RSS

Surinam: Un paraíso caribeño dominado por la inestabilidad y la violencia.

16 Abr

Surinam es uno de los países más desconocidos del continente americano. También uno de los menos poblados; de hecho sólo está habitado por 549.000 personas. Es que yo sepa, el único país americano de habla holandesa y el principal productor de bauxita. Desgraciadamente para la pequeña economía del país, es el único producto que exporta, lo que convierte a esta República sudamericana es enormemente dependiente de otros países, sobre todo Holanda, Estados Unidos y varios Estados caribeños.

Una de las muchas desgracias del Surinam independizado de Holanda ha sido la inmigración de un tercio de su población hacia la antigua metrópoli. Esta población solía ser la más cualificada y mejor preparada académica y técnicamente.

Una imagen de la ciudad de Paramaribo, capital del país.

Surinam está dividido en múltiples etnias y religiones, siendo el caso más extremo de multirracialidad/multiculturalismo en la América no anglosajona. La población está compuesta por indígenas americanos, negros inmigrantes indios (de India), javaneses y chinos, así como por una pequeña minoría europea. Las diversas religiones que se dan en Surinam son el catolicismo, el protestantismo, el hinduismo y el islam.

Templo hindú en Surinam.

Selva de Surinam.

Surinam se independizó de Holanda a finales de 1.975. El mismo día, el Congreso nombró como Presidente al anterior Gobernador colonial, Johan Ferrier y como Primer Ministro a Henck Arron.

El partido político de ambos, Partido Nacional, ganó las elecciones generales de 1.977. Pero, el 25 de febrero de 1.980, un Golpe de Estado derrocó al Gobierno. Fue conocido como el Golpe de los Sargentos y estuvo dirigido por un personaje que desde entonces formaría parte de la política surinamesa, Desiré Bouterse.

El Presidente Ferrier se niega a abandonar el cargo y nombra Primer Ministro a Hendrick Chin A Sen, que ni siquiera era de su partido, sino del Partido Nacionalista Republicano (PRN). Se crea así una situación inaudita de doble poder, con los militares golpistas por un lado, y Ferrier, por otro. Finalmente, la presión ejercida por el Ejército consigue hacer abandonar el poder  a Ferrier. Pero, curiosamente, ese mismo Ejército mantiene como Primer Ministro a Hendrick Chin A Sen.

De todos modos, esa cohabitación entre el Consejo Nacional Militar y Chin Sen, no durará demasiado, pues este se encuentra cada vez más distanciado de los militares y en 1.982, opta por exiliarse.

Desiré Bouterse tras el Golpe de Estado de 1.980. Bouterse ha sido  durante los años 80, el Hombre Fuerte de Surinam, el que manejaba entre bastidores los hilos de la política, aunque en aquella época nunca detentase la Presidencia. Algo similar a lo que en aquellos años hacían D’ Aubisson en El Salvador y Noriega en Panamá. 

A partir de diciembre de 1.982, el país entra en una espiral de inestabilidad y violencia de la que no saldrá en una década. En esa fecha, son asesinados catorce líderes opositores en la localidad de Fort Zeeland.

Al año siguiente, el régimen declara el Estado de Alarma y se implanta la Ley Marcial. Las protestas de los sindicatos y los partidos opositores fueron en aumento. Además, como medio de combatir a un régimen cada vez más represivo, surgieron guerrillas en algunas regiones del país.

La principal guerrilla era el Movimiento Comando de la Jungla, liderada por Ronnie Brunswijk, antiguo amigo y guardaespaldas de Bouterse.La otra guerrilla opuesta al régimen de Bouterse  fue el Movimiento de los Indígenas Amazónicos Tumayana.

En 1.986, los grupos guerrilleros habían conquistado buena parte del país y se acercaban a la capital, Paramaribo. La producción de bauxita, que como se ha comentado antes, es el único producto que exporta Surinam, estaba paralizada por el conflicto armado. Este hecho tendría efectos desastrosos para la economía nacional.

Guerrilleros remontando un río.

Ronnie Brunswijk en la época en que dirigía el Comando de la Jungla.

La guerra civil llegó a un punto muerto donde ambos bandos parecían militarmente incompetentes y desmoralizados. En ambos lados imperaban la desorganización y la anarquía.

Además, los rebeldes estaban divididos en numerosas etnias y religiones, -producto de la profunda diversidad multirracial y multicultural del país,- lo que llevó a recelos y divisiones entre ellos.

Ronnie Brunswijk encabezando una marcha con su columna guerrillera (1.986).

Y para rematar, dos hechos más conducirían a Surinam hacia el definitivo colapso económico: la suspensión de la ayuda económica por parte de la antigua metrópoli, pues las relaciones del Gobierno holandés con el régimen militar eran nefastas, y la total paralización del país debido al exitoso  llamamiento a un paro nacional convocado por la oposición y los sindicatos.

Con la renuncia de varios Ministros en diciembre de 1.986, estaba claro que el régimen de Bouterse hacía aguas por todas partes. Ante esta situación insostenible, se aprobó una nueva Constitución en marzo de 1.987 como base para una transición hacia la democracia. En noviembre de ese año, era elegido Presidente de forma legítima, el líder opositor Ramsewak Shankar.

Sin embargo, Shankar se vio obligado a compartir el poder con su enemigo Bouterse, pues este seguía siendo el líder de las Fuerzas Armadas. Esta situación  no podía terminar bien, y en 1.990, Bouterse llevaría a cabo un segundo Golpe de Estado que derrocaría a Shankar.

Pero, el deterioro de la situación política y económica termino haciendo inevitable la convocatoria de nuevas elecciones que finalmente tuvieron lugar en mayo de 1.991. Estas fueron ganadas por el opositor NPS, con Ronald Venetiaan como líder. Venetiaan consiguió imponerse a los militares, reduciendo notablemente su poder y abriendo un proceso de paz que triunfaría, pues conseguiría que las guerrillas abandonasen las armas y se convirtiesen en partidos políticos. Tras el fin de las hostilidades en 1.992, se adoptó un acuerdo para reconocer la necesidad de delimitar y demarcar las tierras de las comunidades indígenas. De todas maneras, en lo que respecta a este último aspecto,  en la práctica se he convertido muchas veces en papel mojado, pues la situación de los indígenas y sus tierras sigue siendo extremadamente vulnerable.

Indígenas surinameses.

Venetiann gobernó desde 1.991 hasta 1.996, y luego de nuevo entre 2.000 y 2.010, pero como todo Presidente terminó quemándose y siendo rechazado por su pueblo, que en 2.010 elegiría como Presidente a…Desiré Bouterse, el antiguo dictador.  Bouterse gobernó entonces con el apoyo de…Ronnie Brunswijk, el líder de la guerrilla anti-Bouterse.  Brunswijk primero había sido amigo, luego máximo enemigo y ahora colaborador.  De hecho, Brunswijk se ha hecho con un puesto en el Gabinete de Presidencia de Bouterse.

Es increíble las vueltas que da la vida, y no siempre para mejor.

Brunswijk  y Bouterse brindando tan amigos, después de haber martirizado ambos al país durante años, cuando eran enemigos. Ahora se reparten poder y privilegios.

Fuente: Wikipedia.

Soldados sin bandera. Joaquín Mañes Postigo. Ed. Magase.

www. pueblosoriginariosdeamerica.org

 

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en abril 16, 2015 en América Latina.

 

Una respuesta a “Surinam: Un paraíso caribeño dominado por la inestabilidad y la violencia.

  1. Joaquin Mañes

    agosto 19, 2015 at 9:34 am

    Gracias por la cita. Un cordial saludo.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: