RSS

Alimentos Transgénicos: La nueva amenaza para nuestra salud y nuestra calidad de vida.

24 Nov

Como a los poderosos del mundo no les basta con privarnos de todos nuestros Derechos ( a la educación, a la sanidad, al trabajo, al acceso a la justicia, a la vivienda,etc), ahora quieren también cargarse el que podamos tener una alimentación correcta, lógica y saludable. Es decir, nos destrozan la vida y nos meten su mierda, incluso en  nuestra mesa, con nuestra familia, en nuestro hogar. No sólo te destrozan la vida esa élite financiera o lo que sean. Es que además, están en todas partes. Porque ni siquiera en tu hogar, vas a poder librarte de la basura que ellos fabrican, para enriquecerse ellos y a medio y largo plazo matarte a tí.

El tema de los alimentos transgénicos es de las cosas más aterradoras sobre las que me he documentado en los últimos años. Si ya no tienen escrúpulos con manipular la alimentación de la gente, ¿qué puede ser ya lo próximo?.

Reproduzco a continuación, de forma resumida un reportaje de Carmen Mahado en la revista Más Allá titulado Alimentos Transgénicos.  La salud y la biodiversidad, en peligro.

Los OMG son organismos genéticamente modificados capaces de saltar la barrera de las especies y su faceta más tenebrosa está representada por los alimentos transgénicos. Se trata de empresas pertenecientes a unas cuantas multinacionales que operan en los sectores más importantes de la economía mundial: petroquímica, industria farmacéutica, biotecnología, ingeniería genética…Controlan numerosos medios de comunicación, disponen de su propia “política genética” y presionan eficazmente sobre los gobiernos que osan oponerse a su expansión planetaria. De hecho, en estos momentos, están coaccionando a países como Brasil, el segundo productor mundial de soja, y a muchos otros, para que adopten los transgénicos.

En mayo de 2002, la Comisión Europea recibió un informe secreto sobre transgénicos que había encargado dos años antes al Instituto para Estudios Prospectivos Tecnológicos del Centro de Investigaciones Comunes de la UE. En él se demuestra que si los cultivos modificados geneticamente se extienden por Europa, los agricultores verán  incrementados sus costes de producción y se harán más  dependientes de las grandes compañías multinacionales. Además, las semillas transgénicas acabarán contaminando genéticamente a los cultivos tradicionales. Sin embargo, la Unión Europea, se rindió poco después. Además del golpe de mano que representó la autorización del maíz BT-11, hay que señalar que los reglamentos europeos que se empezaron a aplicar el 18 de abril de 2004 obligan a etiquetar como transgénicos los alimentos que contengan más de un 0,9% de transgénicos o derivados de estos, pero no obligan a etiquetar “todos” los alimentos genéticamente modificados. Escapan a estas directivas los derivados de animales (carnes, leche, huevos…) alimentados con transgénicos. Los consumidores se encuentran indefensos ante esta invasión.

Las empresas que están detrás de esta “cruzada” son Monsanto, Syngenta (una compañía suiza que antes se denominaba Novartis y que cambió  su nombre, tras fusionarse con la empresa británica Astra Zeneca), Dupont, Bayer Crop Science Y Dow.

A los poderosos grupos que mueven los hilos de estas multinacionales no les importa que las consecuencias del consumo de transgénicos sean totalmente imprevisibles para la salud del ser humano. Es más, no vacilan en realizar escalofriantes experimentos con tal de asegurar sus ventas de agroquímicos; de hecho, ya se está experimentando con genes de vaca en plantas de soja, con genes de polilla en manzanas e incluso con genes de rata en lechugas.

Según un informe divulgado por la coalición estadounidnese de consumidores y ambientalistas Genetic Foodalert, en EE.UU. se han realizado más de 300 experimentos secretos en granjas clandestinas utilizando vegetales trasngénicos para producir fármacos y químicos industriales. Entre los productos experimentados se encuentran variedades de maíz con propiedades espermicidas, abortivas o anticoagulantes.

Oficialmente se ha demostrado que le ADN transgénico, ingerido con los alimentos se recombina en el estómago y el intestino humanos transfiriendo a las bacterias de la flora intestinal propiedades de las plantas transgénicas, como la resistencia a los antibióticos.

 

¿Será esta la imagen de la alimentación en el futuro?.

¿O esta?.

transgenicos2

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 24, 2012 en Crimen Organizado

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: