RSS

China en perspectiva: El país que más cambios ha vivido en los últimos 70 años.

16 Jun

Si existe un país  en el mundo que ha sufrido convulsiones continuas y que  ha sufrido mayor numero de transformaciones en menos tiempo; si ha y un país  que ha padecido más cambios que nigún otro a lo largo dle siglo XX y lo que llevamos del XXI, ese es sin duda, China.

Tanto es así que si estudiamos su Historia en los últimos cien años, apenas encontraremos remansos de paz y estabilidad. China pasó de una serie de dinastías y señores feudales con unas estructuras monolíticas y un sistema obsoleto durante miles de años, a ser la vanguardia del movimiento revolucionario/comunista internacional durante décadas. A su vez ha pasado de necarnar el arquetipo del comunismo ortodoxo a pesonificar el capitalismo más puro. Por mucho que escribamos, hablemos u opinemos sobre ella, China sigue siendo un enigma para nosotros, los occidentales y tal vez, ¿por qué no?- para el resto del mundo.

Hace ya mucho mucho que quería escribir sobre China, pero no sabía como. Pues cualquier ensayo, libro  de Historia,etc, sobre la Historia de China en la segunda mitad del siglo XX, y especialmente sobre la etapa del maoismo (1949-1978), tienen una cantidad de información tan densa y abrumadora que resulta imposible de resumir en un solo post, aunque se este dispuesto a que este sea un poco más largo de lo habitual. Así que este y los próximos estarán dedicados al gigante asiático abordando los más diversos aspectos de su Historia desde 1949 (triunfo del comunismo) hasta nuestros días. Además, fenómenos ocurridos durante el maoismo, como por ejemplo, y sobre todo, la Revolución Cultural, resultan bastante ininteligibles para la mayoría de los profanos en la materia.

En 1911, se proclamó la República. El Kuomingtang, (Partido Nacionalista), dirigido por Chiang Kai Shek,  se hizo econ el poder,  estableciendo un sistema de partido único, e imponiendon un régimen con los mismos rasgos  autoritarios, corruptos y feudales que habían caracterizado siempre la Historia china. A partie de 1927, la oposición armada comunista, liderada por Mao Tse Tung, cmenzó una Guerra de Resistencia y Liberación contra la Dictadura de Chiang Kai Shek.

Esta Guerra Cívil se vería interrumpida por la cada vez mayor agresióm militar japonesa contra el territorio chino. China llevaba sufriendo las agresiones japonesas dese fecha tan tempran como 1931 (ocho años antes del comienzo de la II.Guerra Mundial), cuando el Imperio del Sol Naciente, invade la Península de Manchuria, estableciendo allí el Estado títere de Manchukuo, sólo reconocido por el propio Gobierno nipón. Cuando la Guerra se generalice  a nivel mundial, los dos bandos enfrentados, comunistas y nacionalistas, se convertirán en alíados, para hacer frente al enemigo común, el invasor japonés. Japón llevará a cabo en las zonas conquistadas de China un genocidio contra la población nativa análogo al que los alemanes desarrollaban al mismo tiempo en la Europa conquistada contra judíos, gitanos, dsicapacitados, resistentes,etc. 7 millones de chinos serán masacrados por los militaristas japoneses.

Finalizada la II.G. M., y derrotado el Ejército Imperial Japonés, las hostilidades entre ambos bandos se reanudarán,tan sólo unos meses más tarde. Y de 1946 a 1949, volverá la Guerra Cívil, que terminará con el triunfo del bando comunista y la proclamación por Mao Tse Tung de la República Democrática Popular China el 1 de Octubre de 1949 (día nacional desde entonces).

Comienza entonces la étapa más decisiva, compleja y controvertida de la Historia del país asiático. Porque la Historia del Maoismo es la Historia de muchas cosas a la vez.

Es la Historia de la voluntad contra los elementos más adversos ( y a veces, desgraciadamente, contra el sentido de la realidad, como en el Gran Salto Adelante).

Es la Historia de la lucha de un Pueblo por sacudirse el yugo de miles de años de esclavitud, atraso y feudalismo.

Es la Historia de como un régimen y un proyecto van a acabar siendo muy grandes tanto por lo bueno como por lo malo. Porque la hazaña que consigue Mao en apenas diez años de acabar con el hambre, el atraso, al analfabetismo y unas estructuras socioeconómicas totalmente crueles e injustas, es extraordinaria y merece toda admiración.

Pero el altísimo coste en vidas humanas, con veinte millones de ejecuciones, y con el posterior fracaso del plan económico conocido como el Gran Salto hacia Adelante, que costará otros veinte millones de vidas, esta vez por hambre, también merece nuestra más enérgica condena.

Se da la paradoja de que Mao, que había alogrado acabar con las hambrunas, ahora provocará contra su voluntad, una por sus delirantes objetivos a conseguir con el Gran Salto.

El maoismo encarna la gran contradicción entre el despotismo y el progreso social. Porque es al mismo tiempo, ambos. Es totalitario y genocida, pero al mismo tiempo lleva la justicia social y la redistribución de la riqueza, más lejos que cualquier otro régimen que haya existido en la Historia mundial. Ni puede ser celebrado incondicionalmente ni puede ser condenado ciegamente. Es por eso que el acercamiento a un fenómeno como el maoismo deber ser distanciado, prudente y objetivo.

Tras la muerte de Mao, en 1976, comienza por parte de los nuevos dirigentes, y sin por supuesto, proclamarlo oficialmente, el desmontaje controlado y progresivo de toda su obra. El régimen que, desde 1978, dirige Deng Xiao Ping llevará al apís por la senda del Revisionismo,  – que inevitablemente sólo podrá conducir a la restauración del capitalismo,- dirán muchos Pero esto es inexacto, porque lo que había en China antes del comunismo, no era capitalismo, sino feudalismo, que es un sistema bien distinto. Lo que si podemos decir con claridad que se restaura es la explotación dle hombre por el hombre y su sistema anti-igualitario.

China crece hoy a un 8-9% anual. Sólo Argentina ha tenido en los últimos años un crecimiento macroeconómico similar.

China es el único país del mundo que no ha sufrido la CRISIS. Por lo menos, de momento.

China, es hoy, como siempre, un país de contradicciones y contrastes. Tiene más millonarios que nunca. Tiene más clase media que nunca. Y más pobreza en el campo que nunca. Tiene unas amplias capas de población que progresan (sobre todo en las ciudades), pero también otras capas, igualmente amplias ( sino mayores) que se hunden en la miseria (sobre todo en el campo).

Se esta gestando una China de dos velocidades: la urbana y la rural. ¿Hasta cuando podrá el país, seguir manteniendo esta contradicción?. Curioso. Esta podría ser considerada como una de las muchas contradicciones del capitalismo de las que tanto gustaba hablar a Karl Marx, Frederic Engels, Vladimir Lenin, y por supuesto, al Presidente Mao, autoproclamado Gran Timonel.

China es hoy un gigante económico, financiero. Cada vez su presencia en el mundo es mayor, especialmente en el África negra, en países con petróleo como Sudán o Congo, donde su penetración económica es imparable.

Al mismo tiempo, y consecuencia y producto de las desigualdades, provocadas por su recientemente incorporado sistema capitalista, China ocupa hoy el puesto 129 en Desarrollo Humano (muy por debajode la época igualitaria de Mao), y por debajo de países a los que solemos despreciar por pobres o parias como Marruecos o Libia, en el Magreb o Cuba y Colombia, en América.

Veremos que ocurre en los próximos tiempos con este contradictorio país. Para mí, por muy poderoso que sea en lo económico, el gigante sigue teniendo los pies de barro, y por tanto sigue ofreciendo flancos débiles.

Sun Yat Sen (1866-1925). Fundador de la República China en 1911.

 

Chiang Kai Shek, dictador de China en nombre del Kuomingtang (Partido Nacionalista), hasta que fue derrocado por el Ejército de Liberación Popular de Mao. Huyó a Taiwan (el único territorio chino donde no había habido Revolución) y siguió de dictador allí hasta su muerte en 1975. Lo curioso es que habiendo dirigido un régimen corrupto, impopular y economicamente incompetente en China, a su muerte, en Taiwan, dejó como legado una considerable prosperidad económica. También fue uno de los fundadores de la Liga Anticomunista Mundial, la mayor organización ultraderechista y terrorista internacional que haya existido. Toda la basura tenía tenía cabida allí.

 

Mao Tse Tung proclamando la República Democrática Popular el 1º de Octubre de 1949. 600 millones de personas más pasaban automaticamente a engrosar las filas de quienes vivían bajo la dominación comunista, lo que provocaría la histeria en el Gobierno estadounidense, que utilizaba este y otros hechos para dar carta blanca a la siniestra caza de brujas del senador Mc Carthy, contra todos los elementos liberales de EE.UU.

Por un lado, Mao tuvo innegables logros como alfabetizar a la población, la Reforma Agraria o incorporar a la mujer al mercado laboral. Por otro, fue un déspota sanguinario, que  acabó con la vida de más gente que Stalin o Hitler, y copió sus sistemas represivos concentracionarios, con la creación, de los Laogai, los campos de concentración chinos.

 

En el próximo post abordaré de manera más detallada el periodo del maoismo, explicando con detalle las medidas económicas y políticas así como sus relaciones internacionales y la influencia que llegó a tener en el Tercer Mundo y en movimientos de izquierda europeos.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2012 en Asia Oriental

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: