RSS

Sobre SkyFall y el resto de la saga de James Bond. Películas, malos y chicas.

06 Nov

¡Menudo disgusto tengo¡. Acabo de venir de venir SkyFall, la última película de la saga de James Bond, dirigida por el tan irregular como sobrevalorado Sam Mendes. La película pretende renovar tanto al personaje que termina por desnaturalizarlo. El guión parece más de cualquier otro tipo de película de acción que de una de Bond, que obviamente ha de ceñirse a un marco muy concreto. Yo no digo que el personaje y la saga no hayan de evolucionar con los tiempos, pero en esta ocasión han ido demasiado lejos. No puedes poner a James Bond de fracasado, alcohólico, resacoso sin afeitar, vestido con una cazadora de pobre, fisicamente acabado,etc. No puedes darle el protagonismo tan inmenso que le da Mendes a personajes secundarios cuya efectividad en las tramas es precisamente la brevedad de su actuación (me refiero a M, la jefa, y a Q, el inventor).  No puedes poner a hacer de Q a un niñato de ¿22 años como mucho?, sabiondo y repelente, cuando has estado viendo a un venerable aunque cascarrabias anciano toda la vida. No puedes coger a una chica, que se supone va a ser central en la trama (la chica de la película, vamos), y que apenas esté en pantalla en 25 minutos y no vuelva a aparecer (no, no la matan, es que sencillamente, no explican que ha sido de ella). No puedes poner a un villano exagerado hasta el ridículo y más emparentado con los psicópatas de los 90 (Annibal Lecter en El silencio de los corderos, Max Cady en El Cabo del miedo, John Doe en Seven,etc) que con los malos típicos de las películas de 007. Hay momentos que más o menos funcionan en la película, pero en las siguientes secuencias todo vuelve a desinflarse. Y a partir del momento, en que el villano Silva (Javier Bardem, en su primera actuación que no me convence) entra en la Sala de Juicios, todo se abandona definitivamente al despropósito. Y el amante, el fan de la saga se siente definitivamente abatido, traicionado y descorazonado. Ya entiende, demasiado tarde que sus peores sospechas se han confirmado. Que le han traicionado Que este de producto, ávido por competir con otras sagas de agentes secretos como Misión Imposible o Jason Bourne no puede esperar nada. Que tal vez si nadie lo remedia tengamos que entonar un  epitafio definitivo por James Bond. Los últimos  40 minutos de proyección, uno aburrido y dolido sólo espera que pasen lo más rápido posible.  Ya nada tiene intéres. Si va  continuar la cosa por este camino, que se acabe la saga ya. Muerte antes que deshonor.

Las mejores películas de la saga (por orden cronológico):

  • 007 contra el Dr. No (1962)
  • Desde Rusia con amor (1963)
  • Goldfinger (1964)
  • Vive y deja morir (1973)
  • La espía que me amó (1977)
  • Sólo para tus ojos (1981)
  • Golden Eye (1995)
  • El mundo nunca es suficiente (1999)
  • Casino Royale (2006)

Los mejores malos :

Oddjob (Harold Sakata), el mayordomo coreano de Goldfinger. Mata a sus víctimas decapitándolas con un sombrero que lleva una cuchilla dentro y que lanza como un disco.

Stavro Blofeld (Donald Pleasance). El malo por antonomasia de la saga. El peor enemigo de Bond (asesinó a la mujer de este) y el villano que en más películas aparece (Sólo se vive dos veces, Al servicio secreto de su Majestad y Diamantes para la eternidad). Eso sí, en cada una interpretado por un actor diferente.

Tiburón (Richard Kiel). Un gigante asesino medio subnormal que mataba a la gente a bocados. No se moría ni para atrás. Siempre resurgía. Aparece en La espía que me amó (1977) y Moonraker (1979).

Francesco Scaramanga (Christhopher  Lee) en El hombre de la pistola de oro. Un asesino profesional muy peligroso que retará a Bond a un duelo en su misteriosa isla privada de Thailandia.

El Dr. No (Joseph Wisseman) es un tarado megalománo que tiene hierros mecánicos por manos y planea desde su refugio submarino, desviar la trayectoría de los misiles de Cabo Cañaveral para provocar un conflicto armado entre potencias.

Le Chifre (Mad Nielkensen en Casino Royale). El banquero del terrorismo internacional. LLora sangre por un ojo.

Las mejores chicas:

Daniella Bianchi (Desde Rusia con Amor,1963).

Eva Green (Casino Royale, 2006).

Maud Adams (Octopussy, 1983).

Ursula Andress (Dr.No, 1962)

Jane Seymour (Vive y deja morir, 1973).

Sophie Marceau (El mundo nunca es suficiente, 1999).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 6, 2012 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: