RSS

Richard Brooks (1.912-1.992). Personajes atormentados enfrentados a sí mismos y a un mundo hostil.

16 Abr

El cine nos ha legado a un gran número de autores fundamentales. Uno de ellos ha sido Richard Brooks. Durante décadas dirigió un amplio número de títulos, pero es a lo largo de un decenio concreto (1.957-1.967), cuando realiza la parte fundamental e imprescindible de su filmografia. Son 7 películas ya consideradas clásicos por cualquier especialista que se precie y que en su mayoría gozaron de popularidad en su momento. Obras a las que rescatar del olvido.

Hubo una época en que el cine no consistía en efectos especiales, guiones superfluos y diálogos ramplones, sino en creatividad, vigor, puro nervio. Richard Brooks perteneció a esa raza de directores que engrandeció el cine.

Sus personajes, como en tantos otros grandes relatos del cine, la literatura y el teatro, son seres atormentados y antisociales nadando desorientados por las hostiles aguas de un mundo envidioso, competitivo y cruel.

Los relatos psicológicos, las descripciones del ambiente social, el mundo de la hipocresía y los prejuicios, etc, todo está perfectamente realizado.

Destacar el insuperable uso de la fotografía y el color.

Richard Brooks fue junto con John Huston el mejor adaptador de las obras teatrales de Tennessee Williams (1.911-1.983), autor al que adaptó en La gata sobre el tejado de zinc (1.958) y Dulce pájaro de juventud (1.962). También adaptó a Dostoyevski, Conrad y Capote.

Recuperar su obra del olvido supone recuperar una forma auténtica y vital de hacer cine. Aprovechen la oportunidad y disfruten. Las cosas buenas de la vida (como las películas de Richard Brooks) están para aprovecharlas y sacarles partido.

He aquí sus 7 películas fundamentales:

Dos imágenes de Los hermanos Karamazov (1.957).  Arriba, Lee J. Cobb y Yul Brynner. Abajo, María Schell y Claire Bloom. Adaptación de la novela de Dostoyevski en la que Brooks sabe cargar de la necesaria tensión al relato y provocar incomodidad al espectador. Brooks consigue incluso que su protagonista, Yul Brynner parezca un actor.

Elizabeth Taylor sobre la cama más famosa de la Historia del Cine (y del Teatro) en La gata sobre el tejado de zinc (1.958). Un magistral ejercicio de muchas cosas: saber adaptar teatro al cine sin parecer exagerado o ridículo, dirección de actores, acertada creación de atmósferas asfixiantes o enrarecidas, decoración, iluminación,etc. Una película redonda. Un clásico imperecedero.

Burt Lancaster en la mejor interpretación de su carrera en El fuego y la palabra (1.960). Una historia sobre un arribista y vividor sin escrúpulos que se hará pasar por predicador evángelista. Cambiará al enamorarse inesperadamente de la angelical Jean Simmons. Extraordinaria. Seguramente la mejor película de Brooks.

Dulce pájaro de juventud : foto Paul Newman, Richard Brooks, Shirley Knight

Paul Newman y Shirley Knight en Dulce pájaro de juventud (1.962). Tras La gata… Brooks volvía a  adaptar a Williams y lo hacía con otra obra igualmente tensa  y claustrofóbica de personajes desequilibrados y desgraciados que huyen de sus insoportables existencias.

Peter O´Toole en Lord Jim (1.964). Adaptación de la novela de Joseph Conrad del mismo título. Buena, aunque algo irregular y la interpretación de Peter O´Toole, demasiado psicológica y exagerada como suele ser habitual en él.

Dos imágenes de Los profesionales (1.966). Estupendo western realizado en una película en que el género ya había comenzado a declinar en cantidad y sobre todo en calidad. Un western donde nada es lo que parece. En la imagen superior Woody Strode, Robert Ryan y Lee Marvín. En la inferior, Burt Lancaster, Claudia Cardinale y Lee Marvín. Todo perfecto, salvo una cosa. No le perdonó a Brooks que desaproveche como lo hace a un actorazo como Robert Ryan, pues a lo largo del filme su personaje aporta poco o nada y no tiene ninguna intervención decisiva.

Robert Blake y Scott Wilson (dos actores bastante desconocidos) en A sangre fría (1.967). Es una adaptación de la novela del mismo título de Truman Capote. Posiblemente sea la mejor novela del siglo XX. Para mí es la mejor que he leído en mi vida. La película es buena, pero condensar las más de 300 páginas del relato en 128 minutos era imposible y cuando se ha leído la novela inmediatamente antes, la película siempre se te hace insuficiente. Notas lo que falta. En cualquier caso, el resultado es muy aceptable.

Otros títulos del director:

Crisis (1.950)

La última vez que ví París (1.954).

La última cacería (1.956)

Con los ojos cerrados (1.969).

Dólares (1.970)

Muerde la bala (1.975).

Richard Brooks (1.912-1.992).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 16, 2013 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: