RSS

La República Social Italiana (1.943-1.945). El último Mussolini y el retorno al Fascismo originario.

26 Sep

La República Social Italiana,también conocida como República de Saló, fue el Estado creado por Benito Mussolini en el norte de Italia, ocupado por la Wehrmacht (Ejército de Tierra alemán), cuando la fuerzas alíadas tomaron las regiones del sur del país. Tenía formalmente su capital en Roma, pero en la práctica estaba en Saló, en el norte del país, no lejos de las fronteras suiza y germana. Existió entre 1.943 y 1.945.

Benito Mussolini fe su primer y único Jefe de Estado. Su política económica fue la socialización de la economía, y su forma de Gobierno consistió en una República Unipartidista/Militar a cargo del Partido  Fascista Republicano, declarando suprimida la Monarquía de la Casa de Saboya.

La República Social Italiana comenzó a gestarse tras la maniobra palaciega que culminó con la destitución y arresto de Mussolini el 25 de julio de 1.943. Desde el momento en que tuvo conocimiento de estos hechos, Adolf Hitler desconfió del nuevo Gobierno del Mariscal monárquico Pietro Badoglio y comenzó a preparar su respuesta ante la inminente capitulación del Reino de Italia ante los Alíados. Los planes de Hitler incluían la liberación de Mussolini y su restablecimiento en el poder.

Así, tras el anuncio oficial de la rendición italiana a los Alíados, el 8 de septiembre (la firma del acta de capitulación, se había producido en realidad, 5 días antes), las tropas alemanas entraron en Italia, tomando por sorpresa a su desprevenido e incompetente ejército, mientras el Rey Victor Manuel III  y el Mariscal Pietro Badoglio huían de Roma, dejando el campo abierto al avance germano.

El 12 de septiembre, un comando alemán. dirigido por el capitán de las SS, Otto Skorzeny llevó a cabo la Operación Roble, esto es la liberación  de Mussolini de su prisión en el Gran Sasso (Apeninos), más concretamente, el hotel-refugio de Campo Imperatore, donde se hallaba retenido el antiguo dictador. Una vez liberado, Mussolini fue llevado a Alemania y allí se entrevistó con Hitler.

 

Benito Mussolini, junto a su libertador, al capitán austríaco de las SS, Otto Skorzeny (1.908-1.975). Skorzeny, tras el fin de la contienda, se refugió en España. Murió en Mallorca.

 Tras su destitución, arresto y liberación, en poco menos de dos meses, Benito Mussolini se encontraba cansado de las responsabilidades de la guerra y poco dispuesto a retomar el poder, pero Hitler le instó a volver a Italia y a formar allí un  nuevo Estado Fascista bajo la protección de la Wehrmacht,amenazando al Duce con instalar la Administración Militar Alemana en Italia y sujetarla a las mismas penalidades que un  país ocupado (cuyo mejor ejemplo sería Polonia), en caso de no aceptar. Ante tal presión, Mussolini regresó a Italia y se instaló en Milán, desde donde, el 15 de septiembre anunció la creación del Partido Fascista Republicano y, tres días después, la reanudación de la guerra  al lado de Alemania y Japón. La sede del nuevo Gobierno quedó establecida en la pequeña localidad de Saló (provincia de Brescia). El nuevo régimen actuaba bajo la enorme influencia de los mandos militares de la Wehrmacht, que constituían el verdadero poder de la República Social Italiana.

Área geográfica de la República Social Italiana.

La ocupación militar alemana generó que las SS nazis también intervinieran en la represión contra la Resistencia italiana y en la deportación de los judíos italianos  a los campos de exterminio nazi; la comunidad judía italiana había sido discriminada desde 1.938, pero nunca perseguida por las autoridades fascistas, pero al convertirse Italia en otro país ocupado por el Tercer Reich, empezaron los arrestos y deportaciones contra los judíos allí residentes.

Paracaidistas del Ejército de la República Social Italiana, durante un desfile en Milán en 1.944.

En un desesperado intento de conseguir apoyo popular, Mussolini pidió la ayuda del ideólogo comunista Nicola Bombacci, quién sostuvo al régimen al redactar una serie de programas para la transformación económica de Italia, bajo el nombre de Socialización Fascista, aprovechando que en la RSI ya no existía la Casa de Saboya y que toda posible oposición al régimen sería aplastada por los alemanes. Mussolini intentó presentarse ante la población como un auténtico socialista deseoso  de reformas extremas, alegando que las presiones de la guerra le habían impedido llevar a cabo su programa original revolucionario en contra del capitalismo y del marxismo, con lo cual, el Duce intentaba volver a sus ideas socialistas y revolucionarias de su juventud. En la práctica, las leyes “socialistas” de Mussolini casi nunca pudieron aplicarse, debido a la radical desaprobación de las autoridades alemanas. Estas, lograron mantener la industria pesada del norte de Italia bajo estrecho control de las autoridades alemanas, anulando todo intento de Mussolini por introducir reformas. Además, el control real del Duce sobre el territorio italiano era muy precario y dependía de la cooperación voluntaria de los jefes de la Wehrmacht, quienes llegaron incluso a nombrar a autoridades municipales italianas por su cuenta, sin consultar en ningún momento al régimen mussoliniano.

 

Bandera oficial de la República Social Italiana.

El deterioro  económico causado por la guerra, las crecientes actividades de la Resistencia, las presiones bélicas e industriales de los alemanes, además del escaso poder real de Mussolini, hacían imposible que el régimen pudiese cumplir sus promesas de transformación radical, a lo cual se unía la desmoralización de los propios militantes fascistas a lo largo del año 1.944 ante la evidencia de la derrota final del nazismo. Desde comienzos de 1.944, Mussolini realizaba cada vez menos apariciones públicas, siendo la última el 19 de octubre de 1.944, en Milán, y pasaba los días en su residencia de Saló, severamente resguardado y vigilado por pelotones de las Waffen SS ( y no por milicianos fascistas).

 

Nicola Bombacci (1.879-1.945), el  comunista que sirvió de inspiración a la fascista República de Saló. Fue fusilado junto a Mussolini.

El 25 de abril de 1.945, coincidiendo con la entrada de los Alíados en el Valle del Po, estalló la insurrección partisana general en el norte de Italia, que culminó con la toma del poder el día 28 por parte del Comité de Liberación Nacional de la Alta Italia en Génova, Turín y Milán que ,tras proclamar el Estado de emergencia, puso fuera de la ley a los dirigentes fascistas, para quienes había decretado la Pena de Muerte desde el día 25. Al mismo tiempo, los partisanos atacaban a las guarniciones alemanas de grandes ciudades y hacia el 28 de abril, conseguían tomar el control de casi todas las grandes ciudades del norte de Italia, a veces tras serias bajas.

 Enterado de los sucedido, Mussolini disolvió inmediatamente su Gobierno en Saló y trató de escapar rápidamente a Suiza disfrazado junto con otros líderes fascistas y su amante Clara Petacci, uniéndose a un convoy de soldados alemanes. Sin embargo, el convoy fue detenido por partisanos el 27 de abril, quienes permitieron la retirada de los alemanes, pero exigieron a cambio la entrega de todos los italianos que huían con ellos; en esas circunstancias, Mussolini fue reconocido y hecho prisionero. Al día siguiente, fue fusilado junto con Clara Petacci, Nicola Bombacci y una docena de jerarcas fascistas que les acompañaban en la fuga. Era el definitivo fin de la efímera y precaria República Social Italiana o República de Saló.

Voluntarias del Servicio Auxiliar Femenino de la República Social Italiana (1.944).

 

Milicianos fascistas voluntarios de la RSI.

 

Cartel de propaganda de cuerpo de Brigadas Negras de la RSI.

 

Cartel para el reclutamiento de voluntarios  en las unidades italianas de las Waffen SS.

 Uniformes de diversos cuerpos militares de la RSI.

Sello de la RSI (1.944).

Benito Mussolini al frente de la RSI. En realidad, ya no era más que un títere de la Alemania nazi, sin ningún poder real y ninguna escapatoria, pues la victoria alíada era ya, irreversible.

 

Tras ser fusilados Benito Mussolini y su amante, Clareta Petacci, sus cadáveres fueron linchados y humillados de todas las maneras imaginables. También colgados boca abajo en una plaza de Milán donde fueron rajados, escupidos, orinados, insultados,etc. Tal era la ira antifascista en aquellos momentos.

Fuente: Wikipedia.

 
1 comentario

Publicado por en septiembre 26, 2014 en II. Guerra Mundial.

 

Una respuesta a “La República Social Italiana (1.943-1.945). El último Mussolini y el retorno al Fascismo originario.

  1. MartinH

    septiembre 27, 2014 at 5:13 pm

    No entiendo porque dices que Bombacci era comunista, cuando había sido expulsado del partido en el año 27. También había sido seminarista católico y miembro importante del Partido Socialista Italiano, pero no lo adjetivas de esa forma. La cuestión es que tu texto lleva a confusión, pareciendo querer decir que Bombacci era comunista cuando colaboró con el régimen fascista, lo cual es absolutamente falso, ya que para aquel entonces Bombacci estaba totalmente convertido al fascismo.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: