RSS

La secreta guerra sucia de Estados Unidos contra la Revolución Cubana: La Operación Northwods.

11 Feb

El Imperialismo se basa en que un país somete a otros a su voluntad. Les hace bailar al ritmo de su música. Cuando algún país consigue liberarse de esa tutela, el Imperio le castiga, saboteando sus proyectos reformistas, hundiendo su economía, decretando embargos criminales que hacen sufrir a la población, financiando a grupos armados contrarrevolucionarios, tratando de aislar al país disidente a nivel internacional, etc. Es lo que están haciendo ahora con Irán, porque se niega a detener su programa de uranio enriquecido. Pero muchos otros países han sufrido calvarios semejantes a manos de Estados Unidos y sus títeres (pequeños países completamente sometidos a Washington, cuya soberanía es sólo nominal y que siempre votan a favor de lo que diga EE.UU.). Uno de los casos más evidentes y flagrantes ha sido el de Cuba. Los sucesivos Presidentes de EE.UU. han hecho lo posible por sepultar el carisma y los logros de la Revolución. Incluso intentaron una invasión en 1.961 (Bahía de Cochinos/Playa Girón) por medio de 1.400 mercenarios/terroristas anticastristas (no merecen ser llamados de otro modo). La derrota de estos malnacidos en Bahía de Cochinos fue uno de los hechos más bonitos y emocionantes del siglo XX. Las organizaciones terroristas del exilio cubano han sido muchas (como sus crímenes) : La Rosa Blanca, la Junta Patriótica Cubana, Alpha 66, etc. Pero siempre han fracasado.

La Operación Northwoods  fue un plan del Ejército  estadounidense de 1.962 que pretendía generar apoyo del Pueblo estadounidense para una acción militar contra la Cuba de Fidel Castro, dentro de la más amplia Operación Mangosta, que era una iniciativa general contra Castro. El plan requería varias operaciones encubiertas incluyendo actos de terrorismo de Estado real y simulados (como secuestros de aviones) en territorio estadounidense y cubano. Este plan fue propuesto por altos cargos del Ministerio de Defensa estadounidense, entre ellos, el Presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor, Lyman Louis Lemnitzer. El Presidente de EE.UU. en aquella fecha era John F. Kennedy

Como respuesta a una solicitud de pretextos para una intervención militar por parte del Jefe de Operaciones del Proyecto Cuba (Coronel Edward Lansdale), el documento lista métodos (que en algunos casos esbozan planes) que el autor pensó que cosecharían apoyo público e internacional para la intervención en Cuba. Estos eran ataques preparados para aparentar ser de origen cubano, con pérdida de vidas humanas en algunos de ellos. Era fundamental para el plan el uso de “cubanos amistosos”: exiliados cubanos que pretendían derrocar a Fidel Castro.

Las sugerencias incluían:

Lanzar rumores sobre Cuba empleando radios clandestinas.

Iniciar ataques simulados, sabotajes y disturbios en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo y culpar a las fuerzas armadas cubanas.

Bombardear y hundir un navío estadounidense en la Base de Guantánamo, similar al incidente con el USS Maine en La Habana en 1.898 que provocó la Guerra contra España, o destruir aeronaves estadounidenses y culpar y culpar a Cuba (la primera sugerencia era destruir un barco tripulado y por tanto resultarían muertos miembros de la Marina  y la segunda emplear barcos no tripulados y se simularían los entierros).

El acoso de vuelos civiles, ataques a transportes de tierra y destrucción de aviones falsos americanos por aeronaves de tipo MIG (soviéticos) serían útiles como acciones complementarias.

Destruir un aparato no tripulado, haciéndolo pasar por avión comercial lleno supuestamente de “estudiantes universitarios en viaje de vacaciones”. Esta propuesta fue una de las apoyadas por la Junta de Jefes del Estado Mayor.

Podríamos desarrollar una campaña terrorista de la Cuba comunista en el área de Miami, en otras ciudades de Florida e incluso en Washington. La campaña iría dirigida contra refugiados cubanos en busca de asilo en los EE.UU. Podríamos hundir una barcaza de cubanos en ruta a Florida. Podríamos fomentar atentados contra refugiados cubanos incluso hasta el extremo de herirlos en ocasiones que fueran a ser ampliamente publicitadas.

Arrasar cosechas arrojando dispositivos incendiarios en Haití, República Dominicana u otros lugares.

Se incluía también la Operación Dirty Trick (truco sucio), un plan para culpar a Castro si el Proyecto Mercury de vuelo espacial tripulad que llevaba al astronauta John Glenn estrellase, diciendo que el objetivo es proporcionar pruebas irrefutables de que en caso de que le vuelo orbital tripulado Mercury  fallase, la culpa residiría en los comunistas y Cuba. Esto se conseguiría fabricando varios fragmentos de pruebas que probasen interferencias electrónicas por parte de los cubanos.

Otro de los planes consistía en hacer creer que cuba había atacado a un miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que los Estados Unidos pudiesen contraatacar.

Entre las naciones que la Junta de Jefes del Estado Mayor sugería como objetivos para los ataques secretos estaban Jamaica y la República de Trinidad y Tobago. Como ambos eran miembros también de la Commowealth británica, la Junta esperaba poder incitar al Pueblo de Gran Bretaña a que apoyasen una guerra contra Cuba.

El fracaso de Bahía de Cochinos, y la negativa del Presidente Kennedy a invadir la isla, llevaron a un grupo de militares ultraderechistas  preparar la Operaión Nortwoods, con el fin de proporcionar a Kennedy un pretexto para la intervención  en la isla. El plan nunca llegó a ver la luz y acabó ocasionando una manifiesta hostilidad entre la administración presidencial y el Estado Mayor, que dió lugar al traslado a Europa del General Lyman L. Lemnitzer, como Jefe de las Fuerzas de EE.UU. en este continente.

En fin, todo vale contra las Naciones Disidentes.

El General Lyman L. Lemnitzer. El hijo de puta que preparó toda la Operación Northwoods. Lo apartaron de Washington, pero le premiaron con el mando supremo de la OTAN.

Miembros del grupo guerrillero/terrorista contrarrevolucionario Alpha 66.  Estos movimientos están ligados a toda una red mundial de organizaciones criminales ultraderechistas, fascistas, mafiosas y asesinas que han sembrado incontable dolor y asesinado a infinidad de inocentes para mantener el status quo capitalista. Que no nos vengan en los medios de comunicación con milongas de que son democrátas y combatientes por la libertad. ¡Ni un euro más del Estado español para financiar al anticastrismo ¡.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en febrero 11, 2013 en lavado de cerebro y desinformación.

 

Una respuesta a “La secreta guerra sucia de Estados Unidos contra la Revolución Cubana: La Operación Northwods.

  1. Augusto Leo Mahlknecht

    noviembre 18, 2016 at 1:39 pm

    Nadie ignora que Fidel y su muchachada llegó al poder con ayuda yanqui

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: