RSS

Tres obras maestras de Vittorio de Sica: El ladrón de bicicletas, Milagro en Milán y Umberto D. El Neorrealismo italiano.

01 Jul

Voy a dedicar este post a uno de los padres fundadores del género conocido como Neorrealismo, el cual mostraba la cruda realidad cotidiana tal y como era. Podríamos también llamar a este género de películas Realismo social. Mostraban la dura realidad de la Italia de posguerra. Italia quedó devastada tras la II.Guerra Mundial y además estaba en el bando de los países perdedores. Estos filmes mostraban la lucha de la gran mayoría de la población por la supervivencia en el día a día en un país asolado por la pobreza, el hambre, el desempleo y la escasez. Si a eso le sumamos la corrupción endémica de la clase política y empresarial italiana, la inestabilidad política crónica y el dominio absoluto de las distintas mafias (Cosa Nostra en Sicilia,Camorra en Napolés,etc), el desastre es completo.

Vittorio de Sica ( Sora, Italia, 1902-Neutilly-sur-Seine, Francia,1974) fue uno de los principales renovadores del cine italiano y uno de los directores más importantes de la Historia Mundial. En España se le conoció más por sus papeles protagonistas o co-protagonistas en en comedias tanto italianas como españolas (algunas , por ejemplo junto a Carmen Sevilla) que por sus realizaciones cinematográficas. Hay que decir que aquí fue siempre un personaje muy querido y popular. Pero me centraré en su faceta de director y en especial en tres películas que componen su llamada trilogía neorrealista, aunque tiene otras películas adscritas a ese género, tanto antes (El limpiabotas, 1946), como después (El techo, 1955).

El ladrón de bicicletas (1948).

En Italia, en la cruel posguerra, un humilde obrero que lleva mucho tiempo desempleado y que se encuentra en una situación de necesidad extrema, consigue un trabajo pegando carteles, para lo que necesita imprescindiblemente una bicicleta. El problema no tardará en llegar cuando le roben la bicicleta, y por tanto su medio fundamental de subsistencia.

Esta película mostraba la crudeza de la vida de un perdedor nato sin más armas para sobrevivir que su fuerza de trabajo. Además tenía una mujer y un niño de unos 8 años. Todo se le ponía en contra y los espectadores nos identificamos con él desde el primer momento, porque sabemos que nada de lo que le ocurre es culpa es suya. Y que ni siquiera tiene posibilidad de decisión para cambiar su trágico sino. Esta protagonizada por actores no profesionales, De hecho, el protagonista, era en la vida real un obrero de la construcción que jamás volvería a rodar película alguna.

La fuerza de sus imágenes y la contundencia de su discurso no han envejecido nada y desgraciadamente con la que esta cayendo, esta de más actualidad que nunca. Esta obra fue un gran éxito de público y crítica y consiguió aunar en opiniones muy favorables a dos de las principales instituciones políticas y sociales del país: la Iglesia Católica y el Partido Comunista.

Premios:

Nominada al Oscar al mejor guión.

Premio Honorífico a la mejor película extranjera.

Globo de Oro; Mejor película extranjera.

BAFTA : Mejor película.

6 Premios del Sindicato Nacional de periodistas italianos, incluyendo mejor película y mejor director.

2 Premios National Board of Review. Mejor película y Mejor director.

Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor película extranjera.

 

El ladrón de bicicletas (1948). La lucha por la vida. La cara de desazón y tristeza del chiquillo no tiene precio. Además hace un gran papel con esa cara de hogaza que tiene.

Milagro en Milán (1950).

Totó, un indigente ingenuo y lleno de bondad y optimismo, (pese a su miserrima situación), vive junto a otros mendigos en un barrio chabolista milanés. Un día se descubrirá petróleo y se enfrentará a banqueros y empresarios.

En esta nueva obra, De Sica se desliza por la pendiente del optimismo y las ganas de vivir y es más que nada un cuento maravilloso que nos da energías para seguir luchando y pensar que no todo esta perdido. Creo que quiso relajarse un poco y sin renunciar a sus habituales temas sociales y de denuncia, hacer una obra más amable y donde los protagonistas tuvieran posibilidades de salir victoriosos frente a la miseria y las fuerzas del Capital. Me sorprendió cuando la ví, porque sabía de la sensibilidad y simpatía de De Sica hacia los desfavoecidos. Pero es que es realmente una película marxista, con su muestra (aunque sea en tono divertido) de lucha de clases. Hacían falta muchos huevos para atreverse a hacer una película así en una Italia dominada por el partido Democracia Cristiana, la Iglesia Católica, los grandes poderes capitalistas y la Mafia, por no incluir al ejército al ejército norteamericano de ocupación.

Milagro en Mlán (1950). La legión de pobres, tratando de entrar en calor como pueden.

Premios.

Palma de Oro en Cannes.

Premio a la mejor película de habla no inglesa del Círculo de Escritores Cinematográficos de Nueva York.

Umberto D. (1952).

Umberto Doménico Ferrari es un jubilado que intenta sobrevivir con su miserable pensión, depués de toda una vida de duro trabajo. Sumido en la miseria, vive en una pensión, cuya dueña le maltrata, pero no consigue reunir el dinero  para pagar el alquiler de su habitación. Los únicos amigos que tiene en el mundo son una joven criada y su perrito Flike.

Tremenda película. La más dura de las tres. Aquí no hay resquicio alguno para la esperanza. Por intentar sobrevivir, pensará en mendigar, pero por verguenza y dignidad no se atreverá. Sus hijos y familiares se han olvidado de él. Con sus conocidos, finge una situación de normalidad. El protagonista se come toda su desgracia él sólo.

Umberto D. (1952).Una patada a la visión capitalista-conservadora que nos garantiza que con trabajo y ahorro, saldremos siempre adelante y tendremos garantizada nuestra supervivencia en el futuro. El protagonista se deslomó a trabajar toda la vida para acabar con una pensión miserable, abandonado por todos y con el único consuelo de su perrito, Flike.

Premios.

Cannes: Nominada al Gran Premio del Festival.

Círculo de Críticos de Nueva York. Mejor Película Extranjera.

Nominada al Oscar : Mejor Guión.

Por último, mencionar al guionista de las tres películas: Cesare Zavattini, guionista habitual de De Sica  y un auténtico genio.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 1, 2012 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: