RSS

El cine de John Ford (1.895-1.973). El individuo y la comunidad.

13 Abr

Uno de los más importantes directores de la Historia ha sido sin duda John Ford (1.895-1.973). Su amplísima filmografía abarca decenas de títulos y 49 años de carrera. Comienza con cortos en 1.917 (en plena era muda) y concluye en 1.966, con el filme Siete mujeres, interesante obra que contradice muchas de las concepciones del director sobre la mujer y supone la continuación de un reverso de su “pensamiento anterior” ya iniciado en El hombre que mató a Liberty Valance (1.962), filme tremendamente desmitificador con el Oeste que siempre Ford había idealizado y El gran combate(1.964), -tremenda tragedia sobre la extinción de los últimos indígenas cheyenne a manos de la imparable expansión territorial y comercial del hombre blanco- donde los indios pasan de ser los malos a las víctimas casi indefensas de un genocidio bien planificado. Es curioso que Ford a quién siempre se había acusado de patriotero y tradicionalista, en sus últimos filmes decidiera voluntariamente dar un giro copernicano a sus puntos de vista, desmitificando el otrora idealizado sueño americano del Oeste y reivindicando a indios y mujeres. Pero lo que realmente interesa de su obra es la relación del individuo con la comunidad que habita. Si en otros autores (como Hitchcok) hay un más que evidente individualismo, en las obras de Ford encontramos al individuo que a encuentra su lugar en el mundo y la vida gracias a su integración en la comunidad.  Tal vez el autor sintiera nostalgia de una Norteamérica (que no conoció) donde la vida era más sencilla y segura; donde el individuo siempre podía acogerse a la solidaridad y buena fe de la comunidad local, frente al mundo deshumanizado del exterior.  Por eso sus películas son cantos a la amistad, la confianza, la lealtad, la camaradería,…En fin, todas esas cosas que vienen a ser un poco lo mismo. Las sociedades del mundo fordiano son sencillas, jerarquizadas y perfectamente bien organizadas. Nadie discute el papel que le ha sido encomendado y todo parece funcionar a la perfección, a menos que aparezca una amenaza exterior.

Hay sin duda una visión idealizada de los diversos cuerpos del ejército (y de la Caballería, en particular) como el lugar adonde siempre pueden ir los que no tienen adonde ir. El Ejército como una Gran Familia donde refugiarse. Una Familia con sus reglas y castigos, a veces algo arbitraria o anacrónica, pero entrañable a fin de cuentas. También hay una exaltación de las virtudes masculinas asociadas a lo militar y a lo épico. La mujer ocupa un papel no ya secundario, sino marginal en la obra de Ford, excepto en su última película, la ya citada Siete mujeres.

Es el recuerdo idílico de una Norteamérica, ya para siempre desaparecida, que no volverá. Probablemente, un mecanismo de defensa nostálgico frente al mundo deshumanizado y sin valores que le tocó vivir a Ford. Tampoco podemos olvidar su gusto por las escenas de actos sociales que reunen a la comunidad (funerales, bodas, bautizos, competiciones) y su tendencia a la libertad narrativa. Me refiero a que lejos de configurar una historia cerrada, repentinamente, en el guión, se desvía la trama hacia acontecimientos claramente secundarios, anecdóticos o aparentemente intrascedentes. De repente, hay una boda, una pelea o una fiesta inesperada que acaba con todos los protagonistas masculinos arrestados en el calabozo por alteración del orden público o violación de las ordenanzas. Unas veces, esto está bien resuelto y otras no. John Ford ha sido catalogado como el mejor director de la Historia. No estoy de acuerdo. Tiene obras maestras y películas infumables. Lo mismo que John Huston o Richard Fleischer. Entre las primeras, El delator (1.935), Las uvas de la ira (1.940) o Misión de audaces(1.959). Entre las segundas, Hombres intrépidos (1.940), La legión invencible (1.949) o La taberna del irlandés (1.963).  También tiene algunas simplemente entretenidas como Escala en Hawai (1.955) o la sobrevalorada El último hurra (1.957). No siempre sabía combinar en la cantidad adecuada los diversos ingredientes y de ahí, el resultado desigual en calidad de sus películas.  En cualquier caso, con sus más y sus menos, es uno de los nombres fundamentales de la Historia del Cine y merece figurar en cualquier antología.

El delator (1.935). Una brillante metáfora sobre el poder del dinero y lo vanal de nuestras existencias. Imprescindible.

La diligencia (1.939). Un estupendo resumen y enumeración de las claves del género western.

Las uvas de la ira (1.940). Ford adaptó la novela de Steinbeck al año siguiente de su publicación. Demoledor y aún no superado retrato sobre la América de los desempleados y hambrientos sin ninguna luz al final del túnel de la Gran Depresión.

El hombre tranquilo (1.952). Una de las historias más bonitas e inolvidables que se han contado en la gran pantalla. Conserva toda su frescura, más de 60 años después.

El cochero, interpretado por Barry Fitzgerald, aunque tiene un papel secundario, resulta ser la verdadera alma de esta película.

Mogambo (1.953). Tormentosa historia de amor  a tres bandas en medio de un safari. Recomendable.

Centauros del desierto (1.956). Análisis de la obsesión y la venganza. De como pueden destruir todo lo hermoso que hay en nosotros. Película catalogada hace varios años como la mejor de todos los tiempos. Esta imagen me parece de las bellas de la Historia del cine.

Misión de audaces (1.959). Formidable western, donde John Ford volvía a demostrar un magnífico estado de forma. Acción, amor, aventuras, intriga… Todo resulta perfecto como el enfrentamiento entre John Wayne y William Holden.

El hombre que mató a Liberty Valance (1.962). Un Oeste gris, aburrido y sucio. La desmitificación de un género. También un relato sobre la Fuerza y la Ley alíadas contra el Mal.

Imagen: Proyección de la película 'Siete mujeres' en Alhóndiga Bilbao

Siete mujeres (1.966). Aunque dista de ser una obra redonda, contiene un excelente retrato coral de siete personalidades femeninas muy diferentes entre sí. Muy interesante y original tanto en planteamiento como en desarrollo.

John Ford.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 13, 2013 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: