RSS

FrikyTerroristas: El caso del Ejército Simbiótico de Liberación.

05 Jun

En este siglo ya desaparecido siglo XX hemos asistido al nacimiento, desarrollo, proliferación y muerte de incontables movimientos radicales o antisistema, desde integrismos religiosos hasta radicalismos revolucionarios pasando por nacionalismos extremos, todos ellos producto de momentos de crisis sociales, económicas e ideológicas. De momentos históricos en que la Humanidad y la Democracia se hallaban en una encrucijada. La clasista y caciquil sociedad del siglo XIX trajo consigo movimientos obreros de protesta tan singulares como el Ludismo, gestas revolucionarias que marcaron un antes y un después en la concepción de la organización de la lucha de clases como la Comuna de París (1871) y la aparición del Movimiento  Anarquista (unas veces como sindicalismo revolucionario) y otras ya directamente como pistolerismo anti-patronal.

La I.Guerra Mundial trajó la Revolución Rusa, y con ella, la toma del poder por los comunistas en el país más grande del mundo. El miedo y el rechazo que el Comunismo produjo en Occidente tras la Revolución bolchevique, unido a la crisis y desprestigio de la Democracia y el Liberalismo, supuso el avance y consolidación del Fascismo en buena parte de Europa.

Tras el fin de la II.Guerra Mundial, aunque Europa y el resto del Occidente desarrollado ya no volvieron a vivir una situación de tensión análoga a la de 1917-1945, no por ello desaparecieron los movimientos extremistas o antisitemas que cuestionaban todo el orden establecido, inclinándose en no pocas ocasiones por la lucha armada. Hoy parece extraño, pero en las décadas de 1960 y 1970, numerosos jóvenes acomodados de las sociedades industrializadas abandonaron todo para entregarse a la causa revolucionaria y a la lucha armada. De los numerosos grupos armados (la mayoría de corta vida) de aquella época ninguno me ha parecido tan extraño, extravagante y digno de mención como un grupúsculo surgido en EE.UU. en los 70: El Ejército Simbiótico de Liberación.

Para algunos fue una organización terrorista. Para otros fue más bien una secta.

Esta es su Historia.

El Ejército Simbiótico (o Simbionés) de Liberación (Symbionese Liberation Army) fue un pequeño grupo de guerrilla urbana surgido en California en 1973. Aparentaba estar organizado como una compleja estructura operativa cuyos cuadros podían actuar en cualquiera de los Estados de la Unión pero, en realidad, sólo estaba formado por alrededor de una docena de estudiantes de San Francisco, de ideología marxista-leninista ultraortodoxa.

Se definía a sí mismo como “una entidad armónica surgida de entidades y organismos capaces de vivir en profunda y amorosa armonía, así como en compañerismo, en interés de la entidad.” Su símbolo era una cobra de siete cabezas, a la cual definían como un emblema de gran antigüedad que representaba la simbiosis universal. Se trataba de un grupo sectario que practicaba el sexo libre y que estaba aislado de la realidad social imperante, por lo que no sería difícil para el FBI desmantelarlo a través de sucesivas operaciones de investigación y contrainsurgencia, como la masacre del 16 de mayo en Compton, California, que motivaría sonoras protestas entre la izquierda radical universitaria

El grupo creía en el liderazgo del Tercer Mundo para un eventual proceso revolucionario socialista a nivel planetario, punto doctrinal que compartía con otras organizaciones de la época, como la banda Baader-Meinhof.

El Ejército Simbiótico utilizaba subfusiles, fusiles AK-47, balas de punta hueca con cianuro, y perpetraba fundamentalmente atracos, y atentados con bomba contra la Policía de California. Sus acciones más sonadas fueron: el asesinato del director de las Escuelas de Oakland, Markus Foster; el secuestro de la nieta de William Randolph Hearst, Patty Hearst; y el atraco al Banco de Hibernia.

1974 fue su año más activo pero inmediatamente después vendría su declive y desmoronamiento. La caza del grupo debió de ser especialmente feroz porque este empleaba a Patty Hearst para extorsionar a Randolph Campbell Hearst, su padre, a quien se exigió que distribuyera masivamente cestos de comida entre los desheredados californianos, y también como imagen propagandística de la banda. Parece ser que la primogénita del magnate fue sometida, según declaró en su propio juicio, a técnicas de tortura psicológica y manipulación mental, hasta que se convirtió en militante de la organización, con el nombre de Tania (la compañera del Che Guevara en la guerrilla boliviana).

.

En una magnífica película, titulada Network: Un mundo implacable (Sidney Lumet,1976), aparece una banda terrorista  de extrema izquierda, claramente inspirada en esta, llamada Ejército Ecuménico de Liberación. No os perdáis  por nada del mundo esta película. Fue profética. Predijo la Globalización 15 años antes de que ocurriera. Predijo el triunfo de los Reality-Shows y la infantilización y mercantilización de la sociedad.

Imagen relacionada

La pandi al completo.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 5, 2012 en Estados Unidos-Cánada.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: