RSS

Los Tarantos (Francisco Rovira Beleta,1.963). Romeo y Julieta en el mundo gitano barcelonés.

11 Nov

He estado viendo recientemente una de las películas españolas más sorprendentes, innovadoras y premiadas en su momento (estuvo nominada a los Oscars). Se trata de Los Tarantos, dirigida en 1.963 por Francisco Rovira Beleta (1.912-1.999). La película narra una historia de amor imposible entre una pareja de jóvenes cuyas respectivas familias se odian a muerte por antiguas rencillas nunca del todo aclaradas. Es un guión muy interesante que nos traslada el mito de Romeo y Julieta al mundo gitano de Barcelona en los años 60. Según voy descubriendo los grandes clásicos del cine español de los años 50 y 60, me doy cuenta que la mayor parte de estas cintas hablan sobre la venganza, el odio y la envidia, esos tres nefastos sentimientos que por desgracia nos son tan comunes a los españoles.  Se podría hacer una magnífica trilogía española sobre tan malos sentimientos con tres estupendos clásicos españoles (todos ellos premiados en festivales, por cierto): La venganza (Juan Antonio Bardem, 1.958), Los Tarantos (1.963) y La caza (Carlos Saura, 1.965). Y es que probablemente, a la hora de rodar se nos ha dado mejor la tragedia, el drama pasional y social y escarbar en nuestras miserias que hacer comedia (salvo en el caso de algún maestro de este último género como Berlanga). La prueba esta en que el cine patrio está repleto de comedias que son bodrios dirigidas por Mariano Ozores, Pedro Lazaga, Luis María Delgado,etc. Y en cambio, cuando rodamos dramas o tragedias nos salen peliculones que nos los premian en los festivales.

Los Tarantos narra el enfrentamiento atávico entre dos familias gitanas de los suburbios barceloneses: los Tarantos y los Montoya. En medio del odio, se interpondrá el amor. Pero claro, nada resultará fácil para los jóvenes amantes en un microcosmos mezquino, ruín y vengativo.

La película cuenta con estupendos números musicales de sevillanas y flamenco y con la presencia de dos mitos del género: la bailaora Carmen Amaya, que falleció ese mismo año y Antonio Gades. También destacar la guitarra de Peret. La pareja protagonista está encarnada por el desconocido Daniel Martín (nada que ver con el cantante de El canto de el loco) y la guapísima Sara Lezana, que hizo varias películas más sin mucho éxito y acabo montando su propia compañía de baile. Es tan guapa que hay planos que me recuerda a Elizabeth Taylor.

El filme está bien rodado, tiene buena fotografía, los números musicales están bien acoplados con la trama (lo que es importante) y la atmósfera de dramatismo y tensión muy conseguida. A pesar de sus limitaciones técnicas y presupuestarias, se ve con mucho interés y ha resistido bien el paso del tiempo, lo que no se puede decir de otros dramones de esa època. Todo respira realismo y autenticidad. Lo único que lamento es que su director esté tan olvidado y que esta película no haya sido todavía rescatada para las nuevas generaciones. Una película, que recuerdo, podía haber sido la primera de la Historia de España en haber ganado el Oscar. Y con toda justicia.

Antonio Gades bailando en la noche barcelonesa.

La mítica bailaora Carmen Amaya (1.913-1.963).

Sara Lezana.

Daniel Martín.

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 11, 2013 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: