RSS

Los limoneros (Eran Riklis, 2.008). Una apuesta valiente y decidida por el cine comprometido y de calidad.

14 Dic

Me he sentido muy grato de visionar una  película de Eran Riklis (Israel, 02 de octubre de 1.954), cineasta interesante , pero desgraciadamente poco prolífico. Se trata de Los limoneros (2.008), dura parábola sobre la supervivencia cada vez más imposible de un Pueblo mil veces humillado, vejado, calumniado, boicoteado y abandonado por la Comunidad Internacional desde Mayo de 1.948 (fundación de Israel). Lo cierto es que esa sensación de sentirse desválido y percatarse de como el Estado te va quitando todos tus Derechos y Libertades también la padecemos cada vez más los europeos y sobre todo los del sur. El endurecimiento de las condiciones de vida para el conjunto de la sociedad no tiene fin, con tal de que el Gran Capital salvaguarde por enésima vez sus interéses.  En Oriente Medio, no se inventan una legislación hipotecaria que favorezca a los bancos para desahuciarte. Directamente acuden el Ejército israelí y el Mossad (Servicio Secreto de Israel) y te echan en dos minutos de tu casa, alegando que tu patio, granja, huerto,etc es un peligro para la seguridad nacional, para la supervivencia de Israel. De eso va esta película. De como un día, se da una vez más una situación, no ya sólo injusta, sino a todas luces surrealista. De como  David se enfrenta a Goliat. De como los poderosos pueden sentirse ridículos e incómodos cuando los pobres les miran a la cara de frente y les hacen frente con sus razones y su dignidad. Porque la protagonista de esa historia, una pobre mujer palestina viuda, que ve como su única fuente de subsistencia económica, su jardín con limoneros, va a ser destruido para la seguridad del Ministro de Defensa israelí,  es al final el personaje más coherente de esta historia y el más digno. No hay en su conducta nada hipócrita o reprobable. Esta interpretada por la estupenda Haim Abbas ( a quién hemos podido ver en otros títulos como The VisitorEn los límites del control) y, que con pocos diálogos y muchas miradas consigue una de las más acertadas interpretaciones femeninas que he disfrutado en mi vida ( y he visto cientos de películas). También magnífica, la interpretación, entre emotiva y contenida de Ali Suliman, notable actor, procedente , entre otras de la estupenda Paradise Now (Hany Abu-Assad2.005).

En cambio, el personaje del Ministro de Defensa, es un cobarde, un mediocre que delega toda su responsabilidad moral en el Servicio Secreto, un infiel, y un personaje incapaz de relacionarse con los demás de manera adulta. Su mujer, tras su fachada de vida cómoda y triunfadora es una insatisfecha, una persona que ve que si en lo económico y lo material ha resuelto sus necesidades (por casarse con un hombre poderoso, más que por mérito suyo), en lo personal ha tirado su vida por la borda siendo una aburrida ama de casa, cuyos menores movimientos son en todo momento, vigilados  por agentes del todopoderoso Mossad.

En cuanto al abogado es un buen hombre, integro en todo momento, pero muy perdido en su vida personal.

Por esta muy conseguida producción, su director, Eran Riklis, consiguió el Premio del Público del Festival de Berlín, en 2.008.

En estos tiempos en que el ciudadano mundial se ve obligado a defender lo suyo con uñas y dientes contra unos Estados que trabajan para las oligarquías financieras, en que los Pueblos del Mundo Árabe y Musulmán se han alzado contra los dictadores sostenidos por Occidente que les oprimían (Ben Alí en Túnez, Gadaffi en Libia, Mubarak en Egipto, Sahle en Yemen), en que Islandia ha encontrado su propio camino, (gracias a su independencia económica y situación geográfica ultraperiférica en Europa), en que países iberoamericanos se han sacudido el yugo de la esclavitud neoliberal (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, Brasil, etc), en que tenemos a cientos de miles de personas manifestándose casi a diario contra este Gobierno criminal del PP, etc, esta película es más actual y necesaria que nunca, porque la LUCHA es MUNDIAL. Es en París, Cisjordania, Caracas, Túnez,  Managua, Madrid, Washington, Damasco, Buenos Aires, Berlín, Bangkogh, Kurdistán, Sahara, Adis Adebba, Grozni, El Cairo, Atenas, Kinsasa, La Paz o Lisboa. Esta es una película valiente y decidida, hecha por un israelí disidente del Régimen militarista-sionista-integrista vigente en su país. Las voces disidentes siempre son las más interesantes. Es una película que jamás habría podido ver la luz en EE.UU., cuya industria está dominada por el lobby judío, y donde se trata al Público como si fuesen niños. Una película que los Neoconservadores no querrán que veas para que sigas tragándote su propaganda sionista y no despiertes nunca.

En definitiva, una apuesta muy grata por el cine comprometido y bien hecho. CINE CON VALORES.

La protagonista ve como su humilde y reducido mundo desaparece con la excusa de la Seguridad Nacional. Un mundo hecho para que siempre ganen los mismos.

La insatisfecha esposa del Ministro de Defensa tendrá que enfrentarse a sus contradicciones internas y reconocer la obviedad de la injusticia perpetrada ante sus propios ojos. Dos mundos separados por una verja. Como el  guetto de Varsovia, el Muro de Berlín, la verja de Melilla,…

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en diciembre 14, 2012 en Cine

 

Una respuesta a “Los limoneros (Eran Riklis, 2.008). Una apuesta valiente y decidida por el cine comprometido y de calidad.

  1. carlos

    diciembre 15, 2012 at 12:39 am

    cojonuda la crónica de la pelicula (y la pelicula) con total perspectiva del momento en que vivimos. te felicito.
    abrazos

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: