RSS

La Tortura, una práctica demasiado institucionalizada en Filipinas.

13 Feb

Recientemente ha llegado la noticia de hasta que punto los abusos policiales son moneda común en Filipinas. La crueldad y el sadismo del que hacen gala los agentes con los presos son terribles y han sido revelados hace unos días a Amnistía Internacional. Una de las últimas modalidades de tortura ideadas por los policías ha sido imitar el famoso concurso La ruleta de la fortuna y aplicarlo a posiciones/posturas de los prisioneros, a los que se golpea y denigra con total impunidad. En un rincón oscuro de un centro de detención en la región de Laguna (Manila), los policías sacaban a los presos de sus celdas,y los ponían junto a una imitación de la ruleta multicolor del famoso concurso. Un policía hacia girar la ruleta y todos esperaban el resultado. Una postura del murciélago 30 segundos, significaba que se dejaría al prisionero colgando boca abajo durante 30 segundos, como un murciélago. Un Manny Pacquiao 20 segundos significaba pegar puñetazos al preso entre todos los agentes durante 20 segundos.

Además de la ruleta, a los presos se les disparan perdigones, se les aplican descargas eléctricas y se les hace colocarse delante de una diana mientras los agentes les lanzan dardos. Algunos de los presos torturados sólo tenían 17 y 18 años.

Después de ser descubierta y denunciada por Amnistía Internacional, la ruleta desapareció. Se relevó de sus funciones a 10 policías implicados. Pero más allá de esta sanción administrativa, ninguno ha sido declarado culpable por un Tribunal. A pesar de que Filipinas ratificó dos tratados internacionales contra la tortura y que aprobó hace 5 años, la Ley contra la Tortura, los policías implicados casi nunca llegan a los tribunales y mucho menos cumplen penas de prisión.

Otros métodos de tortura frecuentes son: golpes con bates de madera o barras de metal,  quemaduras con cigarros, simulaciones de asfixia y ahogamiento con bolsas de plástico y mete objetos como trapos en la boca a los detenidos para que no puedan gritar.

Pocas personas se atreven a denunciar a la policía sabiendo que sufrirán represalias, hostigamiento o intimidación por parte de los propios agentes  o de matones a sueldo de estos.

Rowelito García, de 45 años, víctima de tremendas torturas y de una simulación de ejecución por parte de sus agentes captores, decidió proseguir con su denuncia cuando se enteró de que los agentes a los que había denunciado por torturas, habían contratado a un sicario para que le matara. Ese sicario resultó ser su primo, que traicionando a sus contratadores, le advirtió del plan.

El hacinamiento masivo de presos en una misma celda es algo habitual en muchas cárceles de Filipinas.

La ruleta de la tortura.

Desde siempre, el historial de Derechos Humanos en Filipinas, ha dejado mucho que desear.

Militantes de la Liga para el Avance de los Derechos del Pueblo, protestando contra el terrorismo de Estado y la impunidad.

Fuente: Amnistía Internacional.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 13, 2015 en Asia Oriental

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: