RSS

The Master (Paul Thomas Anderson,2.012).

12 Ene

Personalmente no hay cosa que más me duela en esta vida que el hecho de que me decepcionen. Y esto es lo que me ha ocurrido con The Master (Paul Thomas Anderson, 2.012), película que viene divinizada y exaltada por toda la crítica como si de una obra maestra se tratase. No es el caso. No entiendo porque la crítica se pone siempre de acuerdo para glorificar o satanizar películas. ¿Significa entonces, que pese a la actitud apologística de la crítica estamos ante una mala película?. Tampoco. The Master es una película bien rodada, entretenida, con excelentes interpretaciones, con una buena ambientación y recreación de la época en que transcurre,etc…pero no es una obra maestra. La película se encuentra con varios problemas:

  1. Está sobrevalorada por los expertos. Esto levanta unas expectativas en el espectador que luego no pueden ser más que defraudadas.
  2. Se nos ha vendido como una biografía del líder y fundador de la Cienciología, Lafayette Ronald Hubbard (1.911-1.986), cuando es simplemente una historia sobre la relación que se establece entre un déspota iluminado y un pobre idiota, que encima de no tener muchas luces, está loco y es alcohólico. No es un biopic como puede serlo J.Edgar (Clint Eastwood, 2.011). No vemos al personaje desarrollarse, envejecer y morir. Ni siquiera se atreven a llamarle L. Ron Hubbard, sino que se inventan el nombre de Lancaster Dodd. La organización que dirige tampoco se llama Iglesia de la Cienciología, sino La Causa.
  3. La película, si bien técnica e interpretativamente es perfecta, falla sin embargo en cuanto al desarrollo de la narración, pues se compone de partes más interesantes y mejor contadas, junto con otras en que se pierde el interés por la historia. Resulta irregular, desigual o descompensada.
  4. Buena parte de la culpa de que el espectador no se integre plenamente en la trama de principio a fin, descolgándose a ratos, estriba en el hecho de que ninguno de los tres personajes centrales produce la menor empatía o identificación con el espectador. El personaje de Joaquin Phoenix es poco inteligente, está mal de la cabeza,  es inestable, violento y alcohólico. Es un ser irrecuperable para la sociedad, a pesar de los intentos de redirigirlo, manipularlo y sacarle algún provecho por parte del gurú de la secta. El de Philiph  Seymour  Hoffmann es totalitario, calculador, cínico, cruel, y estalla en ataques de ira, en cuanto alguien le lleva la contraria. El tercer personaje, el de Amy Adams resulta estirada, dosifica en sus frases una crueldad contenida, no soporta los defectos de los demás, pues odia a los débiles y desea que el personaje de Joaquin Phoenix sea castigado o escarmentado de alguna manera. Si cualquiera de ustedes se identifica con uno de estos 3 personajes, entonces se tiene un serio problema personal, existencial o moral.
  5. Hay otra cuestión que no me queda clara. ¿Porqué alguién que busca mentes brillantes para sacarles partido dentro de su organización invierte un montón de tiempo en un imbécil irrecuperable, que además le pone en situaciones de los más embarazosas?. ¿Cómo se explica que le siga y consiga dar con su paradero cuando está… dormido en una sala de cine y que le inste a que atraviese un Océano para verle, aunque luego sólo sea para resarcirse en su orgullo y humillarlo?. ¿Si yo fuese un hombre influyente, millonario, etc, me desvelaría pensando en un pobre desgraciado como ese?. No es realista.

La película es en definitiva, entretenida para pasar una tarde de sábado viéndola en TV, pero no para gastarse los 8,40 E que cuesta. Esta entretenida, pero no merece ser nominada como Mejor Película a los Oscars. Si que lo merece en el apartado de interpretaciones, pues los tres actores están insuperables. Si tienen otra película en mente, vayan a otra. Y olvídense con esta cinta, de aprender algo sobre Hubbard y la Cienciología, porque toda la información que da son someras pinceladas.

 

Joaquin Phoenix da vida a un auténtico anormal. Y la verdad es que al espectador e acaba importando muy poco lo que le pase. Compasión: Cero.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en enero 12, 2013 en Cine

 

Una respuesta a “The Master (Paul Thomas Anderson,2.012).

  1. Miguel Angel Domínguez

    febrero 24, 2013 at 9:02 pm

    La Cienciología ha pretendido desde la época de su fundador Ronald Hubbard, rescatar a todos los “imbéciles irrecuperables”, y alcohólicos como usted los nombra, de la marginalidad déspota e indiferente de casi toda la sociedad, incluyendo a la psicología, la psiquiatría o la moral. El que lo haya logrado puede ser discutible y es otro tema de discusión. La película “The master” pretende presentar, la relación de amor entre un hombre de ciencia y filósofo con otro ser humano degradado e infeliz. Hubbard fue una persona que logró influenciar con sus ideas acerca de la mente, el espíritu y la vida, a millones de personas en el mundo. Y desmitificar al gurú y presentar al ser humano con sus luces y sombras, es ya pienso, su mayor aportación como obra cinematográfica.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: