RSS

Jacques Maritain (1.882-1.973): El Humanismo Integral.

22 Ago

El pensador del que hablaré hoy ha tenido una gran importancia en el desarrollo del pensamiento cristiano a lo largo del siglo XX. Llevó al Cristianismo Católico hacia posiciones humanistas en una época en que la mayor parte de la Jerarquía Católica todavía mantenía posiciones no ya antiliberales y antiparlamentarias, sino directamente integristas y ultramontanas. Su pensamiento supone una renovación del pensamiento católico tratando de adaptar a este al mundo moderno, pero al mismo tiempo, sin renunciar a sus esencias, y sobre todo dotándole de una vertiente profundamente humanista. En una Era de conflictos, violencia y totalitarismos, Maritain quiso que la sociedad encontrase una fórmula lo más social y humana posible donde el ser humano se encontrase a salvo y sin renunciar a la esfera religiosa. Se podrá o no estar de acuerdo con él, pero considero muy meritorio que dentro del mundo católico (tan cerrado e inmovilista) haya surgido una figura como la suya. Un figura que fue siempre la de un disidente contra el poder arbitrario y antidemocrático.  Así, tanto Maritain como otros pensadores cristianos humanistas franceses (George Bernanos, Francois Mauriac, Emmanuel Mounier) se enfrentaron a la “Cruzada cristiana de liberación” del General Franco, cuando el resto de los católicos del mundo la apoyaban ardientemente. Eso demuestra altura de miras e independencia y sobre todo estar dispuesto a jugarse el tipo.

Jacques Maritain (1.882-1.973) fue un joven materialista que , tras una crisis muy radical, se convirtió al catolicismo. Durante unos años, formó parte del movimiento Acción Francesa, hasta que llegó la condena pontificia. Acción Francesa era un movimiento claramente de extrema derecha. A partir de ese momento, el pensamiento de Maritain comienza a cambiar, a hacerse más social y humanista. Su obra más importante y representativa fue Humanismo integral (1.936), que tuvo un gran impacto entre los católicos de todo el mundo. De este modo, se convirtió en un punto de referencia necesario para todo el pensamiento político de inspiración católica. Otra obra también de contenido político que tuvo cierta trascendencia fue Cristianismo y democracia (1.943). Para Maritain, la aceptación de la democracia es una exigencia ética del cristianismo.

Maritain tiene una postura crítica para toda la cultura moderna que arranca del Renacimiento, porque cree que le falta una base sólida donde apoyarse. Europa ha querido construir una cultura racionalista, pero él constata que la pura razón ha resultado impotente para asegurar la unidad espiritual de la Humanidad.

No se trata de negar el Humanismo sino de hacer comprender al hombre que si quiere un auténtico humanismo, el movimiento del progreso no debe separarse del movimiento de la gracia. Se trata de que el hombre redescubra sus conexiones con lo dívino o sobrenatural. Su humanismo teocéntrico -opuesto tanto al liberalismo individualista como a las corrientes marxistas y fascistas- recibe el nombre de Humanismo Integral.

Maritain consideró que la propiedad es un derecho natural necesario para la realización de la persona, pero no es un derecho ilimitado que pueda adoptar todas las formas. Rechaza la propiedad capitalista que convierte a los que no poseen en plebe. Aplicó el concepto de propiedad a la actividad del trabajador y elaboró el concepto de propiedad del oficio o la profesión que tiene derecho a las mismas tutelas (o protecciones) que se dan a las otras formas de propiedad. El trabajo del obrero debe ser considerado como una forma de propiedad empresarial y por ello, merece una participación en la gestión de la empresa. Maritain quería que hubiese límites a la concentración de capital y a la apropiación exclusivista de los beneficios por parte de los capitalistas.

Contra la moda fascista entonces imperante, niega que el Estado sea todo, sea un superhombre colectivo. El Estado no es más que una organización especializada en gestionar los intereses comunes, no tiene valores absolutos, sino que está al servicio de la comunidad.

La vida política es mucho más que la pura actividad estatal. Es necesario organizarla y racionalizarla. Otra forma de falso realismo sería el pensamiento marxista, que coloca al proletariado como el protagonista del progreso que para llegar a su misión tiene que eliminar a la clase contraria. Aquí señala que el pensamiento y la práctica han caído de nuevo en la absolutización de algo relativo.

En cuanto a la democracia, para Maritain  tiene una consideración moral. Es necesario un acuerdo sobre los principales valores que deberían formalizarse expresándolos en una carta de moralidad política y social. Así, la democracia se llena de sentido ético:  ” en un sistema democrático, la utilización de medios incompatibles con la justicia y la libertad debería ser considerada, en sí misma, una operación de autodestrucción”.

Cristianismo y democracia tienen una implicación fundamental. Maritain recuerda que en el cristianismo se ha defendido que el poder viene de Dios y del pueblo y cree que las bases de los regímenes populares se encuentran más en la inspiración evangélica que en la filosofía de Rousseau. Por ello, en las sociedades democráticas, la Iglesia tiene un papel fundamental, que no es teocrático, sino de inspiración moral. En concreto, con respecto al Estado, Maritain , propone la fórmula de un Estado laico cristianamente constituido, es decir un Estado donde lo espiritual y lo temporal posean en plenitud su función y dignidad de fin y agente principal, pero no de fin último ni de agente principal supremo.

Los partidos políticos tienen un papel fundamental en la democracia, pero si devienen hegemónicos respecto de la sociedad, entramos en la corrupción. Corresponde a la democracia señalar los límites dentro de los cuales la clase política puede ejercer sus funciones.

Entre sus amigos españoles destacaron el músico Manuel de Falla y el escritor José Bergamín.

Jacques Maritain (1.882-1.973).

Fuente: Manual de Historia de las Teorías Políticas. Fernando Prieto. Unión Editorial.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 22, 2013 en Filosofía y Pensamiento.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: