RSS

Un maestro del Terror que nunca pasará de moda: H.P. Lovecraft.

25 Jul

Estoy descubriendo la literatura del maestro del terror H.P.Lovecraft (1.890-1.937), tras descubrir hace pocos años la de Edgar Allan Poe (1.809-1.849), -de quién sólo había visto sus adaptaciones cinematográficas. Tengo que decir que me está sorprendiendo gratamente el estilo literario de Lovecraft. Un estilo directo, ameno, contundente y muy descriptivo. Sus narraciones están impregnadas de una atmósfera enfermiza que crea una sensación de incomodidad en el lector. Los horrores que presentan sus novelas son mucho más intangibles que los de Poe u otros autores. Intangibles y difíciles de definir porque suelen ser dioses de la antigüedad o seres de otros mundos quienes siembran el terror. Se le considera el padre del subgénero conocido como Horror Cósmico. Subgénero que recibe este nombre porque  en él están presentes elementos de la ciencia-ficción como la existencia de otras dimensiones o seres extraterrestres.

Lo mejor de Lovecraft es el énfasis que pone en las situaciones catastróficas o aterradoras, la precisa descripción de lugares, paisajes y entornos, para ir metiéndonos de manera progresiva en el relato, y su relación con la locura (muchos de sus personajes sufren algún tipo de trastorno).  Pero, posiblemente lo más sugestivo y aterrador de sus relatos sea lo difusa que resulta en ellos, la frontera entre lo real y lo sobrenatural. Está claro que fue un renovador del género fantástico y terrorífico. Y que poseyó una inmensa imaginación, teniendo en cuenta que era un hombre que apenas salió de su ciudad natal (Providence) y de su barrio. Parece ser que estaba completamente dominado por su madre, y que como consecuencia de esto era un ser inseguro y desconfiado, que tuvo poco contacto con la sociedad. Por ejemplo, se cuenta que la primera vez que durmió fuera de casa tenía 34 años.

Su vida fue bastante desgraciada, y como tantos escritores, en vida pasó penurias económicas y malvivió como pudo. A esto hay que añadir una muy mala salud que le acabaría llevando prematuramente a la tumba. Murió en la pobreza en un hospital  de cáncer intestinal, complicado con la enfermedad de Bright (una serie de enfermedades inflamatorias de los riñones). Tenía 46 años.

Tras su muerte, un amplio grupo de escritores conocido como el Círculo Lovecraft, consiguió evitar que el nombre de Lovecraft cayese en la oscuridad. No digo en el olvido, porque nunca fue famoso ni exitoso en vida. El Círculo Lovecraft, además amplió y extendió la cosmología creada por el propio Lovecraft, desarrollando tramas propias protagonizadas por  personajes que Lovecraft había creado. Otra cosa es si Lovecraft hubiese aprobado estas modificaciones de su obra.

Otro aspecto muy triste acerca de Lovecraft es que nunca se ha llevado al cine una adaptación de calidad de sus obras. Todo lo que se ha hecho basándose en él o muy lejanamente en él han sido bodrios.  Cuando el nefasto Lucio Fulci perpetró uno de sus innumerables engendros y le tituló Miedo en la ciudad de los muertos vivientes, tuvo la desfachatez de ponerle de nombre al pueblo donde transcurría la acción, Dunwich, como en la novela de Lovecraft. Y lo cierto es que esa película de Fulci (película por llamarla de alguna manera ) no tenía nada que ver con la novela que el autor norteamericano escribiera en 1.925. Un subterfugio para atraer a ingenuos a las salas. Otro ejemplo es Dagon: la secta del mar. coproducción hispano-estadounidense, supuestamente inspirada en el relato breve Dagón. La película era un vómito sonrojante. ¡Qué lástima que nuestro gran Francisco Rabal se despidiese del cine con tan abyecta producción¡. La única adaptación (un tanto libre, por cierto) de Lovecraft que me merece respeto, aunque es un filme algo loco sería Reanimator (1.986). Es una película de culto entre lo repulsivo, lo grotesco y lo divertido. Le tengo tanto cariño a ese filme que con los años se ha convertido en obra de culto, que escribí sobre él, en la sección de cine de este blog. Lo curioso es que tanto la estimable Reanimator como la deleznable Dagon: la secta del mar, son del mismo director: Stuart Gordon.

De lo poco que he leído hasta ahora de Howard Phillips Lovecraft, recomiendo: El horror de Dunwich, Dagón , La tumba y Herbert West: Reanimador.

Otras obras del autor (incluyen tanto novelas como relatos breves):

Los mitos de Cthulhu.

En las montañas de la locura.

El caso de Charles Dexter Ward.

Polaris.

La habitación cerrada.

El pantano de la luna.

El horror en la literatura.

Arthur Jermyn.

Los otros dioses.

H. P. Lovecraft (1.890-1.937).

Cthulhu.

Dagon.

 

La tumba.

El horror de Dunwich.

Herbert West: Reanimador. El relato que sirvió de base a Re-animator (1.986).

En las montañas de la locura.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 25, 2015 en Literatura

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: