RSS

Las consecuencias de las privatizaciones y recortes en Reino Unido: 1.200 muertos en el Hospital de Stafford.

04 Mar

El Hospital de Stafford en el centro de Inglaterra se ha convertido en un símbolo de la vergüenza y el horror neoliberales. En este inhumano centro han muerto 1.200 personas. Estas 1.200 personas podrían haber salvado sus vidas si la sanidad (un Derecho fundamental) no se hubiese convertido en un negocio y los pacientes en una mercancía con la que especular.  Cuando se privatiza una institución como un hospital, suele pasar que este pierde dinero,  sus gestores al considerarlo deficitario e improductivo o lo cierran o lo dejan abandonado a la buena de Dios. Con  todas las consecuencias nefastas en la salud y vida (o muerte) de cientos de personas que eso conlleva. Es el problema de querer organizar y dirigir todo (un hospital, , una universidad, una escuela, un país) como si fuese una empresa. En base a la rentabilidad obtenida.Luego vendrán los imbéciles peperos de siempre diciendo que lo privado es lo que funciona, que el capitalismo desregulado es lo que funciona. ¿Para quienes?.  Veamos a continuación la situación tan dantesca que se vivió durante años en ese “hospital” sin que nadie dijera nada, sin que nadie denunciara.

La muerte de hasta 1.200 pacientes en el Hospital de Stafford (Reino Unido) debido a condiciones insalubres y falta de agua y comida entre 2.005 y 2.009 conmociona a ese país y obliga a su Primer Ministro David Cameron, a pedir perdón a la Nación. El caso ha puesto de manifiesto la necesidad urgente de cambiar la gestión del Sistema Nacional de Salud Británico (NHS, en inglés).

Hubo pacientes tan desesperados por el agua que bebían de floreros sucios”, aseguró el Primer Ministro. “Los pacientes ancianos se quedaron sin lavar y sin alimentar. Fueron privados de dignidad y respeto. Algunos pacientes tuvieron que hacer sus necesidades en la cama, al no ofrecerles nadie ayuda para ir al baño. En el informe se señala un control inadecuado del dolor por falta de analgésicos, la existencia de personal insuficientemente cualificado y otras muchas negligencias (el personal de recepción era quién decidía  quién debía ingresar).

El sistema ignoró las señales de advertencia y puso el interés corporativo y control de costos por delante de los pacientes y su seguridad”.

Parece ser que después de lo ocurrido en este centro, van a hacer que hacen algo (obviamente no harán nada en contra, porque sería ir contra el modelo neoliberal y privatizador que defienden) y se “inspeccionarán” 20 hospitales, que tras el escándalo del de Stafford, han pasado a ser sospechosos. Ciertamente, considero que se echará a unos pocos funcionarios pringaos y se mantendrá a los jefazos. Dentro de un par de meses ya nadie se acordará de esto (salvo los familiares de las 1.200 víctimas mortales) y se seguirá con el modelo de gestión privada basado en el sistema coste/beneficio.¿ Que ven que el hospital ya no es rentable.?. Pues se cierra, si hace falta en mitad de la noche y echando al momento a todos sus pacientes a la calle y sin avisar a los familiares y se acabó. Desgraciadamente, los ancianos que no dispongan de un gran capital lo van a pasar muy mal con este capitalismo, porque a los ancianos se les considera un estorbo improductivo. Ya hay quien desde altas instituciones financieras ha echado la culpa a los ancianos por vivir demasiado, una vez que han dejado de cotizar y ser rentables para el sistema. Por no morirse, vamos. Ya ni me sorprende la inhumanidad de esta gentuza. Cameron esta criticando las consecuencias de un sistema que no es otra cosa que su propio programa político. Se encuentra en un callejón ideológico sin salida, pues los resultados de su experimento conservador le están dando la espalda. Marx hablaba de que el capitalismo estallaría cuando no pudiese aguantar más sus propias contradicciones internas. Ese momento, a tenor de la situación en que se encuentran David Cameron y el propio sistema socioeconómico,  parece haber llegado. El capitalismo ya no da más de sí. El problema es que muchos ciudadanos creen que todavía es muy vigoroso y no se puede luchar contra él.-Pasa algo parecido a lo que pensaba la oposición al franquismo, del régimen en sus últimos años. En realidad, el franquismo estaba residual y terminal, años antes de la muerte de su fundador (al  cual no pudo sobrevivir). Otra cosa es que muchos aspectos negativos de ese régimen se hayan mantenido en nuestra sociedad como el miedo a la autoridad o la apatía/desmovilización de la mayoría de los españoles.- Al contrario, el capitalismo es un flan temblando, un castillo de naipes. Hacen falta sólo unas cuantas embestidas  de la ciudadanía, como en el caso de los desahucios, donde el Gobierno (aunque sea tal vez para ganar tiempo) dice estar dispuesto a negociar, cuando hace un mes se negaba en rotundo. El caso es que esas embestidas se produzcan. Que no parece que se estén produciendo o por lo menos con la contundencia que debiera.

Tal vez me esté equivocando con mi analísis (no sería la primera vez), pero a día de hoy, creo que esta es la realidad.

Fuente: http://www.librered.net

David Cameron con una sonrisa antes de conocer la noticia del Hospital.

El matadero de ancianos, conocido como Hospital de Stafford.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 4, 2013 en Ciudadanía

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: