RSS

De como Japón conquistó rápidamente el sudeste asiático en la II.G.M. La campaña de Malasia.

20 Jun

La Campaña de Malasia es el nombre que recibe la imparable progresión militar japonesa que llevó a cabo el Japón Imperial entre finales de 1.941 y comienzos de 1.942. Desde que en 1.931 Japón atacará la península china de Manchuria y estableciera allí el Estado títere de Manchukuo y décadas antes tuviera como -imitando a las potencias europeas, una colonia, Corea,- estaban claras las intenciones expansionistas e imperialistas de Japón. Conforme su alíado alemán comenzaba la II. Guerra Mundial e iba capturando uno tras otro, países europeos, esto envalentonaba a Japón que iba haciendo lo mismo con los países de su entorno geográfico. En 1.940, Japón conquistó la totalidad de la Indochina francesa (Vietnam, Laos y Camboya), aprovechando el derrumbe militar francés y la ocupación alemana de Francia (junio de 1.940). Como consecuencia de la conquista nipona de Indochina, EE.UU., Holanda y Reino Unido tomaron represalias contra el país asiático en forma de embargo. Japón respondió con la venganza preparándose para atacar las colonias de estos tres países en la zona.

En las campañas militares de la primera mitad de la II.G.M., el Ejército Imperial Japonés avanzaba orgulloso y triunfante.

Japón atacó Tailandia con la suficiente potencia intimidatoria como para hacer que este reino asiático cambiase su neutralidad por un claro alineamiento con Japón. Neutralizada Tailandia, se iniciaba el ataque contra Malasia. En poco más de un mes, toda Malasia caía en manos japonesas y los británicos huían a Singapur.

Unidades militares británicas intentando frenar infructuosamente el avance militar japonés en Malasia.

A partir del 27 de enero, las tropas británicas se establecieron definitivamente en Singapur. El desastre militar británico fue inmenso, uno de los mayores de la Historia militar británica, con 50.000 militares hechos prisioneros por los japoneses.

Para cruzar de Malasia a Singapur, los japoneses necesitaban cruzar el estrecho de Johor, cosa que consiguieron gracias a su dominio del aire por medio de su supremacia aérea. Aunque los militares australianos se habían atrincherado en las playas, los japoneses resultaron ser superiores en artillería y consiguieron abrirse paso, aprovechando los puntos débiles de las líneas defensivas australianas. Finalmente, al acabárseles las municiones, las tropas australianas y británicas, terminaron rindiéndose el 15 de febrero. Tras la capitulación, 80.000 soldados del Imperio Británico fueron hechos prisioneros. La mitad de estos prisioneros eran indios, y de estos , la mayoría (30.000) se unieron al Ejército Nacional Indio, que combatió junto a Japón y contra los británicos en la campaña de Birmania. El objetivo era claro: conseguir por medio de la alianza con Japón, la independencia de India.

Prisioneros británicos (de Reino Unido y Australia) en manos de los japoneses. Nunca conoció el Imperio Británico una derrota tan humillante.

A partir de ese momento, Malasia y Singapur estuvieron bajo un estricto control de las autoridades japonesas, y Tailandia se convirtió en un Estado títere y colaboracionista, sin ningún poder de decisión propio. Japón , deseoso de exterminar a la población china, allí donde la hubiese, asesinó a como mínimo 25.000 miembros de la minoría china residentes en Singapur.  Aunque Tailandia, consiguió cambiar de bando en junio de 1.944, Malasia y Singapur continuaron en poder de Japón hasta el final de la guerra, cuando Japón se rindió en agosto-septiembre de 1.945.

 

Tanques japoneses avanzando por una ciudad malaya en diciembre de 1.941.

Una columna de humo de la quema de los tanques de aceite situada por encima de las desiertas calles de Singapur, febrero 1942

Una columna de humo procedente de la quema de tanques, impregna la ciudad de Singapur, recién tomada por los japoneses (febrero de 1.942).

Unidad de Guardias Escoceses integrada en el Ejército Británico en Malasia. Evidentemente ni esta ni las demás unidades del Ejército Británico estaban bien equipadas y adiestradas para lo que se les venía encima.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 20, 2015 en II. Guerra Mundial.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: