RSS

La jauría humana (Arthur Penn, 1.966). Una película imprescindible que disecciona lo peor que llevamos dentro los seres humanos.

19 Jun

Para celebrar mis 500 primeros post en este blog he decidido hacerlo escribiendo sobre una de mis películas favoritas. Una película que ví por primera vez cuando todavía era un niño y no tenía edad para verla. Y que me impactó profundamente. De hecho, procuro verla cada vez que la ponen y nunca me canso de verla. Porque, al contrario que muchas otras no ha envejecido, sino que conserva su frescura y su mensaje, a casi 50 años de su rodaje. Entre otras cosas, porque desgraciadamente, la humanidad no ha mejorado mucho desde entonces e incluso ha empeorado.

Se trata de La jauria humana, dirigida en 1.966 por Arthur Penn. Está basada en una novela de Horton Foote, titulada The Chase (La jauría). Supone uno de los mejores análisis sociológicos de la Norteamérica profunda. Una radiografía sumamente acertada, sólo comparable en ese sentido a la igualmente magistral Matar a un ruiseñor (Robert Mulligan, 1.961), en tanto que ambas películas ponen un espejo enfrente a una parte de la sociedad estadounidense, que obviamente tendría que sentirse particularmente incómoda frente a él. Y es que lo que se nos muestra en La jauría humana es esa América profunda del aburrimiento, la mediocridad, la envidia, los prejuicios, las injusticias y desigualdades sociales y la violencia incubada y reprimida por todos hasta que una ocasión propicia la hace estallar. La jauría humana es incómoda de ver porque nos muestra a los humanos lo peor que llevamos dentro de nosotros. La película, entre otros méritos, sabe irnos introduciendo en un clima progresivamente enrarecido  e insano, que intuimos, sólo puede derivar en violencia y tragedia. Vemos como las cosas se van degenerando por culpa un poco de todos, y como una sociedad aparentemente normal e incluso idílica, esta moralmente envenenada y no puede ofrecernos nada positivo.

Probablemente, cualquier persona que haya vivido en una pequeña localidad donde todo el mundo se conoce, haya esperado alguna vez experiencias similares a las del filme. Porque en el filme de Arthur Penn, vemos hipocresía, odio, cobardía, maldad, lujuría,etc. Toda la basura que llevamos dentro los humanos. Si a eso le añadimos un contexto de conflictividad racial y cambios sociales como era el de Estados Unidos en la década de los 60, cuando el país comenzaba a experimentar una revolución cultural sin precedentes y en cierto modo, estaba en guerra consigo misma (la Norteamérica liberal contra la reaccionaria), el cocktail resulta explosivo. Lo más impactante del filme es que todo lo que se narra es totalmente verosímil. Podría ocurrir perfectamente en la realidad.

Esta claro que en los 60, el cine estadounidense perdió su inocencia y comenzó a contar historias conflictivas y mostrar la cara más desagradable del país. Aquella que el stablisment se negaba a ver. Y fue entonces, cuando llegaron una serie de cineastas que rompieron moldes como Arthur  Penn, John Frankenheimer, John Cassavetes, etc. No se entiende una obra como La jauría humana sin conocer el contexto histórico en que fue realizada. Por primera vez, a la sociedad estadounidense se la hacía mirarse en el espejo y preguntarse de parte de quién estaba. Fueron los años en que les asesinaron a un Presidente, y a su hermano, cuando se postulaba como candidato, los años de la lucha de los Derechos Civiles de los negros, de la liberación sexual, de las protestas contra la Guerra de Vietnam, de la Crisis de los misiles cubanos, de la dimisión de Nixon por el escándalo Watergate, de las drogas y los hippies,…Demasiadas cosas al mismo tiempo para que una sociedad hasta ese momento estática y conservadora, pudiese resistirlas sin volverse loca.

Arthur Penn fue un cineasta que realizo pocas películas, pero ¡ qué películas¡. El zurdo (1.957), renovadora visión de Billy El Niño, Bonnie and Clyde (1.967), sobre la célebre pareja de atracadores, El restaurante de Alicia (1.969), sobre el mundo hippie y la contracultura, Missouri (1.974), extraño e inquietante western o La noche se mueve (1.975), enfermizo policíaco, donde Gene Hackman nos deleita con una de sus habituales interpretaciones magistrales. Sús últimas películas, como Target (1.985), aunque correctas, resultan, sin embargo, algo impersonales. Y algunas más.

Además de ser la mejor película de su director (para mí es perfecta, redonda), cuenta con un espléndido elenco. Además del entonces ya consagrado Marlon Brando, tiene a los entonces ascendentes Jane Fonda y Robert Redford, a Angie Dickinson, James Fox y Robert Duvall. La partitura es maravillosa y contribuye al climax de dramatismo y tensión del relato.

Imágenes de La jauría humana.

E.G. Marshall, Angie Dickinson y Marlon Brando.

Robert Redford como el presidiario Bob Ribbs

James Fox, Jane Fonda y Robert Redford.

La violencia va in crescendo sin que nadie sea capaz de evitarlo.

Janice Rule hace una estupenda interpretación de esposa infiel con ganas de marcha.

Jane Fonda en un personaje tan sensual como temperamental.

arthur-penn

El director Arthur Penn (1.922 – 2.010).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 19, 2014 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: