RSS

La Revolución Islámica en Irán. Precedente de la Primavera Árabe y acontecimiento decisivo en el mundo árabe musulmán.

16 Ago

El acontecimiento del que hablaré hoy es sin duda uno de los más relevantes y trascendentes del siglo XX, aunque su importancia y consecuencias muchas veces han sido infravaloradas. La razón de este hecho, de este error se debe a que la historiografía  en Occidente siempre se ha escrito acorde con las necesidades y puntos de vista de Occidente, lo que ha desvirtuado considerablemente numerosos hechos. Es una historiografía basicamente estadounidense y europea (a veces también israelí), donde la lucha de liberación de los Pueblos del Tercer Mundo (orientales, árabes, etc) queda como algo exótico y marginal, cuando no equivocado y aberrante. Pero lo cierto es que si uno analiza la Historia de, por ejemplo, el mundo árabe y musulmán en el siglo XX, se da cuenta de que no  es una fotografía estática con unos pueblos sumisos y agradecidos al poder colonial europeo o al sátrapa de turno, sino que la sociedad civil y también otros actores (clérigos, militares, intelectuales, etc) están en constante movimiento, que surgen nuevas organizaciones, nuevas formas de resistencia, nuevas identidades religiosas, étnicas o ideológicas y muy diversas formas de interactuación entre estos diversos sectores.

La mayor parte de los cambios acaecidos en el mundo musulmán vinieron de golpes de Estado revolucionarios (Attaturk en Turquía, Nasser en Egipto, Kassem en Irak, etc) que una vez triunfantes se dedicaron a cambiar la sociedad desde arriba. Eliminaron o trataron de eliminar una serie de tradiciones, reglas sociales o normativas que impedían el progreso social de sus naciones. Fueron unas reformas para el bien del Pueblo, pero sin la opinión y participación del Pueblo. En cierto modo, no dejaron de ser despotismos “progresistas“. En cambio los acontecimientos que tuvieron lugar en Irán entre finales de 1977 y comienzos de 1979, marcan un punto de inflexión en  la historia árabe-musulmana, por cuanto que significan la primera victoria popular en un país de la región. En Irán, es el Pueblo el que se echa  a la calle y no el ejército por medio de un cuartelazo quién acaba con décadas de dictadura. Este acontecimiento, por lo que tuvo de novedoso  inesperado rompió los esquemas preconcebidos que tenían los “expertos y analistas” en Occidente. Fue en principio una esperanza para el Pueblo iraní, un serio revés para el Imperialismo norteamericano y sobre todo el inicio de un nuevo conflicto en el mundo musulmán, por cuanto la llama del islamismo prendería en toda la región árabe-musulmana, expandiéndose  en años posteriores incluso a países del África negra (Sudán, Somalía, Nigería, Malí, etc). Para Occidente. significaría el nacimiento de un nuevo enemigo mortal que sustituiría con el tiempo al comunismo como demonio antioccidental: el Integrismo Islámico.

A continuación, resumo los acontecimientos que tuvieron lugar en Irán entre 1977-1979 y que solemos denominar Revolución Islámica.

Desde 1953, y tras el derrocamiento del Presidente legítimo, el reformista y progresista Mossadegh por medio de un Golpe de Estado financiado y dirigido por la CIA, se instaura en Irán la dictadura monárquica y derechista de Mohamed Reza Pahlevi, conocido como el Sha.  Este se encargará de defender los intereses económicos y petrolíferos de sus amos norteamericanos y británicos que le han puesto en el poder. Reprimirá con brutalidad a su Pueblo y su polícia política, la temida Savak, será conocida como la Gestapo iraní.

En marzo de 1977, el ensayista Alí Asqar Hajj Sayyid Jawadi dirige al Sha una carta abierta, respetuosa pero crítica. Contra todo pronóstico, no es detenido, pero la Savak emprende una persecución contra todos los demás intelectuales, que reivindican la misma libertad de expresión. Durante ese mismo año, los recitales de poesía que organiza la Unión de Escritores en el Instituto  Goethe precipitan la Primavera de Teherán,   al convocar a más de 15.000 personas. La situación no tarda en estallar: los libros de Shariai, Al-e Ahmad y el ayatóla Morteza Motahari (1920-1979), crítico del régimen, y los clásicos de la literatura izquierdista inundan las calles de Teherán. La Primavera  no ha sido planificada ni controlada; comienza y se desarrolla como un proceso totalmente inesperado, pero que obliga a todos los actores a tomar posición y a redefinir constantemente sus objetivos.

La represión contra los manifestantes causará un centenar de muertos, homenajeados el 29 de mayo, fecha en la que mueren nuevos manifestantes. El 4 de septiembre, las celebraciones del final del Ramadán, que congregan a cientos de miles de personas, derivan en nuevos altercados y se saldan con nuevas víctimas. Las manifestaciones del 7 y el 8 de septiembre en Mashad y Teherán multiplican los cortejos de mártires. La noche del 8 hay un terremoto en  Tabas (2.700 muertos) que se interpreta como una señal del cielo que desautoriza al poder tiránico.

El 5 de noviembre, una manifestación en apoyo del Sha claramente orquestada por la Savak, según el modelo de las que causaron la caída de Mossadegh en 1953, deriva en actos de vandalismo. Los días 10 y 11 de diciembre de 1978, la conmemoración del  martirio de Hussein moviliza a un millón de personas. El ejército, a partir de ahora absolutamente impotente, se niega a cargar contra la multitud. El 31 de diciembre, el Sha nombra Primer Ministro al opositor Batjiar y e´l mismo abandona el país el 16 de enero de 1979.

El 1 de febrero de 1979, millones de personas reciben a Jomeini en el aeropuerto de Teherán.

El problema de esta Revolución, es que como la mayoría de las que en la Historia, han sido, ha sustituido a una Dictadura por otra. Durante 1979, parece haber cierto pluralismo, pero los ayatolás se están haciendo en silencio con todos los resortes del poder. Desde 1980, ya se puede decir que Irán vive bajo una nueva Dictadura, esta vez de tipo islámico integrista.

Conclusión: Los Pueblos cuando pierden el temor, la apatía y la resignación, pueden llegar a liberarse por sí solos, a pesar de que cientos, tal vez miles caerán por el camino hacia la Libertad. En ese camino han de aprender varias cosas.

  1.  Que cuentan con la hostilidad de las mal llamadas “democracias occidentales“, que ven con preocupación y antipatía todo cambio en el status quo de las relaciones internacionales, económicas, laborales, etc.
  2. Que la Democracia no es un punto al que se llega de una vez por todas y ya se descansa. No, porque la Democracia se hace y se mantiene luchando todos los días. Si no se vigila y cuida, se puede perder. A nosotros nos la están quitando todas las semanas un poco más desde hace tiempo a golpe de “reforma” y Decretazo.
  3. Que hay que vigilar al nuevo poder surgido del triunfo revolucionario. Y estar preparado para luchar contra él si se torna contra el Pueblo. Es lo que ha pasado en Egipto, tras el derrocamiento de Mubarak. Se ha sustituido la dictadura personalista de este por la dictadura de un órgano colectivo como es el Ejército. En efecto, los militares se aferran al poder con uñas y dientes y reprimen con violencia al Pueblo ante el alivio y la satisfacción de un Occidente que no querría tener que tratar de igual a igual con ciudadanos egipcios, tunecinos, sirios, etc, pues en su lógica jerárquica y racista de mantenimiento del status quo tradicional, no cabe esa posibilidad ni es bienvenida.

El Pueblo iraní tomando las calles contra la tiranía del Sha.

Una inmensa multitud portando un retrato del ayatolá Jomeini.

Pocas veces en la Historia un movimiento popular ha sido tan multitudinario.

El dictador Mohamed Reza Pahlevi, el Sha de Irán, junto a su esposa Fara Diva, y el retoño de ambos.  Él era el hombre más rico del planeta, mientras buena parte de su Pueblo vivía en la miseria y pasaba hambre. Llegó a ir a actos oficiales y ceremonias en carruajes de oro.

El ayatolá Ruyollah Jomeini. Tras hacerse con el poder, instauró una Repúblia teocrática que retomaba los principios del Islam medieval.

Bibliografía: Una Historia de la violencia en Oriente Medio. Hamit Bozarslan. Península.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 16, 2012 en Ciudadanía

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: