RSS

España utilizó armas químicas contra los rebeldes rifeños en la Guerra de Marruecos.

10 Oct

Durante la Guerra del Rif (también conocida como Guerra de Marruecos), -entonces bajo el protectorado español,  y que se produjo entre 1.921 y 1.927, el Ejército Español de África hizo uso de agentes químicos, en un intento de sofocar la rebelión bereber en el Rif, dirigida por el caudillo rifeño Abd El-Krim.

Según el historiador Sebastian Balfour, la principal razón de los ataques con armas químicas era la venganza por la derrota del Ejército español en Annual en 1.921, donde las milicias rifeñas pasaron a cuchillo a 5.000 españoles.

Adb El-Krim (1.882-1.963), líder de las milicias rifeñas que combatían por la independencia.

El Desastre de Annual tendría tan graves consecuencias en la vida política española que a corto plazo acabó con el cada vez más impopular sistema de partidos de la Restauración, -inagurado con la restauración de la Monarquía borbónica en 1.875,- terminaría llevando al triunfante Golpe de Estado del General Primo de Rivera en 1.923.

El Ministro de Defensa (por aquel entonces, llamado Ministro de la Guerra) ordenó tras los hechos de Annual, la creación de una Comisión de Investigaciones para depurar responsabilidades. Esta Comisión fue encargada al General Juan Picasso González, quién tiempo después desarrollaría un informa titulado el Expediente Picasso. A pesar de que denunciaba errores militares, no se pudo  establecer responsabilidad  política debido a los obstáculos deliberadamente planteados por Ministros y Jueces. La opinión pública culpó al rey Alfonso XIII de haber alentado al General Manuel Silvestre a penetrar irresponsáblemente en posiciones lejanas a Melilla, sin poseer suficientes defensas en la retaguardia.

El informe de la polémica.

Ciudadanos de San Sebastián manifestándose en pro de la depuración de responsabilidades por el Desastre de Annual.

 

La utilización de armas químicas (más concretámente gases letales) no significó la primera acción brutal del Ejército español en Marruecos. Como represalia por la derrota sufrida en la Guerra de Melilla en 1.909, el Ejército llegó incluso a decapitar a marroquíes.

Tropas de la Legión española con cabezas de rifeños degollados.

El gas utilizado en 1.924, fue producido  por la Fábrica Nacional de Productos Químicos, en La Marañosa, cerca de Madrid. Esta  planta se construyó con una importante ayuda de Alemania y, sobre todo de Hugo Stoltzenberg, un químico asociado con el Gobierno alemán en actividades clandestinas de armas químicas a principios de los años 1.920.

España fue uno de los primeros países en utilizar  armas químicas contra la población química. En el contexto de la Guerra de Marruecos, el Ejército utilizó fosgeno, difósgeno, cloropicrina y gas mostaza (conocido también como iperita) de forma indiscriminada. Los objetivos más frecuentes eran la población civil, los zocos y los ríos.

Alrededor de 127 bombarderos se utilizaron en la campaña, lanzando alrededor de 1.680 bombas  al día. De aquellos aviones, se sabe que 13 fueron estacionados en la base aérea  militar de Sevilla. Antes de ser transportadas por los Farman F-60 Goliath, las bombas de gas mostaza habían sido traídas de los arsenales alemanes y entregadas en Melilla.

Postal propagandística del Ejército español en la Guerra del Rif.

Actualmente, la región marroquí del Rif mantiene una tasa de cáncer anormalmente alta. La Asociación para la Defensa de las Víctimas de Guerra del Rif considera que se debe a que los efectos tóxicos de aquellos bombardeos se siguen  sintiendo en esa población.

El 7 de septiembre de 2.005, la formación política Esquerra Republicana de Catalunya expuso una proposición no de ley al Congreso de los Diputados, en la que se solicitaba que España reconociese el uso sistemático de armas químicas contra la población de las montañas del Rif. Dicho proyecto fue rechazado  en la Comisión Constitucional del Congreso, el 14 de julio 2.007, por 33 votos en contra frente a 3 a favor. Tanto el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) como el Partido Popular (PP), votaron contra la iniciativa.

Otra postal propagandística de la época.

El joven Francisco Franco en la Guerra del Rif, conflicto en el que comenzó a cimentar su “prestigio” como militar.

José Millán de Astray, fundador de la Legión y Francisco Franco, ambos jefes del Tercio legionario en la Guerra del Rif.

Epílogo.

A España le cabe el dudoso honor de ser uno de los poquísimos países que ha utilizado armas químicas.  Antes de España sólo las habían utilizado Alemania y Gran Bretaña en la I. Guerra Mundial. Posteriormente Gran Bretaña volvería a utilizarlas, esta vez contra las poblaciones rebeldes de India.

Italia utilizaría armas químicas en la época de Mussolini contra poblaciones insurgentes de Libia y Etiopía (entonces llamada Abisinia). Esto fue entre finales de los años 20 y mediados de los 30.

Japón usaría armas químicas contra poblaciones chinas antes de y durante la II. Guerra Mundial.

Gracias al material que le suministro Estados Unidos, el régimen de Sadam Husein en Irak, pudo disponer de armas químicas que uso en la Guerra Irak-Irán (1.980-1.988), contra iraníes y kurdos.

El último país acusado de usar armas químicas ha sido Siria. Se supone que el régimen de Bachar El-Assad las ha usado en diversas ocasiones contra las distintas guerrillas a las que combate desde 2.011.

Fuente: Wikipedia.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 10, 2014 en Mundo Árabe y Musulmán., Uncategorized

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: