RSS

Crímenes contra la Humanidad: Gobernantes caníbales.

20 Ago

De la misma manera que he creado una sección dedicada a los personajes más ejemplares y admirables del siglo XX, y de la que de momento he hablado sobre Harald Edelstam y Olof Palme(ambos suecos, por cierto), he decidido empezar otra, sobre los personajes más diabólicos del mismo siglo, que iré, por supuesto alternando cono noticias, asuntos que considere particularmente interesantes, la otra sección,etc.

Trataré de hacerla lo más amena posible, aunque las Historias que se van a contar no serán agradables y las imagénes puedan herir la sensibilidad de ciertas personas. Pero considero una obligación ética y moral, poner en conocimiento de la gente los hechos más espeluznantes del siglo XX, pues no debemos vivir ignorando lo que ha ocurrido en nuestro mismo planeta. Me ha costado mucho decidirme a hacerla, pero finalmente, he considerado que era lo mejor. Y vamos a ello.

Nuestro personaje de hoy  es especiamente singular. Veamos porqué.

Jean Bédel Bokkassa, coronel y jefe  de personal de las Fuerzas Armadas de la República Centroafricana, se hizó con el poder por medio de un Golpe de Estado, el 1 de enero de 1966, derrocando al Presidente Dacko, que por cierto, era su primo. Lo primero que hizo, tras tomar el poder, fue abolir la Constitución y comenzar a gobernar por decreto. En 1972 se autoproclamó Presidente Vitalicio. En 1976, proclamó la Monarquía y declaró la creación del Imperio Centroafricano. Bokassa promulgó una Constitución Imperial y se proclamó a si mismo Emperador en una fastuosa ceremonia. Por cierto, se gastó la cuarta del PIB del país, en su autocoronación.

Bokassa proclamandose Emperador, una ceremonia calcada de la de autocoronación de Napoleón. La egolatría de este sujeto, todavía no ha sido superada.

A pesar de que dijo, que el Imperio sería una Monarquía Constitucional, esto no se tradujo en los hechos. La represión contra la disidencia, se hizó todavía más brutal. La tortura estaba practicamente institucionalizada.Además, él mismo participaba muchas veces en los interrogatorios.Entres sus crueldades más excéntricas, estuvo la de celebrar la fiesta de cumpleaños de su madre de 1972, liberando a todas las madres encarceladas y haciendo matar al mismo tiempo a todos los condenados por matricidio.

Su sistema de justicia, acababa siempre en la pena capital, aplicada de muy diversas maneras:

Por asfixia

-Sacándoles los ojos, a sus víctimas, él mismo con un bastón

-Haciendo comer a la víctima carne podrida.

-Muertos por calor o insalubridad en celdas sin ventilación.

_Muertos a golpes, generalmente a bastonazos.

-Arrojados a una piscina con cocodrilos.

-Acribillados a tiros.

etc.

Si la pena era menor, como el hurto,, se contentaba con cortarles las orejas.

Comentar que también practicaba el canibalismo. En una ocasión, uno de sus cocineros, recordaba como Bokassa le había despertado para que le preparase unos restos humanos que tenía en el frigorífico.

Francia le apoyó durante años porque ambos paises tenían un lucrativo negocio de tráfico de diamantes y porque el suelo centroafricano es muy rico en materias primas, especialmente en uranio, material que Francia necesita imprescindiblemente para su bomba atómica.

cocodrilos marinos o de estuario

Los cocodrilos, esperando a que Bokassa les saque la merienda.

Pero finalmente, la luna de miel con Francia, se acabó por una serie de hechos, el más grave de los cuales y que acabó trascendiendo a la opinión pública mundial, fue el encarcelamiento, tortura y asesinato en condiciones de pesadilla de unos 500 niños y adolescentes en Bangui, en la prisión de Ngaragba. Bokassa mató a muchos de ellos, con sus propias manos, estampándoles la cabeza contra la pared hasta reventarsela. Muchos no tenían más de 7 u 8 años.

Aprovechando, que estaba de visita en Libia, visitando a su amigo Gadaffi, los franceses enviaron a sus paracaidistas que dieron un Golpe de Estado, anularon la Monarquía y repusieron al primo Dacko. Esto ocurrió el 20 de septiembre de 1979.

Escapó a Costa de Marfil, y posteriormente vivió exiliado en París. Tuvo 17 esposas y más de 50 hijos. Durante su reinado, fue creando un harén con una mujer de cada nacionalidad, pero sólo consiguió reunir cincuenta y pico países. Siempre se lamentó de no haber conseguido una rusa.

Uno de los pocos reconocimientos internacionales recibidos por Bokassa, durante su régimen, aparte del de Francia, fue el otorgado por Jorge Rafael Videla, el dictador militar de Argentina, que le recibió con toda clase de honores y pompa, en el aeropuerto de Buenos Aires.

Aquí teneís un video sobre la coronación del personaje.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=NPYeFF4OoXQ

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 20, 2011 en África subsahariana., Genocidio

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: