RSS

El hombre de las pistolas de oro (Edward Dimitryk,1959). Un western que nos invita a reflexionar sobre la conducta humana.

27 Jul

Si hay un género (junto con el cine negro), que ha producido un sinfín de obras maestras ese ha sido el western. Sin embargo, hoy día , apenas se hacen y desde comienzos de los 70, el género sufre una irreversible agonía. De vez en cuando, aparece una gran película, que aparentemente va a resucitarlo (Bailando con lobos,1991; Sin perdón, 1992; Valor de ley, 2010), pero todo resulta un espejismo. Además en este mundo actual en que vivimos en que predominan lo politicamente correcto, la estúpidez y la censura (si es que las tres cosas no son la misma) el western parece estar desprestigiado por unas mayorías indocumentadas que lo califican de americanada, arcaísmo,etc. Pero lo cierto es que en ningún otro género se dan tantas clases de filosofía en pantalla como en el western, porque básicamente de lo que nos hablan las películas del Oeste es de hacia donde van nuestras vidas, el sentido y coherencia de estas y la lucha por la supervivencia del individuo ( y a veces también su familia) en un entorno extraordinariamente hostil. Sólo por eso, ya el western es filosofía pura. Esta opinión se me ha reafirmado viendo una joya del género que no conocía, titulada El hombre de las pistolas de oro, dirigida por el a menudo infravalorado y olvidado Edward Dimitryk, en 1959, y cuyo título original es Warlock, la localidad donde la acción transcurre.

En la película nos damos cuenta de las enormes carencias y limitaciones que tenemos los humanos: la mediocridad, la cobardía, la dependencia con respecto a otros que esperamos nos resuelvan la vida, lo difuso de la frontera que separa el bien del mal, y por tanto la ambigüedad moral, la justicia unida al despotismo- en el caso del pacíficador al que contratan los lugareños-, amistades aparentemente inquebrantables que sólo se sostienen por mezquinos egoísmos, afanes de venganza asociados al amor despechado, vidas errantes que nunca encontrarán la brújula que las oriente definitivamente,etc.  Todo eso lo encontramos en esta película. Y es muchísimo. Simplemente hay que fijarse, observar detenidamente, quedarse con frases o aspectos concretos de la trama. Hay giros narrativos que le dan mayor vigor e interés a la narración. La historia está mucho más trabajada que muchos de los productos cinematográficos que consumimos hoy día.

La principal lección que podemos extraer de esta estupenda cinta es que la violencia engendra más violencia en una espiral a la que es muy difícil ponerle fin.

Cuando la película parece haber llegado a su fín, nos encontramos con que no es así. La historia prosigue con  situaciones inesperadas que nos hacen tener todavía más interés en lo que ocurre. Difícil no sentirse identificado con alguno de los personajes ( o con varios) y sus miserias y vicisitudes. Si tuviese que catalogar de alguna manera El hombre de las pistolas de oro, lo haría como western metafísico. Muy recomendable. Además está protagonizada por un trío de ases del Hollywood clásico: Richard Widmark, Henry Fonda y Anthony Quinn.

Richard Widmark interpreta a Johnny Gannon, personaje al que vemos realizar una transición del mal al bien y al que las dudas acompañan en todo momento.  Magnífica interpretación del hoy injustamente olvidado e infravalorado Richard Widmark (1914-2008). Un actor que resulta tan temible y convincente tanto de bueno como de malo.

El hasta ese momento angelical Henry Fonda compone un personaje obscuro, pero tremendamente coherente en todos sus actos.

Henry Fonda y Anthony Quinn. A veces, las amistades pueden ser más sórdidas  y menos auténticas de lo que parecen y ocultar relaciones personales enfermizas.

Dorothy Malone. Su personaje está envenenado por el odio y la venganza.

Original

El director Edward Dimitryk (1908-1999).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 27, 2013 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: