RSS

Otto Preminger (Viena,1.906-Nueva York,1986). Lo mejor y lo peor de un clásico de Hollywood.

18 Abr

Hoy continuamos con la infatigable muestra de grandes talentos del Hollywood clásico, aquella época en que la industria, sus estrellas y directores lo fueron todo. El protagonista de hoy fue un creador inagotable de historias que nos mostró toda clase de contextos y situaciones. Sus películas tienen un gran glamour, unos guiones muy bien planificados y trabajados y una recreación de lugares y hechos bastante conseguida, casi siempre. Como muchos de sus colegas, contribuyó  a dinamiza y prestigiar  el cine de los grandes estudios.No todas sus películas le salieron bien. Hay películas que no debiera haber realizado (como el panfleto sionista Éxodo(1960), de casi 4 horas de duración) y géneros que no debería haber tocado (el western) y temas históricos con los que no debería haberse involucrado (la citada Éxodo y El cardenal (1963)), visto el tratamiento dado y los resultados artísticos obtenidos.

Pero fueron mayoría, las películas que le salieron bien y que permanecerán siempre en la retina cinéfila. Estas son las películas más destacadas de su filmografia para bien y para mal.

LO MEJOR.

Laura (1944). Una de las obras cumbres del género policíaco. Sigue estupenda como el año de su realización. Dana Andrews y Gene Tierney.

Cara de ángel (1.952). Turbulenta historia donde un honrado individuo se ve arrastrado por una sujeta aparentemente angelical, pero realmente desequilibrada y diabólica. De lo mejor de su autor. Robert Mitchum y Jean Simmons.

El hombre del brazo de oro (1.955). Película que se adelantó a su época por ser la primera que tocó el tema de la heroína. Muy efectiva, pues consigue hacérselo pasar mal al espectador. Muy buen ritmo y convincente interpretación de Frank Sinatra que demostraba que además de un gran cantante también podía ser un buen actor. Frank Sinatra.

 La dama de hierro (1.957). Interesante recreación de la vida de Juana de Arco, con guión del gran novelista Graham Greene. Esta película lanzó a la fama a la actriz francesa Jean Seberg. En la imagen, Jean Seberg, Sir John Gielgud y Richard Widmark.

Photobucket

Anatomía de un asesinato (1.959). Insuperables diálogos, grandes interpretaciones y una gran historia dieron como resultado una de las mejores películas de los 50. Lee Remick y James Stewart durante el rodaje.

Tempestad sobre Washington (1.962). Mi película favorita de Preminger y la película que me abrió el interés por la política. La historia nos introduce en las miserias de la alta política: mentiras, sobornos, chantajes, traiciones, acuerdos amañados, corrupción, oportunismos,…La historia narra las guerras internas dentro del Partido Demócrata y a partir de ahí vemos un retrato demoledor de la realidad de la clase política. Charles Laughton y Walter Pidgeon.

El rapto de Bunny Lake (1.965). Aunque en algunos momentos, la trama parece algo acartonada y los diálogos no terminan de fluir, en su última media hora, la película da un volantazo de guión que termina haciendo que la calidad suba varios enteros. Gracias a la sorprendente e inquietante parte final, donde Preminger nos adentra en terrenos muy escabrosos, la película logra aprobar con una nota satisfactoria. Carol Lynley.

El factor humano (1.979). Estupenda adaptación de la no menos estupenda novela de Graham Greene sobre la vida cotidiana de los espías ingleses. Lejos de todo glamour vemos a unos individuos de vidas tristes, cuando o desoladoras. Unos funcionarios cuya profesión de agentes secretos les impide relacionarse de manera normal con los demás y poder llevar una existencia feliz. Una visión realista de un mundo opaco y sórdido. Derek Jacobi, Robert Morley y Nicol Williamson.

LO PEOR.

Río sin retorno (1.954). Único western de Preminger. Le salió bastante flojo, pues da la impresión de no controlar los resortes del género y las historia está muy cogida con alfileres dando la impresión de que el guión se va escribiendo sobre la marcha y se improvisa todo el tiempo, añadiendo situaciones de tensión o peligro para que la película no aburra y se palíe la debilidad argumental. Se trata de añadir minutos para tener un largometraje. El final, malo y muy rápido, da la impresión de que su autor, quería acabar lo antes posible con un proyecto que no le gustaba. Robert Mitchum y Marilyn Monroe.

Éxodo (1.960). Panfleto sionista sobre la fundación del Estado de Israel. La película es entretenida, está bien hecha y cuenta con un reparto de calidad. Pero constituye una mentira histórica de primer orden para justificar lo injustificable (el expolio y opresión de Palestina por los judíos sionistas).  Lo curioso es que el guionista era Dalton Trumbo, perseguido durante la caza de brujas por sus ideas izquierdistas. Claro, que durante una época defender la causa judío-sionista parecía progresista, por haber sido los judíos víctimas del nazismo.Eva-Marie Saint y Paul Newman.

El cardenal (1.963). Otra falsedad histórica. Una película sobre las convulsiones políticas de la Europa de los años 30 hecha para Hollywood. O dicho de otra manera , la tragedia de la católica Austria contada para un público anglosajón, protestante e ignorante de todo lo que ocurre fuera de sus fronteras. El filme está adaptado a esa clase de público para tener éxito y se nota, porque hay unas cuantas escenas ridículas y ahistóricas. Además son 3 horas de película. Tom Tryon como el cardenal.

Otto Preminger.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 18, 2013 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: