RSS

Los indignados de Malasia y Singapur.

14 Nov

Las protestas contra la anulación de derechos y libertades de los ciudadanos se extienden ya por todos los rincones del planeta y con bastante razón, mal que les pese a los apoltronados columnistas de El Inmundo como Fernando Sánchez Dragó, que los consideró borricos y borregos, o Salvador Sostres, que cada día hace más méritos para convertirse en el personaje más odiado de España, y luego poder decir que es una víctima de la intolerancia de la izquierda. Ahora el movimiento de los indignados ha llegado a Malasia y Singapur. Aunque en estos países, como suele pasar en Asia, las protestas tienen más de oposición al autoritarismo gubernamental y a la falta de libertades, que de enfrentamiento con la depredación capitalista.

“El anticapitalismo no es mi causa, mi causa es el antiautoritarismo, como ciudadanos venimos aquí a demandar nuestros derechos”, explicó el profesor universitario Wong Chin Huat, de 38 años, según el portal “Malaysiakini”.

Algunos asistentes llevaban pancartas con el lema “Occupy Dataran” (“Ocupar la plaza”), en referencia al movimiento “Occupy Wall Street” en el corazón financiero de Nueva York.

En cualquier caso, ha sido un movimiento de solidaridad y respaldo al !5-M español y al Occupy Wall Street estadounidense.

Unos 200 malayos se concentraron ayer en la plaza Merdeka (“independencia”, en malayo) para expresar su respaldo a la iniciativa global “indignados O-15”, en referencia al 15 de octubre, pero fueron desalojados por la Policía.

Menos de 20 personas se concentraron en la plaza Raffles de Singapur para demandar “de forma pacífica” mayor transparencia y un cambio en el reparto de la riqueza en la ciudad-estado, uno de los mayores centros financieros del mundo.

Los “indignados” singapureses denunciaron que el “99 por ciento de la riqueza” del país se encuentra en las manos de “un 1 por ciento”: Temasek, el brazo inversor del Gobierno singapurés, según el diario “Straits Times”.

Los asistentes, que se organizaron a través de Facebook, planeaban marchar hacia la sede de la Bolsa de Valores de Singapur, pero cancelaron la marcha debido a las advertencias de la Policía, que prohibió la convocatoria por “ilegal”.

Miles de personas secundaron ayer la convocatoria del O-15, inspirada en los “indignados” españoles y “Ocuppy Wall Street”, en más de 950 ciudades en al menos 82 países.

Bangkok, 16 oct (EFE).- Las protestas de "indignados" en Malasia y Singapur, en solidaridad con las protestas que tuvieron lugar en todo el mundo, fueron desalojadas por la Policía a las pocas horas, informaron hoy los medios locales.                    Unos 200 malasios se concentraron ayer en la plaza Merdeka ("independencia", en malayo) para expresar su respaldo a la iniciativa global "indignados O-15", en referencia al 15 de octubre, pero fueron desalojados por la Policía.                    Al igual que en la vecina Singapur, para los "indignados" malasios el principal problema es el autoritarismo del Gobierno, por encima de las injusticias económicas.                    "El anticapitalismo no es mi causa, mi causa es el antiautoritarismo, como ciudadanos venimos aquí a demandar nuestros derechos", explicó el profesor universitario Wong Chin Huat, de 38 años, según el portal "Malaysiakini".                    Algunos asistentes llevaban pancartas con el lema "Occupy Dataran" ("Ocupar la plaza"), en referencia al movimiento "Occupy Wall Street" en el corazón financiero de Nueva York.                    Menos de 20 personas se concentraron en la plaza Raffles de Singapur para demandar "de forma pacífica" mayor transparencia y un cambio en el reparto de la riqueza en la ciudad-estado, uno de los mayores centros financieros del mundo.                    Los "indignados" singapureses denunciaron que el "99 por ciento de la riqueza" del país se encuentra en las manos de "un 1 por ciento": Temasek, el brazo inversor del Gobierno singapurés, según el diario "Straits Times".                    Los asistentes, que se organizaron a través de Facebook, planeaban marchar hacia la sede de la Bolsa de Valores de Singapur, pero cancelaron la marcha debido a las advertencias de la Policía, que prohibió la convocatoria por "ilegal".                    Miles de personas secundaron ayer la convocatoria del O-15, inspirada en los "indignados" españoles y "Ocuppy Wall Street", en más de 950 ciudades en al menos 82 países.

La verdad es que hubo más antidisturbios que manifestantes, pero por algo se empieza. Y además, saber que el eco de nuestro movimiento de protesta nacional ha llegado hasta el sudeste asiático es una gran alegría.

 

Malasia esta llena de lugares fascinantes. Es una lástima que en Occidente este tan poco promocionado. El país tiene una gran variedad étnica y es producto de la influencia y cruce de diversas culturas.

 

 

Malasia consiguió la independencia con respecto a Gran Bretaña, tras la Segunda Guerra Mundial, y desde entonces ha sido uno de los pocos países del “Tercer Mundo”, que ha sido una democracia estable (jamás ha padecido dictaduras) y una gran prosperidad económica. Aún así, hay injusticias y arbitrariedades contra las que rebelarse.

 

Selvas y bosques  de Malasia. Malasia combina la preservación de amplios espacios de selvas con grandes urbes con enormes rascacielos. Un país de contrastes.

 

El Paraíso si existe realmente. Lo malo es que esta en el otro extremo del planeta.

 

El tapir manchado, una de las especies endémicas de Malasia.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 14, 2011 en Asia Oriental

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: