RSS

Monstruos marinos que existieron realmente. Una lista de los más terroríficos y singulares.

14 Sep

Hace millones de años, mucho antes de que los humanos apareciésemos sobre la Tierra, existieron en los océanos una serie de criaturas de enorme tamaño y aspecto monstruoso. Es una suerte para nosotros que se extinguieran mucho antes que nosotros porque nos hubiesen devorado sin contemplaciones.

A continuación una serie de criaturas marinas de pesadilla:

Xiphactinus.

Llamado anteriormente Portheus, era un arenque gigante que vivió en el período Cretácico (el último de los períodos de la Era Secundaria en que vivieron los dinosaurios). Los Xiphactinus eran peces depredadores voraces. Al menos una docena de ejemplares de otros peces se han recogido de los estómagos de estos animales, sin digerir o tan sólo parcialmente digeridos. Xiphactinus medía entre 4,5 y 6 metros de longitud. Controlaba su enorme cuerpo gracias a sus aletas, consiguiendo así una buena maniobrabilidad a pesar de su gran talla. Sus mandíbulas tenían un gran tamaño, y pudieron funcionar a modo de tubo de succión para atrapar a sus víctimas.

Huesos de Xiphactinus han sido encontrados en buen estado en lugares tan diversos como Venezuela, República Checa o Cánada.

Un Xiphactinus a punto de devorar a un Hesperornys, un ave marina de la época.

Devorándola.

Placodus

Placodus era un reptil, que vivió hace 240 millones de años en el Triásico. Habitó las aguas cálidas de lo que hoy son Francia, Alemania y Polonia, así como en China. Sus dientes incisivos estaban programados para romper las conchas de los mariscos y bivalvos de los que se alimentaba. Su cola era su principal medio de propulsión en el agua. Por su aspecto recuerda a un tritón. Medía unos 2 metros de longitud.

Shonisaurus.

Sin lugar a dudas, el mayor carnívoro marino que ha existido en nuestro planeta. A pesar de su aspecto similar al de un delfín, era un reptil marino. Pertenecía a la familia de los ictiosaurios o saurios peces, que vivieron en la Era Secundaria. Fósiles de este animal han sido descubiertos en Nevad (EE.UU.). Estas criaturas vivían en mar abierto donde daban a luz a sus crías. Medía hasta 23 metros de longitud. Vivió en el Triásico.

Metriorynchus

Este animal fue un cocodrilo marino que vivió en los océanos del Jurásico en Inglaterra, Francia y Alemania. No se han hallado huevos o nidos suyos, por lo que se desconoce mucho del ciclo vital de este animal. El nombre Metriorynchus significa “hocico moderado”. Se ignora también, porque siendo un cocodrilo tenía cola de delfín. Otro aspecto curioso es que en unas ilustraciones se le representa con aletas y en otras con patas, como aquí se puede ver. Medía 4 metros.

Cryptoclidus.

Pertenecía al género de los plesiosaurios. Vivió en Inglaterra, Francia, Rusia y Sudamérica durante el Jurásico. Se alimentaba de peces y calamares que destrozaba con sus largos y afilados dientes. Alcanzaba 8 metros de longitud.

El Cryptoclidus era un animal anfibio pues salía a tierra a tomar el sol, aunque nunca se alejaba mucho de la orilla, ya que era mucho más ágil en el agua.

Tylosaurus

Perteneció a la familia de los mosasaurios, reptiles marinos que se convirtieron en uno de los grupos de predadores marinos dominantes durante el período Cretácico. A pesar de su aspecto, los mosasaurios no eran cocodrilos. Estaban más emparentados con lagartos varanos y serpientes. El Tylosaurus vivió en los mares de Estados Unidos y estaba en lo alto de la cadena alimenticia devorando peces, tiburones, mosasaurios más pequeños , plesiosaurios (se encontró uno en el estómago de un Tylosaurus) , tortugas marinas y aves acuáticas. Un animal casi idéntico, llamado Hainosaurus, fue descubierto en Bélgica hace años, lo que da idea de la amplia distribución geográfica de estos animales. Medía hasta 15 metros.

Kronosaurus

Perteneció al subgrupo de los pliosaurios o plesiosaurios de cuello corto. La mayoría de sus fósiles se han encontrado en Australia, donde se descubrió por primera vez en Queensland en 1.889. Sin embargo, el fósil mejor conservado y más completo es el encontrado en la localida de Villa de Leyva (Colombia), en 1.977. También fue uno de los grandes predadores de su época. Su cráneo era el más grande del reino animal (3 metros de longitud) lo que le daba un aspecto más terrorífico. Medía 13 metros de longitud total.

 

El cráneo del animal.

Basilosaurus.

Fue el primer cetáceo en aparecer en el registro fósil. Al ser descubierto, se pensó erróneamente que era un reptil marino. De ahí su nombre, que significa Saurio-Rey. Tenían una gran distribución a nivel geográfico, ya que se han encontrado fósiles en lugares tan distantes entre sí como EE.UU., Egipto o Pakistán.

Aparecieron mucho después de la extinción de los dinosaurios. Por lo tanto, no convivieron con los animales antes descritos. Vivieron en el período Eoceno (Era Terciaria) hace entre 45 y 36 millones de años. Habitaban aguas costeras poco profundas. Era una ballena carnívora que se alimentaba de pees, tortugas y otros cetáceos más pequeños. En el estómago de un Basilosaurus se encontró el esqueleto de un tiburón. Medía 21 metros de longitud.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 14, 2013 en Cultura

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: