RSS

Lenny Murphy, el psicópata que se metió a terrorista.

22 Abr

Los conflictos políticos armados pueden ser una excusa perfecta para que los psicópatas de la peor especie campen a sus anchas. Gente como Lenny Murphy, que en cualquier otro contexto no hubieran sido nadie y hubiesen sido rechazados y tratados como criminales (como lo que realmente eran) por sus conciudadanos, en conflictos como el del Ulster, son tratados como héroes por sus respectivas comunidades. Y es muy triste. El conflicto del Ulster ha dejado 3.630 muertos por el camino en las varias décadas que ha durado. Se han cometido muchas atrocidades injustificables por ambos bandos. Tanto por el IRA (Ejército Republicano Irlandés) como los diferentes grupos paramilitares unionistas y protestantes. Sobre estos últimos, por lo que he leído sobre ellos, son unos auténticos carniceros, y en numerosas ocasiones, sus métodos de asesinato son muy similares a los de los escuadrones de la muerte centroamericanos. Por otro lado, el IRA se entregó a una espiral de violencia indiscriminada, colocando bombas en lugares públicos y creando una sensación de terror generalizado en amplios sectores de la población. Tanto uno como otro bando han acabado teniendo negocios con organizaciones mafiosas y del crimen organizado. Por ejemplo, corrieron rumores de que al menos una empresa constructora londinense actuó como tapadera del IRA.

En definitiva, décadas de asesinatos y sufrimiento dejan un poso de trauma y odio en las dos poblaciones enfrentadas por una guerra de religión (católicos contra protestantes) combinado con dos nacionalismos antagónicos (independentistas contra unionistas). Es en estos contextos trágicos y excepcionales, donde surgen personajes con una maldad extrema como el que nos ocupa.

Hugh “Lenny” Murphy era un hombre menudo de pelo oscuro ondulado y alegres ojos azules. De niño había extorsionado a sus compañeros de escuela para que le entregaran dinero amenazándolos con sus hermanos mayores. Desde niño odiaba a los católicos. Desde muy joven formó parte de la UVF (Fuerza de Voluntarios del Ulster), el principal grupo terrorista paramilitar unionista de Irlanda del Norte. Tenía tatuados en el torso Guillermo de Orange y la Mano Roja del Ulster, los principales símbolos unionistas protestantes, además de los más convencionales Papa y Mama, en las manos.

En 1.972, a la edad de veinte años, Murphy y sus amigos  secuestraron a un católico de treinta y cuatro años en un taxi. El hombre fue retenido en la sala de juegos del Club Social Lawnbrook, una taberna lealista, hasta que la clientela que no pertenecía al núcleo duro, se dispersó. Después de medianoche, el hombre fue apaleado por los que quedaban, mientras Murphy le propinaba tremendos golpes que le rompieron los huesos. Después, Murphy apuñaló repetidamente a su víctima. A las 4 de la mañana, el hombre recibió un disparo en la cabeza y su cuerpo fue abandonado a kilómetro y medio de allí. Varios católicos más fueron escogidos por Murphy al azar para ser sometidos a un trato similar. Un operario de una fábrica textil, Thomas Madden fue colgado de una viga en un garaje mientras Murphy se dedicaba a trabajar su cuerpo con un cincel, dejando 147 incisiones distintas antes de asfixiarlo hasta morir tirando de la soga.

En octubre de 1.974, la banda de Murphy robó un almacén de bebidas católico y mató a sus cuatros empleados tras no haber encontrado nada de dinero en efectivo. Su banda se hacía llamar los Carniceros de Shankill Road. En noviembre de 1.975, los Carniceros se embarcaron en su siguiente orgía de violencia. Partieron hacia la zona católica de Antrim Road, donde se encontraron con un paseante solitario que se dirigía al centro de la ciudad. El paseante, Francis Crossan fue golpeado fuertemente en la cabeza con una llave de tubo y arrastrado al interior del coche en que viajaban los malhechores. Murphy le cortó la garganta tan fuerte que su cabeza casi se desprendió. Cuando la policía encontró el cuerpo, la cabeza formaba un ángulo recto con éste, y fragmentos de cristales sobresalían de su cara en los lugares en los que le habían clavado vasos de cerveza rotos.

Aunque Murphy y sus hombres eran en sí criminales, la UVF les autorizó para llevar a cabo ataques de castigo contra unos pequeños delincuentes, con base en el rival bar Windsor, que habían robado a una anciana viuda. Normalmente, el castigo incluía el dejar caer pesados bloques de cemento sobre piernas o cabezas, seguido de un tiroteo o una sesión de taladro eléctrico en las rótulas de los infractores si estos no habían entendido el primer mensaje. La mayoría de las rótulas podían ser reparadas con cirugía, así que Murphy decidió que un tiro en la parte de atrás de la rodilla produciría una incapacitación permanente. Tres hombres fueron secuestrados y llevados a un garage; uno fue asesinado a tiros al intentar huir, mientras que a los otros dos les volaron las rótulas. Aunque Murphy era el responsable de este asesinato, se aseguró de que otro miembro de la banda fuese liquidado a tiros por la UVF cuando ésta exigió que se penara este asesinato no autorizado.

Lo cierto es que cada asesinato se incubaba mientras se iban convenciendo a sí mismos de cometerlos durante sesiones de ingesta  de alcohol en bares lealistas/unionistas que duraban todo el día. Entonces arrastraban  a cualquier desdichado a un coche tras golpearle la cabeza con una llave de tubo. En el interior, la víctima era atacada brutalmente, mientras  el coche paraba para recoger los cuchillos de carnicero o un hacha para la parte más sangrienta. Después habría una larga sesión de tortura en alguna sórdida taberna lealista, que acababa cuando Murphy serraba la garganta y la columna vertebra de la víctima. Entonces el cadáver era transportado en coche y abandonado.

Los seis años de cárcel que cumplió por haber intentado matar a tiros a dos jóvenes católicas que iban en otro coche, no le impidieron seguir dirigiendo una campaña de asesinatos sectarios más allá de los muros de la prisión. En junio de 1.976, el IRA voló el pub lealista Times y, como represalia, los Carniceros de Shankill Road mataron a tiros a  tres católicos en el Bar Chlorane esa misma mañana. El 29 de octubre de ese mismo año, el joven Stephen McCann fue atacado brutalmente en el coche y luego disparado en la cabeza. Una vez muerto, esta fue serrada. Esta acción se llevó a cabo para distraer o confundir a la policía que sospechaba que el encarcelado Murphy era el carnicero asesino.

En mayo de 1.977, tras varios asesinatos más, la suerte de la banda se acabó cuando, haciéndose pasar por policías, secuestraron al joven de 22 años Gerard McLaverty. A pesar de la brutal tortura a la que fue sometido -fue golpeado con un palo de clavos de 15 cm atravesados en el extremo- sobrevivió. La policía no sólo consiguió su localización y captura, sino que descubrió que habían cometido otros 30 asesinatos anteriormente.

Lenny Murphy fue liberado de la prisión el 16 de julio de 1.982. Esa noche hubo una fiesta en su honor en el club lealista de Rumsford Street. En medio de la celebración, apareció un mendigo que quería gorronear bebidas. Murphy lo sacó a la calle, le pegó una paliza, y luego le pasó el coche por encima varias veces hasta que consiguió matarlo. En un plazo de 6 semanas desde su liberación, Murphy había formado una nueva banda y vivía bien gracias a las ganancias de la extorsión.

Pero ese tipo de vida iba a durar poco. La tarde el 16 de noviembre de ese mismo año, recibió 26 balazos cuando iba a salir del coche.

Su ataúd fue cubierto por una bandera naranja y púrpura (colores unionistas).

Su madre aseguró que Lenny no haría daño ni a una mosca.

Image

El cuerpo de Noel Shaw asesinado por  los Carniceros de Shankill Road la noche del 30 de noviembre de 1.975.

Lenny Murphy.

 

William Moore, el sustituto de Murphy al frente de los Carniceros de Shankill Road, cuando este estaba en prisión. Fue tan brutal y despiadado como Murphy.

Mural de propaganda unionista en una calle del Ulster.

El conflicto armado norirlandés ha durado 30 años (1.968-1.998).

Fuente: Michael Burleigh. Sangre y rabia. Una historia cultural del terrorismo. Ed. Taurus.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 22, 2016 en Crimen Organizado

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: