RSS

Panamá en la Historia de la piratería.

17 Sep

Panamá fue uno de los países más castigados por los piratas en la época en que estos “ladrones del mar” impusieron su ley a lo largo y ancho del mar Caribe. En el istmo panameño hay unas grandes reservas de oro que hacen la boca agua a los piratas. El más famosos pirata de la época, el inglés Francis Drake equipó dos bajeles para asaltar la localidad panameña llamada Nombre de Dios, a la que en una primera expedición consideró bastante indefensa. Los bajeles se llamaban Swan y Pasha. Con un centenar de hombres que logra desembarcar en el río Francisco, después de vencer  la fuerte resistencia de los españoles, se logra apoderar de Nombre de Dios el 30 de julio de 1.572. Poco después, repuesta la guarnición, contraataca y Drake ve que no tiene otro camino que huir.

Ante el temor de la llegada de una flota española, Drake busca refugio para sus hombres y sus barcos en un islote cercano. Desde él, lleva a cabo pequeñas incursiones  sobre la navegación que entra o sale del puerto. En una ocasión se apodera de una pequeña embarcación que transportaba vino a Cartagena de Indias (Colombia) Luego caen en sus manos dos fragatas españolas con armamento y municiones.

Este refuerzo le hace sentirse envalentonado. Y además, un día la suerte le llega sin esfuerzo. Cuando se halla en una nueva operación de merodeo, ve acercarse , a través de las lomas cercanas a Nombre de Dios, una reata de mulos cargados, procedentes, al parecer de Ciudad de Panamá. Los hombres de Drake caen sobre los desprevenidos y escasos soldados que acompañan a los arrieros. Y enseguida triunfan en su objetivo.

Sin suponerlo ni esperarlo, han logrado el mayor botín que hasta entonces hubieran conquistado: se trataba de un importante envío de plata y oro, desembarcado en Ciudad de Panamá y que debía reembarcarse  de Nombre de Dios o Portobelo con destino a España. Se dice que fue tanta la cantidad de metales preciosos asaltados que , no pudiendo atesorar todo en sus bodegas, Drake decidió enterrar más de una docena de toneles de plata bajo las arenas de una arroyo al sur de Nombre de Dios. Drake enfiló rápido hacia aguas más favorables e hizo su entrada victoriosa en Plymouth (sur de Inglaterra) el 9 de agosto de 1.573.

Francis Drake (1.540-1.596).

Otro famoso pirata, Henry Morgan asaltó Portobelo. Y con bastante éxito y rapidez. Morgan no soló alcanzó un fuerte botín en joyas, metales y otros bienes, sino que exigió al Gobernador de Panamá un rescate por la ciudad de 150.000 pesos. El pirata inglés le mandó como recuerdo la pistola con que había asaltado Portobelo y el Gobernador, una sortija en la que decía ” No se moleste en venir a Panamá”. Y con los 150.000 pesos, que sumados al botín ya reunido, hizo que Morgan se retirase, al finalizar el año 1.668, con un total de un cuarto de millón de pesos hacia su guarida de Jamaica.

Morgan cumplió su deseo de volver a Panamá en 1.671, con 38 barcos de todos los tipos. Asaltó y destruyó la fortaleza de San Lorenzo de Chagres y, a través de malos caminos y arroyos, días más tarde consiguió llegar a Ciudad de Panamá. Tras conquistar la capital panameña, Morgan se quedó cerca de un mes en ella, dejando poco menos que escombros de una ciudad que parecía tener por entonces unas 5.000 viviendas. El botín consistió en 175 caballerías cargadas de oro, plata y piedras preciosas, y 600 prisioneros y esclavos. Por el río Chagres regresó a la costa y, tras nuevos expolios, embarcó rumbo a Jamaica con el incommensurable botín obtenido en Ciudad de Panamá y el valor de los rescates de la mitad de por lo menos de los prisioneros.

Henry Morgan (1.635-1.688).

En 1.681, el pirata Wafer atacó Panamá desde el Pacifico y atravesando el istmo, retorna a Jamaica con un escaso botín.

Pocos años después, le sigue el pirata Dampier que atacará Panamá en dos ocasiones, ambas en 1.685, pero tampoco parece que su botín fuese demasiado cuantioso.

William Dampier (1.652-1.715). Lo curioso es que luego se hizo científico y bastante prestigioso, por cierto.

Otros piratas que merodearon por Panamá fueron Gabriel Revenau de Lussan  (también en 1.685) y sir Edward Vernon, (el sir era heredado, no se lo concedió el rey de Inglaterra como premio por sus andanzas, como si se había hecho con Francis Drake), que conquistó y saqueó Portobelo en 1.739.

Sir Edward Vernon (1.684-1.757).

Fortaleza militar de Portobelo. De poco sirvió frente al ataque de los piratas.

Fuente:  Francisco Mota. Piratas en El Caribe. Casa de Las Américas. 1.984.

            Colección Nuestros Países.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 17, 2015 en América Latina., Crimen Organizado, Cultura

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: