RSS

Thomas Sankara; Modelo revolucionario para África.

25 Abr

Thomas Sankara (1.949-1.987) fue un capitán militar, revolucionario, marxista y teórico panafricanista que presidió Burkina Faso de 1.983 a 1.987. Es visto como una figura carismática e icónica de la revolución; por eso es conocido como el “Che Guevara africano”.

Sankara tomó el poder por medio de un Golpe de Estado apoyado popularmente, con el objetivo de eliminar la corrupción y el predominio de la ex-potencia colonial francesa. Inmediatamente lanzó el programa de cambio social y económico más ambicioso jamás intentado en el continente africano. Para simbolizar esta nueva autonomía y renacimiento, llegó a rebautizar al país de Alto Volta a Burkina Faso, que significa el país de los hombres íntegros. Su política exterior se centró en el antiimperialismo, durante su Gobierno trató de evitar la ayuda exterior, impulsando la reducción de la deuda odiosa, estatizando todas las tierras y riquezas minerales, para evitar el poder y la influencia del FMI y el Banco Mundial. Sus políticas nacionales se centraron en prevenir la hambruna con una autosuficiencia agraria y una reforma agraria. Le dió prioridad a la educación con una campaña de alfabetización y promovió la salud pública con la vacunación de 2,5 millones de niños contra la meningitis, fiebre amarilla y sarampión. Otros componentes de su agenda nacional incluyeron la plantación de más de 10 millones de árboles para poner fin a la creciente desertificación del Sahel, la duplicación de la producción de trigo debido a la redistribución de la tierra de los terratenientes feudales a los campesinos, la suspensión de los impuestos rurales y las rentas nacionales, y el establecimiento de un ambicioso programa de construcción de ferrocarriles y carreteras para unir la nación. Además, su compromiso con los derechos de la mujer,le llevó a prohibir la mutilación genital femenina, los matrimonios forzados y la poligamia; al nombrar a mujeres para altos cargos gubernamentales y a alentarlas a trabajar fuera de casa y a quedarse en la escuela aprendiendo aunque estuvieran embarazadas. Sankara también promovió la planificación familiar y alentó a los maridos a ir de compras y a preparar comidas para experimentar por sí mismos las condiciones a las que se enfrentaban las mujeres.

La administración de Sankara fue también el primer gobierno africano en reconocer públicamente al SIDA como una gran amenaza para África.

Sus revolucionarios programas de autosuficiencia africana como una desafiante alternativa a las estrategias de desarrollo neoliberal impuestas por Occidente, le transformaron en un icono para muchos de los pobres de África. Sankara sigue siendo popular entre la mayoría de los ciudadanos pobres de su país. Sin embargo, sus políticas le  alienaron y enemistaron (como era de esperar) los intereses creados de un conjunto de grupos, que incluía a la pequeña, pero potente clase media de Burkina Faso, a los dirigentes tribales que fueron despojados del derecho tradicional de utilización de los trabajos forzados y el pago de tributos a ellos, y por último los intereses financieros extranjeros en Francia y el alíado africano de esta en la región, Costa de Marfil. Como resultado de todo esto, fue derrocado y asesinado en un Golpe de Estado  respaldado por Francia y liderado por Blaise Compaoré el 15 de octubre de 1.987. Una semana antes de su asesinato, Sankara declaró: “Aunque los revolucionarios, como individuos, puedan ser asesinados, nunca se podrán matar sus ideas“.

El cuerpo de Sankara fue desmembrado y enterrado rápidamente en una tumba anónima, mientras su viuda y sus dos hijos huían del país. Compaoré revocó inmediatamente las estatizaciones, anuló casi todas las políticas de Sankara y devolvió al país a la tutela del FMI y abominó del legado de Sankara.

Thomas Sankara (1.949-1.987).

Blaise Compaoré. El Gran Traidor. Antiguo compañero y alíado de Sankara, no dudó en derrocarle y asesinarle, para tomar el poder e instaurar una dictadura contra su Pueblo y al servicio de los intereses de Francia y bajo las directrices económicas del FMI. En ningún país faltan vendepatrias que estén dispuestos a destruir los procesos revolucionarios, a cambio de que los poderosos que les financian (y manejan) les den unas migajas del pastel y puedan sentirse triunfadores.

Bandera de Burkina Faso de la época de Sankara. Hasta esta bandera ha eliminado el servil y repugnante  Compaoré.

Dos tristes imágenes de la  Burkina Faso actual.

Fuente: Wikipedia. Para más información: http://www.thomassankara.net

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 25, 2013 en África subsahariana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: