RSS

Cien años del Genocidio armenio. Una historia que todos debemos conocer.

02 Dic

El pasado 24 de abril se cumplieron cien años del inicio del Genocidio contra el pueblo armenio a manos del Estado turco. Comenzó en esa fecha con redadas masivas. En dos días fueron detenidos  en Constantinopla (actualmente llamada Estambul) 2.345 personas, entre ellas destacaban los periodistas, abogados, sacerdotes, médicos y escritores. No fue casual que eligiesen las autoridades otomanas a integrantes de estas profesiones, pues representaban a la élite de la cultura y civilización armenia, a la inteligenstia que diríamos ahora. Comenzaba la pesadilla para todo un Pueblo. El 20 de mayo, el Ministro del Interior Mehmed Taalat, del partido nacionalista Jóvenes Turcos, promulga una orden provisional de deportación. El destino de los armenios deportados sería el desierto de Siria. Los bienes de los armenios fueron confiscados por decreto. El Estado turco considera en plena I.Guerra Mundial que los armenios son un enemigo interior a combatir y les echa la culpa de las derrotas militares, los sabotajes, etc. Las poblaciones armenias son acusadas de actos de  traición y separatismo. La estratagema que desarrollaba esta ley era doble. En primer lugar, desviaba la atención de la intención real que era la  del exterminio, pero pretendía sobre todo sentar las bases de la actitud postgenocida de disculpa.

En la cronología del genocidio armenio se pueden observar cuatro etapas, cada una de las cuales corresponde a una metodología diferente en el exterminio de los armenios, y a una clase social específica.

La primera de estas etapas abarca el período de los meses de abril y mayo de 1.915, y se concentra fundamentalmente en el exterminio de las élites y de los militares de origen armenio. Durante estos primeros meses, los turcos procedieron a la limpieza étnica del ejército y la Administración.

La segunda etapa abarca desde abril a junio de 1.915, período durante el cual los Jóvenes Turcos torturaron y ejecutaron a las personalidades locales y a los miembros de los partidos armenios y, de manera general, a todos los hombres válidos y en edad de tomar las armas. Bajo la óptica turca, a comienzos del verano de 1.915, sólo debían seguir con vida las mujeres, los niños y los ancianos. Esta población fue arrojada de la noche a la mañana a los caminos del desierto. Las maniobras turcas eran sencillas: hacer morir al mayor número posible de personas en el curso de esta larga trashumancia a través del desierto y las llanuras del Imperio. Tifus, disentería, agotamiento, hambre  matanzas eran el lote diario de esas trashumancias.

En la tercera etapa, las poblaciones armenias, escoltadas por las fuerzas  turcas y las milicias kurdas y chechenas, sufrían los peores ultrajes. La extorsión a los hombres era habitual, y las violaciones a mujeres, una práctica constante. El sadismo y la crueldad no tenían límite. Todo valía contra la comunidad armenia. Hombres, mujeres y niños eran atados de espaldas y arrojados desde lo alto de los acantilados a as aguas del río. Al menos 100.000 personas murieron durante este período ahogadas en el río Éufrates.

Durante las tres primeras etapas del Genocidio, la política de exterminio estará supervisada por la Organización Especial, la cual ejercía un control total sobre el Gobierno. De hecho, contaba con códigos, fondos, mandos, armas y municiones específicas, funcionando como un Estado dentro del Estado.

En la cuarta etapa, que comienza en julio de 1.915, el Partido Unión y Progreso comienza el envío sistemático a campos de Siria-Irak de los armenios establecidos en Asia Menor, Tracia y Cilicia. Esta última parte del Genocidio afectará a alrededor de 87.000 personas. En el transcurso del mes de septiembre, el Gobierno crea la Subdirección de Deportación de Alepo (Siria), cuya función consistía en liquidar físicamente a los deportados.

Los testimonios y los archivos prueban la existencia de 25 campos de concentración destinados a los armenios, la mayor parte de los cuales estaban situados a lo largo del Éufrates. Los campos armenios se asemejaban a los guetos judíos de Polonia, Ucrania y Bielorrusia durante la II. Guerra Mundial: antecámaras de la muerte y/o vastos cementerios. A los armenios allí deportados se les hacía morir de hambre, sed, congelación por frío o lluvias, falta de atención médica o por los ataques de tribus salvajes que vivían en las zonas cercanas a los campos.Ejemplos de esto que estoy narrando son que cuando nevaba o llovía, los centros de internamiento, se transformaban en auténticos lagos donde las tiendas flotaban sobre el hielo y el agua; los deportados tenían que conseguir ellos mismos su comida entre las tribus locales que les eran hostiles, lo que no era nada fácil ( algunos días había unas 700 defunciones a causa del hambre); la gran mayoría no tenían abrigos equipados para el frío, la nieve y la lluvia. La extrema dificultad para conseguir alimentos llevó a numerosos casos de canibalismo; numerosas madres cocieron a sus bebés o los vendieron por un trozo de pan a las tribus nómadas.

Los cadáveres se amontonaban cerca de las tiendas o la entrada del campo, por la sencilla razón de que ya no había personas válidas para enterrarlos. Estos cadáveres en descomposición favorecían la aparición de epidemias.

Los turcos reservaron para el final del exterminio a 2.000 huérfanos de la ciudad de Zor. Mantenidos en condiciones espantosas, estos sólo habían logrado sobrevivir gracias a su astucia. Todos estaban cubiertos de llagas abiertas llenas de gusanos y, para sobrevivir, tenían que buscar su comida en los desperdicios y en los excrementos de los animales.  Algunos de estos huérfanos fueron dinamitados en los vagones de tren donde fueron encerrados, otros fueron quemados vivos.

El genocidio armenio se produjo en un lapso de tiempo relativamente corto, de abril de 1.915 a junio de 1.916. Durante ese período fueron asesinados 1.200.000 armenios por parte del Estado turco. El resto sólo sólo logró sobrevivir gracias a la buena suerte o huyendo a Europa unos y a Rusia otros. En total, el 50% de la población de Armenia fue exterminada. Proporcionalmente, es uno de los mayores genocidios de la Historia.

Turquía sigue sin pedir perdón ni reconocer el Genocidio. Hoy día, en Turquía, mencionar el Genocidio armenio supone un delito de traición al Estado y a la Patria e ir a la cárcel. En fin,¿ que se puede esperar de Turquía?, el país con mayor número de periodistas encarcelados del planeta y uno de los que más páginas webs prohíben. Es también, uno de los países que más reiteradamente aparecen en los informes de organizaciones de derechos humanos, por violarlos sistemáticamente. Eso sí, es miembro de la OTAN, alíada de Occidente y seguimos negociando para que algún día pueda entrar en la UE.  Turquía sigue violando los derechos del Pueblo Kurdo al que mantiene en la postración y miseria permanentes. Turquía ha asesinado desde la época de Attaturk (1.923-1.938) hasta nuestros días a como mínimo 70.000 kurdos, de los cuales más de la mitad  a manos del propio Attaturk. Y la forma en que Attaturk los mató a muchos de ellos, fue tremenda:  gaseándolos con armas químicas. Eso sí, nos siguen pintando a Attaturk como un gran modernizador y un estadista extraordinario.

Bueno, esta es Turquía, la nación de la que tanta propaganda nos hacen los medios occidentales.

Imagenes de esqueletos de las victimas de las matanzas de armenios en Turquía

Fuente: Los campos de la muerte. Cien años de deportación y exterminio. Joel Kotek y Pierre Rigoulot. Salvat Contemporánea. 2.000

http://www.genocidioarmenio.org

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 2, 2015 en Genocidio

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: