estadounidense de aquel entonces estaba apoyando a una dictadura militar genocida para con su pueblo.

Iluminados por el fuego (Tristán Bauer, 2.005).

Las consecuencias psicológicas de la Guerra de las Malvinas. La única guerra que se conoce hasta el momento en que más gente ha muerto por suicidio posterior a la terminación del conflicto, que por bajas en combate. Un relato que da que pensar, sobre todo en lo referente a una juventud sacrificada en una guerra inútil para satisfacer los delirios nacionalistas de una Junta de militares asesinos.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 8, 2016 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: