RSS

Los Hikikomoris: Los jóvenes que se aíslan del mundo en su habitación. Un grave trastorno que se extiende por el mundo desarrollado.

08 Abr

La primera vez que oí hablar de los hikikomoris fue hace casi 10 años. Y me sorprendió mucho la historia, aunque tratándose de un país al que los occidentales vemos tan excéntrico como Japón, pude disculparlo como una peculiaridad propia de una sociedad que constantemente patenta nuevas rarezas. Pasaron los años y olvidé la historia. Hasta que un día, recientemente en Cuarto Milenio, volvieron a tocar el tema. Me sorprendió constatar que si bien este trastorno había comenzado en Japón, ya se había extendido a varios países más entre ellos España. Normalmente este fenómeno se da en países desarrollados o bien en familias con una desahogada posición económica. No es un síndrome de la clase obrera precisamente. Creo que este fenómeno tiene que ver con la soledad, la atomización y la incertidumbre en que vive el individuo actual en las inmensas ciudades del mundo tecnologizado. Implacables megalópolis donde los individuos no somos más que migas de pan en el inmenso mantel de la superestructura a la que llamamos sociedad capitalista. Nos enfrentamos a la supervivencia laboral por medio de una despiadada competitividad. Cuando alguien gana es porque otro pierde. Eso de adultos, y cuando somos niños o adolescentes, tenemos que sobrevivir en el colegio o el instituto compitiendo ya entonces con otros. Eso por no hablar de los que  sufran el bullyng o acoso escolar por parte de sus compañeros. Toda esta suma de cosas en mi opinión, favorecen la creación del síndrome o enfermedad conocida como Hikikomori. No todos los individuos tienen la fortaleza para sobreponerse a un entorno tan competitivo u hostil. Los hay que terminan por derrumbarse y huir del mundo de la única manera que les es posible: recluyéndose en su habitación. Pero eso tampoco es la solución, tan sólo una huida hacia adelante, pues tarde o temprano tendrán que volver a enfrentarse a las inclemencias del mundo moderno.

Creo sobre todo que es un producto y una consecuencia de la vida en las grandes ciudades, donde el anonimato y la incomunicación son norma. No me imagino casos de hikikomoris en alegres pueblos costeros de Cádiz o Málaga donde todo el mundo se conoce y las relaciones sociales son fluidas.Pero si me lo imagino en Tokio, Buenos Aires, Nueva York, Roma, Barcelona, Madrid, Seúl o Delhi, ciudades donde ya habido casos. Seguramente los siguientes casos que vayan apareciendo lo serán en otras ciudades enormes y megapobladas como Londres, México D.F., Berlín, Río de Janeiro o París.

El Hikikomori es un síndrome por el que quienes lo sufren se aíslan totalmente de sus seres queridos y del resto de la sociedad.

Los hikikomoris reaccionan con un completo aislamiento para evitar toda presión exterior. Pueden encerrarse durante largos períodos de tiempo, a menudo años. El aislamiento de la sociedad comienza normalmente de manera gradual, hasta que llega un momento en que el hikikomori cierra con llave la puerta de su habitación.

La mayoría de los hikikomoris mantienen contacto con el mundo exterior  solamente a través del ordenador, la televisión y los videojuegos-on line. Sin embargo, en casos extremos, el hikikomori puede cerrarse incluso a esto y permanecer horas y horas sin realizar ningún tipo de interacción social en absoluto.

El problema afecta sobre todo a varones jóvenes de entre 18 y 25 años, aunque también existen varones con edades superiores y una ínfima minoría (4%) de mujeres. Suele darse en el interior de familias con cierto nivel económico y los desencadenantes pueden ser múltiples: el  fallecimiento de un miembro de la familia, episodios de bullying en el colegio/instituto o cualquier otro tipo de problemas a la hora de relacionarse socialmente.

Sólo salen de su habitación para ir al baño y, en Japón, ni siquiera para eso. Habitualmente tienen síntomas depresivos intensos y de crisis de ansiedad y de angustia. La falta de contacto social de estas personas y el aislamiento prolongado tienen un gran efecto en la mentalidad con pérdida de habilidades sociales y de los referentes morales necesarios. A menudo, el mundo de la televisión o los videojuegos se convierten en su único marco de referencia.

Si el hikikomori finalmente ( a menudo después de varios años) regresa a la sociedad por su propia voluntad, tendrá que afrontar el problema de haber perdido muchas de sus habilidades sociales, así como años de estudio o experiencia laboral, lo que agrava su reincorporación a la sociedad. Temen que los demás descubran su pasado como hikikomori, y se muestran vacilantes con la gente, especialmente con los desconocidos.

En la mayoría de los casos, sobre todo cuando el tiempo de aislamiento es superior a 2 años, el tratamiento elegido para tratar al hikikomori ha sido el ingreso hospitalario. El tratamiento farmacológico dura entre 3 y 6 meses, aunque hay casos en que se prolonga hasta el año.

En 2.014 se detectaron 164 casos en España, lo que nos convierte de momento en uno de los países con más hikikomoris del mundo. También se conocen casos en Italia, Corea del Sur, India, Omán, Estados Unidos y Argentina.

 

https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjrgsShgoDMAhVCNxQKHZ5vC9gQyCkIHjAA&url=https%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3DUmW2Uy60A6g&usg=AFQjCNEtf-fsS-kt4WUvpSvE5E3JySXqcw

Nota: Cuando se realizó este documental, el hikikomori todavía era un fenómeno exclusivo de la sociedad japonesa, pues no había llegado a otros países. Por eso, en el documental se trata como algo que sólo se da en el país asiático.

Fuentes:

https: es-es.facebook.com/psicologosnelaweb/posts/4558262277891555

http://www.20minutos.es/noticias/2292740/0/hikikomori/aislamiento-social/estudio-espana/

http://www.elmundo.es/papel/historias/2016/01/16/5698c889268e3eb17b17b8b4596.html

http://www.lavanguardia.com/vida/20141111/54419177245/psiquiatras-confirman-que-el-sindrome-de-.hikikomori-tambien-esta-en-europa.html

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 8, 2016 en Ciudadanía, Cultura

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: