RSS

Los Carbonarios. Historia de la famosa sociedad secreta italiana.

02 May

Los Carbonarios eran los miembros de una sociedad secreta llamada Carbonería fundada en Nápoles durante los primeros años del siglo XIX en el contexto de la invasión napoleónica de Italia (1.805-1.814), basada en valores liberales y fines nacionalistas.

Su nombre deriva del gremio de los trabajadores del carbón. Del mismo modo que los masones se inspiran en los trabajadores del gremio de la construcción. Como en cualquier otra sociedad secreta, quién se inscribía no podía conocer todos los objetivos de la sociedad en el momento de su entrada. Cuando eran iniciados, pasaban una época en la que eran llamados apprendisti (aprendices) y ya con el tiempo, pasaban a ser maestri (maestros).

Los Carbonarios se reunían en un recinto llamado vendita que era de madera en forma de granero, con el piso de ladrillos a imitación del de las logias masónicas, y asientos con respaldo. Al fondo se ubicaba un bloque sustentado en tres patas, en el que tenía su asiento el Gran Maestre; a ambos lados de éste había otros bloques de la misma forma, en los que se  sentaban respectivamente el orador y el secretario.

En el bloque donde estaba sentado el Gran Maestre figuraban los siguientes símbolos: un paño de hilo, agua, sal, una cruz, hojas, palos, fuego, tierra, una corona de espinas blanca, una escalera de mano, una pelota de hilo y tres cintas: una azul, otra roja y otra blanca.

Para alumbrar la sala había un triángulo iluminado con las iniciales del segundo grado grabadas en su centro. A la izquierda había otro triángulo con las armas de la logia grabadas. A la derecha triángulos transparentes, cada uno con las iniciales de las palabras sagradas del primer grado.

Ceremonia de admisión de un nuevo miembro en una vendita.

La admisión del candidato se hace por sufragio, y bastan tres bolas negras para rechazarlo; éste debe contar con un mínimo de edad 33 años y 3 meses , a la que se creía que había muerto Jesús.

La vendita o logia está establecida en un lugar secreto y apartado, sólo conocido por los grandes Maestres, iniciados ya en el grado: es triangular y truncada en su extremo oriental.

Las instrucciones que recibe el candidato dan a entender que el objetivo es político y busca conseguir la independencia y unificación de todo el territorio italiano. A  cada individuo se le señala la misión que tendrá que desempeñar en la lucha que se avecina. La Carbonería tenía como finalidad que una vez Italia se hubiese unificado se promulgasen libertades políticas y una Constitución de signo liberal. Después de liberada Italia, se confiaba en que ese mismo objetivo se cumpliese en el resto de naciones europeas y se enterrase definitivamente al Absolutismo en el continente.

Giuseppe Mazzini (1.805-1.872), padre de la Italia unificada, fue en su momento, uno de los principales líderes del Carbonarismo.

Los miembros de la Carbonería solían pertenecer a clases sociales elevadas. Estaban divididos en dos sectores. Uno civil, orientado hacia la protesta pacífica y la propaganda y, otro militar, destinado a la lucha armada. De hecho, los dirigentes carbonarios comenzaron cada vez más a optar por acciones violentas, con estrategias de tipo guerrillero. Sus primeras revueltas antiabsolutistas se produjeron en Nápoles en 1.820, inspiradas en la sublevación triunfante de Rafael del Riego en España ,acaecida  el primer día  de ese mismo año.

Lucharon contra varios enemigos a la vez: el infante español Fernando I de las Dos Sicilias, y a los monarcas que componían el triángulo de naciones absolutistas conocido como la Santa Alianza (Austria, Prusia y Rusia). Aunque tuvieron algunos éxitos militares, también sufrieron importantes derrotas, lo que les llevó a muchos de sus miembros a integrarse en otra organización llamada Unidad Italiana. Para cuando se produjo la independencia y unificación de Italia (1.871), hacía cerca de un cuarto de siglo que la Carbonaría, derrotada y desmoralizada se había autodisuelto.

.Los Carbonarios tenían dos proyectos de Constitución: uno era el programa de la República de Ausonia (región del sur de Italia) y, el otro, la Constitución propuesta a Inglaterra en 1.813.

El Carbonarismo se extendió a Francia, España y Portugal. En nuestro país fue introducida por inmigrantes italianos y franceses. Se establecieron venditas en Madrid, Cataluña, Valencia y Málaga. Fue en Cataluña donde tuvieron más seguidores, si bien nunca consiguieron tomar el poder.  Durante la  Década Ominosa (1.823-1.833), bajo Fernando VII, sufrieron una cruel persecución y represión.

El último y efímero líder que tuvo el Carbonarismo en España fue Nicolás María Rivero, de ideales republicanos, a mediados del siglo XIX.

En la actualidad también existen pequeñas comunidades carbonarias en algunos países de Sudamérica.

Carbonarios brasileños, paraguayos y argentinos.

 Bandera del Carbonarismo.

Fuente: Tomás Baeza. Sectas y sociedades secretas. Ed.Bruguera. Ciencias Ocultas.

            Wikipedia.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 2, 2016 en Sectas y Religiones.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: