RSS

La Guerra Vietnam-Camboya. Un tenso episodio más de las relaciones entre Moscú y Pekín.

10 Nov

La guerra entre Vietnam y Camboya supuso tras la crisis generada por la guerra fronteriza chino-soviética, una nueva escalada de tensión y enfrentamientos entre los Gobiernos de Moscú y Pekín.  Lo cierto es que las relaciones Moscú-Pekín, que se habían truncado definitivamente en 1.960, sólo ahora n la década de 2.010, parecen recomponerse de manera sólida y duradera. Incluso se ha llegado a hablar en un momento dado de una nueva alianza diplomático-militar (con ejercicios militares conjuntos, incluidos) entre la actual Rusia, China y las antiguas repúblicas centroasiáticas soviéticas (Turkmenistán, Kazajistán, etc).

En el conflicto militar y político que enfrentaría a Vietnam y Camboya, el primero estaba apoyado por la Unión Soviética y la segunda, por China. En abril de 1.975, triunfaron los movimientos guerrilleros comunistas de Vietnam y Camboya, en las guerras civiles que ambos habían sostenido contra el imperialismo norteamericano y sus regímenes satélites afincados en Saigón y Phom Phen. El 17 de abril de 1.975, los Jemeres Rojos entraban victoriosos en Phom Phen. Tan sólo 13 días después, el 30 de abril, el Vietcong hacía lo propio en Saigón, acontecimiento que recogerían todas las televisiones del mundo. Aunque los comunistas vietnamitas habían apoyado con armas y asesores militares a sus correligionarios camboyanos durante la guerra civil camboyana, lo cierto es que las relaciones entre ambos ya comenzaron a deteriorarse en fecha tan temprana como 1.973.

Imagen de un desplazado en la fase final de la Guerra Civil Camboyana (1.970-1.975).

El temor de los Jemeres Rojos hacia los líderes del Vietcong se fundamentaba en la idea de que probablemente, los líderes del Vietcong, al tomar el poder, tratarían de crear una Federación Indochina, con hegemonía vietnamita, donde Laos y Camboya estarían completamente sometidas a las autoridades vietnamitas. Había una desconfianza basada en argumentos nacionalistas y en agravios históricos algunos de los cuales se remontaban a unos cuantos siglos. Una de las primeras medidas del Gobierno Jemer fue expulsar del país todas las tropas y asesores militares vietnamitas, a pesar de lo mucho que estos les habían ayudado. La paranoia y fanatismo de los nuevos dirigentes camboyanos fue ahondando progresivamente en la escalada de tiranteces y tensiones entre los dos vecinos asiáticos. Pero lo cierto, es que el belicismo cada vez más evidente de Camboya sólo podía llevarla a un desastre en el plano militar, por mucho que contase con el apoyo de la “todopoderosa” China. Camboya contaba con 8.millones de habitantes y 2 millones de soldados(la mayoría obligados a combatir, no voluntarios), mientras que Vietnam, ya por aquel entonces contaba con 50 millones de habitantes (hoy son 80) y 6 millones de soldados. A esto hay que sumarle 900 tanques, 12.000 pilotos y 300 aparatos de combate.

Ofensiva vietnamita.

En 1.975, el ejército camboyano invadió la isla vietnamita de Phu Quoc, reclamada como parte del territorio camboyano. Pocos días después, los camboyanos prosiguieron sus incursiones militares, capturando Tho Chu, donde asesinaron a 500 personas. El ejército vietnamita respondió lanzando contraataques y tomando la isla camboyana de Koh Wai.

Joven soldado camboyano del Kmer Rojo durante el conflicto con Vietnam.

En 1.977 volvió la tensión. El ejército camboyano lanzó varios ataques contra las provincias vietnamitas de An Giang y Chau Doc, matando a centenares de vietnamitas. El ejército vietnamita respondió movilizando tropas hacia las zonas atacadas por Camboya, y el 7 de junio, Vietnam propuso la celebración de conversaciones para desbloquear la situación. Sin embargo, el día 18, los camboyanos respondieron que los vietnamitas debían evacuar las zonas disputadas y crear un zona desmilitarizada entre ambas fuerzas. En septiembre, la situación empeoró todavía más con nuevas provocaciones camboyanas. Ese mes, la artillería camboyana siguió atacando numerosas aldeas vietnamitas, y 6 aldeas de la provincia de Dong Thap fueron completamente arrasadas. A continuación, seis divisiones camboyanas avanzaron 10 km en la provincia de Tay Nihn, donde asesinaron a más de 1.000 vietnamitas. A finales de ese año, 60.000 soldados vietnamitas, apoyados por elementos de la Fuerza Aérea forzaron la retirada de los camboyanos y obligaron a estos a entablar negociaciones. A pesar de la contundencia del contraatque vietnamita, los Jemeres Rojos continuaron desafiantes.

Al año siguiente (1.978), la situación seguía sin resolverse y la locura expansionista del régimen liderado por Pol Pot ya no tenía vuelta atrás. En abril, dos divisiones camboyanas penetraron 2 km en territorio vietnamita y masacraron a más de 3.000 civiles vietnamitas en la población de Ba Chuc, en la provincia de An Giang.  Durante la segunda mitad de 1.978, estaba ya claro que la guerra entre ambos países era inevitable. El 13 de diciembre en un acto de cinismo y prepotencia sin precedentes, el Gobierno chino advierte a Vietnam que su paciencia se esta acabando y que castigaría severamente a Vietnam si este tomaba acciones contra su alíado camboyano.

Una imagen de Vietnam en 1.978, el año de la guerra contra Camboya.

En diciembre de 1.978, el ejército vietnamita cruzó la frontera camboyana y se dirigió hacia la ciudad de Kratie, mientras que otras divisones se desplegaron a lo largo de rutas locales para cortar la cadena logística de las unidades camboyanas. A pesar del importante apoyo chino, el ejército camboyano no pudo resistir la ofensiva vietnamita y sufrió muchas bajas. Finalmente, el día 25, Vietnam lanzo una invasión a gran escala que aniquiló la mitad del ejército camboyano en dos semanas. El elevado número de bajas y las derrotas militares convencieron a los líderes de los Jemeres Rojos de evacuar las regiones orientales del país. El 7 de enero de 1.979, el ejército vietnamita entraba en Phom Phen, capital de Camboya, junto con miembros de la Resistencia camboyana anti-Jemeres Rojos, el Frente Unido Camboyano para la Salvación Nacional (KUNFS). Ese día, el régimen Jemer dejó de existir. Al día siguiente, se instaló un Gobierno camboyano pro-vietnamita, encabezado por el antiguo Jemer Rojo y luego combatiente anti-Jemer, Heng Samrin.

Unidades del Ejército vietnamita entrando en Phom Phen (enero de 1.979).

Los líderes jemeres se refugiaron en Tailandia. El Gobierno de Tailandia, que también recelaba del de Vietnam protegió a los Jemeres Rojos,acogiéndoles en el campamento Khao Larn de la provincia de Trat.

La Unión Soviética , los países comunistas de Europa Oriental y la India reconocieron inmediatamente al nuevo Gobierno camboyano, mientras que China, EE.UU., Reino Unido , Tailandia, Malasia o Indonesia le mostraron su hostilidad y sólo reconocieron como legítimo al depuesto régimen Kmer.

Civiles camboyanos tratando de huir del conflicto armado entre los dos países.

China llegó a acusar de Vietnam de forzar a Camboya dentro de una federación indochina bajo su hegemonía para servir como un puesto de avanzada de la dominación soviética mundial.

En febrero de 1.979, China desplegó una notable cantidad de tropas a lo largo de su frontera con Vietnam. Pocos días después lanzó un rápido ataque contra el país vecino, ocupando pequeños territorios al norte de Vietnam. El 2 de marzo, China conquistó Cao Bang y el 4, Lang Son. Parecía que el camino hacia Hanoi (capital vietnamita) estaba despejado. Pero, al día siguiente, el avance chino se detuvo por la encarnizada resistencia que encontraron. Otro factor que frenó el avance chino fue la gran cantidad de túneles con que tropezaron en su camino. Estos túneles eran los que había utilizado el Vietcong en la guerra de Vietnam contra EE.UU. Los túneles formaban auténticos laberintos que desesperaban a cualquiera. Considerando que aquella invasión había sido un éxito, los chinos se retiraron, dejando una estela de destrucción en las zonas que habían ocupado. Con el apoyo militar chino desaparecido tras esta ofensiva, los Jemeres Rojos quedaron abandonados a su suerte. Vietnam seguiría gobernando y ocupando militarmente el país durante una década (1.979-1.989), apadrinado en todo momento por el Gobierno soviético, que lograba con el régimen camboyano pro-vietnamita de la llamada República Popular de Kampuchea una victoria evidente sobre su gran enemiga: China.

Tropas vietnamitas tras conquistar Camboya. Permanecerían 10 años en el país. En el tanque se observan pegatinas con las banderas de ambos países.

Fuente: Wikipedia.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 10, 2014 en Asia Oriental

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: