RSS

Fritz Lang. Un autor a rescatar.

21 Jun

El personaje de hoy es fundamental para la Historia del Cine y para ver la evolución de este a lo largo de las décadas. Como va cambiando un estilo de hacer de cine o mostrar imágenes aunque los temas sean similares. Fritz Lang (Viena, 1890-Beverly Hills, Los Ángeles, 1976) es autor de una amplia obra cinematográfica que abarca desde el cine mudo a finales de los años 1910 hasta películas de finales de los años 50.  Comenzó la carrera de arquitectura, pero después descubrió el cine y se hizo guionista en Alemania, antes de pasar a la dirección. Es en esta etapa de su carrera cuando rodó la que es su película más famosa y uno de los referentes mundiales la Historia del Cine, que vuelve  a aparecer recientemente en camisetas, mini-cárteles,etc : Metrópolis (1926). Este film podría considerarse, visto desde hoy como una palícula de ciencia-ficción con un clarísimo componente de denuncia social. Teniendo en cuenta los lamentables acontecimientos que estamos padeciendo todos con esta ESTAFA que no CRISIS en los últimos años, esta obra de Lang, desgraciadamente cobra más actualidad que nunca por lo que en ella se narra. Considerada una obra maestra, a mi personalmente me parece más un fascinante experimento visual, con un muy interesante tratamiento de las imágenes que una gran película. No es mala, desde luego, pero un giro de guión conservador (supongo que impuesto desde alguna alta instancia, como en Traffic, Steven Sorderberg,2000) lastra el resultado final, impidiendo que estemos ante una obra maestra como las que Lang filmaría pocos años después. Con todo, la película merece un estudio detenido y ser valorada por ciertos hallazgos visulaes y narrativos y por la revolución que supuso una película de estas características en su época.

M: El vampiro de Dusseldorf (1931) probablemente sea su película más conseguida.Es la historia real de un pederasta y asesino de niñas en la ciudad de Dusseldorf en los años veinte. No hay una sola gota de sangre ni escena violenta en todo el filme. En la escena final de la película nos damos cuenta que la sociedad que captura,condena y lincha hasta la muerte al personaje no es mejor que él. Efectivamente, la sociedad alemana, de la época en que se rodó M (1931), ya se estaba dejando seducir por los cantos de sirena del nazismo, que llevarían al propio Lang al exilio estadounidense dos años después.

La utilización de una música inquietante (utilizada de manera repetida a lo largo del filme), la imagen de un objeto concreto (un globo volando sólo en un parque) y la madre sollozando en la secuencia siguiente al ver un cádaver que los  espectadores no llegamos a ver, – nos permite darnos cuenta de la maestría de Lang para contarnos un suceso sugeriendo en lugar de mostrando. Aquí podemos ver nuevamente como maneja todos los códigos del lenguaje cinematográfico.

Furia (1936) fue su primera película estadounidense. Es un ensayo magistral sobre muchas cosas. Sobre como un hombre moralmente intachable, sosegado, buen novio, hermano mayor paternalista y protector, bondadoso y con un humor lago infantil, se transforma en un alma despiada, claculadora y vengativa por culpa de haber sufridoe n sus propias carnes la violencia de una sociedad ignorante, visceral y manipulable. Es también una condena sin paliativos, del populismo, la demagogía y el oportunismo cortoplacista de tantos y tantos políticos  irresponsables. Tampoco se nos escapa el cáracter ambiguo del ser humano que puede llevarnos a mostrar nuestro lado más oscuro tras haber sufrido una injusticia o un hecho traumático.

Estas películas (Metrópolis, 1926, M: El vampiro de Dusseldorf, 1931 y Furia, 1936), componen en mi opinión un tríptico sobre la peligrosidad de la dictadura de las masas,- unas masas sedientas de sangre y llenas de odio; unas masas manipulables por su ignorancia y prejuicios, y a las que Lang había visto personalmente dejarse arrastrar por el torbellino nazi. Unas masas que Lang descubrió que eran desgraciadamente muy comunes también en EE.UU., especialmente en la América profunda. El hombre-masa ,decía Ortega y Gasset en su interesante (aunque algo discutible) ensayo La rebelión de las masas.

Posteriormente, Lang realizaría un buen número de películas de Cine Negro, algunas de ellas realmente estupendas. En estas, un hombre con una vida normal se ve inmerso en mundos turbios, mezquinos y criminales. En algunas ocasiones es un hombre dñebil, al que los acontecimientos envuelven sobrepasándole (Edward G. Robinson en La mujer del cuadro, 1944  y Perversidad, 1946); en otras, el personaje se hace cruel e implacable, actuando con absoluta resolución (Glen Ford en Los sobornados, 1953 y Deseos humanos, 1954).

En el western, llevó a cabo alguna que otra incursión, siendo la más significativa Encubridora (1952), curiosisima obra, destacable por la novedad que supone otorgar la centralidad del relato al personaje femenino- en lo que puede considerarse como el primer western feminista de la Historia (un año antes de Johnny Guitar, de Nicolas Ray, donde también quién manda es una mujer)- como por su intensidad cromática debida al peculiar uso que se hace de la paleta de colores.

En el género de aventuras realizó una maravillosa película, que probablemente sea la mejor de este género en toda la Historia (junto con En busca del arca perdida, Steven Spielberg, 1981); – Los contrabandistas de Moonfleet (1955). Es una de las películas de mi infancia de las que mejor recuerdo tengo.

El desasosegante futuro de Metrópolis (1926).

M. El vampiro de Dusseldorf (1931). El asesino y una de sus inocentes víctimas frente al escaparate.

Las masas sedientas de sangre quemando la cárcel donde se encuentra recluido un inocente ante la permisividad de políticos en año de elecciones, en Furia (1936). La víctima pasará a convertirse en verdugo con sofisticada y dosificada crueldad.

La mujer del cuadro (1944).  El pobre profesor no sabe la que le espera cuando se le cruce de verdad la hermosa dama del cuadro.

 Encubridora (1952). Una obra para ver detenidamente.

Los sobornados (1953). Nada va a detener al protagonista en su espiral de venganza.

Los contrabandistas de Moonfleet (1955). Cine de aventuras para niños como ya no hacen. Si tienen chiquillos, veanla todos en familia.

 

Debra Paget en La tumba india (1959), una de las últimas películas de Lang, cuando volvió a Alemania a rodar. Esta escena de la danza esta en You Tube. mmmm.Peazo lomo.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 21, 2012 en Cine

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: