RSS

Los últimos Golpes de Estado de la Historia de España: 27/10/1.982 y 02/06/1.985.

10 Jul

La Historia de hoy es muy poco conocida, fundamentalmente porque al Poder no le interesa que sepamos la Historia Oculta de nuestro país: las mentiras oficiales y las cloacas del Estado. Lo cierto es que la Transición se hizo bajo dos amenazas que se retroalimentaban la una a la otra: terrorismo y golpismo. Estuvimos más cerca de volver a la Dictadura Militar de lo que podemos imaginar. Nos creemos que el 23-F fue algo aislado y excepcional. No. Simplemente fue la única intentona que llegó a materializarse y no fue desarticulada antes. Hubo planes golpistas antes y después del 23-F. Si es verdad que el 23-F y sobre todo su fracaso cambió las cosas, el ambiente, pues desde entonces las fuerzas de extrema derecha se desmoralizaron. De hecho, los actos organizados de violencia llevados a cabo por grupos ultras como los Guerrilleros de Cristo Rey cesaron para siempre.

El 28 de octubre de 1.982 se produjeron las elecciones generales que dieron una histórica victoria al Partido Socialista Obrero Español, que consiguió 10.000.000 de votos y aproximadamente el 48% de los sufragios. La victoria socialista era algo sabido desde hacía muchos meses, pues también desde hacía muchos meses, el partido en el Gobierno, la UCD se venía suicidando de distintas formas. Además, sin su principal baza, su ex-líder, Adolfo Súarez no tenían nada que hacer. Supongo que la idea de un Gobierno presidido por los socialista ponía los pelos de punta a los militares, pues estos se habían criado en los valores de la propaganda franquista, donde todas las ideas progresistas o de reivindicación social no dejaban de ser distintas formas de comunismo. Esta era la época en que todavía la gente pensaba que el PSOE iba a ser de izquierdas. En 1.982 todavía había ilusión, movilización ciudadana, esperanza… e ingenuidad.

La conspiración golpista para el 27 de octubre de 1.982 (es decir, el día antes de las elecciones generales), fue desmantelada a primeros de octubre y aunque se informó de la misma, se minimizó esta información, con la colaboración de los principales medios de comunicación para no producir alarma social. Este plan golpista apenas afectó a la campaña electoral, quedando en el olvido.

Los planes para el Golpe de Estado eran más precisos que los del 23-F. El 1 de octubre, el Ministro del Interior, Juan Jóse Rosón tuvo conocimiento de la conspiración. Tras valorar la situación tanto el Ministro del Interior, como el Presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo y otros responsables, como el director del Servicio Secreto (CESID), el general Emilio Alonso Manglano, se decidió que era preferible intervenir rápidamente, sin profundizar en la investigación, para evitar complicaciones mayores. El día 2 de octubre, domingo, a primera hora se detuvo a los principales implicados: los coroneles de artillería Luis Muñoz Gutiérrez y Jesús Crespo, así como al hermano de este, el teniente coronel José Crespo, que quedaron incomunicados. A su vez, varios condenados por el 23-F fueron trasladados a otras prisiones, el principal Jaime Milans del Bosch a la de Algeciras.

Juan José Rosón (1.932-1.986). Ministro del Interior del Gobierno Calvo-Sotelo (UCD).

En las listas tenían implicación cerca de 400 personas.

Jaime Milans del Bosch y Ussía (1.915-1.997).

Jaime Milans del Bosch se entrevistó con el coronel Muñoz Gutiérrez, estando en la prisión de Fuencarral. Según lo planes golpistas, Milans sería liberado y lideraría el resto de acciones del Golpe de Estado.

Emilio Alonso Manglano

Emilio Alonso Manglano (1.926-2.013), director del CESID en aquella época (1.981-1.995), fallecido hace unos días.

La conspiración golpista para el 2 de junio de 1985 fue llevada a cabo tanto por militares como por civiles y estaba preparada para que se produjese durante el desfile militar del Día de las Fuerzas Armadas en  La Coruña. El plan fue desmantelado desde el principio por el CESID, si bien el Gobierno de Felipe Gónzalez optó por no tomar medidas una vez descabezado el golpe.

El objetivo era crear un vacío de poder que facilitase la intervención del Ejército en la política española, generando así una involución política.

Para ello planearon asesinar al Presidente del Gobierno, Felipe Gónzalez, al vicepresidente primero, Alfonso Guerra, al Ministro de Defensa, Narcís Serra, a los jefes de la cúpula militar, los almirantes Ángel Liberal y Guillermo Salas y los tenientes generales José María Sáenz de Tejada y José Santos Peralba. Asimismo, los golpistas planearon acabar con la vida de toda la Familia Real que se hallaría presente, (excepto el Príncipe Felipe, que no se hallaba allí aquel día) presidiendo el desfile. Al acto también asistirían los Presidentes del Congreso, Senado, Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial. El múltiple magnicidio se llevaría a cabo mediante la explosión de una o varias bombas situadas bajo la tribuna de autoridades, durante el desfile militar del Día de las Fuerzas Armadas, que se celebraría el 2 de junio de 1.985 en La Coruña.

Los militares implicados tenían previsto alquilar un edificio con sótano próximo a la tribuna y horadar un túnel en el que colocar más de 100 kilos de potentes explosivos. Estos habrían sido proporcionados por un empleado de una empresa constructora, pues el uso de material explosivo procedente de las Fuerzas Armadas habría delatado la conspiración militar. Más tarde, ETA habría sido culpada del ataque.

Mensaje de Navidad del Rey en 1.985, el mismo año del Golpe que de haber triunfado le hubiera matado a él y toda su familia. Sólo hubiera quedado el Príncipe, todavía menor de edad por unos meses.

El Gobierno socialista, en su afán por no hacer pública la fragilidad de la democracia española meses antes de la entrada de España en la Unión Europea (entonces Comunidad Económica Europea), y con el objeto de no dar a la ultraderecha más mártires que los que ya se encontraban en prisión, decidió limitar su acción, no llevar a cabo ninguna actuación y ocultar el asunto.

Felipe Gónzalez.

En 1.997, Felipe Gónzalez ya en la oposición, realizó unas declaraciones en las que hacía público esta nueva intentona golpista. Hasta la fecha, es la última conspiración militar de la que se tiene constancia en España, al menos de forma pública.

Fuente: Wikipedia.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 10, 2013 en Crimen Organizado

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: